El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

COSTAS

Si realizáramos un viaje por mar, a lo largo de todos los continentes, comprobaríamos bajo cuántos aspectos se presenta a nuestra vista esa línea de contacto de mar y tierra que no es otra cosa que la costa.

Si al término de tan extenso viaje, se nos pidiera que clasificáramos los diferentes tipos de costas observados, no atinaríamos a establecer más que dos: costas altas y costas bajas.

Recordaríamos entonces regiones con litorales abruptos, altos y rocosos, con costas imponentes, de líneas cortadas a pico, sobre las cuales el mar se estrella estrepitosamente de día y de noche.

A relieves altos, costas abruptas que se hunden bruscamente en el mar, generalmente, profundo.

Vendrían también a nuestra memoria los países con litorales llanos, bajos y arenosos, con dilatadas playas, donde las olas mueren suavemente y la tierra se hunde insensible en el mar.

A relieves bajos y llanos, corresponden costas bajas y arenosas.

 

CLASIFICACION DE LAS COSTAS

Atendiendo a su origen, los geólogos agrupan esas mismas costas, en dos tipos principales:

* Costas de inmersión o submersión, producidas por el descenso de las masas continentales.

El mar avanza sobre los continentes: se opera una transgresión marina.

Son costas generalmente altas (fiordos, rías, dálmatas).

* Costas de emersión, producidas por el ascenso de las masas continentales.

El mar retrocede: se opera una regresión marina. Son costas bajas.

Ambos tipos de costas reconocen un mismo origen: acción de los agentes internos o endógenos (1).

Las fuerzas exógenas o externas, por su parte, no originan costas, pero le imprimen un carácter a las ya formadas. Estas son:

- Costas de erosión.

- Costas de acumulación.

* Las costas de erosión son las que soportan el asalto de las olas del mar que en su martilleo constante operan el desmenuzamiento de las rocas, permitiendo la formación de golfos, bahías y ensenadas.

Otras veces, la línea costera ofrece una mayor resistencia, formándose entonces cabos, agujas, puntas, penínsulas e istmos, los cuales son testigos de la oposición de la tierra a las aguas del mar.

* Las costas de acumulación son la consecuencia del aporte del material que transportan los ríos hasta su desembocadura, o bien, de la labor constructora realizada por ciertos animales al segregar concreciones calcáreas que se unen a la costa.

El hielo, otra fuerza exógena, actúa también erosionando y modelando la costa (océano Glacial Artico).

El viento, por su parte, contribuye a la formación de la dunas costeras.

Cabe citar, en este aspecto, la labor desarrollada por el hombre para preservar las

del asalto del mar.

 

PRINCIPALES TIPOS DE COSTAS

 

Deltas

Se forma un delta cuando en la desembocadura de un río se acumulan los aluviones fluviales, en lugar de ser distribuidos en su mayor parte sobre una gran extensión por el mar.

El delta forma, pues, una avanzada, que puede ser considerable: 30 kilómetros en el Danubio,·140 kilómetros en el Misisipí, etc. El delta del Ganges-Bramaputra cubre una superficie de 80.000 km2.

La multiplicidad de brazos en la desembocadura, no es un criterio para dar la calificación de delta; los hay que, como en el río Tíber, tienen un solo brazo, e inversamente, la desembocadura del Amazonas, que se divide en brazos, no es un verdadero delta, puesto que las islas no están completamente formadas de aluviones recientes.

La calificación la determina la existencia de la avanzada. Con todo, lo cierto es que en su gran mayoría los deltas tienen varios brazos.

 

Fiordos

Son valles glaciarios invadidos por el mar.

Se han producido como consecuencia de un hundimiento que, en este caso particular, ha sido acompañado por un alzamiento isostático postglacial, es decir, que los valles hundidos por el peso de los hielos tienden a retomar su nivel, libres ya de este tremendo peso.

En cierto sentido son costas de emersión. Son típicos los fiordos de las costas noruegas, de Escocia, Groenlandia, Islandia, Alaska, Canadá, Chile, etc.

El Sogne fiord, en Noruega, es impresionante. Mide 220 kilómetros de largo y un ancho que no va más allá de los 6 kilómetros. Su profundidad es de 900 a 1.000 metros.

 

Rías

Se originan por el hundimiento de valles y se diferencian de los fiordos porque su origen no es glacial.

No tienen la majestuosidad de aquéllos, ya que no penetran más de 10 kilómetros en el interior de los continentes.

Ejemplos típicos lo constituyen las rías españolas y chinas.

 

Dálmatas

Cuando se produce un hundimiento en cordones montañosos paralelos a las costas, el mar invade dicha zona, determinando un tipo de costa alta, donde surgen islas alargadas formadas por el afloramiento de las cimas de los cordones hundidos.

Por ser estas costas características de Dalmacia, en Croacia y parte de Montenegro, toman de ella su nombre.

 

“Firth”

Tienen un origen similar al de los fiordos, pero el valle formado es más amplio y más erosionado.

Todos los países aspiran a lograr una salida al mar. Las costas bajas no permiten el arribo y la partida de embarcaciones y, sin embargo, el hombre no vacila en efectuar costosas instalaciones portuarias con ese fin.

En cambio, en costas altas y abrigadas, la instalación de puertos es tarea más fácil.

 

Distribución de los tipos de costas

Considerando los distintos continentes, el relieve costero ofrece los siguientes caracteres generales:

 

AMERICA

- La costa pacífica es alta en su casi totalidad, determinada por la presencia de los sistemas orográficos del Oeste, propios de las tres Américas.

Alterna la costa de inmersión (producida por el descenso de la masa continental): Sur de Alaska, Canadá, Estados Unidos, Perú, Chile, con la costa de emersión (ascenso continental): Colombia, Ecuador.

En el Norte y en el Sur predomina la costa tipo fiordo.

- La costa atlántica es alternativamente baja y alta según sean llanuras o macizos cristalinos o sistemas orográficos, los que concluyen en el litoral.

Ofrece costas de inmersión (NE de Estados Unidos, Norte de Venezuela) y de emersión (golfo de México, Patagonia); como también: deltas (Misisipí, Magdalena, Orinoco, Paraná) y estuarios (San Lorenzo, Amazonas. ríos patagónicos).

- La costa del océano Glacial Artico es muy sinuosa, predominantemente baja y activamente erosionada por los hielos.

EUROPA

- La costa del océano Glacial Artico es baja frente a Rusia y alta frente a Noruega. Es activamente erosionada por los hielos.

- La costa del océano Atlántico es sucesivamente alta (Noruega, Escocia) y baja (Países Bajos, Bélgica). Es característica la gran variedad de tipos: fiordos (Noruega, Islandia); estuarios (Alemania, Reino Unido); firth (Irlanda, Escocia); rías (España). etc.

- La costa del mar Mediterráneo es fundamentalmente alta, también con gran variedad de tipos: dálmata (costa croata); delta (Po, Ebro, Ródano, Danubio); etc.

OCEANIA

- Ofrece una costa escasamente articulada, con la presencia de arrecifes coralinos en la costa oriental de Australia y en no pocas islas que integran el continente.

Notas

(1) Casi todas las costas actuales del globo son costas de inmersión, creadas por transgresiones marinas posteriores a la última glaciación cuartaria.

Información adicional