El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aguas continentales subterráneas

Parte del agua de lluvia penetra en el suelo hasta hallar capas impermeables que le impiden avanzar más en profundidad.

Es así como el agua se acumula, en mayor o menor cantidad, según el monto de lluvia caída, cuando no se desliza sobre esa capa impermeable.

EL AGUA ALMACENADA EN EL SUBSUELO

Nunca tendremos una idea exacta del volumen de agua que se filtra en el suelo. Señalemos un detalle: es la mayor cantidad de agua disponible que el hombre no utiliza.

- Se calcula que sólo el Sahara posee una reserva de, aproximadamente, 12 billones de metros cúbicos.

- Por si no bastara, expresemos que la cantidad de agua almacenada naturalmente en el subsuelo, hasta una profundidad de 800 metros, es de unos 4.000.000 km3, o sea, 3.000 veces más que la del agua que corre en todos los ríos del mundo. Esa cantidad es, además, 20 veces mayor que la que se puede encontrar en todos los lagos de agua dulce y salada y todos los mares interiores del mundo.

Todos los ríos de la Tierra tardarían 132 años en llenar un depósito de esta capacidad.

- Los hombres de la antigüedad no ignoraban la importancia del agua subterránea, particularmente los habitantes de las regiones desérticas. Sabían también que en regiones montañosas distantes, la lluvia se filtraba por el suelo. Allí la recogían y la conducían a destino, por medio de ... canales subterráneos.

Sobre la superficie aparecían, entonces, pequeñas acumulaciones de tierra: eran los residuos provenientes de la excavación de esos canales, que los hombres encargados de la zapa, o del mantenimiento, recorrían “a gatas”.

A esa genial invención de los kanats, que ya tiene casi 3.000 años, debieron los persas de la antigüedad la base económica de su poderío. Irán posee, aún hoy, 30.000 de estos canales, gracias a los cuales puede regarse con agua subterránea casi la mitad de las tierras cultivadas del país.

- Más de mil colectividades, grandes y pequeñas, que se extienden desde el Noroeste de Africa hasta las regiones más remotas de Asia central, dependen del agua de los kanats. La longitud total de estos túneles sobrepasa probablemente el millón de kilómetros.

- La Turkmenia occidental, por ejemplo, que es una región industrial extensa, con pozos de petróleo, ferrocarriles y ciudades, sólo cuenta con agua subterránea extraída del “desierto sin agua”.

- Hoy, las ondas de radio, que se reflejan desde la superficie del agua subterránea, son captadas por un avión, facilitando así la labor de los ingenieros en la búsqueda de concentraciones de agua subterránea.

- También en la Argentina, en muchos casos, las posibilidades de ocupación humana dependen de la existencia de aguas subterráneas (Córdoba, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, etc.).

Subcategorías

Información adicional