El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

ESTUDIO DE LA ATMOSFERA

El estudio de la atmósfera presenta tres aspectos diferentes:

- Temperatura atmosférica.

- Presión atmosférica.

- Humedad atmosférica.

 

TEMPERATURA ATMOSFERICA

La temperatura es el grado de mayor o menor calor de los cuerpos. Se mide mediante el termómetro, mientras que la radiación solar se mide con los actinómetros.

El calor que recibe la Tierra proviene casi exclusivamente del Sol. Esa energía equivale tan sólo a la 500 millonésima parte de la total emitida por el Sol. Este calor se propaga en forma de onda y a una velocidad igual a la de la luz, esto es, a 300.000 kilómetros por segundo (1).

La atmósfera se comporta como los cristales de un invernadero: deja pasar la mayor parte de las radiaciones solares, pero impide la dispersión del calor en el espacio.

PROPAGACION DEL CALOR SOLAR

El calor solar se propaga de la siguiente manera:

- 42 %: reflejado o dispersado hacia el espacio.

- 58 %: llega a la atmósfera. De este valor:

 

* 15 %: es absorbido directamente por la superficie de la Tierra, que la transforma en calor.

* 27 %: es recibido directamente por la superficie de la Tierra que, a causa de ello, se calienta a una temperatura media de 13° C.

* 16 %: es reflejado a la atmósfera por la superficie del suelo (2).

La atmósfera se caldea, principalmente, debido a la radiación terrestre, antes que por la radiación solar directa.

 

FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA DISTRIBUCION

DE LA TEMPERATURA ATMOSFERICA

No todas las regiones de la Tierra tienen, en un momento dado, la misma temperatura. Por el contrario, mientras unas regiones se caracterizan por el frío reinante, otras deben soportar elevadas temperaturas.

Esa desigual distribución de la temperatura sobre la superficie de nuestro planeta obedece a una serie de factores o causas que pueden clasificarse en:

- Causas astronómicas.

- Causas geográficas.

 

CAUSAS ASTRONOMICAS

Las causas astronómicas, modificadoras de la distribución de la temperatura sobre la superficie de la Tierra, son:

- Movimiento de rotación de la Tierra.

- Inclinación del eje terrestre.

- Movimiento de revolución de la Tierra.

 

MOVIMIENTO DE ROTACION DE LA TIERRA

Si la Tierra permaneciese inmóvil en el espacio, una parte estaría constantemente iluminada (con temperaturas altas) y, la otra, constantemente en sombras (con temperaturas bajas).

Girando la Tierra sobre sí misma, todos sus puntos reciben el calor, a medida que enfrentan el Sol.

INCLINACION DEL EJE TERRESTRE

El eje de la Tierra se halla inclinado con respecto a la eclíptica (o sea, el camino que efectúa la Tierra alrededor del Sol) 66° 32'. Como consecuencia de ello, la circunferencia de iluminación no coincide con un meridiano y, por lo tanto, los días y las noches son desiguales. La temperatura también es desigual: a mayor período de iluminación corresponde mayor calentamiento y a menor período de luz, menor calor.

MOVIMIENTO DE REVOLUCION DE LA TIERRA

En su movimiento alrededor del Sol ciertas zonas reciben los rayos solares perpendicularmente mientras que a otras llegan en forma oblicua. Las consecuencias son las estaciones del año con sus diferentes temperaturas (3).

 

CAUSAS GEOGRAFICAS

Las causas geográficas, modificadoras de la distribución de la temperatura sobre la superficie de la Tierra, son:

- Latitud

- Altitud

- Repartición de las tierras y las aguas

- Corrientes marinas

- Vientos

- Proximidad al mar

- Relieve

LATITUD

La temperatura disminuye desde el ecuador hacia los polos, aproximadamente a razón de l° C cada 180 kilómetros.

En efecto: siendo la forma de la Tierra aproximadamente esférica, los rayos solares atravesarán una menor capa atmosférica en la zona ecuatorial que en cualquier otra zona, siendo allí, por lo tanto, donde se registrará una mayor intensidad solar.

Así, pues, a medida que aumenta la latitud, una cantidad igual de energía solar se dispersa por un espacio cada vez mayor y la filtra un espesor más importante de aire.

Si se recuerda, además, que en la zona comprendida entre los dos trópicos, los rayos solares inciden casi perpendicularmente durante todo el año, se comprenderá lo de las mayores temperaturas en las bajas latitudes.

En los cuadros que se transcriben a continuación (tomados de “Climatología” de Wilhelm Koeppen) puede notarse, en forma clara, la disminución de la temperatura del ecuador (0°) a los dos polos (90°), como también, el aumento de la diferencia de temperatura entre el mes más cálido y el mes más frío, a medida que nos acercamos a los polos.

Disminución de la temperatura con la latitud

  Hemisferio     Observac.    0°          10°          20°          30°       40°      50°     60°       70°      80°

                                  Año         26,2       26,7        25,3         20,3     14,0     5,7     -1,0      -10,0    -16,7

  Norte                   Enero        24,4       25,8        21,9         14,6      4,9     -7,0   -15,8    -26,0      -33,5

                                Julio          25,6       26,9        28,3         27,3     24,0    18,1   14,0      7,0          1,8

                           Diferencia      0,8         1,1          6,4          12,7     19,1    25,1   29,8     33,0        35,3

 

                              Año            26,2       25,3        23,0         18,4      12,0     5,6     -2,0     -11,5      -19,8

  Sur                     Enero         26,4       26,3        25,4         21,8       15,6     8,3      3,2      -0,8         -6,5

                             Julio           25,6       23,9        20,0         14,6         9,0      2,9     -7,6    -22,2      -31,5

                         Diferencia      0,8         2,4          5,4           7,2          6,6      5,4    10,8    -21,4       -25,0      

ALTITUD

La temperatura disminuye con la altura.

Ha de llamar la atención que, a pesar de “acercarnos” al Sol, la temperatura disminuye en lugar de aumentar, como sería lo lógico. La razón es sencilla: como las capas superiores de la atmósfera son más tenues que las inferiores, por unidad de volumen, contienen menor cantidad de aire y como consecuencia, la absorción de calor también es menor.

Las capas inferiores, en cambio, más densas, absorben ese calor en mayor proporción. Además, parte del calor enviado por el Sol a la Tierra, es devuelto por reflexión, irradiándolo hacia la atmósfera nuevamente (4). Las capas atmosféricas bajas absorben casi todo ese calor irradiado, que llega en escasa cantidad a las capas superiores.

En general, se admite que la temperatura disminuye 1° C cada 180 metros de ascenso, si el aire es seco, y 1° C cada 200 metros, si el aire es húmedo.

Esta disminución de la temperatura con la altura, se pone de manifiesto en las montañas de gran altitud. Las cumbres aparecen cubiertas de nieve.

La influencia de la altitud explica por qué, ciudades situadas en regiones ecuatoriales, pero a cierta altura sobre el nivel del mar, como por ejemplo, Quito, capital del Ecuador (2.850 metros), gozan de una temperatura más moderada que otras ciudades situadas aproximadamente a igual latitud, pero en la llanura, por ejemplo, Manaus (en Brasil).

 

REPARTICION DE LAS TIERRAS Y LAS AGUAS

Es sabido que la acción del calor no se manifiesta por igual en todos los cuerpos: mientras unos reciben y conducen el calor fácilmente, otros lo hacen con dificultad.

Tanto es así que, sometidas las tierras y las aguas a los efectos del calor, las primeras se calientan más rápidamente que las segundas. Mientras las tierras absorben una determinada cantidad de calor en una hora, por ejemplo, las aguas, malas conductoras de la electricidad, para absorber esa misma cantidad, necesitan aproximadamente cinco o seis horas.

Idéntica proporción se observa para el enfriamiento: si las tierras se calientan más rápidamente, pierden su calor también con mayor prontitud.

Por el contrario, las aguas, lentas en calentarse, lo son también para perder ese calor. Por tal causa, las temperaturas son más uniformes en el medio marítimo que en el terrestre.

Siendo el Hemisferio Sur eminentemente marítimo, sus temperaturas son más uniformes que las del Hemisferio Norte, que tiene predominio continental.

Es evidente pues que, a igualdad de cantidad de energía solar recibida, ésta se dispersa más por el agua que por el terreno sólido, de lo cual se deduce que el agua se calienta y enfría en menor proporción y más despacio que el suelo: en términos cuantitativos, la capa térmica del suelo es de 6/10 de la del agua. Este comportamiento constituye el fundamento de la diferenciación entre climas marítimos y continentales.

Comprobemos esta afirmación en el siguiente cuadro, tomado también de “Climatología” de Wilhelm Koeppen:

 

Temperaturas en las masas continentales y oceánicas

    Clima             8°       10°        20°          30°      40°     50°        60°      70°           80°          Polo

    Terrestre       34,6    33,5      30,0        24,1    15,7    5,0       -7,7     -19,0       -24,9         -26,1

    Marítimo       26,1    25,3      22,7       18,8    13,4    7,1       -0,3       -5,2          -8,2          -8,7

 

CORRIENTES MARINAS

Las corrientes marinas cálidas que se dirigen desde bajas (regiones ecuatoriales) a altas latitudes (regiones polares), comunican su temperatura al ambiente, elevándola, de tal modo que esas regiones tienen temperaturas más suaves que las que les corresponderían por su latitud.

Por el contrario, las corrientes marinas frías que se dirigen desde altas a bajas latitudes, disminuyen la temperatura del medio ambiente, comunicando a las regiones sobre las cuales influyen, temperaturas menores que las que, por su posición, deberían tener.

 

VIENTOS

Actúan en forma similar a las corrientes marinas: los vientos cálidos elevan la temperatura y los fríos la disminuyen.

 

PROXIMIDAD AL MAR

Las regiones próximas al mar gozan de una temperatura más uniforme que aquéllas situadas en el interior del continente.

Durante el verano, los vientos que soplan desde el mar hacia el continente, son frescos, ya que en esa estación el mar posee una temperatura más baja que el continente.

Disminuyen, pues, los efectos del calor, se refresca el ambiente y la vida del hombre resulta más cómoda.

Esa influencia llega hasta una cierta distancia de la costa.

Durante el invierno, por el contrario, los vientos procedentes del mar son tibios (porque en esa estación las aguas abandonan recién el calor almacenado en el verano). Esa influencia también llega hasta una cierta distancia de la costa, de tal suerte que esa influencia del mar desaparece en forma progresiva.

En consecuencia, en verano, las localidades interiores resultan más cálidas que las costeras y, en invierno, más frías.

Citemos ejemplos para demostrar la disminución y el aumento progresivo de la temperatura desde la costa al interior del continente (“Climatología”, de Wilhem Koeppen).

 

Variación de la temperatura desde la costa hacia el interior

   

    Estación         Valentia       Münster        Varsovia      Barnaul         Irkutsk        Nertschinsk

                             (Irlanda)     (Alemania)     (Polonia)       (Rusia)          (Rusia)            (Rusia)

   

    Longitud     10° long. O    7° long. E      21° long. E    82 long. E    104° long. E    119° long. E

    Enero                 7,3                   1,3                  -4,3                 -17,5                -20,8                 -33,6

    Julio                  15,1                17,3                 18,7                 20,0                  18,4                   18,2

 

RELIEVE

El relieve del suelo influye de una manera notable en la distribución de la temperatura. Así, una cadena montañosa puede impedir el paso de los vientos, atenuar la influencia del mar, de las corrientes marinas, etc. En cambio, una llanura, sin obstáculos, permite que los factores indicados se manifiesten libremente (5).

 

OTRAS CAUSAS MODIFICADORAS DE LA TEMPERATURA

Merecen destacarse también como causas modificadoras de la temperatura:

- La nubosidad: al ocultar las nubes los rayos solares, la temperatura disminuye.

- La humedad: cuando es abundante, determina temperaturas más elevadas, las que disminuyen cuando el aire es seco.

- La vegetación: en las zonas desprovistas de vegetación, tanto las temperaturas diurnas como las nocturnas son más acentuadas.

En general, se admite que:

- Una capa de hielo o nieve refleja el 70-90 % de las radiaciones solares.

- Un manto de hierbas refleja el 10-37 %.

- Un manto de suelo seco y oscuro refleja el 8-14 %, por lo que el proceso de calentamiento resulta relativamente más rápido, afectando a un espesor de terreno

mayor.

Las temperaturas se miden mediante el termómetro.

 

VARIACION DIURNA DE LA TEMPERATURA

La superficie terrestre comienza a calentarse con la aparición del Sol en el horizonte. Débil, al comienzo, ese calentamiento aumenta progresivamente, para culminar a mediodía.

Ahora bien; al calor proveniente del Sol se une el calor irradiado por la propia superficie terrestre, que se manifiesta con cierto retardo.

Es por ello que la mayor temperatura diurna no se registra hacia el mediodía, como podría suponerse, sino más bien hacia las catorce horas aproximadamente.

A partir de entonces y hasta que el Sol se “oculta” en el occidente, su poder calórico disminuye paulatinamente hasta desaparecer por completo a medianoche. Pero la Tierra sigue irradiando calor, que cesa con las primeras horas del día: es entonces cuando se registran las más bajas temperaturas.

En algunos desiertos, aun sin llegar a grandes altitudes, la variación diurna adquiere proporciones exageradas: en el desierto de Gobi se puede pasar, en un día, desde la temperatura de 50° C a las horas de sol hasta la de -30° C a la madrugada.

 

VARIACION ANUAL O ESTACIONAL DE LA TEMPERATURA

En el curso del año sucede lo mismo que durante el día. Como la Tierra tarda cierto tiempo en calentarse, ocurre que las temperaturas más altas y más bajas no se registran en los momentos en que el Sol adquiere su mayor o menor poder calórico, sino que se producen con cierto retardo: en el Hemisferio Sur, el máximo de calor no corresponde al mes de Diciembre, sino al de Enero.

El máximo de frío, en el mismo hemisferio, no corresponde a Junio, sino a Julio.

En otras palabras: el máximo y el mínimo no coinciden con los solsticios de verano y de invierno, o sea, con el día más largo y más corto del año, sino que llegan unas tres semanas después.

 

Temperatura máxima es la mayor temperatura observada en un período dado.

 

Puede ser: diaria (27° C) en la Tabla de temperaturas que se acompaña; mensual (31°5 C); anual (27°5 C); etc.

 

 

Temperaturas máximas, mínimas y medias

                   Temperatura                       Temperatura                         Temperatura

            Hora       Temperatura            Día        Temperatura       Mes     Temperatura

               7                 19°0                         1                 25°5              Enero         27°5

               8                 20°5                         3                 26°3             Febrero       25°6

               9                 22°0                         5                 27°5             Marzo         24°0

             10                24°5                          7                 27°9              Abril          20°2

             11                25°5                          9                 30°2              Mayo         17°3

             12               26°0                          11                30°3              Junio          16°0

             13               26°3                          13                31°5               Julio          15°0

             14               26°5                          15                31°3             Agosto        15°6      

             15               27°0                          17                30°2          Septiembre    18°5

             16               25°5                          19                28°1            Octubre        20°5

             17              24°0                          21                 30°5          Noviembre     24°5

             18              23°0                          23                27°2            Diciembre      26°0

             19              22°5                          25                25°6             12 meses     247° 37’

             13        309° 48’ 41’’                   27                26°3

                                                                 29                27°1           247° 37’ : 20° 38’ 5’’

       309° 33’ + 23° 48’ 41’’                     31                28°4

                                                                 16             448° 59’     Temperatura media anual

     Temperatura media diaria

                                                         448° 59’ + 16 : 28° 3’ 41’’

 

                                                      Temperatura media mensual

 

Temperatura mínima es la menor temperatura observada en un período dado.

 

Puede ser: diaria (19° C), mensual (25°5 C), anual (15°0 C).

 

Temperatura media es el promedio que resulta de dividir el total de grados obtenidos por la cantidad de observaciones realizadas.

 

Puede ser: diaria (23° C), mensual (28° C), anual (20°0 C).

 

Temperaturas extremas: son las temperaturas máximas y mínimas observadas en un lugar.

 

Las mínimas extremas son de gran importancia, pues determinan los límites de vegetación y de cultivos que dependen más de ellas que de las temperaturas medias de invierno o de verano.

La temperatura mínima absoluta registrada corresponde a Vostok, en el continente antártico (-89°2 C: 1984).

La máxima fue registrada en El Azizia, en Libia, Africa: 58°0 C(6).

También en San Luis de Potosí, México, se registró una máxima similar: (58°0 C), el 11 - 08 - 1933.

 

Amplitud de la temperatura es la diferencia que existe entre la temperatura máxima y mínima.

 

Puede ser:

- Diaria: 8°0 C (27° C - 19° C, en el ejemplo);

- Mensual: 6°0 C (31°5 C - 25°5 C);

- Anual: 12°5 C (27°5 C - 15°0 C).

Para obtener la amplitud de la temperatura, se procede del modo siguiente:

- Cuando las temperaturas tienen el mismo signo, se restan:

Máxima: 15°0 C

                                   Amplitud: 7°0 C

Mínima: 8°0 C

 

Máxima: -18°0 C

                                   Amplitud: -14°0 C

Mínima: - 4°0 C

 

- Con signos distintos se suman:

- Máxima: 6°0 C

                                   Amplitud: 9°0 C

- Mínima: -3°0 C

 

SENSACION TERMICA

Bajo la acción del viento, el cuerpo humano experimenta un proceso de enfriamiento. Es una sensación distinta, inferior a la que señala el termómetro.

Esa sensación de enfriamiento aumenta en la medida que se acentúa la velocidad del viento.

Un viento de 16 km/h actuando sobre una región con 10°0 C de temperatura, provoca una sensación térmica de 5°0 C; de 32 km/h, 0°0 C; de 48 km/h, -2° 5' C.

 

ISOTERMAS

Las llamadas líneas isotérmicas, o simplemente isotermas (de iso: igual; termos: calor), tienen la característica de unir las localidades de la Tierra que en un determinado momento poseen la misma temperatura.

 

Las isotermas, ideadas y representadas por Alejandro de Humbolt en 1817, pueden ser: diarias, mensuales, estacionales o anuales; en todos los casos son temperaturas medias, de donde puede perfeccionarse el concepto de isotermas expresando:

 

Isotermas son las líneas que unen puntos de igual temperatura media.

 

Los mapas de isotermas que se dibujan son, por lo general, los correspondientes a los meses más cálidos y más fríos (temperatura media de verano y temperatura media de invierno), como así los de isotermas medias anuales (7).

 

REDUCCION DE LAS TEMPERATURAS AL NIVEL DEL MAR

Sabemos que la temperatura disminuye a medida que nos elevamos a razón de 1°0 C cada 180 metros. Sabemos también que no todas las localidades de la Tierra están situadas a una misma altura. En consecuencia, al unir las isotermas los puntos de igual temperatura media, es necesario contemplar ese factor tan importante.

Lo racional sería, al trazarlas, considerar la temperatura de cada localidad, cualquiera fuese su altura, pero en la práctica ello no es posible, ya que en el mapa deberían indicarse las respectivas alturas.

Se tendría un sinnúmero de variaciones aun en aquellas regiones donde el relieve no adquiere grandes proporciones. Así, por ejemplo, sobre un mismo cordón montañoso se señalan temperaturas distintas en su base, en su faldeo y en su cumbre, cuando en el sentido transversal se tendrían muchos kilómetros de ancho. Se complicaría entonces la traza de las isotermas y sería necesario considerar todos los casos locales.

Para que todas las observaciones sean uniformes se las refiere al nivel del mar.

En consecuencia, previo el trazado de las isotermas en un mapa, deben reducirse las temperaturas al nivel del mar: Se debe averiguar qué temperatura tendría ese punto situado a una altura dada, si estuviese al nivel del mar.

El procedimiento a seguir para tales reducciones es sumamente sencillo:

Supongamos una ciudad situada a 1.800 metros de altura, con una temperatura media de 15°0 C.

Si por cada 180 metros la temperatura disminuye 1°0 C, en 1 metro la temperatura disminuirá 1°0 C/180 metros.

 

Y en 1.800 metros la temperatura disminuirá

 

                                               1°0 C x 1.800 metros : 10°0 C

                                                        180 metros

 

Este cociente de 10°0 C debe sumarse a la temperatura media del punto considerado (15°0 C) y se obtiene así la temperatura que tendría la localidad si estuviese a nivel del mar (10°0 C + 15°0 C = 25°0 C) (8).

Como se ve, las isotermas no reflejan las temperaturas reales, sino que los valores son ficticios, como consecuencia de su reducción al nivel del mar (9).

En conclusión podemos enunciar la siguiente definición:

 

Isotermas son las líneas o curvas cerradas que unen puntos de igual temperatura media reducidas al nivel del mar.

 

RECORRIDO DE LAS LINEAS ISOTERMICAS

El recorrido de las líneas isotérmicas está influido por las causas geográficas que modifican la distribución de la temperatura sobre la superficie de la Tierra.

 

Influencia de las corrientes marinas

Por ejemplo, las corrientes marinas cálidas que se dirigen desde el ecuador hacia los polos, rechazan las temperaturas frías hacia el Norte en el hemisferio boreal, de ahí que, en el mar, las isotermas, en regiones recorridas por corrientes cálidas, presentan una concavidad hacia el ecuador.

Por el contrario, las corrientes marinas frías que se dirigen desde los polos hacia el ecuador, rechazan las temperaturas cálidas hacia el ecuador; las isotermas presentan una concavidad hacia sus polos respectivos.

 

Influencia de los vientos, mares y continentes

Los vientos actúan en forma similar a las corrientes marinas.

También es decisiva la influencia de los mares y continentes. En efecto, como en los mares reinan temperaturas más uniformes, el recorrido de las isotermas en ese medio es más regular que en los continentes.

En éstos, el relieve imprime no pocas inflexiones al recorrido de las isotermas.

En el Hemisferio Norte, eminentemente continental, las isotermas ofrecen mayores sinuosidades que en el Hemisferio Sur, en su mayor parte marítimo.

Basta observar los mapas de isotermas para comprobar, en forma elocuente, la influencia de las corrientes marinas, de los vientos, de los mares y de los continentes y explicar así trazados rectilíneos o sinuosos, desviaciones bruscas o suaves, etcétera.

 

ISOTERMAS MEDIAS ANUALES

En el Hemisferio Norte el recorrido es sinuoso (influencia del relieve) y con concavidades hacia el ecuador (influencia de las corrientes cálidas marinas) (10).

En los continentes, esas concavidades son hacia los polos por la acción de los vientos fríos procedentes del Norte.

En el Hemisferio Sur el recorrido de las líneas es más uniforme, por la influencia moderadora del mar.

 

ISOTERMAS DE ENERO

Hemisferio Norte: prevalece el invierno.

La isoterma de 0°0 C se halla en América a los 40°, en Europa a los 45° y a los 30° en Asia. En el Atlántico alcanza los 70° y arriba de los 50° en el Pacífico.

En ambos casos el recorrido de la isoterma revela: continentes más fríos que los mares (influencia del relieve y de las corrientes marinas).

Los vientos fríos del polo y el gran desarrollo de la masa asiática, determinan fríos intensos evidenciados en las isotermas cerradas de -40°, -45° y -50°.

Hemisferio Sur: prevalece el verano.

Las isotermas se escalonan desde los 30° a los 5° en recorridos más uniformes.

 

ISOTERMAS DE JULIO

Hemisferio Norte: prevalece el verano.

Los continentes, más cálidos que los océanos, determinan isotermas con valores de hasta 30° y 35° en América, Africa y Asia.

La de menor valor es la de 5°.

En estaciones iguales, el Hemisferio Norte es más cálido que el Sur (influencia del desarrollo continental).

Hemisferio Sur: prevalece el invierno.

Las isotermas límites son las de 25° y O°.

Desaparecen las isotermas cerradas de 30° anotadas en Enero y la de 0° se acerca un poco a los extremos sur de los continentes, pero sin tocarlos y sin alterar su curso rectilíneo.

 

Notas

(1) Hay diferencia entre calor y temperatura. En el lenguaje corriente suele usarse la expresión “día de calor” o “fuerte calor” para significar que la temperatura ha pasado de los 25° C, expresión incorrecta que debe sustituirse por la de “día de gran temperatura”.

Se emplea también impropiamente la palabra temperatura cuando se dice: “temperatura caliente, fresca o fría”, debiendo decirse “tiempo caluroso, fresco o frío’’.

(2) Hacia el interior de la Litósfera, el calor solar se transmite en forma tan lenta, que puede establecerse que se emplean doce días para elevar un grado la temperatura hasta medio metro de profundidad.

En el año 1783 se colocó en el subsuelo del observatorio de París, a la profundidad de 28 metros, un termómetro que, desde entonces, señala constantemente la temperatura de 11° 8.

(3) En general puede admitirse que cuando los rayos solares caen en forma perpendicular a la superficie terrestre, suministran hasta el 75 % del calor; a 50°, 70 %; y paralelos a la superficie, tan sólo el 2 %.

(4) La Tierra devuelve el calor recibido. En caso contrario, nuestro planeta habría desaparecido hace millones de años, transformado en una brasa.

(5) Además, las laderas de las montañas ofrecen diferencias de temperatura, según la orientación; en el Hemisferio Sur, por ejemplo, la ladera sur es menos cálida que la norte, puesto que aquí, los rayos solares llegan con mayor inclinación. Las mismas montañas expuestas a los efectos del mar, son más húmedas y más frescas.

(6) Temperatura máxima absoluta registrada en la República Argentina: 48° 8, en Rivadavia, Salta, el 27 - 11 - 1916.

Temperatura mínima absoluta: -33°0 C, en Sarmiento, Chubut, el 17 - 06 - 1907), y -67° C, en Base Sobral, Antártida Argentina, el 16 - 04 - 1967.

(7) Existen otras líneas de gran importancia que unen puntos de igual anomalía térmica y que reciben el nombre de isanómalas. Para su trazado se calcula la temperatura teórica que debería corresponder a cada paralelo por su latitud y se halla la diferencia entre esa temperatura y la temperatura dada por las isotermas. A esa diferencia se la llama anomalía térmica.

(8) Recíprocamente, si queremos saber qué temperatura media tiene un punto por el cual pasa una isoterma, se procede de la siguiente manera: se divide la altura a que se halla situada la localidad por 180, y el resultado se resta del valor de la isoterma.

En el ejemplo anterior, la altura es 1.800 metros; la isoterma de 25°0 C; y el cociente es 10° C (1.800 + 180 = 10°). Luego: 25° - 10°: 15°

(9) En rigor, llámanse isotermas cuando se refieren a la temperatura media anual, reservándose el nombre de isoteras a las líneas que unen la temperatura media del mes más cálido e isoquimenas, la temperatura media del mes más frío.

(10) Los principales centros de fuerza política del mundo, a saber: Londres, París, Berlín, Viena, Pekín. Tokio, Chicago y Nueva York, exceptuando Roma y Moscú, están situados todos muy cerca de la isoterma anual de 10° del hemisferio boreal.

Información adicional