El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mono aullador, Carayá negro (Alouatta caraya)

Alouatta caraya o mono aullador, es un primate que vive en la zona ecuatorial de América del Sur.

Se caracteriza por una fuerte cola prensil, que utiliza como si fuese una mano más, y por emitir fuertes aullidos, capaces de ser oidos a más de un kilómetro de distancia. Para ello dispone de una cápsula huesosa, que infla a modo de vesícula, situada bajo la lengua y de grandes bolsas laríngeas.

alouatta caray macho
Este es un macho

Esta característica le ha valido el nombre con el que se le conoce popularmente.
Los monos aulladores, cotos, araguatos o carayás son un género de primates platirrinos, que vive en la zona tropical, desde el Sur de México hasta el Norte de Argentina.
El género es el único clasificado dentro de la Subfamilia Alouattinae.

- Clasificación científica

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primate
Suborden: Haplorrhini
Infraorden: Simiiformes
Parvorden: Platyrrhini
Familia: Atelidae
Género: Alouatta
Especie: A. caraya(1)

(1) Fue descripto en 1812 por el geógrafo, astrónomo, humanista, naturalista y explorador alemán, Alejandro de Humboldt.

- Distribución

El mono carayá negro y dorado, manechi, carayá negro, gran alute meridional, mono aullador negro y dorado o mono araguato (Alouatta caraya), es una especie de primate platirrino. Es la especie más austral de todos los monos de América y habita en el centro de América del Sur.

- Distribución y hábitat

Este mono es nativo del centro de América del Sur. Su distribución comprende desde el centro y sur de Brasil, el Departamento de Santa Cruz, en Bolivia, gran parte del Paraguay, y el Norte de la Argentina. Es accidental su presencia en el extremo noroeste del Uruguay. No se le considera en peligro de extinción

Habita en especial en bosques primarios y en bosques de galería; también lo hace en bosques secos, cerca de cursos de agua o pantanos.

- Descripción y dimorfismo sexual

La longitud de la cabeza y el cuerpo es de 42 a 65 centímetros. La cola mide de 53 a 65 centímetros. El peso de las hembras es de 3,8 y 5,4 kilos. Los machos pesan de 5,0 a 8,2 kilos. En los machos, el pelaje es de color negro y en las hembras es de la gama del marrón.

alouatta caray hembra
Una hembra

- Grupos

Se le ve en parejas y grupos que cuentan hasta con 19 de ellos. Se le reporta un área de acción de una hectárea.

Reproducción

El período de gestación es, en promedio, de 187 días. Normalmente paren una sola cría, que pesa alrededor de 125 gramos, y el cuidado por parte de la madre se prolonga por un año.

Dieta

Los monos aulladores carayás son folívoros, se alimentan principalmente de hojas y complementan su dieta con flores, frutas, semillas, tallos, vástagos y ramas. Se alimentan sólo de frutas en ciertas épocas del año; en cambio todo el año se alimentan, en igual proporción, de hojas tiernas y frutas maduras.

distribucin del alouatta caray
Distribución de Alouatta caraya en Sudamérica

Las hojas son la principal fuente de proteínas y las frutas de energía y proteínas. Los aulladores prefieren balancear su comida entre alimentos ricos en proteínas y carbohidratos.

La proteína y la fibra parecen ser el factor más importante en el momento de escoger las hojas de los árboles.

- Conservación

En la Lista Roja de la UICN(2) se considera como especie no amenazada. Sin embargo, en algunas regiones su hábitat se encuentra amenazado por la deforestación que reduce el bosque primario, fuente de su dieta. En algunas localidades de Bolivia la especie es objeto de caza.

(2) La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN (también denominada en algunas ocasiones como el Libro Rojo), fue creada en 1963. Es el inventario más completo del estado de conservación de especies de animales y plantas a nivel mundial. La lista es elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la principal autoridad mundial en este tópico. Muchos gobiernos y organizaciones crean sus propias listas rojas regionales, basadas muy usualmente en la elaborada por la UICN, en el que clasifican a las especies de su región que se encuentran bajo amenaza. El objetivo es llevar al público la urgencia de los problemas de conservación, así como ayudar a la comunidad internacional a reducir la extinción. Es actualizada anualmente, realizándose un análisis en profundidad de las evaluaciones que contiene, cada cuatro o cinco años.

- La leyenda del carayá (karaja)

Rigen varias leyendas sobre el karaja, mono grande y aullador de los montes del Paraguay, de Misiones y de Corrientes. Casi todas ellas son de carácter cristiano donde, como protagonistas principales, aparecen la Virgen, San José y el Niño(3).

(3) Guillermo Perkins Hidalgo. “Leyendas y supersticiones del Iberá. Seres metamorfoseados”, nota publicada en el fascículo 7 “Corrientes entre la Leyenda y la Tradición”, de la revista “Todo es Historia”, colección dirigida por Félix Luna, en Octubre de 1987.

En la zona del Iberá (Yvera), donde hay una isla que se llama Carayá, corre la siguiente, cuyo vuelo parece limpiamente vernáculo.

¿Quién era el carayá en su primitiva forma? Era un indio. Aunque le gustaba sobremanera el bosque, tenía también un miedo extremo a las fieras.

Cerca de su choza vivía un famoso karai paje o señor hechicero. Un día fue a confiarle su corazón:

- Quiero, si es posible -comenzó diciendo- que me conviertas, ahora mismo, en un animal de mis costumbres, para que nada me hagan los tigres, ni los leones, ni las serpientes, ni los zorros.

El indio deseaba vivir tranquilo, entre todos los cuadrúpedos y reptiles.

- ¡Ah!, si pudiera trepar siempre a los árboles; ¡ésa sería mi mayor ventura!

- Bueno -le respondió el karai paje.

- ¡Serás lo que deseas!

Pronunció enseguida unas cuantas palabras incomprensibles, dio extrañas vueltas alrededor de su visitante y quemó después varias hojas secas y pulverizadas, de ka’a y petỹ.

Así, casi sin darse cuenta, el indio se fue transformando poco a poco en lo que actualmente es.

Informante: Ireneo Villalba, 70 años, cazador. Ruta 14, Carlos Pellegrini, Departamento San Martín.

Información adicional