El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Surubí (Pseudoplatystoma)

Pez del río Paraná, de sabrosa carne, sin espinas, y cuya fiesta se celebra anualmente en la Ciudad de Goya [gramaticalmente tambien se puede escribir Zurubí o Suruví]. Surubí (del guaraní suruví; suru: correr, fluir). Pez de aguas dulces de los Paraná, Uruguay y Paraguay. Tiene una constitución básica similar a la de los bagres, pero su resistencia normal y costumbres alimentarias lo sitúan en lugar aparte.

Los surubíes (Pseudoplatystoma) -conocidos como doncellas o zúngaros en el Perú-, son un género de peces siluriformes (peces gato) de agua dulce, nativos de América del Sur, de la familia de los Pimelódidos(1).

(1) Rainer Froese-Daniel Pauly, eds. (2007). “Pseudoplatystoma corruscans”, en: “FishBase” (Wikipedia.com).

Apreciados por su valor gastronómico, han sido diezmados por la pesca comercial en los últimos años, así como por la alteración de su hábitat, debido a la construcción de centrales hidroeléctricas y por la pesca con grandes redes por pescadores locales, ya sea para venta local al público o para venderlos a fábricas de harina de pescado, quienes utilizan todo el animal, sin importarles el tamaño y conservación del mismo(2).

(2) M. F. G. Brito-N. Bazzoli (2003). “Reproducción del Bagre surubim (Piscis, pimelodidae) en el río San Francisco, región de Pirapora, Minas Gerais, Brasil”, en: Archivo Brasileño de Medicina Veterinaria y Ciencia Animal, Nro. 55 (5): p. 624. Wikipedia.com.

Los surubíes jóvenes son denominados comúnmente cachorros.

- Descripción

Como otros siluriformes, tienen la piel lisa y muestran tres distintivos pares de barbillas, dos junto al mentón y una -de considerable longitud- junto al maxilar.

Antaño, algunos surubíes lograban alcanzar un largo de 1,8 metro y un peso de 90 kilos. Las dos especies mayores son Pseudoplatystoma tigrinum y Pseudoplatystoma corruscans. Este último es el que alcanza el mayor tamaño, y se lo identifica por tener lunares negros en los flancos. En la Costa Norte de Colombia, el Tigrinum se conoce como Bagre, tiene unas especies menores como el Blanquillo (Sorubim cuspicaudus) y la Doncella (Pseudoplastystoma fasciatum).

Enorme bagre sin escamas, de piel blanca cenicienta, algo plateada y con pintas o rayas negras: “surubí pintado” - Pseudoplatystoma corruscans o “surubí atigrado o rollizo” - Pseudoplatystoma fasciatum, que se diferencia del anterior por su coloración pardo-oliva, con 13 ó 14 bandas transversales oscuras que llegan al vientre y las aletas de color pardo claro con manchas redondeadas, con múltiples glándulas lubrificadoras que disminuyen el rozamiento con el agua cuando se desplaza.

Su carne amarilla es compacta y sabrosa, con la que se pueden preparar exquisitos platos.

Su cuerpo es redondeado y alargado. Puede llegar a medir hasta dos metros y pesar hasta los 80 kilos (hoy es muy difícil conseguir un ejemplar de este tamaño).

Animal acuático, vertebrado, de sangre roja, corazón de una aurícula y un ventrículo, circulación sencilla y respiración branquial y de régimen omnívoro (se alimenta de peces y gasterópodos).

Se caracteriza por tener una cabeza achatada, provisto de ojos relativamente pequeños, con una gran boca amplia y terminal, destacándose la quijada superior, que sobrepasa la inferior, la cual presenta varias prolongaciones córneas a modo de bigotes en los alrededores de la boca, las que utiliza como órganos táctiles y con ellas explora el medio circundante y localiza posibles fuentes de alimento.

Las máculas que se encuentran en el cuerpo y las aletas son de color pardo rojizo; las mismas son una verdadera púa.

- Taxonomía

Han sido descriptas ocho especies en el género Pseudoplatystoma, divididas en dos clados morfológicamente diferenciados(3):

Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Superclase: Osteichthyes
Clase: Actinopterygii
Subclase: Neopterygii
Infraclase: Teleostei
Superorden: Ostariophysi
Orden: Siluriformes
Familia: Pimelodidae
Género: Pseudoplatystoma (Bleeker, 1862)(4)

(3) Angel Uriel Buitrago-Suárez-Brooks M. Burr (2007). “Taxonomía del género bagre Pseudoplatystoma Bleeker (Siluriformes: Pimelodidae) con reconocimiento de ocho especies”; en: Zootaxa 1512: pp. 1-38.-.
(4) Bleeker (1862) Versl. Meded. Akad. Amsterdam, 14, 392 [n.n.]; Atlas Ichthiologique des Indes Orientales Néêrlandais 2: 1–112 (10), pls. 49-101; 1863, Ned. Tijdschr. Dierk. Amst., 1, 97. (Todo citado en wikipedia.com).

Especie tipo: Silurus fasciatus (Linnaeus, 1766)

* Clado P. fasciatum
Pseudoplatystoma corruscans (Spix y Agassiz, 1829) (pintado)
Pseudoplatystoma fasciatum (Linnaeus, 1766) (surubí rollizo o surubí barrado)
Pseudoplatystoma magdaleniatum (Buitrago Suárez y Burr, 2007) (bagre reyado)
Pseudoplatystoma orinocoense (Buitrago Suárez y Burr, 20079.
Pseudoplatystoma punctifer (Castelnau, 1855).
Pseudoplatystoma reticulatum (Eigenmann y Eigenmann, 1889) (surubí atigrado o cachara)

* Clado P. tigrinum
Pseudoplatystoma metaense (Buitrago Suárez y Burr, 2007)
Pseudoplatystoma tigrinum (Valenciennes, 1840) (doncella o surubí tigre).
Un análisis genético ha diferenciado cuatro clados, que podrían corresponder a sólo cuatro especies(5).

(5) Carvalho-Costa, Luis Fernando; Nivaldo M. Piorski; Stuart C. Willis; Pedro M. Galetti Jr. y Guillermo Orti (2011). “La sistemática molecular del bagre neotropical del género bagre de pala, Pseudoplatystoma -Bleeker 1862- basado en marcadores nucleares y de ADN mitocondrial”; en: "Filogenética Molecular y Evolución", Nro. 59 (2011), pp. 177-194. (Citado en Wikipedia.com).

* Clado P. corruscans
Pseudoplatystoma corruscans (Spix y Agassiz, 1829)

* Clado P. fasciatum
Pseudoplatystoma fasciatum (Linnaeus, 1766)
Pseudoplatystoma fasciatum punctifer
Pseudoplatystoma fasciatum reticulatum
Pseudoplatystoma fasciatum orinocoense

* Clado P. tigrinum
Pseudoplatystoma tigrinum (Valenciennes, 1840)
Pseudoplatystoma tigrinum metaense

* Clado P. magdaleniatum
Pseudoplatystoma magdaleniatum (Buitrago Suárez y Burr, 2007).

P. magdaleniatum registra la mayor separación del resto del género, de forma que supone un aislamiento de 11,5 a 13 millones de años, a partir del levantamiento en los Andes de la Cordillera Oriental(6).

(6) Carvalho-Costa, Luis Fernando; Nivaldo M. Piorski; Stuart C. Willis; Pedro M. Galetti Jr. y Guillermo Orti (2011). “La sistemática molecular del bagre neotropical del género bagre de pala, Pseudoplatystoma -Bleeker 1862- basado en marcadores nucleares y de ADN mitocondrial”; en: "Filogenética Molecular y Evolución", Nro. 59 (2011), pp. 177-194.

- Comportamiento

Son grandes predadores, y se alimentan principalmente de ejemplares juveniles de otras especies, especialmente sabalitos y boguitas, aunque no desprecian morenas, anguilas, ranas e, incluso, serpientes.

Pasan el día en zonas de aguas profundas y lentas, y se adentran por la noche en arroyos para alimentarse(7).

(7) Uriel Angel Buitrago Suárez-Brooks M. Burr (2007). “Taxonomía del género bagre Pseudoplatystoma Bleeker (Siluriformes: Pimelodidae) con reconocimiento de ocho especies” (pdf). Zootaxa 1512: 1-38.

En los meses veraniegos se lo encuentra en cualquier río, aunque tiene preferencia por las costas, que recorre buscando alimentación entre raigambres y árboles caídos en aquellos lugares donde el agua tiene cierta velocidad. Su versión a las aguas muertas es tal que los pescadores saben que, para mantenerlo vivo -una vez pescado- debe ser colocado donde haya corriente, ya que de lo contrario su muerte es casi segura.

Es omnívoro, es decir, que se alimenta de peces y de gatearópodos; puede llegar a pesar 90 kilos y alcanza casi 2 metros de longitud.

Es uno de los peces de mayor talla que habita las aguas dulces del país. Se lo pesca desde el Alto Paraná hasta las cercanías de Zárate, en la provincia de Buenos Aires, pero la zona más apropiada está comprendida entre el puerto de Reconquista y el Paraná Medio y sus afluentes, siendo su hábitat preferido en las proximidades de la ciudad de Goya, donde la existencia de un gran número de islas hizo que el surubí lo convirtiera en su zona de mayor concentración, tanto que se conoce a toda esa área como la “Cuna del Surubí”.

La mejor época para la pesca de esta valiosa especie es la que se extiende desde Octubre -cuando comienzan los calores- hasta fines de Mayo, ya que es un pez de aguas cálidas. Se utiliza nylon 40 y 50 y anzuelos medianos con carnadas del tipo de las mojarras, tararira, bogas, anguilas y especialmente un pez de las llamadas morenas, ya que prefiere las carnadas blancas. Como característica destacable, puede decirse que tiene predilección en su alimentación por peces de la zona.

El surubí siempre, o casi siempre, se pesca de noche y preferentemente al reparo de la luna. Debido a su falta de velocidad, es un pez que salta hacia la presa desde su escondite. Los mejores momentos para la captura de buenos ejemplares son los días de intenso calor. La pesca en invierno no tiene la abundancia del verano, puesto que, cuando emigran, viven aletargados en las profundidades.

Es uno de los peces de mayor talla que habita las aguas dulces del país, caracterizado por poseer el cuerpo desnudo, desprovisto de escamas. Como grupo especial dentro de los ictiófagos de río abierto, se conoce dos especies de surubí que, científicamente, se denominan:

* Pseudoplatystoma corruscans: conocido vulgarmente con los nombres de “surubí pintado” y “surubí cachorro” (ejemplar joven), de piel desnuda, cuerpo redondeado. Se caracteriza por poseer una cabeza grande, achatada, provista de ojos relativamente pequeños, la boca es amplia y terminal, destacándose la quijada superior, que sobrepasa a la inferior.

Resulta característica las barbilla típica del grupo; la coloración es amarillenta pardusca, claro en el dorso y casi blanco en el vientre. Las manchas que se encuentran en el cuerpo y las aletas son de color pardo rojizos; las mismas son una verdadera púa.

Estas especies también resultan típicas en los cauces grandes y profundidades máximas pero, de noche, suelen introducirse en cursos de aguas secundarias, como el arroyo. En cuanto a la medida de este pez, se han capturado ejemplares de hasta 1.80 metro, llegando a pesar 85 kilos.

* Pseudoplatystoma fasciatum: conocido vulgarmente como “rollizo”, “surubí atigrado” y “cachorro” (individuo joven). Resulta bastante similar a la especie anterior citada, diferenciándose para su coloración pardo olivo, con trece o catorce bandas transversales oscuras que llegan al vientre, y las aletas de color pardo claro con manchas redondeadas.

El surubí de este tipo puede alcanzar longitudes de hasta 1,50 metro y un peso de 60 kilos, pero sus dimensiones habituales oscilan entre los 60 y los 90 centímetros.

- Estudio biológico-científico del surubí

La hembra, de mayor tamaño que el macho, deposita las ovas en lugares ecológicamente favorables y el macho hace lo propio en el mismo lugar. Las ovas atraen los espermatozoides y, de este modo, se produce la fecundación; el vehículo para el desplazamiento de los espermatozoides es el agua. Esto ocurre en época de primavera.

Las costas goyanas, sus accidentes geográficos -especialmente al sur del Departamento, donde se produce una serie de arroyuelos y riachos que conforman un rosario de islas-, son elegidos por esta especie para el desove en aguas profundas y mansas. Allí permanecerán las crías llamadas “cachorros” (ejemplar joven) por bastante tiempo, buscando costas con muchas entradas, discontinuas, camalotales y carrizales, hasta alcanzar un peso cercano a los 2 kilos, permaneciendo aletargado en las profundidades durante la época invernal.

Luego de llegar a la madurez y cuando es la temporada de frío, sale de estas lagunas y arroyos y comienza su arribo hacia el norte, prefiriendo la costa este del río, por ser de aguas correntosas, profundas y cálidas, lo que le permite avanzar y conseguir sus presas que, por lo general, lo hace de noche y al reparo de la luna.

Debido a su falta de velocidad, es un pez que salta hacia la presa desde su escondite (pequeños peces como tarangas, morenas, cáscaras), razón por la cual Goya nunca se quedará sin surubíes, siempre y cuando la población siga tomando conciencia de los riesgos de la depredación: uso de mallón, tramperos y pesca durante la época de veda (del 30 de Noviembre al 30 de Enero).

Su aversión a las aguas muertas es tal, que los pescadores saben que, para mantenerlo vivo una vez pescado, debe ser colocado donde haya corriente, ya que de lo contrario su muerte es casi segura.

Algunas recomendaciones para su pesca son: hacerlo durante los meses de Abril y Mayo -preferentemente al atardecer-; llevar un equipo para disfrutar de la lucha con el pez, una caña de acción (2,20 metros) de 15 a 30 libras, reel rotativo con nylon Nro. 40/50; anzuelos 80 ó 90.

Es importante la elección de la plomada: debe ser corrediza, de entre 10 y 40 gramos (dependiendo de las características del río y del viento), la carnada más rendidora es la morena. También puede usarse el cascarudo (siempre carnada viva).

Información adicional