El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Zarza (Rubus)

Arbusto de tallos delgados, cenicientos y trepadores, que vulgarmente se llama “caá peva”. La raíz y los tallos tienen sustancias tónicas y antifebrífugas. También es diurético, y se lo emplea para curar la gota y los cálculos(1).

(1) Isabel de Asuad, “Esto es Corrientes” (1980), Editorial Nueva Etapa, Corrientes.

La zarza es un arbusto espinoso, resistente y difícil de someter, que crece de forma enmarañada, formando -en su conjunto- setos impenetrables de diferentes alturas.

Una curiosidad muy interesante: al llegar la primavera, la zarza se transforma en una planta móvil:

si la registráramos a ‘cámara rápida’ [fotografía a intervalos y proyectado como una película] veríamos que los turiones operan como exploradores que investigan el entorno mientras escriben, con pausada caligrafía aérea, el deseo de encontrar el soporte apropiado para sus ansias expansionistas.
Aunque el movimiento no es perceptible a simple vista, es mucho más rápido que el de la mayoría de las plantas y ¡puede llegar a los cinco centímetros diarios!” (citado del libro "Herbari: viure amb les plantes").

Aunque no es lo habitual en nuestro entorno, puede emplearse en jardinería. Se utiliza como fondo o pantalla del jardín, o como seto que limita una parcela. También es posible moldearla para hacer distintas intervenciones “artísticas”; por lo tanto, no sólo los aficionados a la mermelada de mora rastrean por entre sus enzarzados ovillos.

Nuestras silvas o zarzas comparten familia, la Rosaceae, con plantas ornamentales conocidas por todos nosotros. Los rosales, del género Rosa, son un ejemplo de ello. También lo hacen con muchos de nuestros frutales: manzanos, cerezos o perales forman parte de esta gran familia.

Es un espectáculo disfrutar del colorido de este arbusto cuando llegan sus frutos allá por el mes de Agosto. Frutos, por cierto, ricos en vitaminas A, B1, B2, C, E, y en minerales como potasio, fósforo, hierro, sodio, magnesio...

Por motivos como estos y otras propiedades, las moras constituyen un beneficio para nuestra salud, principalmente como sustancia antiinflamatoria, diurética, antiséptica, febrífuga, cicatrizante, laxante y analgésica

- Etimología

Del antiguo sarza y, éste, voz de origen prerromano

1.- f. Arbusto de la familia de las Rosáceas, con tallos sarmentosos, arqueados en las puntas, prismáticos, de cuatro a cinco metros de largo, con aguijones fuertes y con forma de gancho, hojas divididas en cinco hojuelas elípticas, aserradas, lampiñas por el haz y velludas por el envés, flores blancas o róseas en racimos terminales y, cuyo fruto, comestible, es la zarzamora.

2.- f. Arbusto espinoso.

- RAE

1.- El género Rubus agrupa a especies de plantas pertenecientes a la familia de las rosáceas, subfamilia Rosoideae.

Las especies del género Rubus se caracterizan por poseer tallos espinosos, como los rosales, y a menudo se les llama zarzas; aunque el nombre es más frecuentemente utilizado para la zarzamora y especies similares que tienen hábitos trepadores, y no para la frambuesa que posee tallos erectos.

Sus frutos -aunque similares a bayas-, no lo son. Los frutos son carnosos y están formados por numerosas drupas muy pequeñas (polidrupa) unidas entre sí.

Algunas de las especies más conocidas del género:

* Rubus caesius: parrilla (no zarzaparrilla)
* Rubus idaeus: frambuesa
* Rubus fruticosus: zarzamora
* Rubus chamaemorus: mora boreal
* Rubus glaucus: mora andina
* Rubus loganobaccus: mora de Logan (híbrido natural entre frambuesa y zarzamora)
* Rubus phoenicolasius: frambuesa japonesa
* Rubus spectabilis: zarza naranja
* Rubus ulmifolius: zarza o zarzamora

¿Y quién no recuerda su importancia literaria o simbólica?

En el Exodo, la zarza ardiendo fue la forma en la que Dios se apareció a Moisés en el monte Horeb, encomendándole la misión de liberar a los hebreos de la esclavitud de los egipcios.

Información adicional