El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Municipio Caá Catí

Nombre que, en guaraní, significa “monte de olor pesado”, es el que designa a la población que es cabecera del Departamento General Paz(1).

(1) Citado por Antonio Emilio Castello. “Historia Ilustrada de la provincia de Corrientes” (1999).

Nuestra Señora del Rosario de Caá Catí es una ciudad correntina, capital del Departamento General Paz, situada a 126 kilómetros de la Ciudad de Corrientes.
La denominación de Caá Catí surge antes que el pueblo, habiendo sido posiblemente que los guaraníes fueron quienes le dieron esta denominación.

 

Etimológicamente significa: “hierba con aroma intenso o hierba fragante”, debido a la intensa fragancia de los montes y campos del lugar. Ka'a: hierba; y Katĩ: de aroma intenso.

La Carta Orgánica municipal establece:

“Municipio de Caá Catí” es el nombre oficial de este Municipio, sin perjuicio de que pueda utilizarse la denominación de “Municipio de Nuestra Señora del Rosario de Caá Catí”.

* Coordenadas: 27° 45’ 00’’ S y 57° 36’ 58’’ O
* Departamento: General Paz
* Población (2010): puesto 26to.
* Total: 4.738 habitantes
* Gentilicio: caacatieño y caacatiense
* Código Postal: W3407
* Prefijo Telefónico: 03781
* Variación intercensal: + 18,2 % (2001-2010)
* Tipo de municipio: Municipio con Carta Orgánica
* Población municipio: 7.573 habitantes (2010)

- Historia

A principios del siglo XVIII, el Cabildo correntino estableció un presidio, que tenía por misión contener los avances y desmanes que solían cometer los aborígenes de las misiones jesuíticas de la zona del río Uruguay(2).

(2) Citado por Antonio Emilio Castello. “Historia Ilustrada de la provincia de Corrientes” (1999).

En 1717, el Teniente de Gobernador Noguera Salguero, ordenó que se lleve a cabo lo que fue el primer empadronamiento del paraje.

En 1743 llegó a la zona de Caá Catí fray Ignacio Lezcano, mercedario, que pidió limosna para levantar allí una capilla y al que luego el doctor Casajús, párroco de Saladas, lo nombró encargado de una ayudantía de parroquia.

La capilla fue levantada en tierras que fueron del capitán Simón Hernández y, a su vez, los mercedarios compraron una estancia en la zona, en 1751.

El 22 de Agosto de 1764, el obispo de Buenos Aires, monseñor Manual A. de la Torre, dispuso la erección del curato de Caá Catí, bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario.

La Villa fue declarada ciudad durante el Gobierno del doctor Juan Gregorio Pujol, por Ley del 5 de Diciembre de 1856.

Por Ley del 18 de Mayo de 1910 le fue cambiado su nombre guaraní por el de General Paz pero, en la actualidad, este último nombre designa al Departamento y la ciudad ha recobrado su nombre original.

Por Resolución del Concejo Deliberante y el Poder Ejecutivo Municipal se declaró finalmente que el 7 de Abril -fecha en que se recuerda el fallecimiento, en el año 1851, del coronel Bernabé Antonio Esquivel (Chiquillo)- sea tomada como fecha principal de recordación del pueblo.

- Cultura

Caá Catí es depositaria de un rico patrimonio natural, histórico y cultural, declarada de interés turístico por Ley Provincial Nro. 4346/89.

Las atracciones turísticas más importantes son el Balneario Municipal en la laguna Rincón, la abundancia de esteros y lagunas que circundan a la ciudad, un rico paisaje natural con una amplia gama de especies vegetales ya admirados en 1827 por el naturalista francés Alcides d’Ogbigny y publicados en su libro “Viaje a la América Meridional”.

Existe un Museo Literario dejado en herencia a la comunidad por el escritor Carlos Gordiolla Niella.

Caá Catí es y ha sido centro de cultura destacándose varias publicaciones periodísticas. Es también cuna de poetas y de escritores que han trascendido el ámbito provincial como es el caso de Carlos Gordiolla Niella, David Martínez, José Alberto Alarcón, Rodrigo Galarza, Olga Piñeiro, Enrique Piñeiro, José Facundo Alarcón y Alejandro Mauriño, quien residió allí en su adolescencia.

Entre los historiadores se distingue Pedro C. Cabral, al ser el primer recopilador de fuentes históricas referidas a Caá Catí con la publicación de sus obras “Caá Catí y sus Hombres” y “A mi pueblo Caá Catí”.

En la ciudad residió y dejó de existir el destacado educador provincial Carlos Julio Mauriño, creador de la escuela secundaria normal “Almirante Brown”, recordado hoy con un busto en el patio cubierto de este establecimiento y con una escuela primaria que lleva su nombre en el paraje “Capillita”.

Es también -la ciudad- uno de los pocos museos vivientes de la provincia por la conservación de una importantísima estructura arquitectónica de fines del siglo XIX, en tanto que un grupo importante de artesanos mantiene la tradición a través de sus obras.

- Población

Cuenta con 4.738 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un incremento del 18,2 % frente a los 4.007 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Información adicional