El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Organización de los Poderes públicos

Además de constituyente, el Congreso tenía la misión de nombrar el personal de los Poderes Públicos que organizase y también determinar la actitud de la provincia en la política general del país.

Llenó juiciosamente tan delicados deberes. Confió a lo más granado de la ciudad los puestos del Gobierno, de la Magistratura y del Cabildo(1), de suerte que los negocios públicos, la Administración de Justicia y la vida comunal quedaron bajo la doble garantía de las instituciones establecidas y de la honorabilidad y competencia de los funcionarios y magistrados.

(1) Gobernador de la Provincia, por tres años, a contar desde el 7 de Diciembre de 1821, Juan José Fernandez Blanco.
Ministro Tesorero de Estado: Manuel F. Mantilla y los Ríos.
Administrador de Correos: Miguel Ferragut.
Alcalde de primer voto: José Vicente García de Cossio.
Alcalde de segundo voto: Pedro Ferré.
Alcalde de Hermandad en la provincia: Juan Ignacio Acosta.
Alguacil Mayor: Juan Felipe Gramajo.
// Citado por Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo I, capítulo VII: “Organización Provincial. 1821-1830”, parágrafo 122. Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

Eso completó la obra iniciada por el movimiento insurgente de Octubre de 1821, punto de inflexión que marcó un profundo cambio que implicó el logro de la autonomía de la provincia -luego de la dominación sucesiva de Buenos Aires, Artigas y Ramírez- al ser satisfechas las aspiraciones públicas a una vida regular y republicana, siendo paralelamente el comienzo de importantes mudanzas en el escenario político y económico del Río de la Plata.

En el orden de los intereses generales del país, el Congreso proclamó la necesidad urgente de restablecer la unidad nacional, para asegurar en toda la República los beneficios de la independencia conquistada.

A este fin, nombró al doctor Juan Nepomuceno de Goytía -presbítero- y al sargento mayor Nicolás Ramón de Atienza, representantes de la provincia, encargados de negociar con los Gobiernos de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires los pactos o tratados más conducentes a la reorganización del Gobierno Nacional o, a lo menos, al mantenimiento de la paz, armonía y acción conjunta de las cuatro provincias, con aquél noble propósito.

En viaje para su destino, Atienza será asesinado por indios abipones, que atacaron el pueblo de Santa Lucía la noche que paró en él.

- Restablecimiento del Cabildo. Los nuevos regidores

Jurado el Reglamento en la Ciudad de Corrientes, en la que restablecía el Cabildo como hemos dicho, procedió el Congreso a elegir a sus primeros miembros, realizando dicho Cuerpo -su primera reunión capitular- el 24 de Diciembre de 1821.

Fueron nombrados:

* Alcalde de primer voto, José Vicente García de Cossio;

* Alcalde de segundo voto, Pedro Ferré; y

* Regidores: J. Ignacio Domingo Cabral, J. V. Gelabert y José G. de Goitia; Alcalde de la Santa Hermandad se designó a J. Ignacio Acosta(2).

(2) Al reorganizar el Cabildo, el Congreso nombró Regidor Alguacil a Juan Felipe Gramajo, quien renunció por ser Teniente y Capitán interino del primer Cuerpo de Cívicos. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), capítulo XXIII: “Organización Política de Corrientes”. Edición del Estado, Corrientes.

Información adicional