El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Quebracho Blanco (Aspidosperma)

El quebracho blanco (Aspidosperma quebracho-blanco) es una especie arbórea de la Familia Apocynaceae, que habita en el centro de América del Sur. No debe confundirse con otras especies también conocidas como quebrachos, pero del género Schinopsis.

- Taxonomía

Superreino: Eukaryota
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Gentianales
Familia: Apocynaceae
Subfamilia: Rauvolfioideae
Tribu: Alstonieae
Género: Aspidosperma
Especie: A. quebracho-blanco(1)

(1) Descripta por el botánico y taxónomo alemán Friedrich Richard Rudolf Schlechter.

- Etimología

* aspidosperma: nombre genérico que hace referencia al prefijo aspid (en griego, “cubierta protectora”, “escudo”) y sperma (“semilla”) haciendo referencia a la dureza de estas semillas aladas.
* quebracho: epíteto que tiene su origen en su nombre popular que, a su vez, proviene de la contracción castellana de “quiebra + hacha”, dando a entender la dureza de su madera.

- Sinonimia

Macaglia quebracho-blanco
Aspidosperma quebracho
Macaglia quebracho
Aspidosperma crotalorum
Aspidosperma quebrachoideum

- Descripción

Es un árbol alto con ramas péndulas y hojas persistentes, simples, elípticas, coriáceas y ligeramente espinescente en el ápice. Las flores hermafroditas se disponen en inflorescencias cimosas, axilares y terminales.

Son de color amarillo claro y desprenden un suave perfume una vez que el árbol está en plena floración. El fruto es un folículo de 7 a 12 centímetros de largo que contiene numerosas semillas de forma alada.

La madera del quebracho blanco es uniformemente amarillo ocre, sin diferencias entre duramen y albura. Es bastante pesada (densidad relativa = 0,885 g/cm³) y dura, responde bien al curvado y a golpes.

Mal secada tiende a colapsar, produciendo deformaciones y roturas por lo que ese proceso debe ser lento; la madera debe tratarse con fungicidas.

Es fácil de trabajar; tiene muchos usos en carpintería (ruedas, carros, pisos, zapatos, herramientas de mano, muebles); buena para piezas de ajedrez, skies, etc.

Preservada con creosota puede usarse en exteriores. En algunas partes es muy usada como carbón, no produce chispas o grandes cantidades de ceniza y quema fuerte y despacio.

- Distribución

Se distribuye en el sudeste de Bolivia, gran parte del centro y norte de la Argentina, el oeste del Paraguay y el oeste del Uruguay.

Abarca Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Característico en Chaco, algo en Mesopotamia. Fuste recto, corteza rugosa y amarillenta-rosácea; contiene tanino.

Madera pesada y dura. Aplicaciones mediante impregnación en construcciones y viviendas: tirantería y paramentos.

Un buen secado disminuye tendencia a deformaciones. Se usa para carbón(2).

(2) Citado por María T. Zabala y Mario B. Natalini. “Maderas del Nordeste Argentino. Características Físicas y Mecánicas”, Departamento de Estabilidad, Facultad de Ingeniería, Universidad Nacional del Nordeste.

Ver: Maderas del Nordeste Argentino. Características Físicas y Mecánicas

- Historia

Esta planta se conoce como medicinal desde tiempos precolombinos. Los jesuitas que acompañaban a los primeros expedicionarios por tierras sudamericanas hicieron mucho uso de ella para combatir todo tipo de fiebres.

No fue hasta el siglo XIX que llegó a Europa dada su buena reputación como febrífuga. En los últimos años su consumo ha decaído mucho sobre todo en los países occidentales donde otras plantas tienen virtudes similares y mejores.

- Propiedades

Medicinalmente se utiliza la corteza por su alto contenido en algunos alcaloides, aunque de forma popular también se han usado los frutos, las hojas y las raíces.

Entre los alcaloides que se han aislado encontramos derivados de la yohimbina, que se ha usado con frecuencia como afrodisíaco, dadas las virtudes en las disfunciones eréctiles de este principio activo.

Su uso, sin embargo, debe hacerse bajo estricto control médico. Hasta hace poco se ha usado como estimulante respiratorio y expectorante y se ha prescripto en caso de bronquitis, asma o enfisema pulmonar.

Otras virtudes medicinales reconocidas son las de antipirético, antiséptico, tónico, antimaláricos y anestésico.

* Decocción: 2 gramos por 200 ml de agua fría y poner a ebullición dos minutos. Se utiliza para la fiebre.

- Bibliografía

* “Libro del Árbol” (Octubre de 1975), tomo II, Buenos Aires. Editado por Celulosa Argentina S. A.

Información adicional