El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La ciudad absorbe sus barriadas

El gran perímetro de la ciudad permitió la definición de barriadas características que se fueron modificando con el tiempo(1).

(1) Materia extraído del libro "La Ciudad de Corrientes", de Hernán Félix Gómez, editado en 1944.

foto 9 bis de la fundacin de corrientes.png
Mapa Catastral Gráfico de la Provincia de Corrientes, de Zacarías Sánchez (1893)(*).

Una impresión exacta de lo que fue y es la capital de nuestros días, de noventa mil habitantes, edificación modernizada y calles de pavimento liso, podríamos tenerla con la circunstancia de que entre 1620 y 1621, el gobernador del Río de la Plata la visitó, encontrando 91 vecinos o familias, con 405 habitantes, 89 indios en la ciudad y 1.292 entre Itatí y Santa Lucía de los Astos.

Sobre este dato concreto, fácil es imaginar su desarrollo de las barrancas del río Paraná a la floresta circundante limitada, al Norte y Sur, por la zona baja, inundable, de tierra de humus, de dos grandes bañados, donde siempre estuvieron las fábricas de los adobes coloniales y el ladrillo de nuestros días.

Eran también lugares de caza y pesca, depósitos, nunca concluidos, de leña blanca y de pequeños bosques o islas de árboles frutales de la región. Aún en nuestros días, la zona llamada Bañado Sur que, como indica el nombre, queda al Sur de la planta urbana, es una de las características del Departamento de la Capital, por su flora exuberante, las fábricas de ladrillos y los hábitos de su vecindario modesto.

En sus bosques de guayaba y en la época en que esta fruta madura, grupos de vecinos modestos concurren a pasar el día en los feriados.

Progresivamente, desde el solar de la actual Plaza 25 de Mayo, que congregaba la edificación de las casonas patricias, la ciudad fue extendiéndose.

En el siglo XIX, sus barrios característicos eran, de Oeste a Este, el Cambá Cuá, sobre el arroyo Salamanca, donde se emplazaban las curtiembres y las fábricas; el de La Cruz, en torno al templo donde se guarda el leño que presidió la fundación; el del Mercado o plaza de venta de los productos rurales y de los aserraderos, como se denominaba a la actual Plaza de San Juan Bautista; la del monumento al sargento Cabral, y el de La Rozada, o sea el caserío al Norte de la calle 25 de Mayo y Este de la de Catamarca.

Tras éste, en el actual Parque Mitre, el llamado de La Batería, con galpones y ranchos de las familias de las fuerzas veteranas.

En 1886 la ciudad creció hacia el Este, y el barrio del Mercado desapareció con el adoquín de granito importado de Suecia. Amplias casas, sobre las calles afirmadas, desplazaron las viviendas humildes, y el “piso” de las carretas y vendedoras de la zona rural, sucesivamente fue alejado a las plazas Torrent y Libertad de nuestros días, para desaparecer, en definitiva, con el pavimento liso y la definición del barrio del Hipódromo.

Este proceso urbano es proporcional al pavimento. Con el adoquinado de la piedra mora, de Paso de la Patria (1890), que se continuó con la arenisca rosada de Mercedes (1900/1910), la ciudad fue conquistando las barriadas originales, borrando sus características, absorbiéndolas en el seno parejo de la comunidad.

Cuando en el quinquenio 1926/1931 se concluyó el afirmado liso, la fusión de los barrios tradicionales fue completa. El vecindario advirtió que las distancias habían desaparecido, porque era posible el tráfico integral en el damero en ángulo recto de todas las calles.

La avenida Costanera al río Paraná, que arranca de la Punta San Sebastián al Oeste, arrasó con el caserío miserable de las barrancas e incorporó a la ciudad la zona antes olvidada y de difícil acceso de las curtiembres y las calizas.

Su prolongación al Este y el nuevo puerto en construcción, librará al panorama fluvial el casco histórico de Corrientes. Entonces, en verdad, ella asomará al río magnífico que la circunda.

Nota

(*) Extraído del libro “La Ciudad de Corrientes (1895)”, de Manuel Florencio Mantilla, edición del Instituto de Investigaciones Históricas y Culturales de Corrientes, 2008, Editorial Amerindia.

Información adicional