El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Milpiés, Ciempiés, Ambu’a, Japeusa (Miriápodos)

* Ambu’a: así llaman al ciempiés en guaraní(1).

(1) Citado por Isabel de Asuad en el libro de su autoría: “Esto es Corrientes”.

El Diccionario Guaraní-Español de Natalia Krivoshein de Canese y Feliciano Acosta Alcaraz también señala lo mismo, al decir que es un sustantivo con el que se indica al miriápodo o milpiés. Pero estos guaraniólogos también enseñan que al ciempiés se lo llama “japeusa”(2).

(2) “Diccionario Guaraní-Español”, de Natalia Krivoshein de Canese y Feliciano Acosta Alcaraz

- Clase Diplopoda

Los diplópodos (Diplopoda, del griego δι di, “dos”, πλό plo, “multiplicar por” y ποδος podos, “pies”) son una clase de miriápodos conocidos comúnmente como milpiés, aunque el número máximo de patas no supera las 750 y la mayoría tienen menos de 200; aún así, ningún otro animal posee tantas.

milpis
Milpiés

El récord lo ostenta la especie Illacme plenipes -de California- con 375 pares de patas. Se conocen más de 12.000 especies, siendo uno de los grupos más diversos de organismos terrestres.

Aunque en ocasiones se los confunda con sus parientes -los ciempiés- pertenecen a clases distintas: se diferencian de ellos, principalmente, en que casi todos los segmentos del tronco llevan dos pares de patas, mientras que los ciempiés sólo tienen un par por segmento.

- Características

Tienen el cuerpo dividido en dos regiones, la cabeza y el tronco. La cabeza posee un par de cortas antenas, ojos compuestos y las piezas bucales, estando las mandíbulas muy modificadas como instrumentos excavadores en algunas especies.

El tronco posee muchos segmentos y la mayoría llevan dos pares de patas (de donde deriva su nombre científico) excepto el primero y el último que no tienen y el segundo, tercero y cuarto que sólo llevan un par de patas cada uno

La duplicidad de las patas es consecuencia de la fusión de dos segmentos consecutivos en uno solo, de modo que se puede hablar de diplosegmentos en vez de segmentos.

A diferencia de los ciempiés (quilópodos), carecen de aparato inoculador de veneno, pero muchos diplópodos tienen una hilera de glándulas en los costados que segregan sustancias químicas pestilentes e irritantes cuando son molestados, que pueden producir erupciones en la piel humana; ello puede ir acompañado de actitudes defensivas, tales como enroscarse en forma de bola o espiral.

No pican, sólo liberan pequeñas cantidades de cianuro, pero apenas la centésima parte como para matar a un humano; son fáciles de manipular y al contacto con las personas sólo las más sensibles a esta sustancia sufren enrojecimiento e irritación en la piel, de lo contrario no pasa de eso.

- Biología y ecología

Los diplópodos huyen de la luz y prefieren los lugares cálidos y húmedos. La mayoría son grises o parduzcos, pero unas cuantas especies tropicales presentan colores vivos, como advertencia adicional para los depredadores.

Los milpiés se mueven lentamente, pero sus patas les proporcionan energía suficiente para escarbar entre las hojas caídas y remover el suelo en busca de plantas blandas o en descomposición, de las que se alimentan.

Los que viven en los bosques son importantes recicladores porque devuelven sustancias químicas al suelo para que las plantas vuelvan a utilizarlas. En los jardines y zonas urbanas, sin embargo, ciertas especies están consideradas como plaga.

- Taxonomía

Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Myriapoda
Clase: Diplopoda(3)

(3) La especie fue clasificada en 1844 por el naturalista, zoólogo y anatomista francés Henri Marie Ducrotay de Blainville.

* Sublases
Arthropleuridea †
Helminthomorpha
Penicillata
Pentazonia

La taxonomía de los diplópodos es compleja y controvertida; las formas actuales se clasificarían como sigue:

* Subclase Arthropleuridea
Orden Arthropleurida †
Orden Eoarthropleurida †
Orden Microdecemplicida †

* Subclase Helminthomorpha(4)
Orden Callipodida
Orden Chordeumatida
Orden Julida
Orden Platydesmida
Orden Polydesmida
Orden Polyzoniida
Orden Siphoniulida
Orden Siphonophorida
Orden Spirobolida
Orden Spirostreptida
Orden Stemmiulida

(4) La subclase Helminthomorpha es denominada Chilognatha por algunos estudiosos, y en ella incluye Pentazonia con categoría de infraclase.

* Subclase Penicillata
Orden Polyxenida

* Subclase Pentazonia
Orden Glomerida
Orden Glomeridesmida

*******

- Clase Chilopoda

Los quilópodos (Chilopoda, del griego kheilos, “labio” y podos, “pie”) son una clase de miriápodos conocidos vulgarmente como ciempiés y escolopendras. Tienen un cuerpo alargado y plano formado por 21 segmentos o anillos (metámeros), con un par de patas en cada uno de ellos.

ciempis
Ciempiés

Pueden llegar a medir desde unos cuantos milímetros -en los Lithobiomorpha y Geophilomorpha- hasta los 30 centímetros en los Scolopendromorpha. Pueden poseer veneno.

Se conocen quilópodos fósiles del Silúrico Superior, hace unos 421 millones de años. Se han descripto unas 3.300 especies.

Los quilópodos (ciempiés) se distinguen de los diplópodos (milpiés) en que sólo tienen un par de patas por cada segmento o metámero de su cuerpo, mientras que los milpiés tienen dos pares de patas por metámero.

Son carnívoros y para capturar a sus presas tienen unos apéndices bucales muy desarrollados que secretan veneno; han sido capaces de colonizar muchos ambientes distintos, desde los áridos desiertos al Círculo Polar Artico, pero requieren siempre microclimas húmedos debido a su alta tasa de pérdida de agua.

- Taxonomía

Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Subfilo: Myriapoda
Clase: Chilopoda(5)

(5) La especie fue clasificada, en 1817, por el entomólogo francés Pierre André Latreille.

* Ordenes
Devonobiomorpha †
Craterostigmomorpha
Geophilomorpha
Lithobiomorpha
Scolopendromorpha
Scutigeromorpha

- Características

Las piezas bucales de los quilópodos están formadas por un par de mandíbulas y dos pares de maxilas, que están fusionados en una pieza única; además, el primer par de patas está modificado en grandes uñas, llamadas forcípulas, que usan para capturar las presas y por tanto, actúan como piezas bucales adicionales; las forcípulas alojan en su interior una glándula venenosa.

La cabeza posee una placa cefálica. Algunas especies poseen ojos laterales; las especies de Geophilomorpha son ciegas, Scutigeromorpha se caracteriza por tener un par de ojos compuestos y el resto pueden ser ciego o poseer uno o más pares de ojos simples.

Posee un par de antenas que varía en longitud y número de segmentos, excepto para Geophilomorpha que siempre poseen 14 segmentos.

Cada uno de los segmentos de su cuerpo posee un par de patas y placas en las zonas dorsal y ventral, tergito y esternito respectivamente. En los laterales posee una región blanda que se conoce como membrana pleural; es en esta membrana en la que ocurre el intercambio gaseoso, excepto para Scutigeromorpha que posee esta región en la zona dorsal.

Los diferentes segmentos de las patas se denominan, desde el más próximo al más distante, coxa, trocánter, prefémur, fémur, tibia y tarso, terminando en uñas tarsales.

El segmento terminal posee un par de patas comúnmente denominado par anal. No se usan para caminar y normalmente tienen diferencias morfológicas con el resto; se utilizan para defenderse o para atraer al sexo opuesto, por lo que se aprecia un claro dimorfismo sexual.

Los órganos sexuales también se ubican en este segmento; se pueden ver externamente en Scutigeromorpha, Lithobiomorpha y algunos Geophilomorpha, por lo que machos y hembras son fácilmente distinguibles.

En cambio Scolopendromorpha no posee los órganos sexuales externos, pero siguen mostrando dimorfismo sexual ya que las hembras son más largas o anchas que los machos; al aplicar presión y agua tibia en el último esternito los órganos sexuales emergen.

Destaca un órgano llamado órgano de Tömösvary; se le supone función sensorial, pero no se sabe con certeza. En Lithobiomorpha y Scutigeromorpha se ve externamente como una elipse que se encuentra en la zona anterior a los ojos. Se han presentado evidencias de que es capaz de detectar el sonido.

Tienen mecanorreceptores en forma de espina y pelos, que se encuentran en patas y antenas. Lithobiomorpha posee poros coxales en la superficie ventral de las patas 12 a 15 en adultos. Estos se ubican en regiones formadas por hileras de 3 a 4 poros, los cuales se creen poseen un papel en la regulación osmótica y la liberación de feromonas.

Estos poros se encuentran también en menor cantidad en ciertos Geophilomorpha y Scolopendromorpha en varios esternitos y últimas coxas. No se sabe si cumplen la misma función en los distintos Ordenes.

- Ciclo de vida

En la reproducción de los quilópodos no interviene la cópula, sino que el macho deposita un espermatóforo para que la hembra lo recoja. En ciertas especies los machos los depositan en una tela, y hacen un baile nupcial a la hembra para que los recoja; en otras, el macho simplemente lo deja para que la hembra lo encuentre.

En zonas templadas la puesta de huevos ocurre en primavera y verano, pero en las zonas tropicales y subtropicales parece no haber una estacionalidad en la época de reproducción. Cabe destacar que se conocen algunas especies en que se da la partenogénesis.

Lithobiomorpha y Scutigeromorpha ponen sus huevos en hoyos en la tierra, los cuales luego cubren y abandonan; ponen entre 10 a 50 huevos, que no poseen un tiempo definido para su desarrollo pudiendo tomar entre uno a unos pocos meses. El tiempo que tardan en llegar a la etapa adulta depende de cada especie, pudiendo tomarles meses o años.

Los quilópodos son longevos en comparación a los insectos, llegando a vivir unos 6 años. Por su baja natalidad y largos períodos de desarrollo, se los ha clasificado como selección K(6).

(6) Las especies de animales y plantas son clasificadas por los biólogos según el tipo de estrategia que aplican frente a los ambientes en que se desarrollan o invaden. Son especies que tienen el potencial biótico bajo, su tasa de natalidad es baja, tienen pocas crías pero bien cuidadas, su tasa de mortalidad es baja, su población no fluctúa mucho en torno al valor K (es el máximo número de individuos de una población que se puede mantener en determinadas condiciones ambientales) o, incluso, por debajo de éste, asegurando a los individuos más recursos de los que llegan a consumir, por ello son estrategas de la K. Son especies de ambientes estables, de ecosistemas de madurez ecológica, de gran tamaño, de vida media larga y edad reproductiva tardía. Son especies de equilibrio y basan su dinámica poblacional en ajustar sus poblaciones en torno al valor K o capacidad de carga. Ejemplo: mayoría de los mamíferos y aves (incluyendo al ser humano).

Geophilomorpha y Scolopendromorpha, en cambio, ponen de 15 a 60 huevos en un nido en tierra o madera, que son cuidados por la hembra, que los protege y los lame para que no se desarrollen hongos, llegando algunas especies incluso a quedarse la hembra con las crías, pero si esta es molestada lo más seguro es que abandone los huevos o crías, pudiendo comérselos; los huevos abandonados son fácilmente presa de los hongos.

Scolopendromorpha, posee ciertas especies en que las crías se alimentan de la madre.

El ciclo vital de Craterostigmomorpha es casi completamente desconocido.

- Filogenia y clasificación

De modo tradicional los quilópodos se han dividido en dos Subclases: Epimorpha, que contiene a los órdenes Geophilomorpha y Scolopendromorpha; y Anomorpha con los órdenes Lithobiomorpha y Scuterigeromorpha, y Craterostigmomorpha con una situación incierta.

Esta clasificación se basa principalmente en el número de patas con que nacen los individuos, los que desarrollan todos los pares de patas y sus respectivos segmentos en su estado embrionario (epimorfosis) pertenecen a Epimorpha, mientras que los individuos de Anomorpha llevan a cabo un desarrollo ontogénico basado en constantes mudas en cada una de las cuales obtienen nuevos pares de patas; este proceso varia entre especies.

Según los estudios filogenéticos -tanto morfológicos como moleculares- se ha llegado al cladogradama(7) siguiente: el primer clado (Nothostignomorpha) incluye sólo Scuterigeromorpha que poseen los espiráculos de las tráqueas en la región centro-dorsal, mientras que el resto (Pleurostigmomorpha) los poseen en la zona lateral.

(7) G. D. Edgecombe y G. Giribet. “Biodiversidad, Taxonomía y Biogeografia de Artrópodos de México (Hacia una Síntesis de su Conocimiento)” (2002), volumen III, México. Prensas de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México.

Nothostigno-

morpha

Scuterigero-

morpha 

Lithobio-

morpha

Chilopoda
 

Pleurostig-

morpha

Craterostigmo-

morpha

    Phylactometria
 

Scolopendro-

morpha

Epimorpha
 

Geophilo-

morpha

Información adicional