El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Tierras sumergidas - plataforma continental, talud continental y cuenca oceánica

Tierras sumergidas son las que se hallan situadas por debajo del nivel del mar y cubiertas por agua.

Así como las tierras emergidas presentan una gran variedad de las formas de relieve, también las tierras sumergidas ofrecen montañas, mesetas, llanuras y fosas u hoyas.

Sin embargo, el relieve submarino presenta una mayor regularidad de formas que las tierras emergidas.

Ello se debe a que en los fondos marinos no se opera el desgaste de las formas con la misma intensidad como el que se registra en las tierras emergidas.

Si nos fuera posible desagotar el agua de los mares y océanos, podríamos observar, asombrados, las siguientes formas de relieve:

- Plataforma continental.

- Talud continental.

- Cuencas oceánicas (1).

 

Plataforma continental

Los continentes no terminan en las orillas de los mares u océanos, sino que continúan debajo del nivel del mar hasta una distancia variable de la costa: dicha prolongación llega hasta los 200 metros de profundidad: es la plataforma continental o shelf.

Plataforma continental es la superficie sumergida de los continentes, cubierta por los mares u océanos y comprendida entre la costa y los 200 metros de profundidad.

La plataforma continental es la verdadera transición entre el océano y el continente. Es un declive suave: la pendiente es siempre menor de 5°.

El mar que cubre la plataforma recibe el nombre de mar epicontinental (epi, sobre) y su desarrollo total en el planeta alcanza una extensión aproximada de 27.000.000 de km2

La más extensa plataforma continental está situada en el mar de la China meridional (1.850.000 km2). La del Norte del Asia rusa mide 1.300.000 km2, y la del mar de Bering, 1.120.000 km2.

La plataforma continental argentina alcanza una extensión de 960.000 km2 (en cifras redondas: 1.000.000 de km2).

 

Importancia de la plataforma continental

* Hasta la profundidad de 80 metros llegan los efectos de la luz solar. Es un fenómeno importantísimo, ya que esa luz solar hace posible la existencia de una abundante vegetación la cual, a su vez, asegura la existencia de un increíble mundo animal.

* La riqueza de esa plataforma en sustancias nutritivas es aumentada por el aporte de los ríos con sus sales, el movimiento de las aguas y la mayor cantidad de oxígeno que poseen.

* El hombre explota también los minerales existentes en esa plataforma (galerías submarinas en el Norte de Sumatra que proveen estaño; petróleo en el delta del Misisipí, en Bakú, mar Caspio y en el mar del Norte).

No en todas partes, la plataforma continental adquiere gran desarrollo.

En oposición a las vastas plataformas continentales mencionadas, existen otras regiones de la Tierra donde esas plataformas apenas si se hallan representadas, pues se reducen a una angosta franja costera, estrecha y que concluye a pocos kilómetros de la costa.

Si observamos con atención un mapa físico, notaremos que existe una íntima relación entre la forma de relieve continental y el mayor o menor desarrollo de la plataforma continental y así, por ejemplo, a una gran extensión de la plataforma, corresponden, en tierra firme, terrenos llanos que se hunden insensiblemente en el mar (en la República Argentina, la plataforma continental se prolonga hasta 700 kilómetros de la costa).

Por el contrario, en la costa de Africa, Mediterráneo o costa pacífica de América, el escaso desarrollo coincide con un relieve costero escarpado o montañoso.

 

Talud continental

A partir de los 200 metros de profundidad, o sea, a partir del borde continental, el relieve submarino ofrece un descenso brusco hacia las grandes profundidades (con una pendiente que oscila entre los 5° y 20°).

Este verdadero murallón pétreo, recibe el nombre de talud continental.

Talud continental es el desnivel que separa la plataforma continental de la cuenca oceánica propiamente dicha.

Este descenso suele ser brusco: va, nada menos que de los 200 metros hasta los dos, tres, cuatro o cinco mil metros.

El talud se encuentra en todos los mares del planeta.

Donde las montañas se asoman a una costa sin plataforma, como en Chile, el trazo del talud es espectacular. En un punto de la costa sudamericana, por ejemplo, comienza en la cima del Aconcagua -el pico más elevado de los Andes-, y termina en la fosa peruana-chilena, como a unos ocho kilómetros bajo la superficie del mar. En un área de menos de 160 kilómetros, la caída desde la montaña hasta la fosa es de casi 14 kilómetros: el declive más imponente y perpendicular del planeta.

La principal característica del talud continental es el estar surcado por largos tajos, a modo de valles en forma de gargantas de empinadas pendientes (a veces verticales). Estas gargantas se llaman cañones.

Se supone, con fundamento, que estos “cañones” son el producto de verdaderos aludes de limo submarino, producidos a su vez por terremotos.

 

Cuenca oceánica

Cuenca oceánica es el fondo del océano comprendido entre los bordes continentales.

Dentro de las cuencas oceánicas (los suelos oceánicos son relativamente recientes, ya que se formaron en los últimos cien millones de años), es posible observar las

siguientes formas de relieve:

- Cordilleras.

Existen en profusión asombrosa pero una, la cordillera Mesoceánica, se desarrolla ininterrumpidamente a través de los tres océanos del planeta, con un recorrido total de unos 64.000 kilómetros y un ancho que oscila entre 500 y 2.000 kilómetros.

En general son denominadas dorsales y ocupan una superficie equivalente ... a la de todos los continentes reunidos. Tienen una altura que varía entre 1.500 y 2.500 metros sobre el nivel de las llanuras abisales oceánicas.

Pero el rasgo característico de dichas dorsales, es la presencia, a lo largo de todo su recorrido y en lo que correspondería a sus cimas, de una también ininterrumpida grieta de casi 13 a 48 kilómetros de ancho y casi 2 kilómetros de profundidad (2).

De esas verdaderas fosas tectónicas (llamadas “rift”), fluye calor en forma permanente, proveniente de las zonas profundas del planeta pero más que ello, esas enormes grietas son zonas de ascenso de materiales que se deslizan a lo largo de las laderas de las cordilleras oceánicas.

Ese material se derrama en una forma tan considerable, que ello opera nada menos que el ensanchamiento de los océanos con la consiguiente separación paulatina de los continentes (América, por ejemplo, se aleja gradualmente de Europa y Africa a razón de algunos centímetros por año).

En esas grietas, finalmente, así se ha comprobado, radica el origen de muchos terremotos (3).

- Volcanes submarinos.

Son de forma cónica casi perfecta. A veces las partes cuspidales de las cordilleras submarinas se elevan por sobre el nivel del mar, dando origen así a islas y archipiélagos volcánicos (Azores, Islandia).

- Fosas abisales.

Ocupan solamente el 1 % aproximadamente del fondo de los océanos. Sus caracteres son: su enorme profundidad, su forma estrecha y alargada de “V” angosta y su situación en los bordes de los océanos (preferentemente en el Pacífico) son acompañadas por guirnaldas de islas volcánicas (entre las fosas y el continente).

En general, las fosas oceánicas son consideradas de creación reciente, puesto que no han contado con el tiempo suficiente para llenarse de lava o de sedimentos.

- Llanuras abisales.

Formadas por aludes de limo y cieno, los cuales llegaron a cubrir todas las grietas y depresiones. Las llanuras son, en realidad, el basurero de los continentes.

- “Guyots”.

Son volcanes de cimas planas.

- Colinas.

Pequeñas elevaciones que se hallan en el pie de la cordillera y que degradan hacia las llanuras.

 

Los océanos

   Océano               Superficie                             %                           Profundidad

                                 (en km2)                                                               media (en m)

    Pacífico             156.700.000                         30,8                                 4.280

    Atlántico            82.000.000                          16,1                                 3.330

    Indico                 73.000.000                          14,3                                 3.890

    Antártico            35.000.000                            6,9                                3.330

    Artico                  14.000.000                            2,8                                   990

    Océanos            360.000.000                         70,9                                 3.164

 

        Océano                                    Profundidad                                    Volumen

                                                        máxima (en m)                       (en millones de km3)

        Pacífico                                11.022 Marianas                                   723,7

        Atlántico                              9.212 Puerto Rico                                349,6

        Indico                                   7.450 Java                                              291,9

        Antártico                             8.259 Sandwich                                       (1)

        Artico                                              4.600                                                (2)

        Océanos                                     ________                                        1.365,2

 

NOTA: Datos estimativos.

(1) Incluido en los océanos Pacífico, Atlántico e Indico.

(2) Incluido en el océano Atlántico.

 

Nota

(1) La superficie que ocupan las formas de relieve de las tierras sumergidas son las siguientes:

    * Fondo de los océanos                                    298.547.000 km2                         82,7 %

    * Talud continental                                             30.685.000 km2                           8,5 %

    * Plataforma continental                                    27.486.000 km2                          7,6 %

    * Fosas oceánicas                                                    4.332.000 km2                          1,2 %

                                                                                  361.050.000 km2                            100 %

(2) En ciertos puntos de la dorsal del Atlántico, el elevado flujo térmico determina valores del gradiente geotérmico de 315 °C/km, es decir, que por cada kilómetro que se profundiza, la temperatura aumenta 315 °C. Teniendo en cuenta este valor del gradiente geotérmico, hay que admitir que el punto de fusión de las rocas se alcanzará a muy pocos kilómetros de profundidad.

(3) En la dorsal media atlántica se localizan los hipocentros del 80 % de los terremotos que afectan el océano Atlántico.

Información adicional