El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El Acuerdo de Asunción del Cambay

- Elección del nuevo Comandante General

La ausencia de un Comandante General más los continuos roces entre misioneros y correntinos suscitados a raíz de la permanencia de tropas guaraníes en aquel territorio, un poco anarquizadas desde la desaparición de Andresito del escenario misionero, mueven al Protector de los Pueblos Libres a convocar a una reunión en Asunción del Cambay, en la que participa el gobernador de Corrientes, Juan Bautista Méndez, y los principales jefes guaraníes.

Artigas buscará encontrar una forma que armonice los intereses de ambas partes. Veamos lo que expresan los documentos que se refieren al “Acuerdo de Asunción del Cambay”:

Pampín en sus “Memorias” nos dice:

“El 28 (de Julio) llegó de regreso de la campaña el gobernador Méndez, con disposición del patriarca Artigas, poder conducir al pueblo de Cambay todas las tropas guaraníes que estuvieren en la provincia de Corrientes, y allí apersonarse Su Excelencia y nombrar un Comandante General en lugar del perdido Andrés...
“El 9 de Agosto y con el propio objeto que el gobernador, llega a Corrientes el Sargento Mayor don Francisco Javier Sití...
“En efecto, el gobernador con Sití, Juan Asencio Abiaró y 130 hombres, se puso en marcha el Lunes 16 de Agosto...
“Desde Misiones, y por orden del patriarca Artigas, caminaron para Cambay por San Miguel, Yaguareté Corá, los jefes guaraníes Sotelo, Urué y Mbaibé, con todas sus tropas y chusma, llevando veintitrés carretas y carretillas cargadas de efectos, equipajes y municiones, y catorce cañones de artillería, de los tomados en los pueblos portugueses y llevados a Corrientes...
“En virtud de disposición del mismo General, salieron para Cambay el 26 del propio mes (Septiembre), el resto de las tropas guaraníes que tenía Campbell en la Marina, igualmente que las demás partidas de esta costa que guarnecían algunos puntos de la provincia”(1).

(1) Archivo General de Corrientes, Fondo Mantilla, Legajo 16. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Artigas, desde su Cuartel General, informaba el 21 de Agosto de 1819 al gobernador Estanislao López y al Cabildo que marchaba a Cambay(2).

(2) Archivo General de Corrientes, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Llegado a ese destino, el 28 de Agosto volvía a dirigirse al Cabildo santafesino comunicándole, entre otras cosas:

“Dije a V. S. en mi Oficio del 21 marchaba a este destino donde estoy reuniendo y organizando las tropas de esta provincia que se hallan en varios puntos; la dirección de ellas será la que exija la mayor necesidad”(3).

(3) Archivo General de Santa Fe. Boletín 7/8 - 1975/76, p. 66. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Artigas, en su paso por Mandisoví, tiene oportunidad de apreciar el estado anárquico en que se encontraba dicha población; es por ello que con esa misma fecha había escrito al Comandante General de Entre Ríos, Francisco Ramírez:

“He visto prácticamente el resultado fatal de la neutralidad de Mandisoví, que no reconociendo autoridad de ninguna de las dos provincias limítrofes, su población, sus fuerzas y todo cuanto contiene, se halla en el mayor desorden; la única autoridad que se presenta es un Alcalde, a quien nadie obedece, porque seguramente falta la base principal de la autorización y reconocimiento de legítima dependencia; hoy, que afortunadamente me dirijo a Misiones, me parece muy remediable este mal...”(4).

(4) Archivo General de la Nación, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Sití, en su marcha a Asunción del Cambay, pasa por el Puerto de Goya de donde retira efectos y dinero para sus tropas el 1 de Septiembre de 1819, por un total de 238 pesos y 31/2 reales y, el 9 de Septiembre de 1819, la suma de 19 pesos, firmando los correspondientes recibos, demostrativo dichos actos de la escrupulosidad con que se manejaban los dineros públicos:

“Cuenta y razón de varios efectos y dinero que tengo, pido a beneficio de las tropas del señor Mayor y co-Jefe de las Fuerzas Libres Guaraníes, son los siguientes:
* 4 rollos de tabaco negro remitido a Saladas.
* 24 pesos en varios efectos y dinero.
* 17 chaquetas de paño hechas.
“Total: ps. 238, 31/2
“Puerto de Goya, 1 de Septiembre (fdo.) Leonardo Gaudy”
“Es verdad, he recibido de Don Leonardo Gaudy los efectos que arriba se expresan, a mi entera satisfacción, para el suministro de mis tropas, y para que esto conste, lo firmo en este Cuartel General del Puerto de Goya, 1 de Septiembre de 1819. Francisco Javier Sití”.

*******

“Recibí del Receptor de Alcabalas, ciudadano Juan Brest, diecinueve pesos de los fondos del Estado, que le pedí para el socorro de algunas necesidades de la tropa de mi mando, y para que éste le sirva de suficiente comprobante para el rinde de sus cuentas, le otorgo el presente recibo en este Puerto de Goya, a 9 de Septiembre de 1819. Francisco Javier Sití”(5).

(5) Archivo General de Corrientes. Expedientes Administrativos, Legajo 4. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 10 de Septiembre de 1819, Artigas, en comunicación a Ramírez también suministra información sobre Sotelo:

“Sr. Don Francisco Ramírez:
“De todo mi aprecio: quedo impuesto de la remisión que va usted a hacer de todos los soldados míos que andan por allí; entre ellos no debe incluirse Tomás; éste sólo debe quedar para que si quiere mire a quien lo merece.
“Dentro de breve pienso concluir por acá; van acabándose de reunir las fuerzas guaraníes; sólo Sotelo falta; éste me avisa estar bastante inmediato; aun el gobernador de Corrientes está acá; son fuerzas de bastante consideración y las he encontrado en la mejor aptitud, prontas a dirigirse a cualquier destino contra todo enemigo.
“Deseo a usted toda felicidad; Septiembre 10 de 1819. José Artigas.
“Al Sr. Comandante General de Entre Ríos, Don Francisco Ramírez”(6).

(6) Archivo General de la Nación, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

*******

Habiéndose producido roces con las partidas de guaraníes que dejara Sotelo en Ibiritingay, tenemos una carta sin firma, pero posiblemente haya sido Artigas quien la remitiera, dirigida al Cabildo de Corrientes el 16 de Septiembre desde Asunción del Miriñay que, entre otras cosas, dice:

“A fin de que no quedara la frontera del Paraná sin reparo, ordené al Comandante Sotelo para que me dejara unas partidas en el punto de Ibiritingay pero no con tanta autoridad; y así, para remediar estos males, ordeno al Comandante de Yaguareté Corá, Don Félix Aguirre, mande una compañía de vecinos a relevar esa partida, para que aquélla se retire a este punto a reunirse en su cuerpo”(7).

(7) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 1. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 21 de Septiembre de 1819, desde Asunción del Cambay, Artigas informaba al Cabildo correntino:

“He reunido los Jefes de esta provincia, y al Sr. gobernador-intendente de ésa; no olvidaré entre otras cosas, propender a que se retiren las fuerzas a los destinos respectivos de que dependen; los guaraníes que se hallen allí deberán venir a incorporarse a su ejército, y las de la dependencia de esa provincia que se hallen entre éstos, deberán partir al lugar que les corresponde”(8).

(8) Hernán Félix Gómez. “El general Artigas y los hombres de Corrientes” (1929), p. 206, Corrientes. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 22 de Septiembre de 1819 nuevamente Artigas oficiará a Ramírez, congratulándose de la situación de Misiones e informando del reconocimiento de Sotelo como Comandante General:

“Yo creo debo regresar en breve; los asuntos de esta provincia van transándose de mejor modo (del) que yo había creído: don Pantaleón Sotelo, que había sido segundo de don Andrés ha sido reconocido primero interinamente por la prisión de aquél; todos se hallan muy contentos, y estos anuncios redundan siempre en beneficio de la causa pública, y me he prometido grandes esperanzas, y no me parece será infructuoso mi viaje”(9).

(9) Archivo General de la Nación, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Podemos inferir por esta comunicación que, desde esa fecha, es don Pantaleón Sotelo reconocido como el nuevo Comandante General de Misiones.

El 24 de Septiembre de 1819, Méndez escribía al Cabildo, con órdenes para Campbell:

“Al señor Comandante de Marina ordeno con esta fecha entregue a sus padres y madres a todos los muchachos jóvenes correntinos que se hallen acuartelados en las casas viejas de Garay, que la perversidad de Mexías les arrebató a sus padres; y como son de diferentes partidos, se deberá preguntarles de qué partido sean y sus padres, y por este medio ordenará a los Comandantes de donde dependan vengan sus padres a buscarlos.
“A los guaranisitos restantes los incorporará con la tropa que Campbell tiene que despachar (a Misiones)”.

Más adelante, en el mismo Oficio, decía:

“He conseguido con este señor desprendernos de toditos los guaraníes, y al efecto se han expedido ya órdenes a todos los piquetes que se hallan repartidos en nuestra provincia que se reúnan a este punto; y por lo mismo ordeno al Capitán Comandante don Nicolás Mariano Prieto, salga con toda su división a ocupar el puesto de Ibiritingay”(10).

(10) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 10. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 25 de Septiembre de 1819, Artigas oficiaba al Cabildo correntino, desde Cambay:

“Los negocios de esta provincia que motivaron mi venida, han terminado con la mayor felicidad; he reconocido en ella por Comandante General Interino al que hacía de segundo, don Pantaleón Sotelo; creo haber cumplido por esta vez con los deberes que me impone la obligación en que me han constituido los pueblos, terminando sus diferencias y haciendo conocer a sus respectivos jefes los límites de su jurisdicción y los deberes a que todos y cada uno de por sí está reatado”(11).

(11) Hernán Félix Gómez. “El general Artigas y los hombres de Corrientes” (1929), pp. 206/207, Corrientes. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 5 de Octubre de 1819 Artigas, ya de regreso de Mandisoví, comunicaba a Ramírez:

“He hecho presente a las autoridades de la provincia de Misiones lo que usted me dice sobre el lindero de ambas jurisdicciones, y me contestan haber sido usurpado todo el espacio que corre desde Mocoretá hasta Yeroá, arroyo que dicen ha sido el lindero.
“No juzgo oportuno sigan estas pretensiones en circunstancias que a todos nos llama un objeto más interesante, a que tenemos por precisión que atender; en esta virtud he tomado el temperamento de nombrar un Alcalde de los Naturales, que gobierne a todos los de esta Nación que se hallan avecindados en el territorio de Mandisoví, sujeto a las autoridades de Misiones, y un Comandante Militar para los blancos, sujeto a usted; éste es el Capitán don Aniceto Gómez; yo no he encontrado por ahora otro arbitrio para contener por ahora estas disputas, que sólo podrán producir entorpecimientos.
“Si con respecto a ésto, u otras cosas, tuviese usted que representar alguna cosa, debe entenderse con el Cabildo de la provincia de Misiones, que reside en la Asunción del Miriñay; ésta es la autoridad reconocida por legítima en la provincia y a quien pertenecen los asuntos económicos de ella, así como los militares al Comandante General don Pantaleón Sotelo.
“Saludo a usted con todo mi afecto. Mandisoví, Octubre 5 de 1818. José Artigas.
“Al Sr. Comandante General de la Provincia de Entre Ríos, don Francisco Ramírez”(12).

(12) Archivo General de la Nación, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

******

Habiéndose suscitado un problema con la entrega de armas, el 7 de Octubre de 1819, Juan Bautista Méndez -desde Curuzú Cuatiá- escribía al Cabildo:

“... le he hecho ver (al Comandante de Marina) el Convenio que habíamos tenido con el Excmo. Señor Gral. y el Señor Comandante General Sotelo de entregarnos uno a otro nuestra gente en el estado en que se halle, los armados con sus armas y los que no, sin ellas.
“Es preciso que para evitar otros nuevos contrastes, usar de mucha política con los dependientes del Ejército Guaraní”(13).

(13) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 49, folio 181. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Como vemos, de acuerdo a la documentación transcripta el Acuerdo de Asunción de Cambay, celebrado en la segunda mitad del mes de Septiembre de 1819 entre los jefes guaraníes y el gobernador Méndez, bajo la dirección de Artigas, determinó como puntos importantes:

1.- El retiro de las fuerzas a los destinos respectivos de su dependencia.
2.- El reconocimiento como Comandante General interino (Andresito estaba preso) de la provincia de Misiones a Pantaleón Sotelo.
3.- Hacer conocer a los respectivos jefes los límites de sus jurisdicciones.
4.- Nuevo régimen institucional para la zona entre el Mocoretá y el Yeruá. Un Alcalde indio -dependiente de Misiones- y un Comandante Militar dependiente de Entre Ríos.

Otro punto específico pero no por ello menos importante fue la disolución de la compañía de niños formada por Mexías y la devolución de los mismos a sus padres.

La prolongada permanencia del caudillo oriental José Artigas en la entonces capital misionera, da la pauta de la importancia que revestía resolver los distintos problemas que se habían planteado, no sólo los internos de los misioneros sino también los de éstos con las provincias limítrofes de Corrientes y Entre Ríos.

Todas estas actividades eran, a su vez, observadas con atención por los portugueses. Es así que, el 24 de Octubre de 1819, desde São Borja, Francisco das Chagas Santos informaba al conde de Figueras:

“Ontem se apresentou aqui o Miliciano Guaraní da 3a.Companhia, Hilario Candiré; o qual diz ... despois de estar 3 meses na costa do Paraná, marcham todos con o seu Comandante Geral Sotelo para Cambay, onde con la gente que ali havia e as recrutas que chegaram, se ajuntaran 1.000; aos quais passara revista Artigas, distribuíndo muitas Espingardas novas aos Indios que as não tinham; por ele pretendía defender o seu lo. Rei Incar, e veigar a prisao de seu filho adotivo André Artigas...”(14).

(14) Archivo Histórico de Río Grande do Sul, Porto Alegre, Brasil. Lata 173, Maço 02, Documento 63. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

- Normalización de las Instituciones misioneras

Consecuencia inmediata de lo acordado en Cambay es la normalización de las Instituciones misioneras: el Cabildo, reconocido por autoridad legítima, y un Comandante General encargado de 1os asuntos militares.

Prueba de ello es que, cuando los embargados bienes de Juan Mexías Sánchez son enviados por el Cabildo correntino a Misiones, su Comandante, el 26 de Octubre de 1819, manifestará:

“He recibido el adjunto que V. S. me ha remitido perteneciente a los bienes de don Juan Mexías Sánchez; por lo que digo, enterado de todo lo que se me ha participado, doy cuenta al Exmo. Señor Protector, para que de este modo, cumpliendo con mi debido efecto, no haya disensión entre mi Individuo y Gobierno juntamente los (...) con los mismos que V. S. me dice los devuelvan.
“Dios guarde a V. S. ms. as. Campamento General Cambay, Octubre 26 de 1819. Pantaleón Sotelo.
“Al Muy Ilustre Cabildo de Corrientes”(15).

(15) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 49, folio 190. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

A su vez, Artigas, noticiado de ello, el 3 de Noviembre de 1819 escribía al Cabildo de Corrientes:

“Quedo enterado haber V. S. remitido al Ilustre Cabildo de la Provincia de Misiones, los papeles y bienes embargados a don Juan Mexías Sánchez...”(16).

(16) Hernán Félix Gómez. “El general Artigas y los hombres de Corrientes” (1929), p. 208, Corrientes. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El lugar de residencia de las autoridades militares era el Campamento y Capilla de Asunción del Miriñay, próxima e interrelacionada a Asunción del Cambay, que era la población que para ese entonces albergaba el mayor número de naturales.

En Asunción del Miriñay funcionaba también una Aduanilla. Se han encontrado guías para la conducción de cueros al Puerto de Goya, con firma de su Administrador y Receptor, Pedro Celestino Candi, permitiendo que salgan libremente por haberse satisfecho los derechos correspondientes a la extracción y guía. Llevan fechas:10 de Octubre y 14 de Diciembre de 1819(17).

(17) Archivo General de Corrientes, Expedientes Administrativos, Legajo 4. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

También vemos regularizarse las instituciones religiosas. El 4 de Noviembre de 1819, el Cura vicario de Guadalupe de Canelones, Padre Tomás Javier Gomensoro, Delegado Extraordinario en la Banda Oriental del Previsor Vicario Capitular, gobernador del Obispado de Buenos Aires en sede vacante, “instituía Comisionado Extraordinario de los pueblos de Misiones Guaraníticas al Cura de Yapeyú, R. P. Domingo Morales, a quien autorizaba a nombrar Tenientes Curas en toda la jurisdicción de Misiones, conforme le fuera indicado por el general Artigas”(18).

(18) Hernán Félix Gómez. “Yapeyú y San Martín” (1923), p. 73, Buenos Aires. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

- Límites con Corrientes: problema no resuelto

Pese a que Hernán F´lix Gómez y otros autores señalan que en el Acuerdo de Asunción del Cambay se determinó el Miriñay como límite Sur entre Corrientes y Misiones, no se ha podido encontrar -no obstante la búsqueda efectuada- documentación que lo avale. Al contrario, existe documentación posterior que indica que el diferendo no estaba solucionado y que tampoco se resolvió.

El 31 de Diciembre de 1819, Juan Bautista Méndez escribía desde Saladas al Cabildo correntino:

“Se me proporciona una conjetura de mucha importancia en el Pueblo de la Asunción del Cambay, nada menos que tratar con el enviado del Sr. Gral. sobre términos de diferencia entre esta Provincia y la de Misiones...”.

*******

“A V. S. es notorio que yo me hallo poco impuesto sobre estos asuntos, por lo que respecta a los tiempos anteriores al Sr. Belgrano, en esta virtud hágase un esfuerzo y registre el Archivo y déme una idea para saber las razones que me acompañarán, dar salida a lo que se me oponga”(19).

(19) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 49, folio 213. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 6 de Enero de 1820 avisaba al Cabildo:

“Queda en mi poder el testimonio que V. S. me ha mandado autorizado, con más la del Escribano también de esa Ilustre Corporación.
“En ella veo el ningún derecho que alegan los yapeyuanos; que aquella concesión provisional del año de Ochocientos, ha sido únicamente mirando aquel gobierno de Buenos Aires a respectos humanos de un tal Bermúdez que estuvo de Teniente Gobernador en Yapeyú, de lo que estoy bastante impuesto; luego vino el Sr. Belgrano, y cortó esta diferencia el año 10...”(20).

(20) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 58. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 15 de Enero de 1820, también desde Saladas, Méndez se dirigía al Cabildo:

“Queda ya en el lugar correspondiente el papel que me dirije para el debido lleno de nuestros deseos sobre las demarcaciones de nuestros límites, lo que espero tendrán buen éxito con mi llegada a aquel deseado pueblo”(21).

(21) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 64. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 22 de Marzo de 1820, personalmente ante el Cabildo, Méndez exponía:

“... que el motivo que lo había llevado a la presencia de dicho señor (Artigas), es la que no le ignora a esta corporación, cual es la de finalizar las diferencias que hay con esta Provincia y la de Misiones, por los terrenos de la otra banda del río Corriente; y habiéndose esta diligencia puesto en el tiempo más crítico que pueda acontecerse; la derrota del ejército oriental y la sublevación de la provincia de Montevideo contra el Excmo. Señor y otros más; han motivado por no haberse decidido; y sólo oficiado el sobredicho Sr. Gral. al Ilustre Cabildo de la provincia de Misiones, que no trate de incomodar a esta Provincia, dejándose éstas en sus posesiones sin adelantar un paso más, hasta tanto se tranquilicen los acontecimientos del tiempo presente”(22).

(22) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 35. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Como vemos, el problema de límites entre ambas provincias no se había solucionado.

Los yapeyuanos reclamaban el límite que les confirmara el virrey Gabriel de Avilés y del Fierro, marqués de Avilés, el 18 de Julio de 1800 y Corrientes se ajustaba a los límites establecidos por el laudo de Manuel Belgrano del 16 de Noviembre de 1810; y aunque se aceptara este último, de ninguna manera el Miriñay era la frontera Sur, máxime que la zona en que se encontraba Asunción del Cambay -perteneciente a Yapeyú y que nadie negaba como misionera y que hoy constituye el Departamento correntino de Monte Caseros- se encontraba en su margen inferior.

Recién a fines de 1821, cuando las provincias mesopotámicas recuperan su autonomía, luego del interregno que significa Francisco Ramírez y su República Entrerriana, el Congreso correntino, unilateralmente, el 29 de Diciembre sancionará la Ley Nro. 16 la cual -en su artículo 9no.- determina al Miriñay como frontera.

“La diligencia del territorio de la provincia de Corrientes al Este, tomando el arranque de la Tranquera de Loreto, girando al Sur, hasta dar con el origen del Miriñay, aprovechándose para esto los conocimientos que les suministrarán los instrumentos que a este respecto paran en el Registro Público”(23).

(23) Archivo General de Corrientes, Documentación Histórica Años 1821/1822, p. 118. Publicación Oficial, Corrientes, 1928. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Si bien es cierto que estos límites quedaron fijados en el Tratado del Cuadrilátero en su artículo 3ro.(24), al quedar excluida del territorio misionero la zona comprendida entre los afluentes del Santa Lucía y la parte oriental del Iberá -ocupada y poblada por sus naturales, concretamente los pueblos de San Miguel y Loreto- se producirán conflictos y controversias entre correntinos y misioneros; planteado por ambas partes este problema ante el gobernador de Santa Fe, Estanislao López, éste ya, el 1 de Mayo, escribirá al gobernador de Corrientes, Juan José Fernández Blanco:

“La estancia de San Miguel siempre se ha reconocido por de Misiones. Ella posee actualmente y aún antes de la libertad de su provincia, sus indígenas. Yo ignoro por qué Títulos haya pasado a esa jurisdicción...”(25).

(24) Archivo General de Corrientes, Documentación Histórica Años 1821/1822, p. 149. Publicación Oficial, Corrientes, 1928.
(25) Archivo General de Santa Fe. Papeles de Estanislao López, p. 132, Santa Fe, 1977. // Todo citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Tiempo después y teniendo a su vista todos los antecedentes, en un extenso Oficio, se pronunciará por los derechos misioneros en esa zona así como también sobre San Roquito

“En este compromiso de ideas es político decidirme por lo generoso y libre.
“Es conveniente dejarlos (a los misioneros) en el pleno goce de sus derechos como los de su provincia ha sido solícita la mía de protegerlos que permanezcan tranquilos en el punto que se hallan reunidos, al tiempo de solemnizar la paz”(26).

(26) Archivo General de Santa Fe. Papeles de Estanislao López, p. 148, Santa Fe, 1977. // Todo citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Recién en 1827, a solicitud de sus Cabildos, los pueblos de Loreto y San Miguel se incorporarán definitivamente a la provincia de Corrientes.

Información adicional