El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

4.- FORMACION O ASOCIACION VEGETAL

Los vegetales se agrupan de manera muy diversa, contribuyendo con su presencia a caracterizar el paisaje geográfico de determinadas regiones de la Tierra. Se constituyen, así, las denominadas formaciones o asociaciones vegetales.

 

Formación o asociación vegetal es la reunión de vegetales que imprimen una fisonomía típica al paisaje.

 

Estas asociaciones comprenden:

- Formaciones con árboles.

- Formaciones sin árboles.

 

FORMACIONES CON ARBOLES

Constituyen el tipo de vegetación más importante, por la extensión que ocupan (dos terceras partes).

Sus formas son: la selva, el bosque y el monte.

Selva es una formación arbórea cerrada(1), en la que abundan los árboles de gran desarrollo.

Su extensión coincide con las zonas de excesiva precipitación pluvial.

Bosque es una formación arbórea abierta, con árboles de porte medio, que no se desarrollan en forma numerosa y compacta como los de las selvas.

Se hallan distribuidos en cualquier latitud.

Monte es la formación arbórea compuesta de árboles menos numerosos y de menor altura que los del bosque, pues dejan considerables claros ocupados por arbustos y matas.

Su promedio de altura es de 5 a 6 metros, y se encuentran especialmente en regiones de poca precipitación pluvial.

fitogeografa 2
DISTRIBUCION DE LAS FORMACIONES FITOGEOGRAFICAS EN EL MUNDO

 

FORMACIONES SIN ARBOLES

Son:

- Formaciones arbustivas.

- Formaciones herbáceas.

 

Las formaciones arbustivas reúnen arbustos, asociados con subarbustos y hierbas.

Las formaciones herbáceas están constituidas por hierbas y pequeños arbustos, propios de todas las latitudes, pero mientras en las regiones templadas permanecen verdes durante todo el año, en otras regiones, por escasez de lluvias, se secan hasta desaparecer.

 

Pradera es la formación herbácea cerrada, característica de las regiones húmedas.

 

Estepa es la formación herbácea abierta, propia de regiones áridas o semiáridas, y donde las características del suelo no permiten el desarrollo de árboles o arbustos.

 

Dentro de las formaciones herbáceas suelen considerarse la turbera y la tundra.

 

Turbera es la vegetación más o menos abundante de musgos(2).

 

Tundra es la formación herbácea constituida casi exclusivamente de líquenes(3).

 

FORMACIONES DE TRANSICION

Cuando dos o más formaciones fitogeográficas se ponen en contacto, no lo hacen con una línea divisoria estricta, sino mediante una zona de transición.

Las principales formaciones de transición son el parque y la sabana.

 

Parque es el lugar poblado de árboles más o menos numerosos, de cierta talla, que a manera de islas se encuentran dentro de formaciones sin árboles.

 

Sabana es la formación herbácea (praderas, estepas), caracterizada por la presencia de árboles aislados.

 

DISTRIBUCION DE LOS VEGETALES

- Selva ecuatorial.

- Bosque tropical y sabana.

- Bosque subtropical.

- Bosque templado y subártico (boreal).

- Praderas y estepas.

- Desiertos y zonas de escasa vegetación.

- Tundra.

- Flora ártica y de alta montaña.

 

Podemos efectuar una experiencia(4):

Representar en una mapa dibujado en papel transparente, la vegetación propia del globo terráqueo. Superponer ese mapa sobre otro (dibujado a la misma escala) en el que se hallen representadas las regiones climáticas.

Notaríamos entonces que, en rasgos generales, las regiones o provincias fitogeográficas guardan una íntima relación con las regiones climáticas.

 

SELVA ECUATORIAL

Las selvas ecuatoriales coinciden con regiones de climas cálidos donde las temperaturas elevadas y la humedad constante determinan la existencia de impenetrables selvas.

El rey de la selva es el árbol. Crecen por millares, altos, corpulentos, unos junto a otros. Sobrepasan fácilmente los 60 metros de altura. Como en la selva impera un eterno verano, el crecimiento de las plantas no se detiene nunca.

Pero a todas domina la necesidad de espacio y de luz. Por eso luchan tenazmente para conseguir ese espacio y esa luz que se ofrece en lo alto. Es como una carrera. Los primeros árboles en llegar despliegan sus copas, formando una techumbre verde, debajo de la cual se desarrolla un subosque, oscuro y casi sin ruidos.

De este modo se dan estratos verticales, tanto más bajos cuanto mayor es la tolerancia a la sombra.

El subosque se halla integrado por plantas de menor altura y de menor consistencia, y también por plantas parásitas que se alimentan de la savia de los árboles, mientras las lianas, de tallos delgados, penden de los árboles a modo de cuerdas.

La selva resulta, así, impenetrable, de difícil acceso y también de difícil tránsito, por los troncos caídos, los pantanos, las raíces aéreas, las plantas trepadoras...

En ocasiones, suele acompañar el curso de ciertos ríos, que constituyen las obligadas vías de penetración. Pero las embarcaciones se deslizan con no poco cuidado: los árboles de las orillas tienden un gigantesco dosel, cuando no avanzan horizontalmente sobre el lecho del río con sus ramas, en un intento de cubrir las aguas, única valla que se opone a su avance pleno de vida, victorioso y avasallador.

La atmósfera es húmeda, caliente, malsana y pútrida por la descomposición de troncos, ramas y hojas que contribuyen a la formación de un humus espeso, en tanto que infinidad de larvas, gusanos e insectos pulverizan y transforman esos restos.

Ese subosque es como un gigantesco invernáculo, poblado de animales trepadores, reptiles e insectos. El silencio diurno es denso, pesado y agobiador, mientras que durante la noche, cientos de animales nocturnos hacen más aterradora la selva con sus chillidos discordantes.

Y por debajo de esos gigantes vegetales, que se suceden a lo largo de miles de kilómetros, desarrollan su vida pueblos débiles y primitivos, aplastados por esa vida que nace y renace permanentemente(5).

 

DOMINIO GEOGRAFICO DE LA SELVA ECUATORIAL

Las grandes selvas ecuatoriales se hallan a uno y otro lado de la línea del ecuador: las de Amazonia, SE asiático y las del Zaire (Congo), son las más importantes.

Las selvas cubren una extensión aproximada de 15.000.000 de km2. Su dominio geográfico es el siguiente:

- América

* Cuenca amazónica y franja costera atlántica, desde las proximidades del río Orinoco, en el Norte, hasta el trópico de Capricornio, en el Sur.

- Africa

* Cuenca del río Zaire (Congo); costa atlántica, desde el cabo Verde, en el Norte, al cabo López, en el Sur.

* Costa sobre el océano Indico, desde el río Giuba, hasta el río Limpopo.

* Borde del macizo de Abisinia.

* Costa oriental de Madagascar.

- Asia

* Costa de Malabar, en la India, y occidente de Sri Lanka (Ceilán).

* Delta de los ríos Ganges-Bramaputra

* Costa birmana.

* Cursos de los ríos Saluén, Menán y Mecong.

* Península de Malaca.

* Litoral de las islas que constituyen Insulindia.

ESPECIES PROPIAS DE LA SELVA ECUATORIAL

Las especies arbóreas más importantes de la selva ecuatorial, predominantemente valiosas, son de madera dura, pero crecen dispersas, lo que dificulta la explotación.

Son especies explotables: sándalo, cedro, caoba, teca, ébano, hevea, palo rosa, lapacho, incienso, nogal, roble, etc.

fitogeografa 3

 

BOSQUE TROPICAL Y SABANAS

Hacia el Norte y el Sur del ecuador, las lluvias disminuyen progresivamente: en lugar de anuales, son lluvias estacionales (verano). Lo mismo ocurre con la temperatura: el eterno verano de la región ecuatorial deja paso a regiones donde la temperatura cálida alterna con la templada y aun con la fría.

Ambos factores: menor humedad y temperaturas más variables, determinan el dominio de lus bosques tropicales, que ofrecen estas características:

- Los árboles disminuyen su altura, frondosidad y también el número de especies(6).

- En lugar de formaciones boscosas cerradas, se presentan formaciones abiertas.

- El Sol penetra a través de ellas y alcanza el suelo que se cubre de hierbas.

- El subosque es menos lujurioso y enmarañado: epífitas, lianas, bejucos, son poco abundantes, pero en cambio aumentan los matorrales de arbustos espinosos.

- La vegetación se desarrolla en la estación cálida-lluviosa, en lugar de hacerlo ininterrumpidamente todo el año. La caída de las hojas es simultánea para todos los árboles.

- Las dificultades para franquear el bosque son menores que en la selva.

El bosque tropical rodea enteramente el dominio de la selva ecuatorial.

DOMINIO GEOGRAFICO DEL BOSQUE TROPICAL Y SABANAS

El dominio geográfico del bosque tropical y sábanas es el siguiente:

- América

Rodea al dominio de las selvas ecuatoriales.

Por el Norte llega hasta el trópico de Cáncer incluyendo, por lo tanto, sur y costa occidental de México, América Central y Antillas.

Por el Sur se extiende hasta el trópico de Capricornio.

- Africa

Rodea al dominio de la selva ecuatorial. Abarca buena parte del Sudán, Africa oriental, Congo, Angola y centro de Madagascar.

- Oceanía

Se halla representado en forma especial en el Norte, NE y NO de Australia.

ESPECIES PROPIAS DEL BOSQUE TROPICAL Y SABANAS

Los árboles que crecen en este dominio son: cedro, caoba, campeche, encina, roble, pino, hevea, palmeras y, también: coca, quina, yerba mate, quebracho, algarrobo...

 

BOSQUE SUBTROPICAL

Los bosques subtropicales se hallan más distantes aún del ecuador.

En la cuenca del Mediterráneo predominan los “árboles siempre verdes”. Es la región del laurel, mirto, encina, pino, ciprés, haya, abedul, lentisco, tejo y olivo.

En América del Norte, las coníferas adquieren un desarrollo magnífico: abetos, sequoias, dignos representantes de gigantes vegetales; un ejemplar de sequoia -Wellingtonia sequoia gigantea-,  tiene 135 metros de altura.

DOMINIO GEOGRAFICO DEL BOSQUE SUBTROPICAL

El dominio geográfico del bosque subtropical es el siguiente:

- América

Franja de ancho variable, que se extiende desde el mar de las Antillas hasta el Sur de Chile.

- Asia

* Asia monzónica.

* Litoral de las penínsulas arábiga y de Asia Menor.

* Valle del Eufrates-Tigris.

* Litoral costero de Irán, sobre el golfo Pérsico.

- Africa

* Norte y Sur del continente.

* Valle del Nilo, etc.

- Europa

* Franja costera del mar Mediterráneo, desde España hasta Turquía.

 

BOSQUE TEMPLADO Y SUBARTICO (BOREAL)

 

BOSQUE TEMPLADO

Se desarrolla al Sur del bosque boreal al que nos referiremos enseguida. En Eurasia, en la práctica, se extiende desde el Atlántico al Pacífico. Se desarrolla, también especialmente, en América del Norte.

Es un bosque mixto, con árboles de hojas tanto perennes como caducas. Este último es el bosque caducifolio (“verdor en verano”), que pierde sus hojas en la estación fría, en tanto que el bosque con especies mixtas (perennifolio y caducifolio)

ofrece ejemplares arbóreos, algunos de los cuales mantienen su follaje, en tanto que otros lo pierden en la estación desfavorable.

El hombre ha talado sin piedad y en vastas extensiones, el bosque templado, para la edificación de sus ciudades, cultivos y carreteras. De este modo han desaparecido grandes existencias de haya, roble, castaño, fresno, encina, nogal, abeto, pino, tilo, etc.

ESPECIES PROPIAS DEL BOSQUE TEMPLADO

Son árboles del bosque templado: haya, encina, roble, tilo, fresno, castaño, nogal, cedro, chopo, álamo, abedul, arce, aliso, etc.

 

BOSQUE BOREAL

Así como la selva ecuatorial y los bosques tropicales y subtropicales son característicos de las regiones cálidas de la Tierra, el bosque boreal se desarrolla en toda su magnificencia y, por momentos, con caracteres de verdadera selva, en regiones caracterizadas por el predominio de climas fríos, los cuales, decididamente, establecen un visible reposo en el crecimiento de los vegetales.

En este caso, los árboles se adaptan a las condiciones del clima(7), del mismo modo que lo hacen los vegetales de las regiones cálidas, que ofrecen una gran superficie foliácea para eliminar el exceso de transpiración y raíces proporcionalmente poco profundas, puesto que la humedad se encuentra a ras del suelo.

En efecto, el follaje, entre otros aspectos, no es caedizo, sino caduco, “siempre verde”; ramas y hojas adoptan una disposición tal, que permiten el fácil deslizamiento de la nieve y del viento, en tanto que troncos y ramas segregan no poca cantidad de resina que forma una cubierta protectora.

El crecimiento de los árboles se opera en forma sorprendentemente lenta, en contraste también con los representantes arbóreos de la selva ecuatorial.

No es sólo diferencia de temperatura y adaptación lo que distingue el bosque boreal de la selva ecuatorial, sino que existen otras, que son fundamentales, de tal suerte que en el bosque boreal se da:

- Gran uniformidad florística.

Predominan árboles de la misma especie, lo cual facilita su localización y su explotación sin las consiguientes pérdidas de tiempo.

- Predominio de maderas blandas, mucho más fáciles de transportar, tanto por tierra como mediante el empleo de vías fluviales.

- El subosque es muy limitado, con lo que el suelo aparece desprovisto de formaciones herbáceas importantes, de ahí que la penetración y el tránsito no ofrecen las dificultades propias de las selvas ecuatoriales.

DOMINIO GEOGRAFICO DEL BOSQUE BOREAL

El dominio geográfico del bosque boreal es muy amplio. En el Hemisferio Norte se halla representado en forma generosa, no así, en las tierras del Hemisferio Sur (sur de Chile y República Argentina), en virtud del estrechamiento brusco de los continentes en dirección al Polo Sur.

Tanto en América como en Europa y Asia, el dominio del bosque boreal se halla situado inmediatamente al sur de la tundra, formación que, con ancho variable, ocupa toda la extensión del litoral del océano Glacial Artico.

Su dominio es el siguiente:

- América

Franja de ancho variable, extendida desde el océano Atlántico hasta el océano Pacífico.

- Europa

Escandinavia y los países de Estonia, Letonia, Lituania y el Noroeste de Rusia: desde aproximadamente los 70° hasta los 60° lat. N. de los citados países. Norte: Círculo Polar Artico. Sur: línea con dirección NO-SE, desde el lago Ladoga hasta la confluencia de los ríos Volga y Kama, y su prolongación hasta el río Ural.

- Asia

* Límite Norte: alrededor de los 70° lat. N.

* Límite Sur: estribaciones montañosas del encadenamiento nordeste que parte del nudo de Pamir (Sayansk, Jablonoi, Stanovoi, etc.).

* En el Oeste, este límite se halla más al Norte (alrededor de los 55° lat. N), hasta empalmar con el río Ural.

ESPECIES PROPIAS DEL BOSQUE BOREAL

Las especies arbóreas características del bosque boreal son: alerce, ciprés, abeto, pino, aliso, haya, abedul, álamo, cedro, etc.

 

PRADERAS Y ESTEPAS

Intercaladas entre las provincias fitogeográficas anteriores, es posible hallar las praderas (latitudes medias).

Les corresponde clima templado. También se hallan las estepas (clima desértico).

Ambas son formaciones herbáceas: una, cerrada (pradera); otra, abierta (estepa). La diferencia entre ambas la establece la mayor o menor cantidad de precipitaciones.

Un tapiz verde permanente en un caso (pradera); un tapiz estacional en otro (estepa).

Las condiciones favorables de las praderas permitieron el fácil establecimiento del hombre.

Muchas estepas con hierbas temporarias, obligan al hombre a trasladarse con sus animales hacia regiones más propicias.

 

DESIERTOS Y ZONAS DE ESCASA VEGETACION

Las regiones con lluvias insuficientes determinan los climas desérticos, y en ellos la vegetación depende del mayor o menor grado de humedad (centro y oeste de América del Norte; sur de América del Sur; Sahara y desierto de Kalahari, en Africa; centro de Australia; y los desiertos que, desde Arabia, se extienden hasta los límites de Manchuria, en Asia).

 

TUNDRA

Ocupa la llanura costera del océano Glacial Artico. Ello dice ya de sus condiciones extremas de temperatura. El invierno es largo y muy frío, el verano corto y fresco, los vientos potentes y el suelo y subsuelo helados hasta los 250 metros, adquieren la consistencia de la roca.

Son llanuras heladas, blancas, monótonas, inhóspitas, donde el horizonte parece extenderse hasta el infinito, más allá de las aguas del océano.

Con las condiciones desfavorables de ese suelo y de esas temperaturas, en extremo rigurosas, no es de esperar que la vegetación arraigue. Sólo musgos (en hondonadas húmedas), líquenes (en partes secas más elevadas), matas, brezos, abedules y sauces enanos, prosperan penosamente.

Durante el breve verano, bajo un sol que no se oculta, las flores se visten de todos los colores inimaginables. Hasta los abedules y sauces retorcidos y vencidos, parecen animarse.

 

FLORA ARTICA Y DE ALTA MONTAÑA

El intenso frío, el viento potente y el subsuelo helado, no son factores para el arraigo de la vegetación. Apenas prosperan débiles cubiertas de musgos y líquenes.

La vegetación se adapta en forma conmovedora e ingeniosa a la diferencia de altitud. Pero mientras sobre la base la vegetación puede ser cerrada y apretada, a medida que trepa las laderas se torna más rala y espaciada. Los árboles disminuyen su porte y esbeltez hasta que su aspecto rastrero constituye un pálido remedo del que tienen en el valle.

El viento los deforma y encorva. Se suceden formaciones herbáceas y, finalmente,

los musgos y líquenes, hasta que estos también desaparecen. Entonces, las nieves de los Alpes, los Pirineos, el Himalaya, los Andes, etc., se adueñan de las cumbres.

 

Notas

(1) Formación cerrada o continua es aquélla donde los vegetales crecen en forma compacta y densa, en contraposición a la formación abierta o discontinua, donde los vegetales se hallan diseminados o raleados, dejando claros visibles.

(2) Musgos: plantas criptógamas, con tallos y hojas. Se encuentran en parajes húmedos y sombríos, formando capas o céspedes.

(3) Líquenes: plantas criptógamas en las que no se distinguen ni tallos ni hojas. Predominan en regiones secas.

(4) Aplicable también para el caso de la repartición de los animales, del hombre, de los cereales. de los ganados, etc.

(5) En los llanos ecuatoriales del Africa, de la India, de Australia, de las Indias Orientales y en la fuente del Amazonas, un sol sin merced calienta el aire. Día tras día, año tras año, con una monotonía casi perfecta, las corrientes aéreas se levantan, se enfrían y dejan caer su humedad. El resultado son los aguaceros más formidables y las selvas más densas del mundo. Tan numerosos y espesos son los árboles en muchos puntos, que sus cimas tejen una techumbre que retiene para siempre la lobreguez de la noche. Plantas parásitas vivas chupan la savia de los troncos, y las viñas penden de las ramas como serpientes.

De la pródiga matriz de las espesuras caen las simientes, como una lluvia tenue. Entre los jóvenes retoños que luchan por crecer en la humedad y oscuridad del suelo, pocos triunfan, mientras millones perecen.

Casi cuatro millones de kilómetros cuadrados, de estos infiernos saturados por las lluvias, son tan pestilentes que en ellos la vida humana resulta poco menos que imposible. Otros quince millones hospedan a unos pocos e infortunados habitantes. Abúlicos, y desnudos, se mecen en sus chozas o, si no, cazan desganadamente con dardos envenenados. Si intentan hacer un jardín, los yuyos y la humedad lo destruyen. Si adquieren animales domésticos, las moscas y la ausencia de pastos tiernos los matan. Hormigas, pulgas y ratas los persiguen; bestias e insectos más peligrosos los diezman.

Los cenagales y la maraña lo mantienen en un forzado aislamiento.

Los hombres blancos que, con despiadada codicia, los obligan a buscar caucho, quinina o caoba, los han convertido en esclavos y borrachos. Bajo el silencio abrumador de la floresta viven sin gobierno, sin religión ni higiene, aferrándose -uno se pregunta por qué-, a la tierra que los ha traicionado.

(6) La palmera tiene más de 150 especies distintas en las selvas de Malasia, mientras en el bosque tropical, su número no sobrepasa el de 20.

(7) El predominio de bajas temperaturas ha determinado que, selectivamente, prosperaran pocas especies, de ahí el elevado grado de homogeneidad de estos bosques.

4.- FORMACION O ASOCIACION VEGETAL

Los vegetales se agrupan de manera muy diversa, contribuyendo con su presencia a caracterizar el paisaje geográfico de determinadas regiones de la Tierra. Se constituyen, así, las denominadas formaciones o asociaciones vegetales.

 

Formación o asociación vegetal es la reunión de vegetales que imprimen una fisonomía típica al paisaje.

 

Estas asociaciones comprenden:

- Formaciones con árboles.

- Formaciones sin árboles.

 

FORMACIONES CON ARBOLES

Constituyen el tipo de vegetación más importante, por la extensión que ocupan (dos terceras partes).

Sus formas son: la selva, el bosque y el monte.

 

Selva es una formación arbórea cerrada (1), en la que abundan los árboles de gran desarrollo.

 

Su extensión coincide con las zonas de excesiva precipitación pluvial.

Bosque es una formación arbórea abierta, con árboles de porte medio, que no se desarrollan en forma numerosa y compacta como los de las selvas.

Se hallan distribuidos en cualquier latitud.

Monte es la formación arbórea compuesta de árboles menos numerosos y de menor altura que los del bosque, pues dejan considerables claros ocupados por arbustos y matas.

Su promedio de altura es de 5 a 6 metros, y se encuentran especialmente en regiones de poca precipitación pluvial.

 

FORMACIONES SIN ARBOLES

Son:

- Formaciones arbustivas.

- Formaciones herbáceas.

 

Las formaciones arbustivas reúnen arbustos, asociados con subarbustos y hierbas.

Las formaciones herbáceas están constituidas por hierbas y pequeños arbustos, propios de todas las latitudes, pero mientras en las regiones templadas permanecen verdes durante todo el año, en otras regiones, por escasez de lluvias, se secan hasta desaparecer.

 

Pradera es la formación herbácea cerrada, característica de las regiones húmedas.

 

Estepa es la formación herbácea abierta, propia de regiones áridas o semiáridas, y donde las características del suelo no permiten el desarrollo de árboles o arbustos.

 

Dentro de las formaciones herbáceas suelen considerarse la turbera y la tundra.

 

Turbera es la vegetación más o menos abundante de musgos (2).

 

Tundra es la formación herbácea constituida casi exclusivamente de líquenes (3).

 

FORMACIONES DE TRANSICION

Cuando dos o más formaciones fitogeográficas se ponen en contacto, no lo hacen con una línea divisoria estricta, sino mediante una zona de transición.

Las principales formaciones de transición son el parque y la sabana.

 

Parque es el lugar poblado de árboles más o menos numerosos, de cierta talla, que a manera de islas se encuentran dentro de formaciones sin árboles.

 

Sabana es la formación herbácea (praderas, estepas), caracterizada por la presencia de árboles aislados.

 

DISTRIBUCION DE LOS VEGETALES

- Selva ecuatorial.

- Bosque tropical y sabana.

- Bosque subtropical.

- Bosque templado y subártico (boreal).

- Praderas y estepas.

- Desiertos y zonas de escasa vegetación.

- Tundra.

- Flora ártica y de alta montaña.

 

Podemos efectuar una experiencia (4): Representar en una mapa dibujado en papel transparente, la vegetación propia del globo terráqueo. Superponer ese mapa sobre otro (dibujado a la misma escala) en el que se hallen representadas las regiones climáticas.

Notaríamos entonces que, en rasgos generales, las regiones o provincias fitogeográficas guardan una íntima relación con las regiones climáticas.

 

SELVA ECUATORIAL

Las selvas ecuatoriales coinciden con regiones de climas cálidos donde las temperaturas elevadas y la humedad constante determinan la existencia de impenetrables selvas.

El rey de la selva es el árbol. Crecen por millares, altos, corpulentos, unos junto a otros. Sobrepasan fácilmente los 60 metros de altura. Como en la selva impera un eterno verano, el crecimiento de las plantas no se detiene nunca.

Pero a todas domina la necesidad de espacio y de luz. Por eso luchan tenazmente para conseguir ese espacio y esa luz que se ofrece en lo alto. Es como una carrera. Los primeros árboles en llegar despliegan sus copas, formando una techumbre verde, debajo de la cual se desarrolla un subosque, oscuro y casi sin ruidos.

De este modo se dan estratos verticales, tanto más bajos cuanto mayor es la tolerancia a la sombra.

El subosque se halla integrado por plantas de menor altura y de menor consistencia, y también por plantas parásitas que se alimentan de la savia de los árboles, mientras las lianas, de tallos delgados, penden de los árboles a modo de cuerdas.

La selva resulta, así, impenetrable, de difícil acceso y también de difícil tránsito, por los troncos caídos, los pantanos, las raíces aéreas, las plantas trepadoras...

En ocasiones, suele acompañar el curso de ciertos ríos, que constituyen las obligadas vías de penetración. Pero las embarcaciones se deslizan con no poco cuidado: los árboles de las orillas tienden un gigantesco dosel, cuando no avanzan horizontalmente sobre el lecho del río con sus ramas, en un intento de cubrir las aguas, única valla que se opone a su avance pleno de vida, victorioso y avasallador.

La atmósfera es húmeda, caliente, malsana y pútrida por la descomposición de troncos, ramas y hojas que contribuyen a la formación de un humus espeso, en tanto que infinidad de larvas, gusanos e insectos pulverizan y transforman esos restos.

Ese subosque es como un gigantesco invernáculo, poblado de animales trepadores, reptiles e insectos. El silencio diurno es denso, pesado y agobiador, mientras que durante la noche, cientos de animales nocturnos hacen más aterradora la selva con sus chillidos discordantes.

Y por debajo de esos gigantes vegetales, que se suceden a lo largo de miles de kilómetros, desarrollan su vida pueblos débiles y primitivos, aplastados por esa vida que nace y renace permanentemente (5).

 

DOMINIO GEOGRAFICO DE LA SELVA ECUATORIAL

Las grandes selvas ecuatoriales se hallan a uno y otro lado de la línea del ecuador: las de Amazonia, SE asiático y las del Zaire (Congo), son las más importantes.

Las selvas cubren una extensión aproximada de 15.000.000 de km2. Su dominio geográfico es el siguiente:

- América

* Cuenca amazónica y franja costera atlántica, desde las proximidades del río Orinoco, en el Norte, hasta el trópico de Capricornio, en el Sur.

- Africa

* Cuenca del río Zaire (Congo); costa atlántica, desde el cabo Verde, en el Norte, al cabo López, en el Sur.

* Costa sobre el océano Indico, desde el río Giuba, hasta el río Limpopo.

* Borde del macizo de Abisinia.

* Costa oriental de Madagascar.

- Asia

* Costa de Malabar, en la India, y occidente de Sri Lanka (Ceilán).

* Delta de los ríos Ganges-Bramaputra

* Costa birmana.

* Cursos de los ríos Saluén, Menán y Mecong.

* Península de Malaca.

* Litoral de las islas que constituyen Insulindia.

ESPECIES PROPIAS DE LA SELVA ECUATORIAL

Las especies arbóreas más importantes de la selva ecuatorial, predominantemente valiosas, son de madera dura, pero crecen dispersas, lo que dificulta la explotación.

Son especies explotables: sándalo, cedro, caoba, teca, ébano, hevea, palo rosa, lapacho, incienso, nogal, roble, etc.

 

BOSQUE TROPICAL Y SABANAS

Hacia el Norte y el Sur del ecuador, las lluvias disminuyen progresivamente: en lugar de anuales, son lluvias estacionales (verano). Lo mismo ocurre con la temperatura: el eterno verano de la región ecuatorial deja paso a regiones donde la temperatura cálida alterna con la templada y aun con la fría.

Ambos factores: menor humedad y temperaturas más variables, determinan el dominio de lus bosques tropicales, que ofrecen estas características:

- Los árboles disminuyen su altura, frondosidad y también el número de especies (6).

- En lugar de formaciones boscosas cerradas, se presentan formaciones abiertas.

- El Sol penetra a través de ellas y alcanza el suelo que se cubre de hierbas.

- El subosque es menos lujurioso y enmarañado: epífitas, lianas, bejucos, son poco abundantes, pero en cambio aumentan los matorrales de arbustos espinosos.

- La vegetación se desarrolla en la estación cálida-lluviosa, en lugar de hacerlo ininterrumpidamente todo el año. La caída de las hojas es simultánea para todos los árboles.

- Las dificultades para franquear el bosque son menores que en la selva.

El bosque tropical rodea enteramente el dominio de la selva ecuatorial.

DOMINIO GEOGRAFICO DEL BOSQUE TROPICAL Y SABANAS

El dominio geográfico del bosque tropical y sábanas es el siguiente:

- América

Rodea al dominio de las selvas ecuatoriales.

Por el Norte llega hasta el trópico de Cáncer incluyendo, por lo tanto, sur y costa occidental de México, América Central y Antillas.

Por el Sur se extiende hasta el trópico de Capricornio.

- Africa

Rodea al dominio de la selva ecuatorial. Abarca buena parte del Sudán, Africa oriental, Congo, Angola y centro de Madagascar.

- Oceanía

Se halla representado en forma especial en el Norte, NE y NO de Australia.

ESPECIES PROPIAS DEL BOSQUE TROPICAL Y SABANAS

Los árboles que crecen en este dominio son: cedro, caoba, campeche, encina, roble, pino, hevea, palmeras y, también: coca, quina, yerba mate, quebracho, algarrobo...

 

BOSQUE SUBTROPICAL

Los bosques subtropicales se hallan más distantes aún del ecuador.

En la cuenca del Mediterráneo predominan los “árboles siempre verdes”. Es la región del laurel, mirto, encina, pino, ciprés, haya, abedul, lentisco, tejo y olivo.

En América del Norte, las coníferas adquieren un desarrollo magnífico: abetos, sequoias, dignos representantes de gigantes vegetales; un ejemplar de sequoia -Wellingtonia sequoia gigantea-,  tiene 135 metros de altura.

DOMINIO GEOGRAFICO DEL BOSQUE SUBTROPICAL

El dominio geográfico del bosque subtropical es el siguiente:

- América

Franja de ancho variable, que se extiende desde el mar de las Antillas hasta el Sur de Chile.

- Asia

* Asia monzónica.

* Litoral de las penínsulas arábiga y de Asia Menor.

* Valle del Eufrates-Tigris.

* Litoral costero de Irán, sobre el golfo Pérsico.

- Africa

* Norte y Sur del continente.

* Valle del Nilo, etc.

- Europa

* Franja costera del mar Mediterráneo, desde España hasta Turquía.

 

BOSQUE TEMPLADO Y SUBARTICO (BOREAL)

 

BOSQUE TEMPLADO

Se desarrolla al Sur del bosque boreal al que nos referiremos enseguida. En Eurasia, en la práctica, se extiende desde el Atlántico al Pacífico. Se desarrolla, también especialmente, en América del Norte.

Es un bosque mixto, con árboles de hojas tanto perennes como caducas. Este último es el bosque caducifolio (“verdor en verano”), que pierde sus hojas en la estación fría, en tanto que el bosque con especies mixtas (perennifolio y caducifolio)

ofrece ejemplares arbóreos, algunos de los cuales mantienen su follaje, en tanto que otros lo pierden en la estación desfavorable.

El hombre ha talado sin piedad y en vastas extensiones, el bosque templado, para la edificación de sus ciudades, cultivos y carreteras. De este modo han desaparecido grandes existencias de haya, roble, castaño, fresno, encina, nogal, abeto, pino, tilo, etc.

ESPECIES PROPIAS DEL BOSQUE TEMPLADO

Son árboles del bosque templado: haya, encina, roble, tilo, fresno, castaño, nogal, cedro, chopo, álamo, abedul, arce, aliso, etc.

 

BOSQUE BOREAL

Así como la selva ecuatorial y los bosques tropicales y subtropicales son característicos de las regiones cálidas de la Tierra, el bosque boreal se desarrolla en toda su magnificencia y, por momentos, con caracteres de verdadera selva, en regiones caracterizadas por el predominio de climas fríos, los cuales, decididamente, establecen un visible reposo en el crecimiento de los vegetales.

En este caso, los árboles se adaptan a las condiciones del clima(7), del mismo modo que lo hacen los vegetales de las regiones cálidas, que ofrecen una gran superficie foliácea para eliminar el exceso de transpiración y raíces proporcionalmente poco profundas, puesto que la humedad se encuentra a ras del suelo.

En efecto, el follaje, entre otros aspectos, no es caedizo, sino caduco, “siempre verde”; ramas y hojas adoptan una disposición tal, que permiten el fácil deslizamiento de la nieve y del viento, en tanto que troncos y ramas segregan no poca cantidad de resina que forma una cubierta protectora.

El crecimiento de los árboles se opera en forma sorprendentemente lenta, en contraste también con los representantes arbóreos de la selva ecuatorial.

No es sólo diferencia de temperatura y adaptación lo que distingue el bosque boreal de la selva ecuatorial, sino que existen otras, que son fundamentales, de tal suerte que en el bosque boreal se da:

- Gran uniformidad florística.

Predominan árboles de la misma especie, lo cual facilita su localización y su explotación sin las consiguientes pérdidas de tiempo.

- Predominio de maderas blandas, mucho más fáciles de transportar, tanto por tierra como mediante el empleo de vías fluviales.

- El subosque es muy limitado, con lo que el suelo aparece desprovisto de formaciones herbáceas importantes, de ahí que la penetración y el tránsito no ofrecen las dificultades propias de las selvas ecuatoriales.

DOMINIO GEOGRAFICO DEL BOSQUE BOREAL

El dominio geográfico del bosque boreal es muy amplio. En el Hemisferio Norte se halla representado en forma generosa, no así, en las tierras del Hemisferio Sur (sur de Chile y República Argentina), en virtud del estrechamiento brusco de los continentes en dirección al Polo Sur.

Tanto en América como en Europa y Asia, el dominio del bosque boreal se halla situado inmediatamente al sur de la tundra, formación que, con ancho variable, ocupa toda la extensión del litoral del océano Glacial Artico.

Su dominio es el siguiente:

- América

Franja de ancho variable, extendida desde el océano Atlántico hasta el océano Pacífico.

- Europa

Escandinavia y los países de Estonia, Letonia, Lituania y el Noroeste de Rusia: desde aproximadamente los 70° hasta los 60° lat. N. de los citados países. Norte: Círculo Polar Artico. Sur: línea con dirección NO-SE, desde el lago Ladoga hasta la confluencia de los ríos Volga y Kama, y su prolongación hasta el río Ural.

- Asia

* Límite Norte: alrededor de los 70° lat. N.

* Límite Sur: estribaciones montañosas del encadenamiento nordeste que parte del nudo de Pamir (Sayansk, Jablonoi, Stanovoi, etc.).

* En el Oeste, este límite se halla más al Norte (alrededor de los 55° lat. N), hasta empalmar con el río Ural.

ESPECIES PROPIAS DEL BOSQUE BOREAL

Las especies arbóreas características del bosque boreal son: alerce, ciprés, abeto, pino, aliso, haya, abedul, álamo, cedro, etc.

 

PRADERAS Y ESTEPAS

Intercaladas entre las provincias fitogeográficas anteriores, es posible hallar las praderas (latitudes medias).

Les corresponde clima templado. También se hallan las estepas (clima desértico).

Ambas son formaciones herbáceas: una, cerrada (pradera); otra, abierta (estepa). La diferencia entre ambas la establece la mayor o menor cantidad de precipitaciones.

Un tapiz verde permanente en un caso (pradera); un tapiz estacional en otro (estepa).

Las condiciones favorables de las praderas permitieron el fácil establecimiento del hombre.

Muchas estepas con hierbas temporarias, obligan al hombre a trasladarse con sus animales hacia regiones más propicias.

 

DESIERTOS Y ZONAS DE ESCASA VEGETACION

Las regiones con lluvias insuficientes determinan los climas desérticos, y en ellos la vegetación depende del mayor o menor grado de humedad (centro y oeste de América del Norte; sur de América del Sur; Sahara y desierto de Kalahari, en Africa; centro de Australia; y los desiertos que, desde Arabia, se extienden hasta los límites de Manchuria, en Asia).

 

TUNDRA

Ocupa la llanura costera del océano Glacial Artico. Ello dice ya de sus condiciones extremas de temperatura. El invierno es largo y muy frío, el verano corto y fresco, los vientos potentes y el suelo y subsuelo helados hasta los 250 metros, adquieren la consistencia de la roca.

Son llanuras heladas, blancas, monótonas, inhóspitas, donde el horizonte parece extenderse hasta el infinito, más allá de las aguas del océano.

Con las condiciones desfavorables de ese suelo y de esas temperaturas, en extremo rigurosas, no es de esperar que la vegetación arraigue. Sólo musgos (en hondonadas húmedas), líquenes (en partes secas más elevadas), matas, brezos, abedules y sauces enanos, prosperan penosamente.

Durante el breve verano, bajo un sol que no se oculta, las flores se visten de todos los colores inimaginables. Hasta los abedules y sauces retorcidos y vencidos, parecen animarse.

 

FLORA ARTICA Y DE ALTA MONTAÑA

El intenso frío, el viento potente y el subsuelo helado, no son factores para el arraigo de la vegetación. Apenas prosperan débiles cubiertas de musgos y líquenes.

La vegetación se adapta en forma conmovedora e ingeniosa a la diferencia de altitud. Pero mientras sobre la base la vegetación puede ser cerrada y apretada, a medida que trepa las laderas se torna más rala y espaciada. Los árboles disminuyen su porte y esbeltez hasta que su aspecto rastrero constituye un pálido remedo del que tienen en el valle.

El viento los deforma y encorva. Se suceden formaciones herbáceas y, finalmente,

los musgos y líquenes, hasta que estos también desaparecen. Entonces, las nieves de los Alpes, los Pirineos, el Himalaya, los Andes, etc., se adueñan de las cumbres.

 

Notas

(1) Formación cerrada o continua es aquélla donde los vegetales crecen en forma compacta y densa, en contraposición a la formación abierta o discontinua, donde los vegetales se hallan diseminados o raleados, dejando claros visibles.

(2) Musgos: plantas criptógamas, con tallos y hojas. Se encuentran en parajes húmedos y sombríos, formando capas o céspedes.

(3) Líquenes: plantas criptógamas en las que no se distinguen ni tallos ni hojas. Predominan en regiones secas.

(4) Aplicable también para el caso de la repartición de los animales, del hombre, de los cereales. de los ganados, etc.

(5) En los llanos ecuatoriales del Africa, de la India, de Australia, de las Indias Orientales y en la fuente del Amazonas, un sol sin merced calienta el aire. Día tras día, año tras año, con una monotonía casi perfecta, las corrientes aéreas se levantan, se enfrían y dejan caer su humedad. El resultado son los aguaceros más formidables y las selvas más densas del mundo. Tan numerosos y espesos son los árboles en muchos puntos, que sus cimas tejen una techumbre que retiene para siempre la lobreguez de la noche. Plantas parásitas vivas chupan la savia de los troncos, y las viñas penden de las ramas como serpientes.

De la pródiga matriz de las espesuras caen las simientes, como una lluvia tenue. Entre los jóvenes retoños que luchan por crecer en la humedad y oscuridad del suelo, pocos triunfan, mientras millones perecen.

Casi cuatro millones de kilómetros cuadrados, de estos infiernos saturados por las lluvias, son tan pestilentes que en ellos la vida humana resulta poco menos que imposible. Otros quince millones hospedan a unos pocos e infortunados habitantes. Abúlicos, y desnudos, se mecen en sus chozas o, si no, cazan desganadamente con dardos envenenados. Si intentan hacer un jardín, los yuyos y la humedad lo destruyen. Si adquieren animales domésticos, las moscas y la ausencia de pastos tiernos los matan. Hormigas, pulgas y ratas los persiguen; bestias e insectos más peligrosos los diezman.

Los cenagales y la maraña lo mantienen en un forzado aislamiento.

Los hombres blancos que, con despiadada codicia, los obligan a buscar caucho, quinina o caoba, los han convertido en esclavos y borrachos. Bajo el silencio abrumador de la floresta viven sin gobierno, sin religión ni higiene, aferrándose -uno se pregunta por qué-, a la tierra que los ha traicionado.

(6) La palmera tiene más de 150 especies distintas en las selvas de Malasia, mientras en el bosque tropical, su número no sobrepasa el de 20.

(7) El predominio de bajas temperaturas ha determinado que, selectivamente, prosperaran pocas especies, de ahí el elevado grado de homogeneidad de estos bosques.

Información adicional