El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Zapallo (Cucurbita maxima)

Vegetal de tallos rastreros, cuyo fruto es básico en la alimentación del pueblo correntino(1).

(1) Isabel de Asuad, “Esto es Corrientes” (1980), Editorial Nueva Etapa, Corrientes.

Cucurbita maxima es el nombre científico de una especie de plantas cucurbitáceas originaria de zonas templadas del sur de América que, junto con otras especies emparentadas (Cucurbita pepo, C. moschata, C. argyrosperma) forman un grupo de especies de calabazas cuyas variedades cultivadas, de las que se cosecha su fruto maduro o inmaduro, poseen usos culinarios indistinguibles (son los zapallos, calabacines, zapallitos, auyamas, ahuyamas, pipianes, ayotes, etc.).

Es la especie a la que pertenecen las variedades de fruto más grande, entre las que se encuentran las calabazas gigantes utilizadas en los concursos de tamaños, y en el Cono Sur de América la variedad “zapallito” (Cucurbita maxima var. zapallito) es la más consumida inmadura como verdura de estación.

Posee una subespecie silvestre, Cucurbita maxima subsp. andreana (a veces encontrada con su nombre binomial y anterior nombre de especie, Cucurbita andreana), que se distribuye desde el centro de Argentina hasta Uruguay, de la que -incluso- desde varios kilómetros de distancia puede llegar el polen a las variedades cultivadas de su propia especie, haciendo que sus semillas se desarrollen como plantas de fruto amargo y no comestible. No hibrida con las demás especies.

Como es general en cucurbitáceas, se desarrolla mejor a 25-30ºC y muere con las heladas.

- Taxonomía y variedades

Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Dilleniidae
Orden: Cucurbitales
Familia: Cucurbitaceae
Subfamilia: Cucurbitoideae
Tribu: Cucurbiteae
Género: Cucurbita
Especie: Cucurbita maxima (Duchesne in Lam., Encyc. Méthd., Bot., 2, 151, 1786)

Luego del libro de Linneo (1753), tomado como punto de partida de la nomenclatura botánica moderna, libro del que se tomó el nombre de género Cucurbita, fue Antoine Nicolas Duchesne (1747-1827), quien trabajaba en Francia, el primero que intentó -de forma sistemática- cruzar varios cultígenos del género, concluyendo que entre sus accesions había 3 especies biológicas (comunidades reproductivas). A una de ellas, la llamó Cucurbita maxima [Duchesne 1786(2)](3).

(2) Antoine Nicolas Duchesne, “Essai sur l'histoire naturelle des courges”- (“Ensayo sobre la historia natural de la calabaza” (1786). Panckoucke, París.
(3) HS París, “The drawings of Antoine Nicolas Duchesne for his natural history of the gourds” - (“Los dibujos de Antoine Nicolas Duchesne para su historia natural de las calabazas” (2007). C. Érard (ed). Muséum National d’Histoire Naturelle, París.

Décadas más tarde, Charles Naudin estudió la cruzabilidad dentro de Cucurbita y confirmó los hallazgos de Duchesne [Naudin 1856(4)]; en 1896, agregaría la descripción de la especie Cucurbita andreana a partir de semillas de una Cucurbita silvestre enviada desde Uruguay por el colector E. André, de quien tomó el nombre el epíteto.

(4) Charles Naudin, “Nouvelles recherches sur les caractères spécifiques et les variétés des plantes du genre Cucurbita”- (”Nueva investigación sobre caracteres específicos y variedades de plantas del género Cucurbita” (1856). Ann Sci Nat Bot IV 6:5–73, 3 pl.

Los estudios de cruzas concluyeron, como los locales informaban, que la cultivada Cucurbita maxima y la silvestre Cucurbita andreana podían hibridar libremente entre sí, por lo que pertenecían a la misma especie biológica (comunidad reproductiva), pero no fue hasta 1982 que el taxónomo Filov recircunscribió el concepto taxonómico de Cucurbita maxima como una comunidad reproductiva, de forma de agregar en su composición de organismos a las poblaciones silvestres y, dentro de ella, nombró los conceptos taxonómicos de una subespecie “silvestre” y una “domesticada”, con sus propios caracteres distintivos, la “silvestre” presumiblemente ancestro de la cultivada.

Las 2 subespecies de Filov (1982):

* Cucurbita maxima subsp. maxima, que agrupa las variedades cultivadas.
* Cucurbita maxima subsp. andreana, la subespecie silvestre.

Las variedades cultivadas poseen una gran variación en los caracteres de su fruto, lo cual ha resultado en numerosos intentos de clasificación infraespecífica que, en general, no han ganado aceptación debido a que no reflejan relaciones genéticas o no consideran la variación mundial en los caracteres [París y Maynard 2008(5)].

(5) HS Paris y DN Maynard, “Cucurbita” (2008), en: J Janick y RE Paull “The Encyclopedia of Fruits and Nuts” - (“La enciclopedia de frutas y nueces”) (2008) -- https://books.google.com.ar/books?id=cjHCoMQNkcgC.

- Hábitat y distribución

Es originaria de América, donde se desarrolla de forma silvestre en Argentina y Uruguay, en poblaciones agrupadas bajo el nombre de Cucurbita maxima subsp. andreana.

Los registros más antiguos de su cultivo se encuentran en la cultura Las Vegas, en la península de Santa Elena (Ecuador). Estos vestigios fueron estudiados en los años setenta y ochenta por la arqueóloga estadounidense Karen Stother.

Los restos más antiguos hallados en la costa de Perú datan de más de 6000 a. C. y hace 2 mil años ya era domesticada por la Cultura Mochica. Luego de los viajes de Cristóbal Colón fue introducida en época temprana en Europa junto con las demás Cucurbita cultivadas y de ahí al resto del mundo.

Información adicional