El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

CORRIENTES BUSCA ORGANIZAR EL PAIS

- Aislamiento provincial

Cuando el general José María Paz se dirige a las provincias, comunicando su exaltación al Gobierno de Córdoba y abriendo relaciones de buena armonía y amistad, también ofició(1) a la de Corrientes.

(1) El 2 de Noviembre de 1829. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez, integrante de la Academia Americana de la Historia, miembro correspondiente de la Junta de Historia y Numismática Americana, profesor de Historia, de la “Civilización e Historia Argentina” en el Colegio Nacional General San Martín. Corrientes, Imprenta del Estado (1929).

Fue esta comunicación casi simultánea con la que dirigiera el Gobierno de Buenos Aires, en idéntico sentido donde, a raíz del acuerdo entre directoriales y rosistas, se suceden en el Gobierno Juan José Viamonte y Juan Manuel de Rosas(2).

(2) Juan Manuel de Rosas ocupó el Gobierno el 8 de Diciembre de 1829. El 12 de Enero de 1830 se dirige a las provincias, con Circular, comunicando su voluntad de estrechar relaciones amistosas y fraternales. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Pedro Dionisio Cabral, gobernador de Corrientes, pasó estos Comunicados al Congreso Permanente, el que el 12 de Octubre de 1829 se felicita de las comunicaciones abiertas con Córdoba y Buenos Aires, autorizando al P. E. las cultivase.

La disolución de la Asamblea Nacional de Santa Fe y el arreglo de las cuestiones de Buenos Aires directamente entre Lavalle y Rosas, aun cuando en esa fecha funcionaba la Convención que había declarado anárquica el movimiento dirigido por el primero, sembraron entre las provincias argentinas preocupaciones y recelos.

Al aislamiento estadual, consecuencia de la Convención disuelta, sumóse la decepción de ver a los "federales" porteños convenir con Lavalle excluyentemente, cuando la guerra fue hecha por la Convención y revestida de todo su prestigio relativo.

Si a estas circunstancias agregamos los sucesos del Interior, donde Paz procuraba afirmarse, tendremos el cuadro de la vida argentina en los primeros días de 1830.

En Enero, el Gobierno de Buenos Aires puso en circulación un artículo publicado en la prensa de Francia, conforme al cual, el Viejo Mundo buscaba intervenir en el Nuevo para el cambio de sus formas políticas.

Veía en él una “nueva y poderosa razón” para que las provincias -en este caso Corrientes- contribuyeran a la paz, que permite “concentrar poderosos medios de resistencia a toda injerencia humillante de parte de un poder extranjero(3).

(3) Circular del 12 de Enero de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Tratábase, nada menos, que de las pretensiones de los autócratas europeos reunidos bajo los Pactos de cooperación de la “Santa Alianza”, propósito que debía suscitar en América la doctrina de James Monroe.

Corrientes inicia la vinculación por Pactos Interprovinciales, que tienden a la organización regional y, luego, nacional 

Seriamente se pensó en una obra constructiva. Los hombres de Corrientes, convencidos de que la tarea debía realizarse aprovechando de lo existente, vinculando a los Gobiernos provinciales por Pactos, que luego podrían hacerse generales a la región y, más tarde, comprender al país entero, prohijan la ley del 1 de Febrero de 1830.

El brigadier Pedro Ferré, en sus divulgada "Memoria", atribuye al general Rosas la sugerencia de este plan interesante, circunstancia que no vemos comprobada(4).

(4) Ferré no publica las cartas de Rosas a que alude, ni ocupaba entonces el Gobierno de Corrientes. Tampoco consta de los papeles “Sección Corrientes” del Archivo General de la Nación, que en el período de Rosas es abundante en borradores. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Por el contrario; el plan coincide con los puntos de vista que Corrientes enunció a Bustos, a raíz de la insurrección de Diciembre de 1828, sosteniendo la proyectada reunión de Gobiernos en San Luis o Río Cuarto(5) como fórmula que garantizaría una labor positiva y que, luego de Caseros, fue el medio usado para organizar la República.

(5) Véase el capítulo respectivo del libro "Historia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)", del doctor Hernán F. Gómez. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Se elige a Ferré negociador

La ley correntina autorizaba a su P. E. a mandar un enviado ante los Gobiernos de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, con facultades de celebrar Pactos de Amistad y Alianza, y compromisos de sostener las instrucciones y autoridades legítimas de cada una.

Recayó la designación de negociador en el brigadier Pedro Juan Ferré, apresurándose el P. E. a comunicarlo a los gobernadores del Litoral(6).

(6) Circular del 3 de Febrero de 1830, pasada por el P. E. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Por su parte, Córdoba no permanecía inactiva; ante la respuesta de Corrientes, conformada a la sanción(7) de su Congreso, designó su comisionado para convenir un Tratado de Paz, Comercio y Buena Inteligencia a Manuel de Isasa, el 11 de Noviembre de 1829 quien, poniéndose en marcha, llegó a Santa Fe, desde la que abre sus comunicaciones.

(7) Ley del 12 de Octubre de 1829. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Su lectura fija la profunda lealtad del negociador y la forma levantada con que encaraba el problema político(8).

(8) Nota del 12 de Enero de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Cuando este Memorial llegó a Corrientes, Ferré ya se había embarcado para Santa Fe, poniendo rápidamente mano a su comisión, la que contó -desde el primer momento- con todo el apoyo del gobernador Estanislao López(9).

(9) Carta de López al gobernador Pedro D. Cabral, del 4 de Febrero de 1830, felicitándose de la Misión Ferré. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

La compenetración de ideas entre éste y Ferré fue admirable; consta ella no tanto de la “Memoria” de este último, notoriamente incompleta en este asunto, cuanto de los documentos existentes en el Archivo General de la Provincia.

A través de los mismos vése la adhesión leal que en todo momento presta a Ferré el titular del Gobierno de Corrientes, Pedro Dionisio Cabral, no obstante comprenderse que todo redundaba en vestir a la persona del negociador de un prestigio que aseguraba su posterior preeminencia en la provincia.

Tratados Preliminares con Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires

López designó negociador a Pascual Echagüe, quien conviene con Ferré el 3 de Febrero de 1830 el llamado Tratado Preliminar de Santa Fe. Se estipulaba negociar un Pacto -entre las cuatro provincias litorales- de reciprocidad de intereses y una Convención sobre las siguientes bases:

* Liga ofensiva y defensiva, a la cual podrían adherirse las demás provincias que lo solicitaren, siempre que su voto, en cuanto a la forma de gobierno del país, fuese por la federal, o que habiéndose ya pronunciado por otro sistema diesen garantías de cambiar de política;

* reunión de la Convención en el punto designado por el voto de la mayoría de las provincias de la Liga;

* tomar parte en la mediación iniciada por Buenos Aires entre las provincias beligerantes del Interior; y

* encargar Corrientes, al Gobierno de Buenos Aires, de las relaciones exteriores, como lo había hecho Santa Fe.

El gobernador López ratificó el Tratado el mismo día, comunicándolo al de Corrientes, con la esperanza de que éste también lo aprobase(10).

(10) Oficio del 24 de Febrero de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

La reserva era explicable porque, debido a iniciativas de López, incluíase en él tanto la delegación de los negocios internacionales en Rosas como la mediación en el conflicto existente entre Córdoba y Quiroga, aspectos nuevos de la cuestión, que el comisionado Ferré comunicara a su Gobierno.

Este último enunciado -mediación entre los generales Paz y Quiroga- era importante. A raíz del conflicto armado, Buenos Aires había designado una comisión, procurando avenir a los contendores, que chocó con el escollo de la garantía necesaria a ese Pacto.

Quería Buenos Aires dar esa garantía siempre que mediara el consentimiento de las provincias interesadas (Córdoba y La Rioja) y que las provincias litorales -por un lado- y las del Interior, por otro, se asociasen a la misma. Entendía forjar con ello como “un nuevo Pacto de asociación nacional, útil, necesario y decoroso para todos”(11).

(11) Los documentos se publicaron en el libro "Historia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)", de Hernán F. Gómez; Nota de Buenos Aires a la Comisión mediadora, copia que Ferré envió de Santa Fe, tomada de la existente en poder de López. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Esto era dar largas al asunto -vinculando al conflicto armado, próximo a hacer nueva crisis, una cuestión compleja y difícil de lograrse a breve plazo- como si Rosas quisiera que, con tiempo, las armas del general Paz concluyeran con Quiroga quien, vuelto a su provincia después de La Tablada, preparaba una nueva incursión.

Firmado el Pacto Corrientes-Santa Fe, de Febrero de 1830, el general Estanislao López se apresura a comunicar a Quiroga, se felicitaba de la coincidencia de sus principios políticos, avisando que a la Comisión mediadora designada por Buenos Aires se agregarían diputados de Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe(12).

(12) Nota del 24 de Febrero de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

La iniciativa no pudo realizarse; el 25 de Febrero de 1830, Paz vence nuevamente a Quiroga en Oncativo, quien se dirige hacia Buenos Aires en busca de recursos mientras el gobernador de Córdoba reparte sus jefes militares entre los Gobiernos de las otras provincias del Interior.

Cuando el Tratado con Santa Fe llega a Corrientes, su P. E. lo pasa al Congreso, quien da la Ley del 4 de Marzo de 1830, autorizando su ratificación.

Gestiones de los gobernadores del Litoral ante la provincia de Córdoba

Ferré no permanecía inactivo; se había comunicado con Juan León Solá, gobernador de Entre Ríos quien, ausente de Paraná, avisa bajará a conferenciar(13) sobre el asunto pero, fuese el convencimiento de que el gobernante entrerriano prestaría su consentimiento, recién después que lograra entenderse con el general Rosas, o dificultades encontradas de primera intención, es lo cierto que el comisionado de Corrientes se embarca para Buenos Aires.

(13) Oficio del 20 de Febrero de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Las dificultades aludidas las enunció Solá en sus comunicaciones(14); consistían en la no mención, en el proyecto de tratado, de la Convención de Santa Fe, respecto de la cual ni se enunciaba su existencia ni su disolución, Asamblea que, como hemos visto, figuraba como en receso, por haber los diputados vuelto a sus provincias por un término de cuatro meses, vencido con exceso a esa fecha.

(14) Oficio del 27 de Febrero de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Cuando el comisionado Ferré llegó a Buenos Aires, el Gobierno de esta provincia ya había significado a la de Corrientes su conformidad con el plan a ajustarse(15).

(15) Oficio del 15 de Marzo de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Designado el ministro de Gobierno y Relaciones Exteriores, Tomás Manuel de Anchorena, con carácter de negociador, conclúyese el Tratado con fecha 23 de Marzo de 1830, que Rosas ratifica el mismo día.

Su texto era equivalente al suscripto con Santa Fe, sin más omisión que el artículo sobre envío de diputados a mediar en el conflicto entre Paz y Quiroga, resuelto de hecho en Oncativo.

No obstante no se abandonaba este asunto. Las iniciativas y victorias del gobernador de Córdoba, general Paz, sobre su contendor, y las de sus jefes subalternos, en las provincias vecinas, estaban formando en el centro del país un poder militar poderoso cuya definición unitaria constituía un peligro para las provincias de filiación federal.

El gobernador Rosas convino realizar en San Nicolás, de la provincia de Buenos Aires, una reunión de los Gobiernos litorales para considerar el asunto, y a este efecto se dirigió a ese punto, acompañado de Ferré, comisionado de Corrientes, y donde debían encontrar a los gobernadores de Santa Fe y Entre Ríos. Ferré actuaba con el consentimiento de su provincia(16).

(16) El 24 de Marzo de 1830 el P. E. de Corrientes solicitó y obtuvo del Congreso la adhesión a la Comisión mediadora dispuesta por Buenos Aires para llevar la paz a las provincias del Interior. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Ferré por Corrientes, Rosas por Buenos Aires y López por Santa Fe y Entre Ríos, celebraron en San Nicolás, en Abril de 1830, la reunión convenida para deliberar sobre la acción política de las provincias litorales.

Se resolvió que cada Gobierno designase un representante, quienes debían -reunidos en Santa Fe- celebrar el Tratado definitivo y que a nombre de los cuatro gobernantes litorales se oficiase al general Paz, pidiéndole explicaciones sobre su conducta política y haciéndole cargos que buscaban que éste disolviese el ejército que tenía reunido.

Rosas, gobernador de Buenos Aires, buscó se votase la guerra contra Córdoba, pero no pudo obtenerla de la energía con que Ferré y López defendieron sus puntos de vista(17).

(17) "Memorias del Brigadier General Pedro Ferré", p. 51. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

El Oficio para Paz fue redactado por Pascual Echagüe y Domingo de Oro y, luego de firmado, remitido por intermedio de este último. La Nota en que se lo acreditaba representante(18), como el texto del documento que suscribían los Gobiernos litorales, ofrecen un tono severo, dentro de las protestas lógicas de sentimientos patrióticos.

(18) Del 12 de Abril de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Reclamábase “garantías para deponer los justos recelos y la inquietud” producidos por “sentimientos disconformes y otros incidentes”. Paz contestó reivindicando para la provincia de su mando, medir la necesidad y el límite de su poder militar(19), y escribió al general López protestando de sus deseos de paz y conducta respetuosa para con los Gobiernos provinciales(20).

(19) Nota del 14 de Mayo de 1830.
(20) Oficio del 15 de Mayo de 1830. // Todo extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Concluida la reunión de San Nicolás, Ferré se dirige hacia Santa Fe acompañado del gobernador López, de cuyo punto envía a Corrientes el Tratado Preliminar concluido en Buenos Aires(21).

(21) Oficio del 17 de Abril de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Puesto a consideración del Congreso de Corrientes, dáse la Ley del 28 de Abril de 1830, facultando al P. E. para su ratificación, lo que éste efectúa.

Reabierto el negociado con Entre Ríos, ésta acredita como diputado al coronel Pedro Barrenechea(22), con quien Ferré concluye, el 3 de Mayo, el Tratado Preliminar que faltaba para preparar la Liga del Litoral, de un texto equivalente a los convenidos con Santa Fe y Buenos Aires.

(22) Oficio del 1 de Mayo de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Remitido a Corrientes y pasado a su Congreso, díctase la Ley facultando al P. E. para su ratificación(23).

(23) Ley del 14 de Mayo de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Cuando el enviado del Gobierno de Córdoba, Isasa, abrió con el de Corrientes su correspondencia, desde Santa Fe(24), el gobernador Cabral le significó autorizaba a Ferré para entender y concluir los Tratados de Amistad y Comercio entre ambas provincias.

(24) En Enero de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

La resolución era espontánea, inspirada en sentimientos patrióticos, que no consultaba la situación creada con la adhesión de Corrientes a los reclamos articulados contra Córdoba en la reunión de San Nicolás.

Isasa comunicó a Ferré la respuesta del Gobierno correntino, invitándolo fijase lugar y tiempo para tratar ese asunto(25), pero como en ese entonces el enviado de Corrientes se encontrara en Buenos Aires, pudo solicitar instrucciones y objetar la iniciativa(26).

(25) Oficio del 3 de Marzo de 1830.
(26) Oficio del 13 de Marzo de 1830. // Todo extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Vuelto a Santa Fe, después de la reunión de San Nicolás, excusó ante Isasa abrir el negociado, exponiendo las razones de hecho que se oponían a un acuerdo directo, cuando se había adherido a una gestión colectiva de los Gobiernos litorales(27).

(27) Oficio del 17 de Abril de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Isasa coincidió con este punto de vista y, poco tiempo después, volvió a Córdoba, dando por concluido su negociado(28).

(28) Oficios del 18 de Abril y 26 de Junio de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Su actitud era lógica. El general Paz había contestado el documento de los Gobiernos litorales(29), haciendo un verdadero alegato, que el gobernador de Santa Fe entendió debía contestarse en forma colectiva(30), sin perjuicio de haberle anticipado -por su parte- sus puntos de vista, en forma particular(31), abundando en la necesidad de garantías que diesen al país la sensación de tranquilidad necesaria.

(29) El 14 de Mayo.
(30) Oficio a Corrientes, del 29 de Mayo de 1830.
(31) Oficio del 27 de Mayo de 1830. // Todo extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

- Organización de la Liga del Interior. Sus tentativas para atraer a Corrientes

Como Ferré, cansado de esperar que el Gobierno de Buenos Aires designase su diputado para finiquitar la Liga del Litoral, hubiese abandonado Santa Fe, retornando a Corrientes, el gobernador Cabral dispuso, desde el Cuartel General de Curuzú Cuatiá, donde se encontraba, que volviese a la capital santafesina para contestar los Oficios de Córdoba(32).

(32) Oficio del 7 de Junio de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Paz no permanecía inactivo. Después de dominar las provincias vecinas, organizando en ellas Gobiernos afectos, celebró el 5 de Julio de 1830, en Córdoba, un Tratado entre esta provincia y las de San Luis, Mendoza, La Rioja y Catamarca -a las que se adhieren después Tucumán, Santiago del Estero, Salta y San Juan- y por el que se establecía

* una Alianza ofensiva y defensiva;

* el auxilio mutuo en caso de ataque;

* el arreglo amistoso de sus cuestiones;

* el deseo de organizar la República y darle una Constitución;

* la no adopción previa de sistemas políticos, etc.

Poco tiempo después, agentes diplomáticos de Córdoba, Mendoza, San Luis, San Juan, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y La Rioja -reunidos en la misma ciudad- creaban un “Supremo Poder Militar Provisorio”, designaban para desempeñarlo al general José María Paz y organizaban un Tesoro, formado por contribuciones de cada provincia(33).

(33) El 31 de Agosto de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Estas iniciativas, que doblaban la de Corrientes, enfrentaban, a la Liga de las provincias litorales, la Liga de las provincias del Interior.

Sin embargo, de intensificar su preparación militar, el Interior no desdeñó la acción política. Sus agentes reunidos en Córdoba proponen al Gobierno de Corrientes entrar en arreglos políticos, y luego le envían copia del Tratado que les une, incitándola a adherirse(34).

(34) Oficios del 13 de Noviembre y 21 de Octubre de 1830. // Extraído del libro “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)”, del doctor Hernán Félix Gómez.

Esta organización política de las provincias del Interior fue lograda más rápidamente que la del Litoral a pesar de constituir, en realidad, una imitación de los procedimientos políticos accionados por Corrientes, la provincia iniciadora.

Por ese mismo apresuramiento fue -en cierto modo- una obra artificial, que la prisión de Paz, el caudillo de pelea, debía arrastrar a tierra.

Intertanto, la obra del Litoral va a ser sólida; salido el país de la tiranía, el Pacto litoral debía ser la clave para la organización de la República.

Información adicional