El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El tributo de honor a Rosas

El nombramiento de Juan Benjamín Virasoro para el Gobierno de la provincia no fue lo suficientemente espontáneo. El elemento rosista que volviera a Corrientes -a raíz de las negociaciones de Alcaraz- sindicaba para ese cargo a Gregorio Araujo. Y fue cuando la influencia de Justo José de Urquiza pesó en la opinión, que el Congreso eligió a Virasoro.

Tenía el coronel Benjamín Virasoro méritos para ello. En 1843, a raíz de la invasión de Joaquín Madariaga, pasó a servir como Jefe superior en la división Correntina que organizó en Arroyo Grande el general Eugenio Garzón. Era, por lo demás, don Benjamín, un hombre culto.

El mandato del gobernador Juan Benjamín Virasoro tendrá dos períodos: 1847-1850 y 1850-1852.

En el primer período delegará el mando del P. E. en por lo menos seis oportunidades, que serán:

* del 24 de Marzo de 1848 al 1 de Mayo de 1848, en que delegará el ejercicio del P. E. en el teniente coronel Domingo Latorre. Virasoro se ausenta de la ciudad y visita la campaña con el objeto de organizar milicias.

Luego, varias veces el gobernador delegará el mando en el coronel Miguel Virasoro:

* del 5/6 de Septiembre de 1848 hasta una fecha no determinada, en que delegará el ejercicio del P. E. en su hermano, el coronel Miguel Virasoro. Benjamín se ausenta de la ciudad en prevención a una eventual invasión de opositores por la costa del río Uruguay(1).

(1) Citado por Antonio Zinny. “Historia de los Gobernadores de las Provincias Argentinas” (1987), Ed. Hyspamérica.

* El 2 de Enero de 1849 se hacía cargo del Gobierno el titular, Benjamín Virasoro, pues lo había delegado desde el 18 de Diciembre de 1848 en la persona del coronel Miguel Virasoro(2).

(2) Citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia.

* El 12 de Abril de 1849, reasumiéndolo el 18 de Junio de 1849. También lo delegó en el coronel Miguel Virasoro.

* Igualmente, el 27 de Agosto de 1849 hasta una fecha no determinada, en que delegará el ejercicio del P. E. en su hermano, el coronel Miguel Virasoro. Benjamín se ausenta de la ciudad para visitar Departamentos de campaña(3).

(3) Citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia.

* y una vez más en 1850, que volvió a salir con el mismo objeto anterior, quedando siempre de delegado su referido hermano(4).

(4) Citado por Antonio Zinny. “Historia de los Gobernadores de las Provincias Argentinas” (1987), Ed. Hyspamérica.

Sobre el general Benjamín Virasoro el historiador Mantilla nos ha dejado el siguiente juicio: “El general Virasoro pertenecía a familia de distinción; sirvió en las filas liberales como oficial valiente y pundonoroso desde Pago Largo hasta 1843.

“Tenía regular preparación, gozaba de algún prestigio militar, no le faltaban prudencia y templanza personales; pero cedió al empuje del sistema que lo elevó para gobernar al placer de su protector y al estilo de un benemérito federal”(5).

(5) Citado por Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo II, capítulo XIII: “Guerra contra la Tiranía de Rosas. 1846-1850”, parágrafo 218. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

Virasoro gobernó con mano férrea, sostenido por un Ejército de 7.482 efectivos y sobre su Gobierno dice Hernán F. Gómez:

“Con relación a la época, su Gobierno fue reconstructivo y progresista, salvo en los primeros meses, en que el encono lo llevó a cometer actos repudiables. Se intensificó el ceremonial rosista y se embargaron los bienes de algunos unitarios militantes”(6).

(6) Citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920), p. 117. Ed. por J. Lajouane & Cia. // Citado por Antonio Emilio Castello. “Historia Ilustrada de la provincia de Corrientes” (1999).

Formó parte de estos actos que debían satisfacer a Juan Manuel de Rosas, un tributo de honor.

El 28 de Diciembre de 1847 -un mes después de la batalla de Vences- el Congreso de Corrientes acordaba una espada de honor a Urquiza, con la siguiente inscripción(7): “Corrientes, agradecida, al héroe vencedor en Vences”.

(7) Antonio Zinny. “Historia de los Gobernadores de las Provincias Argentinas”, p. 579. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia.

El gobernador Virasoro se la mandó con su ayudante, Regalado Gómez, que llegó consecutivamente con Urquiza a Entre Ríos. Este había partido el día 23 de Diciembre de 1847, de su campamento de Abalos

El 1ro. de Enero de 1848 apareció “Corrientes Confederada”, periódico oficial “sin mérito alguno”, según Mantilla(8).

(8) Véase la obra del doctor Mantilla: “Bibliografía Periodística de la provincia de Corrientes”.

- El Ejército

En lo político hubo mano férrea de partidismo intolerante, de efectos reñidos con la equidad, la justicia y aún la humanidad; la sustentaba un Ejército de 11 coroneles, 45 jefes, 463 oficiales y 6.963 soldados distribuidos en todos los Departamentos de la provincia.

Estado General de la Fuerza efectiva y Armamento del Ejército correntino

Departamento Arma Coroneles Jefes Oficiales Soldados
Capital Artillería 7 86
Capital Infantería 2 58 998
Capital Caballería 1 20 277
 Goya Infantería  1
24
142 
 Goya Caballería  2 4  33 434 
 Caá Catí Infantería   1  29
 Caá Catí  Caballería  1 4 32  642 
 Bella Vista Infantería  2 59 
 Bella Vista Caballería 1 3 34 312 
 San Luis del P. Caballería 1 2 25 550
 Lomas Caballería 4 25 545
 Uruguay Caballería  1 2 20 350
 Curuzú Cuatiá Caballería  4 8 38 439
 Mercedes Caballería    3 14 253
Saladas  Caballería  22 250
 San Roque Caballería  2  25 259
Esquina  Caballería  1  3  12 250
Empedrado  Caballería  2  19 208
Mburucuyá  Caballería  1  25 310
Yaguareté Corá Caballería 1 8 115
Ensenadas Caballería 7 198
Itatí Caballería 1 9 143
San Miguel Caballería 1 3 114
    11 45 463 6.963

Resumen:

Arma Coroneles Jefes Oficiales Tropa
Artillería 7 86
Infantería 3 85 1.228
Caballería 11 42 371 5.649
Total 11 45 463 6.963


* En el Cuartel General y Estado Mayor:

Un general (el Gobernador y Capitán General de la provincia, coronel mayor); ocho jefes; treinta oficiales; y cinco de tropa.

* Armamento:

23 cañones (14 de hierro, 2 de bronce, 7 de cangran), de 1 a 18; 4 carronadas (de hierro), de a 12; 1 mortero (de bronce); 540 fusiles; 700 tercerolas; 800 sables; 3.000 lanzas; gran cantidad de balas; pólvora, plomo; salitre; etc.(*)

(*) Nota y dos Cuadros Demostrativos adjuntos, de Benjamín Virasoro a Rosas, de fecha: Mayo 23 de 1848 - en el Archivo General de la Nación.

Más tarde, en Enero 16 de 1849, Virasoro pidió permiso a Rosas, para comprar en Buenos Aires 300 fusiles, 300 tercerolas y 300 sables, por medio del apoderado de Pedro Igarzábal, Enrique Ochoa. Se le concedió(9).

(9) Citado por Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo II, capítulo XIII: “Guerra contra la Tiranía de Rosas. 1846-1850”, parágrafo 218. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

- El tributo de honor a Rosas

Las leyes y los decretos del primer año de la Administración de Virasoro proyectan más bien sombra que luz:

* El 8 de Enero de 1848, por un decreto signado por el odio y diferencias irreductibles, se había declarado traidores a la patria a los generales Joaquín y Juan Madariaga y al doctor Gregorio Valdés, decreto al que se sumó la nefasta disposición de Miguel Virasoro por la cual se desterró con destino al Brasil a la familia Madariaga, compuesta por la respetada anciana, ejemplo de conducta, doña Angeles Acosta de Madariaga, madre de los valientes soldados de Paso de los Libres; sus hijas Macedonia, María Antonia y Saturnina; don Mateo Azamor y sus hijas Beatriz, Mercedes y Carlina.

Aparentemente, con estas medidas, el gobernador Virasoro se apartaba del clima de temperancia que su inteligencia hacía prever para Corrientes, pero no era ésa la política ambicionada para su tierra.

* Otro de los actos de Gobierno tendientes a congraciar el nuevo régimen con el poder rosista fue la resolución de llamar al pueblo de la barra de Yatay -que Madariaga denominara Paso de los Libres- con el nombre de Restauración(10), prohibiendo a los 108 -que acompañaron al general Joaquín Madariaga en 1843- poblar en ese lugar y fijando un poste en el punto por donde pasaron aquéllos, con esta inscripción:

“En 1843, Joaquín Madariaga, caudillo de ladrones, traicionó a la patria y la hundió en todos los horrores de la anarquía”.

(10) De Abril de 1848. Antonio Abraham Zinny. “La Gaceta Mercantil de Buenos Aires. 1823-1852”, tomo III, p. 229. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia.

* El 20 de Diciembre de 1847, el Congreso General había decidido que el retrato de Juan Manuel de Rosas fuera colgado en un lugar prominente de la Sala de Sesiones -al lado derecho del asiento del presidente-. Dióse cumplimiento a esta Resolución legislativa el 9 de Julio de 1848. Mantilla relata de la siguiente forma la ceremonia:

“Antes de empezarse la función de la Iglesia, por indicación del Gobierno y consiguiente Acuerdo del Honorable Congreso Permanente, se colocó el retrato del Ilustre General Don Juan Manuel de Rosas en la Sala de Sesiones del H. C. G..
“Al efecto se reunió el H. C. G. y el Gobierno dispuso que el Cuerpo de Ejército forjase en línea de parada -desde la Casa de Gobierno, hasta la de Representantes-; que una comisión de ciudadanos militares, presidida por el señor Comandante General de Armas, condujese el retrato, el que fue escoltado por los señores jefes y oficiales, que hicieron la guardia de honor y, al pasar el retrato del ilustre encargado de las R. E. por frente de la línea, se dieron los siguientes vivas, por Orden del Gobierno, comunicada a todos los Cuerpos, en la Orden General del día:
“¡Viva el heroico, constante defensor de la independencia sudamericana, ilustre Brigadier General don Juan Manuel de Rosas! ¡Viva el fiel custodio del Pacto Fundamental de la Confederación Argentina!
“El presidente de la Sala (Gregorio Araujo), pronunció un discurso sobre los eminentes servicios que el general Rosas había prestado a la Confederación y la justicia con que el H. C. G. había procedido, al sancionar fuese colocado su retrato en la Sala de Sesiones.
“La Misa -en la Matriz- la celebró el delegado eclesiástico, fray Bernardo Díez, y el presbítero Angel Brid pronunció una elocuente oración del 9 de Julio, federal americana.
“Formó el Cuerpo de Ejército de la guarnición, de las tres armas, al mando del Comandante General de Armas, coronel Miguel Virasoro”(11).

(11) Citado por Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo II, capítulo XIII: “Guerra contra la Tiranía de Rosas. 1846-1850”, parágrafo 218. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

* El 20 de Septiembre de 1848 -desde San Roque- Benjamín Virasoro restableció el color punzó obligatorio para la población reacia a utilizar un atributo que simbolizaba momentos de dolor y humillación.

Se impuso -bajo severas penas - el uso del color rojo punzó, a hombres y mujeres, sin distinciones de ninguna clase y se proscribió el uso del azul, el celeste y el verde, completándose estas medidas de neto corte partidista con la quema de los documentos de los Gobiernos antirrosistas, llevada a cabo en 1848 durante una de las delegaciones del poder en Miguel Virasoro.

Mantilla levantó su protesta por este acto:

“En cambio, de los pequeños beneficios señalados, el Gobierno hizo auto de fe inquisitorial con todos los documentos emanados de las Administraciones liberales sucedidas desde el Pronunciamiento de Berón de Astrada. ¡Quemó los papeles para borrar la historia!”

Esta fue una de las barbaridades más grandes que se cometieron.

Antonio Zinny también hace referencia de este suceso pero, a diferencia de Mantilla, salva a Benjamín del hecho e imputa como responsable único de la barbarie a su hermano Miguel:

"En medio de las continuas amenazas antirrosistas y de conflictos con el Paraguay, Virasoro reanuda sus tareas administrativas con juicio sereno y criterio clarísimo. Basta la sinopsis de algunas de sus resoluciones para apreciar la obra criteriosa de este funcionario", para agregar:

"Bajo una de las delegaciones del poder, Miguel Virasoro mandó quemar todos los documentos (en 1849) emanados de los Gobiernos antirrosistas, acto que oscureció la historia y la documentación de la época. E. Quesada, en su libro sobre Corrientes, reproduce el cargo"(12).

(12) Citado por Antonio Abraham Zinny. “Historia de los Gobernadores de las Provincias Argentinas”, tomo I, p. 582. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia.

* Pero Benjamín Virasoro, el 23 de Julio de 1848, mientras suscribía el uso obligatorio de la divisa punzó, escribió a Urquiza solicitando la libertad de oficiales de la división Correntina prisioneros en Paraná:

“... si es de su aprobación que por medio de una Nota oficial para que sea publicada, solicite de Ud. la libertad de los oficiales que pertenecieron a la división Correntina y que después fueron prisioneros y conducidos a Paraná adonde se hallan; pues, sin embargo que no desconozco lo traidores y desconocidos que han sido a Ud., pero el clamor de sus derechos me tiene atormentado.
“Con lo que Ud. resolviere estaré completamente satisfecho, así es que no exijo sino lo que Ud. estime conveniente resolver...”(13).

(13) Benjamín Virasoro a Justo J. de Urquiza, Corrientes, 23 de Julio de 1848, en “La Gaceta Mercantil”. // Citado por Roberto Gustavo Pisarello Virasoro y Emilia Edda Menotti. “Los Virasoro en la Organización Nacional” (Septiembre de 1997). Ed. Talleres Gráficos Gráfica Integral, Buenos Aires.

"La terrible premisa vae victis (“¡Ay, de los vencidos!”); la implacable guerra a muerte cedería paso a la noble visión de la necesaria reconciliación de los hermanos, con una positiva acción de Gobierno", señala Emilia Edda Menotti al escribir sobre este período de la historia de Corrientes(14), haciendo referencia a los años próximos de la Organización Nacional.

(14) Citado por Roberto Gustavo Pisarello Virasoro y Emilia Edda Menotti. “Los Virasoro en la Organización Nacional” (Septiembre de 1997). Ed. Talleres Gráficos Gráfica Integral, Buenos Aires.

Información adicional