El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Municipio Riachuelo

- Puente Pexoa y San Cayetano

Tomando la ruta nacional 12 rumbo al sur, luego de pasar el control policial, se accede al Puente Pessoa. A un kilómetro de allí, siempre sobre la misma ruta, existe el otro acceso al puente y, en este caso, la ruta también nos lleva a San Cayetano, ambos parajes ya en jurisdicción del Municipio Riachuelo.

Este Puente de maderas duras de quebracho fue hasta la habilitación de la RN 12 el paso obligado del camino rumbo al sur correntino, hacia la localidad de Empedrado. El Puente original era de hierro y estaba cubierto por similar estructura, la que hubo que eliminarse, al circular por esa ruta los primeros colectivos, cuya altura les impedía atravesarlo.

El nombre deriva del primitivo dueño de las tierras, un señor de ascendencia portuguesa llamado Pessoa, funcionario del Gobierno correntino en el siglo XVII.

Este sitio, al que se lo pronuncia indistintamente como Pexoa o Pessoa, hoy ofrece un lugar de camping y recreo, y es conocido a nivel internacional por la canción homónima que, como todas las composiciones musicales correntinas, refleja con nostalgia el pasado de ese paraje bucólico. Esta canción, del renombrado compositor correntino Tránsito Cocomarola, relata una historia de amor y desencuentros.

A un par de kilómetros de allí se ubica la pequeña localidad de San Cayetano, el patrono del trabajo, que año tras año convoca más de cien mil asistentes en la semana del 8 de Agosto

La pequeña iglesia, remodelada años atrás, se ha convertido en un lugar de atracción a nivel nacional, y en un centro de retiros espirituales, con salones de usos múltiples, excelentes comodidades de alojamiento, comedores y distintos locales de apoyo en un paisaje cuidado y muy bien forestado.

La iglesia luce unos originales vitraux que narran temas relacionados con el trabajo rural y urbano, y el uso de ladrillo en el atrio, ábside y galerías le otorga una particular calidez a un espacio litúrgico diferente, por lo que forma parte del llamado Turismo Religioso correntino y el patrimonio eclesiástico.

La visita al Puente y a la iglesia de San Cayetano es una visita acostumbrada, especialmente los fines de semana, de buena parte de los correntinos que habitan la capital.

Información adicional