El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Güemes y la Guerra Gaucha

- Semblanza de Güemes

Después del fracaso de la tercera campaña al Alto Perú, el Norte argentino hubiera caído en poder de los realistas de no mediar la enérgica y eficaz acción defensiva de Martín Miguel de Güemes y sus gauchos salteños.

Amigo personal de los generales José de San Martín y Manuel Belgrano contuvo hasta su muerte las sucesivas embestidas del enemigo y a través de esta ardua y tesonera lucha colaboró en la magna empresa continental del Libertador(1).

(1) Martín Miguel de Güemes nació en Salta, en Febrero de 1785; descendiente de una acaudalada familia que le pudo brindar esmerada educación. A los catorce años ingresó como cadete en el regimiento “Fijo de Buenos Aires” -a sazón en esa provincia- y con ese Cuerpo se trasladó a la última ciudad donde luchó contra los ingleses en el transcurso de la primera invasión. Por esa época ingresó en el Colegio de San Carlos, donde estudió especialmente Matemáticas y Dibujo. Producida la revolución de Mayo, Güemes adhirió de inmediato a la causa de los porteños y marchó a Salta para incorporarse a su guarnición con el grado de Comandante General de milicias a fin de llevar a la práctica un plan defensivo contra el avance de los realistas. Siempre se mantuvo alerta en la frontera y prestó su concurso a las tropas de Balcarce y más tarde de Pueyrredón. Cuando en 1814 el general San Martín se hizo cargo del Ejército del Norte confió a Güemes la defensa de Salta, como Jefe de avanzadas. // Citado en “Historia Argentina”, de José Cosmelli Ibáñez. // Editorial Troquel, Buenos Aires.

Conocedor de todos los rincones de su tierra natal, hábil jinete, valiente hasta la temeridad, Güemes fue respetado y querido por sus hombres. Empleaba una táctica defensivo-ofensiva que se adaptaba perfectamente a las modalidades del terreno, sembrando con ella la confusión en las filas enemigas; concebía el plan en lo intrincado de un bosque o mientras descansaba en su campamento al lado de un fogón, generalmente la víspera del ataque.

Por medio de su cautivante personalidad inculcó a sus hombres el amor por la independencia y la libertad a través de la llamada “guerra de los gauchos”, palabras que simbolizaban el sentir de un pueblo insobornable, que jamás claudicaría.

- El fracaso de los realistas

Después del Combate de Puesto del Marqués, Güemes -disconforme con Rondeau- marchó de regreso a su provincia pero, al pasar por Jujuy, se apropió de armas pertenecientes al Ejército del Norte.

Llegado a Salta fue elegido gobernador (Mayo de 1815) y en esta forma inició su Gobierno personal.

Cuando Rondeau retrocedió -después de la derrota de Sipe-Sipe- dispuso separar a Güemes del mando pero, ante la actitud del pueblo con su caudillo, prefirió firmar con el último un Tratado de “paz y amistad eterna”.

Mientras tanto, Pezuela había sido designado virrey del Perú y lo reemplazó en el mando del ejército realista el brigadier José de La Serna. Este inició la invasión del Norte argentino y entró triunfante en Jujuy pero fue cercado por las guerrillas.

Destinó una compañía para la búsqueda de alimentos pero estos efectivos fueron derrotados por los gauchos en los campos de San Pedrito.

A pesar de la tenaz resistencia, La Serna emprendió a mediados de Abril la invasión de Salta y aunque llegó a ocupar la ciudad dispuso -debido a la gravedad de la situación- iniciar la retirada hacia el Norte; a mediados de Mayo, el ejército invasor había abandonado Jujuy.

En el lapso comprendido entre 1817 y 1821 los realistas no cejaron en su intento por avanzar a través del Norte del territorio argentino pero las sucesivas embestidas fracasaron ante el heroico comportamiento de los gauchos salteños.

En el transcurso de una última invasión, Güemes fue sorprendido por una patrulla enemiga y resultó herido de gravedad; murió a los pocos días (17 de Junio de 1821).

Información adicional