El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Charata (Ortalis canicollis)

En el Nordeste argentino tenemos cuatro gallináceas, a cual más codiciada por su carne: todas pertenecen a la Familia de los Crácidos.

La mayor es el “mytũ” (o muitú) (Crax selateri), elegante y vocinglero, que habita en las selvas del Bermejo.  Luego vienen las pavas de monte, que son dos: la Penelope obscura y la Cumana cumanensis.

La charata, en fin, que es la menor, más también la más abundante y esparcida, anima el desierto con sus metálicas dianas anunciando desde el alba la aparición del sol.

Parece como si gritaran en coro, con acento imperativo, “tara tarata, tara tarata” o, como entienden los correntinos, “tira sarasa, tira sarasa”, de cuyas voces se deriva su nombre vernáculo(1).

(1) Citado por Enrique Lynch Arribálzaga. “Las Aves del Chaco” (1920), incluida en “El Hornero”, Revista de Ornitología Tropical, publicada por “Aves Argentinas”, Asociación Ornitológica del Plata, Buenos Aires.

La charata o chachalaca charata (Ortalis canicollis) es una especie de ave galliforme de la familia Cracidae que habita en el Chaco de Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina, en bosques y sabanas de tipo chaqueño.

- Taxonomía

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Galliformes
Familia: Cracidae
Género: Ortalis
Especie: O. canicollis(2)

(2) Descripta -en 1830- por el herpetólogo alemán Johann Georg Wagler.

- Nombre común

Ortalis canicollis recibe los nombres comunes de chachalaca de Chaco, charata, pava charata, aracuá, arancuá, guacharaca, faisán, pava del monte, hachalaca o mamacu (término del quichua: solterona, según Alberto Vúletin por el alboroto que hace cuando vuela).

Charata deriva del quichua; charchay, en quechua, es el niño bullanguero, gritón, y charchaychacay es comportarse mal; y esta ave va en pareja, grita fuertemente cuando vuela y se posa nuevamente, de ahí ese nombre deformado con el tiempo.

- Historia natural

Gusta de los humedales, vive en grandes grupos, duerme en perchas de árboles y hace tremendos ruidos.

Pueden cantar al unísono muchos ejemplares, escuchándoselos a distancias de 2 kilómetros, y el macho canta con un registro de una octava más baja que la hembra.

Al poder cantar a dueto, al mismo tiempo es difícil de distinguir cuántos lo hacen. Graciosamente, los lugareños hacen la onomatopeya de su canto: macho "quiero matar", la hembra "quiero casar".

Emparentadas con las gallinas, todas las aves de esta familia son cazadas en exceso. Vive tanto en el suelo, en los árboles, alimentándose de hojas, frutos, semillas, flores, orugas, lagartijas.

Cuando hay sequía y muchos árboles quedan desfoliados y florecen (como Vitex cymosa), pueden observarse comiendo flores en los puntos donde los gallos no pueden.

Las semillas frecuentemente les pasan sin descomponerse, por lo cual funcionan como dispersadores. Ponen 4 huevos, y empollan 28 días. Dos días después de la eclosión, empluman.

Por el formato de las alas, relativamente pequeñas y redondas, precisan batirlas intensamente para cruzar áreas abiertas. A pesar de ello, atraviesan los ríos sin problemas.

Está amenazado por pérdida de hábitat.

- Subespecies

Se conocen dos subespecies de Ortalis canicollis

- Ortalis canicollis canicollis - del Chaco del este de Bolivia al oeste de Paraguay y norte de Argentina
- Ortalis canicollis pantanalensis - oeste de Brasil (sudoeste del Mato Grosso)

Información adicional