El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El período Cámbrico

El Cámbrico o Cambriano, una división de la escala temporal geológica, es el primero de los seis períodos de la era Paleozoica. Comenzó hace 542,0 ± 1,0 millones de años, al final de la era Proterozoica, y terminó hace unos 488,3 ± 1,7 millones de años, para dar paso al período Ordovícico.

El Cámbrico constituye una de las grandes divisiones de la Geología histórica (1).

Este período recibe su denominación del nombre Cambria que, a su vez, es la forma latinizada de Cymru, término con el que los galeses se refieren a su país, Gales. Fue precisamente en Gales donde se identificaron los primeros restos geológicos del Cámbrico.

En este período se produce una explosión de vida y por primera vez en el registro fósil se distinguen organismos pluricelulares más complejos que las esponjas o las medusas.

Entre las criaturas del período se cuentan, por ejemplo, las algas verdes de tipo Volvox, de apenas unos milímetros de diámetro, o también los trilobites, un famoso grupo de artrópodos que sobrevivió a dos extinciones.

Durante el Cámbrico, aproximadamente cincuenta grandes grupos de organismos (filos) surgen imprevistamente, en muchos casos sin que existan precursores evidentes (Gould, 1989). Este súbito surgimiento de vida recibe el nombre de explosión cámbrica.

Tres grandes eventos marcaron el límite Neoproterozoico-Cámbrico:

* Arqueocitatos (Poríferos).

* Posible extinción de la fauna de Ediacara.

* Incremento en la bioturbación de los sedimentos.

* Biomineralización generalizada entre los invertebrados

En el período Cámbrico, iniciado hace 542 millones de años, la vida vegetal y animal estaba confinada a los mares.

Aparecen los primeros caracoles, así como los moluscos cefalópodos.

En el Reino Vegetal las plantas predominantes eran las algas en los océanos y los líquenes en la tierra. Su enorme proliferación contribuyó al aumento de oxígeno en la atmósfera terrestre.

En los mares del Cámbrico, las aguas superficiales, ricas en oxígeno, estaban llenas de organismos complejos y algunas criaturas no sólo se alimentaban de plantas sino también de otros animales.

El Cámbrico es uno de los períodos más especiales de la historia de la vida. Existían más tipos diferentes de animales que en el resto de la historia de la vida en la Tierra.

Desde entonces, en una competición biológica que guiaba su evolución, las especies serían cada vez más complejas, desarrollarían caparazones, esqueletos, ojos,  dientes. Los animales modernos habían llegado a la Tierra.

El elevado nivel de oxígeno que había desencadenado esta explosión de vida en los mares, también modificó la atmósfera. En los siguientes cien millones de años, el oxígeno alcanzó los niveles actuales. Un nivel lo bastante denso para permitir que se formase una capa de ozono en la parte superior de la atmósfera. Esta capa permitiría abandonar los oceános a ciertas formas de vida. Antes de eso, la potente luz ultravioleta habría destruido cualquier organismo que no estuviese protegido por el agua. Ahora, la capa de ozono actúa como un escudo ultravioleta.

 

Período Cámbrico (542 a 488,3 m.a.)

* Abundancia de vida multicelular.

* Aparecen por primera vez la mayoría de los principales grupos de animales.

Etapa Tommotiana (534 a 530 m.a.)

* Aparecen los animales con conchas.

* La luminosidad solar era 6 % menos que hoy.

 

Nota

(1) Rama de la Geología que estudia las transformaciones que ha sufrido la Tierra desde su formación.

Información adicional