El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La provincia Cisplatina. Relaciones con el Brasil

Al no aceptar las condiciones impuestas por Buenos Aires, los orientales continuaron sin ayuda la desfavorable campaña contra los portugueses.

A comienzos de 1817, tropas invasoras cruzaron el río Cuareim y el 3 de Enero Abreu -lugarteniente de Curado- derrotó a José Gervasio Artigas en el arroyo Catalán.

provincia cisplatina

La columna -a las órdenes de Lecor- prosiguió su avance y el 20 de Enero de 1820 entraba en Montevideo sin mayor dificultad.

Artigas prosiguió la lucha contra los invasores, hasta que el 14 de Enero de 1820 fue vencido en Tacuarembó y debió trasladarse a la provincia de Entre Ríos. La guerra había terminado con el triunfo de los portugueses.

Para otorgar a la ocupación apariencias de legalidad, los vencedores reunieron el 18 de Julio de 1821, un Congreso Cisplatino, cuyos integrantes se pronunciaron en favor de la anexión con los invasores.

En consecuencia, la Banda Oriental pasó a depender del Reino Unido de Portugal, con el nombre de Estado Cisplatino o Provincia Cisplatina.

- Relaciones con el Brasil

A imitación de lo ocurrido en España, los liberales portugueses hicieron un pronunciamiento en la Ciudad de Oporto (Agosto de 1820). El movimiento repercutió en el Brasil y el rey Juan VI decidió regresar a Lisboa.

Esta actitud hizo pensar en el abandono de la Banda Oriental por las fuerzas ocupantes, pero el monarca portugués envió a Buenos Aires a su representante Manuel de Figueiredo, a la vez que comunicó sus deseos de reunir un Congreso en Montevideo para resolver si la Banda Oriental se incorporaba al Brasil o se declaraba independiente.

Juan VI regresó a su patria en Abril de 1821 y, poco después, el general Lecor reunió el mencionado Congreso -pero con elementos que le eran adictos- y entonces los diputados proclamaron la anexión de la Banda Oriental al Brasil con el nombre de Provincia Cisplatina.

El príncipe Pedro -hijo y sucesor de Juan VI- encabezó en el Brasil el partido patriota, y el 7 de Septiembre de 1822(1) proclamó la independencia de ese territorio y su separación absoluta de Portugal; luego, fue coronado con el título de Emperador.

(1) Ese día, a orillas del río Ipiranga, Pedro I rompió -en presencia de sus consejeros- los decretos y órdenes portuguesas- y proclamó la independencia del Brasil. Este gesto lo recuerda la historia con el nombre de “Grito de Ipiranga”.

Ante el curso de los sucesos, Bernardino Rivadavia planteó al Brasil la restitución de la Banda Oriental y en Agosto de 1823 enviará a Río de Janeiro a José Valentín Gómez y Esteban de Luca.

El emperador Pedro I se negó a devolver el territorio oriental. Desde ese momento, no quedará otra solución que la guerra.

Información adicional