El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Sotelo y la última campaña a la Banda Oriental

- Las divisiones misioneras

La convocatoria que hizo José Artigas a los jefes guaraníes y al gobernador correntino en Asunción del Cambay no fue con el solo objeto de nombrar nuevo Comandante General para Misiones y solucionar los problemas entre esta provincia y la de Corrientes, sino que tenía también como fin la concentración en Cambay de todas las fuerzas guaraníes, ya que era intención de Artigas formar un nuevo ejército destinado a efectuar una nueva invasión a la Banda Oriental, a fin de tratar de desalojar a los portugueses. Para ello era preciso recurrir a sus siempre leales tropas guaraníes.

El 25 de Septiembre de 1819, desde Cambay, Artigas informaba al Cabildo de Corrientes:

“Yo marcho el martes inmediato a mi Cuartel General, donde la patria exige mi presencia, pues según las últimas comunicaciones los enemigos parece salían de Montevideo; es llegado ya el tiempo de obrar y no dudo harán los tiranos los últimos esfuerzos para conseguir sus intentos”(1).

(1) Hernán Félix Gómez. “El general Artigas y los hombres de Corrientes” (1929), p. 207, Corrientes. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 2 de Octubre de 1819 reiteraba desde Mandisoví:

“De regreso de la provincia de Misiones me hallo ya en este pueblo próximo a instalarme al Oriente, donde me llaman atenciones de la primera necesidad; éstas me han privado hacer más en beneficio de estas dos provincias; no obstante con lo que se ha hecho, creo haber contribuido bastante a la felicidad de una y otra...”(2).

(2) Hernán Félix Gómez. “El general Artigas y los hombres de Corrientes” (1929), p. 208, Corrientes. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

También desde Mandisoví, el l de Octubre de 1819 había oficiado al Comandante General de Entre Ríos:

“En virtud de lo que usted me dice, no podrán avenirse sus tropas con los indios, he dispuesto pasen las tropas de Misiones a la Banda Oriental, y a don Miguel Villanueva también he escrito, se venga con los guaycuruses que ha reunido en la Provincia de Corrientes a pasar a la otra banda del Uruguay”(3).

(3) Archivo General de la Nación, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

En Mandisoví, José Artigas se interesará por la salud de fray Tomás Félix Hernández, quien fuera Capellán de las fuerzas de Andresito en Corrientes:

“Señor don Ricardo López:
“De todo mi aprecio: el Padre Cura de este pueblo, fray Tomás Félix Hernández, me ha hablado a fin de hacerme interesar con usted por la venida del médico Bargas, por algunos días; yo he de estimar a usted lo haga venir, para que asista al referido cura de sus dolencias, que parecen grandes y no tiene en este lugar auxilio alguno de facultativo; la importancia del servicio deberá medirse por la gravedad del mal y la necesidad.
“Desea a usted toda felicidad su Apdo. Mandisoví, 12 de Octubre de 1819. José Artigas”(4).

(4) Archivo General de la Nación, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

La nueva campaña a ser emprendida se basaba en una guerra de recursos y en un ejército constituido, principalmente, por las siempre leales tropas misioneras guaraníes que, en número superior a los 1.600 efectivos, había concurrido a esta nueva convocatoria del Protector de los Pueblos Libres.

El 17 de Noviembre de 1819, desde su Cuartel General en Las Cañas, Artigas comunicaba al Comandante de provincia, Felipe Duarte:

“He resuelto marchar sobre el territorio portugués ... sobre mil seiscientos guaraníes que han venido, a más de los guaycurúes, aseguran su provincia de este modo ... les introducimos la guerra en su país y nos mantenemos de ellos mismos ...”(5).

(5) Museo Mitre. “Contribución Documental para la Historia del Río de la Plata” (1913), tomo V, p. 153, Buenos Aires. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

... el 18 a Francisco Ramírez:

“En breve empezarán a salir las divisiones. Ya se hallan reunidas las de Misiones, y espero que todas contribuyan a dar un día de gloria a la patria...”(6).

(6) Archivo General de la Nación, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

... y el 19 a Ricardo López Jordán: “Las divisiones de Misiones ya están reunidas. En breve pienso alistarlas y marchar sobre la frontera”(7).

(7) Archivo General de la Nación, Montevideo. Archivos Particulares, Caja 4, Carpeta 8. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Considerando haber reunido las fuerzas suficientes, finalmente el 24 de Noviembre de 1819, Artigas, en sendas comunicaciones a los Cabildos de Corrientes, Santa Fe y Francisco Ramírez, comunicará su salida para la frontera con todas sus divisiones(8). Entre ellas irán las misioneras al mando de su Comandante General, Pantaleón Sotelo.

(8) Hernán Félix Gómez. “El general Artigas y los hombres de Corrientes” (1929), p. 209, Corrientes. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 4 de Diciembre de 1819, desde su Cuartel General en marcha, José Artigas volvía a escribirle a Ramírez:

“Si los portugueses viniesen a Entre Ríos, ya oficié a don Ricardo para que el parque lo retire a Mandisoví. Ya oficié a las provincias de Misiones y Corrientes para que reúnan las fuerzas posibles y a la segunda orden, marchar en auxilio del Sr. Ricardo...
“El Sr. don Manuel Aldao me promete poner hasta mil guaycurúes en auxilio de este ejército. Se le han ofertado voluntariamente los indios y no estamos en tiempo de malograr su oferta. Con ellas se consigue que Santa Fe viva tranquilo y la patria será agradecida con que esos bravos se vayan adiestrando y animando en defensa de sus más sagrados deberes”(9).

(9) Hernán Félix Gómez. “El general Artigas y los hombres de Corrientes” (1929), p. 209, Corrientes. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Según un Informe de Francisco das Chagas Santos al conde de Figueras, fechado en São Borja el 24 de Octubre de 1819, el comandante Manuel Cayré ya se encontraba del otro lado del Uruguay con 290 hombres, los cuales habían sido reforzados con otros 200 más(10).

(10) Archivo Histórico de Río Grande do Sul, Porto Alegre, Brasil. Autoridades Militares, Lata 173, Maço 02, Documento 63. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El movimiento de las fuerzas artiguistas era constantemente observado por los portugueses. El 15 de Diciembre de 1819 Chagas informaba al conde de Figueras:

“Corre por aqui a noticia que uma grande partida de Insurgentes com Artigas na retaguarda, se encaminhavam para o Acampamento do Coronel Abreu... Eu tenho espiões do outro lado do Uruguai, e por ora nada mas sei...”(11).

(11) Archivo Histórico de Río Grande do Sul, Porto Alegre, Brasil. Autoridades Militares, Lata 173, Maço 02, Documento 69. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 20 de Diciembre de 1819 una nueva comunicación desde São Borja informaba que Abreu había sido derrotado por una columna de Artigas el día 13, entre las vertientes de Ibirapuitá y el Quaraim y que, según referencias, Mbaibé y Sotelo se encontraban con un abultado Cuerpo, esperando órdenes de Artigas para marchar sobre su frontera(12).

(12) Archivo Histórico de Río Grande do Sul, Porto Alegre, Brasil. Autoridades Militares, Lata 173, Maço 02, Documento 71. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Tras el significativo triunfo que obtiene sobre Abreu el Jefe de la Vanguardia de Artigas, Andrés Latorre, el 13 de Diciembre de 1819 en Santa María, sobre la frontera del Quaraim, sobrevendrá en Enero de 1820 la derrota de la Quebrada de Belarmino en la que, según Bauza “perdiéronse más de 400 hombres esa tarde, entre ellos los mejores oficiales de Misiones, como Ticureí, Lorenzo Artigas, Juan de Dios y otros”(13).

(13) Francisco Bauza. “Historia de la Dominación Española en el Uruguay” (1897), tomo III, p. 723, Montevideo. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

- Tacuarembó

El 22 de Enero de 1820 las fuerzas artiguistas comandadas por Andrés Latorre, quien tenía por segundos a Pantaleón Sotelo y a Manuel Cayré al frente de las divisiones misioneras, que constituían el grueso de la fuerza, son derrotadas en Tacuarembó por los portugueses, comandados por el conde de Figueras.

El Comandante General de Misiones, Pantaleón Sotelo, trató inútilmente de reorganizar las sorprendidas tropas guaraníes, siendo mortalmente herido mientras las arengaba. Andrés Latorre tuvo oportunidad de escapar y reunirse posteriormente con Artigas.

Gran parte de la responsabilidad de la triste jornada le cupo al propio Andrés Latorre:

“Don Andrés Latorre, valiente sin duda, era el jefe en quien tenía Artigas mayor confianza y el que perdió más batallas por su incapacidad sin límites...”(14).

(14) Museo Mitre. “Contribución Documental para la Historia del Río de la Plata” (1913), tomo V, p. 260, Buenos Aires. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El desastre de Tacuarembó más la posterior defección de las filas artiguistas de Fructuoso Rivera marca en cierta medida el principio del fin de la vida pública del caudillo oriental y Protector de los Pueblos Libres, José Artigas.

Para los misioneros, Tacuarembó significó un verdadero genocidio, no sólo de sus principales elementos combativos, oficiales y milicianos, sino también de la “chusma”, que siempre acompañaba a las tropas guaraníes, a más de la muerte de Pantaleón Sotelo, que dejaba a los misioneros nuevamente sin Comandante General.

Aunque exagerado, testimonio elocuente es el Parte oficial de la batalla, firmado por el conde de Figueras, que consignaba 800 muertos, 15 heridos y 490 prisioneros artigueños, y solamente un muerto y cinco heridos de las tropas portuguesas(15).

(15) “Revista del Instituto Histórico del Brasil” (1879), tomo 42, p. 81, Río de Janeiro. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Un año más tarde, el viajero francés Saint Hilaire consignará:

“...Taquarembó; cerca de quinhentos homens foram mortos e quatrocentos aprisionados. Os portugueses só perderám um homem... Quase todos miseros indios... Exceção feita dos que vi en Torres, os que foram aprisionados em Taquarembó se encontram todos aqui (Porto Alegre), onde são empregados em obras públicas...”(16).

(16) Auguste de Saint Hilaire. “Viagem ao Rio Grande do Sul” (1987), pp. 29/30. ERUS. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 3 de Febrero de 1820, desde Curuzú Cuatiá, Méndez informaba al Cabildo correntino:

“Por comunicaciones que he recibido del Sr. Gral., fecha 22 del que expira, sale cierta la derrota de la vanguardia comandada por el Sr. Sotelo, que en paz descanse, con otros oficiales cuyo número se ignora hasta la fecha, por estar el mismo Sr. Gral. a oscuras de la escena”(17).

(17) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 71. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Después de Tacuarembó Artigas abandona la Banda Oriental acompañado por Andrés Latorre, Gorgorio Aguiar, Pablo Castro, Juan Zapata, López Chico y una fuerza estimada en 400-500 hombres; cruza el Uruguay por última vez y se establece, primero en la zona de Mandisoví y, luego, en la costa de Abalos. A su vez, los misioneros, dispersos en pequeños grupos, volverán a concentrarse en Asunción del Cambay.

Mientras Artigas abandonaba derrotado la Banda Oriental, Francisco Ramírez triunfaba en Cepeda el 1 de Febrero de 1820, suscribiendo posteriormente el Tratado del Pilar, tratado en el cual, al eludir la prosecución de la lucha contra los portugueses e ignorar prácticamente a Misiones, Corrientes y la Banda Oriental, será justamente la causa del rompimiento entre los dos caudillos: Ramírez y Artigas.

- Homenaje a Sotelo

Al Comandante General Pantaleón Sotelo no sólo se le tributan solemnes exequias en Asunción del Cambay sino que es objeto de reconocido homenaje tributado por el Cabildo de Corrientes, tal como se desprende de la Resolución de esa Corporación, de fecha 15 de Febrero de 1820, que reza:

“Por cuanto el Sr. Coronel de Ejército, Ciudadano Juan Bautista Méndez, Gobernador Intendente de la Provincia, en su honorable del 10 del corriente, dirigida a esta Ilustre Municipalidad Gubernativa, entre otras cosas, le ordena y dice lo siguiente:
“Antes de ahora en su última comunicación se ha servido indagar la última resolución sobre la muerte del comandante general Sotelo, la que es demasiado cierta y muy sensible y cuyas exequias se han hecho en Cambay; se servirá Uds. hacer este obsequio, tanto al finado comandante, como a toda la oficialidad, celebrando una Misa solemne de honras con asistencia de todos los cuerpos, y para que se haga notorio, publíquelo por bando como es costumbre.
“Por tanto ordena y manda este Ilustre Cabildo Gobernador Interino se publique en forma ordinaria, convocando al pueblo a que asistan el día viernes 18 del corriente a la Misa de honras que se celebrará en la Santa Iglesia Matriz por nuestros finados hermanos quienes en defensa de nuestra y esforzándose hasta lo último, tuvieron la gloria de morir con honor en el campo de batalla.
“Dado en la Sala Capitular y Gobierno de Corrientes. Febrero 15 de 1820. José de Silva, Domingo Rodríguez Méndez, Juan Bautista López, Bartolomé de Quiroga, Juan José de Lagraña”(18).

(18) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 83. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

- El regreso de los misioneros

Los que no pudieron huir tratan de volver a su provincia misionera, desierta y sin recursos. ¿Cómo no han de regresar, con rabia y desazón? Tantan luchas, tantos reveses, la ruina de sus poblaciones, la muerte o prisión de sus hermanos...

El Oficio de Méndez al Cabildo correntino -enviado desde Curuzú Cuatiá el 12 de Febrero de 1820- es revelador de los momentos que se vivían y de la personalidad del gobernante de esa provincia:

“Hoy día de la fecha he recibido un Oficio del Sargento Mayor Sití, existente en su campamento de Cambay, que el Paso de la Merced se han avistado portugueses y que intentaban el pasaje como para invadir nuestros territorios.
“En este caso, mi primera determinación ha sido oficiar a las Comandancias para que reúnan sus vecinos y los mantengan reunidos hasta mi segunda orden; esta mi determinación la elevo a su consideración para que por su parte active esta mi orden.
“Yo, en el caso de no poder supeditarlos, intento retirarme a Goya, donde prevengo a los comandantes que me busquen para efectuar la reunión y de no encontrarme en aquél punto, deben seguirme a La Bajada.
“Al capitán Prieto dejo en el puesto que existe en Ibiritingay para el caso de invadir con efecto los enemigos hasta la ciudad, y salve los caudales por el río, para lo cual tendrá todo lo necesario pronto”(19).

(19) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 70. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 14 de Febrero ampliaba la información y trataba de enmendar sus temores manifestados en el Oficio anterior:

“Hoy día de la fecha he recibido una comunicación consoladora de nuestro Protector...
“En ella me dice que ninguno de los indios intentará el insulto que piensa, pues la noticia fraudulenta que nos dio Sití de los portugueses, venía solapada con el intento de trasladarse en la retirada a nuestra Provincia pero no dejó de ser conocida en el instante y con la respuesta descubierta su felonía y mucho más ahora que se halla nuestro general casi a la vista.

*******

“Cuando yo hice mi Circular, dada a los comandantes el 12 del corriente, no fue por temor de los portugueses que se de positivo no existen; sino porque conocí que Sití con los indios quería atropellarnos e invadirnos; y como aun todavía persisten, quiero que ustedes estén avisados para que no nos sorprendan y podamos abatirlos, aunque me presumo que muy breves son sus instantes por ser ante el General demasiado delincuentes”(20).

(20) Archivo General de Corrientes, Actas Capitulares, volumen 50, folio 80. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

No obstante estos Informes en los que el gobernador correntino Méndez trata de justificar su siempre vacilante actitud, existe documentación que da veracidad la información suministrada por el entonces Sargento Mayor Sití sobre la presencia de portugueses en la frontera y la posibilidad de una nueva invasión al territorio misionero; de ahí que se justificarían sus prevenciones.

El 18 de Enero de 1820, Francisco das Chagas Santos, desde São Borja, oficiaba al conde de Figueras:

“Eu pretendo logo que o tempo der lugar e houver ocasia mandar passar o Uruguai alguma tropa nosa ate Tres Cerros, ou mais adiante se V. Exca. nao mandar o contrario”(21).

(21) Archivo Histórico de Río Grande do Sul, Porto Alegre. Autoridades Militares, Lata 174, Maço 02, Documento 2. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

El 8 de Febrero de 1820 informaba:

“O Tenente de Milicias José Tixera de Almeida encarregado dos destacamentos do Rincão da Cruz, me participou en 5 do corrente, que passando oUruguai con uma Partida do seu desracamento atacará a Guarda dos Insurgentes no lugar do Povo da Cruz, onde morreran 11, ficando 8 prisioneros, e 9 chinas (que ontem aqui chegan): escaparam 2 e os que andavan de patrulhas, nao havendo da nossa parte alguma feridos”(22).

(22) Archivo Histórico de Río Grande do Sul, Porto Alegre. Autoridades Militares, Lata 174, Maço 02, Documento 2b. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Paralelamente a estas actividades, el Teniente de Marina, corsario Justo Yegros -que se había pasado a los portugueses- con su cañonera realizaba diversas excursiones de desembarco, entre ellas una el 20 de Febrero al pueblo de La Cruz donde fue rechazado y para su fortuna no le tomaron la barca.

Tiempo después pretendió estacionarse en la barra del Quareim donde a los cuatro días comienza a recibir fuego de artillería desde la costa, lo que lo obliga a retirarse(23).

(23) Archivo Histórico de Río Grande do Sul, Porto Alegre. Autoridades Militares, Lata 174, Maço 02, Documento 3. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”.

Para comprender esta permanente actividad de espionaje, atropellos y latrocinios desarrollada por los portugueses, se reproduce más abajo uno de los tantos Informes de Francisco das Chagas Santos al conde de Figueras, en este caso el del 22 de Mayo de 1820(24).

(24) Archivo Histórico de Río Grande do Sul, Porto Alegre. Autoridades Militares, Lata 174, Maço 02, Documento 6. // Citado por Jorge Francisco Machón. “Misiones después de Andresito (Apuntes Históricos)”. 

“Ilmo. Exmo. Senhor: Havendo eu ordenado ao Tenente de Guerrilhas Antonio Pinto da Silva, que patrulhasse com parte da sua guerrilha além do Uruguaí afim de agarrar alguem que nos desse notícias de Artigas, chegou aqui o dito Tenente a 3 do corrente mês com 36 prisioneiros, e 8 chinas, dos quais a 6 do presente mês remeti daqui para essa Capital 34, e 3 chinas escoltados pelo Tenente Fajardo acompanhado de 8 milicianos como consta da Lista junta por ele assinadas.
“O sobre dito Tenente Pinto nao encontrou até São Carlos mais do que um indio, que lhe deu noticias de haver gente na costa do Paraná, em Santo Ignacio, para onde adiantandose o mesmo Pinto com sua Partida, encontrou junto a uma Capela algunas mulheres, e 40 indios pouco mais ou menos; os quais atacaram imediatamente aos nossos com facões, e facas, e fugindo para o mato que estava perto, ficaram alguns mortos, e os mais prisioneiros com o seu Comandante que nao se renden se nao depois que se desenganan de nao poder escapar; mais adiante aprisionou 6 correntinos. Em retirada perto de Apostolos, se levantaram os indios prisioneiros, e o tal Comandante ao amanhecer do día 28 do mês passado; parem acudiendo os nossos as armas mataram um minuano, e os mais se entregaram.
“Entre os ditos prisioneiros veio um paraguaio por nome Tadêo Mulina que disse havia pouco tempo que tinba vindo de Caá-Caty, onde se havia publicado a noticia que José Artigas estava reunindo gente na Cidades de Correntes, e quantas embarcações haviam de todos os tamanhos no Passo de Gabral no Paraná, 24 léguas abaixo da dita cidade, e 6 acima do Porto de Goya, com o projeto de passarse com o resto da sua gente ao Chaco logo que fosse invadida a Provincia e Cidade de Correntes pelos portugueses, contra os quais ele tornaría sobre Correntes depois de sublevar os indios selvagens guaicurús, pois era o último recurso que le ficava a fim de libertar aquela Provincia do jugo portugués; que Joao Baptista Mendes, Gobernador de Correntes, andava reunindo gente por todos os Partidos de campanha de Correntes, e publicando igualmente uma Proclamaçaõ de Artigas em que manifestava o seu projeto e as vantagens que dele resultavan unindoselhe os habitantes voluntariamente, e nao a força como antes; que en consequência desta Proclamaçaõ se haviam reunido alguns menos cauto ao dito Governador, e os mais receosos ganhavam os bosques e palmares onde se escondiam; e que ele Mulina se ausentava de Caá-Caty para Corpus, nao so com o fim de conseguir alguna erva-mate, mas também por se livra de alguna violencia como a que lhe aconteceu con Andre Artigas, que lhe mandou dar cem assoites na Praça do Povo de São José em 1818, por nao se prestar ou comparecer na expediçao que atacou o nosso Passo de Santa Maria.
“Outro dos ditos prisioneiros por nome Silverio Guiyudiz: que vindo ele da Capela de São Miguel, ouvira ali dizer que em Correntes estavan reunindo gente para José Artigas, que se achava no Povo de São Roque 30 leguas distante da Cidades de Correntes, e que a gente correntina se achava escondida pelos matos por não irem a reuniaõ, e que em caminho encontrando ele Silverio na Tronqueira de Lorêto 3 correntinos lhe disseram estes: que os portugueses estavan para passarem aqueles territorios que em toda a campanha de Correntes, e principalmente sobre a costa do Paraná se cruzam muitas pequenas partidas de observaçaõ, e que ouvira dizer estarem para sair de Correntes duas Partidas para a costa do Uruguai a observar os movimentos dos portugueses.
“A 18 do corrente chegaram aqui 4 garruchos, 6 chinas e 8 crianças apanhados do outro lado por una partida da nossa Guarda de São Matheus, que passou o Uruguai a patrulhar.
“Vao inclusos os Mapas da Tropa pertenecentes aos meses de março e abril e juntamente o Mapa do Parque de Artilharia e mais generos existentes nos armazens desde Quartel até lo. do mes passado.
“Deus guarde a V. Exa. muitos anos. São Borja, 22 de maio de 1820. De V. Exa. Ilmo. e Excmo. Senhor Conde de Figueira.
“P. D.: A 27 do mês passado se apresentaram aqui quatro indios que dizem serem Lanceiros, desertados da Coluna do Exmo. Tenente General Curado; os quais depois de estarem alguns dias presos, os mandei soltar e agregar ao Regimiento Guarani.
“O mais obediente súdito. Francisco das Chagas Santos”.

Información adicional