El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Fundación de un pueblo en Paso de Higos

Una preocupación constante de las autoridades fue el fortalecimiento de la frontera oriental de la provincia, para contener a los díscolos y anárquicos habitantes de Misiones y a los indígenas que, Fructuoso Rivera, asentó en la Banda Oriental, sobre la costa del río Uruguay.

El gobernador Pedro Dionisio Cabral se hizo eco del deseo de los habitantes de Curuzú Cuatiá de fundar un pueblo en Paso de Higos, que vendría a ser el núcleo de resistencia a los anarquistas de Misiones y los poblados indígenas que Fructuoso Rivera fundara en la Banda Oriental.

El 16 de Enero de 1829, el Comandante Militar de Curuzú Cuatiá avisa el establecimiento de un pueblo frente a Paso de Higos (Caseros):

Curuzú Cuatiá, Enero 16 de 1829

Exmo. Señor Gobernador y Capitán General.
El Ejército del Norte enfrente del Paso de Higos -según me aseguran- trata de poblar un pueblo en dicho destino y si esto se llegase a verificar, es de necesidad conservar en aquel punto de esta banda una Guardia, para evitar varios desórdenes que puedan ocasionar los habitantes de aquel destino; yo, sin consultar con V. E., precaviendo esto mismo, he destacado una partida con un oficial en dicho Paso, con orden de correr la costa y privar que algunos habitantes de ésta pasen clandestinamente con caballadas a la Banda Oriental pues, con motivo de que en dicho Ejército están con estimación, muy bien pueden dedicarse ocultamente a vender caballos.
Me aseguran que el general Rivera ha marchado con parte de su Ejército a Montevideo, dejando con el resto al hermano -Dn. Bernabé- todo lo que pongo al conocimiento de V. E. para su inteligencia(1).

Manuel A. Ledesma

(1) Comunicado del Comandante Militar de Curuzú Cuatiá sobre el asunto. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo X. Edición del Estado.

Ocho meses después, en el Mensaje del P. E. del 18 de Septiembre de 1829 también se trata el tema, posesionándose el Congreso de tal utilidad y autorizando ese establecimiento:

Sala de Sesiones, en Corrientes, Octubre 5 de 1829

Exmo. Señor Gobernador y Capitán General de la provincia.
La Honorable Sala de Representantes ha tenido en consideración la Nota de S. E. de 18 de Septiembre último, a que acompaña el oficio del Comandante de Curuzú Cuatiá, Dn. Manuel A. Ledesma, por el que viene suplicando se permita formalizar una población en el punto de Paso de Higos.
La Sala, persuadida de las razones de conveniencia y las calculables ventajas que resultan a la provincia, de realizarse aquel pensamiento no ha tenido dificultad de deferir a tan interesante proyecto y aprobarlo, como de hecho lo aprueba, deseando que a la mayor brevedad se ponga manos de principio a la deseada población, debiendo S. E. estar a la mira para protegerla con todos los útiles que sean precisos para el objeto(2).

Dr. Juan F. Cabral - Presidente
Presb. Manuel A. Maciel - Secretario interino

(2) Ley del 5 de Octubre de 1829. El Congreso de Corrientes autoriza la fundación de Paso de Higos y faculta al Comandante Militar de Curuzú Cuatiá, Manuel A. Ledesma, a formar dicha población de Paso de Higos -hoy Monte Caseros-. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo X. Edición del Estado.

- Bella Vista, un ejemplo a imitar

Indudablemente, la medida tenía en su favor el éxito de Bella Vista, poblado establecido en 1825, que rápidamente acrece en importancia. La ley creando Bella Vista no indicó límites, ejidos, etc., por eso el gobernador Cabral -el 14 de Octubre de 1829- pidió al Congreso se los indicara.

Bella Vista se hizo sede de la Parroquia de la zona, en forma que el P. E. -el 2 de Mayo de 1829- hubo de ordenar al Cura fuera varias veces al año a confesar, bautizar y doctrinar a los pobladores de Santa Lucía.

Fundada sobre un régimen agrario, que disciplinó a la población y la aumentó, fue ejemplo para el estímulo de las faenas rurales en que el P. E. se empeña, disponiendo, por ejemplo, la distribución gratis de semillas a los labradores de toda la provincia, encargando de ello a los Jueces Comisionados(3).

(3) 20 de Octubre de 1829. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo X. Edición del Estado.

Lo más curioso es que al llevarse como Patrona de Bella Vista a la Virgen de Caá Caraí, fueron tras la Imagen sus devotos indígenas -en buena parte músicos- para las ceremonias del culto.

Porque su número era suficiente, los vecindarios cercanos se disputaban la contratación de los restantes, obligando al Gobierno a disponer que, después de dejarse los necesarios para la Parroquia, se permitiera fuesen contratados los demás por mitades para las fiestas de Semana Santa en Goya y Santa Lucía...

Información adicional