El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Corrientes nombra diputado a Santa Fe y da Instrucciones

- Corrientes desiste del proyecto cordobés

El deterioro del régimen unitario y la indignación de los pueblos auspician los esfuerzos del gobernador de Córdoba, Juan Bautista Bustos, en favor de la Organización Nacional.

Sus proposiciones o “Bases Federales” -de Mayo de 1827- invitan a la sanción, en un Congreso reunido en Santa Fe, de una Constitución federal; a la designación de un presidente de la Nación; a crear fondos federales declarando de uso común la renta aduanera; a dar fin al sistema de puerto único que sólo favorecía a Buenos Aires y habilitar los de Corrientes, Paraná, Santa Fe, Gualeguay, Gualeguaychú y Arroyo de la China.

Estas bases no alteran las disposiciones de protección de las industrias artesanales y producciones de las provincias mediterráneas que, incluyendo a Córdoba, éstas mantienen. Hay así una alianza interna de exportadores y productores proteccionistas, en la que los cordobeses ofician de puente de enlace al compartir ambas tesituras,

Durante el desarrollo del conflicto con la Administración de Rivadavia, Córdoba mantiene incólume su solidaridad con las restantes provincias de la Unión y con las Repúblicas de América. Todos sus pasos políticos, aún los que la hicieron declararse independiente del Pacto Nacional encabezado por el presidente porteño, son acompañados de compromisos y definiciones ratificando los lazos nacionales y americanistas.

El peligro de guerra con el Brasil mueve a Córdoba en 1825 a reforzar su colaboración en el aporte de reclutas. Se envían a toda prisa cerca de mil hombres y Bustos recibe de Buenos Aires cálidos elogios. Cuando en 1826 estalla la ofensiva unitaria sobre el Interior, comienza la desconfianza a enviar efectivos que, como en el caso de La Madrid, podían ser utilizados contra los Gobiernos federales.

Estas razones mueven a retacear ayuda a un Ejecutivo carente de confianza pública y es lo que lleva a las provincias de Cuyo a firmar el Tratado de Huanacache y al resto del país a suscribir la Liga Provincial en 1827.

Bustos es el promotor de la Liga y recibe a la vez el apoyo de la federación cuyana, en sus propósitos de organización y defensa contra el expansionismo brasileño. A los contingentes contra el Brasil enviados en 1825, desde los cuadros veteranos del Ejército del Norte y a través de reclutamientos en las campañas cordobesas de Tulumba, Santa Rosa, Tercero Arriba y Tercero Abajo (acción de Bustos aplaudida por el mismo unitario Florencio Varela), vienen a sumarse -en 1828, sobre el final de la guerra- más de mil soldados de línea cordobeses que se incorporan a las tropas comandadas por Estanislao López y Fructuoso Rivera.

Bustos, encabezando un bloque de provincias (las de Cuyo, Catamarca, Tucumán y Corrientes), quiere un Congreso que instaure una Constitución federal y un presidente en plazo inmediato, a la vez que mira con no muy buenos ojos la paz con el Brasil, que implica la pérdida de la Provincia Oriental y un posible contralor comercial proteccionista de ambas costas del Plata para las Provincias Unidas y el reinicio en avalancha de las importaciones ultramarinas perjudiciales para la economía de su bloque, a las que la guerra naval había frenado.

Corrientes adhiere a todos estos principios y cuando recibe la invitación del gobernador cordobés de asitir a una Asamblea de Gobernadores en San Luis o Río Cuarto no vacila en aceptar. Pero Bustos, termina por desistir de tales proyectos y comunica que ahora todo su apoyo -ante el alejamiento de los representantes bonaerenses- brindará a la Convención Nacional reunida en Santa Fe.

- Consolidación de la Convención Nacional

La dirigencia correntina no estará de acuerdo con la actitud de Bustos, pero terminará por aceptarla y consolidará su apoyo a Santa Fe:

Sala de Sesiones, 13 de Febrero de 1829

Exmo. Señor Gobernador y Capitán General de la provincia.
La H. S. de la provincia tiene a la vista la Nota de V. E. fecha del dia, en que le hace ver la resolución en que se hallan las provincias del Interior de enviar sus D. D. a la capital de Santa Fe para la creación de un nuevo Congreso o Convención, por exigirlo asi las actuales circunstancias que rodean a la Nación; cuyo negocio es promovido con exigencia por los Gobiernos de Santa Fe y Entre Ríos, a que también ha convenido el de Córdoba.
La Sala penetrada de la importancia de esta medida, encarga a S. E. conteste a las respectivas comunicaciones que tiene el objeto de que la provincia de Corrientes se encargue con preferencia de verificar a la mayor posible brevedad el nombramiento de un representante y deliberar su destino a la sobre dicha capital de Santa Fe, con la aceleración que las circunstancias lo permitan.
Dios guarde a V. E. muchos años(1).

Dr. Juan F. Cabral - Presidente
Presbítero Maciel - Secretario interino

(1) Ley del 13 de Febrero de 1829. El Congreso de Corrientes declara enviará su diputado a Santa Fe. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección V: “La Convención de 1828”. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

Desde Corrientes también se envían oficios a los Gobiernos de Entre Ríos y Santa Fe comunicando el envío de un diputado para la Convención:

Corrientes, Febrero 16 de 1829

Exmos. G. G. de Santa Fe y Entre Ríos.
El gobernador de esta provincia que suscribe ha recibido la Nota que le han dirigido los S. S. G. G. de las de Santa Fe y Entre Ríos con las cinco copias de cartas y notas de los de Córdoba y Mendoza, su fecha 25 de Enero último, con interés de mover a esta provincia el envío de su diputado al Congreso o Convención en Santa Fe las que, habiendo presentado a esta Legislatura, dispuso les contestara, que se prestaba gustosa a nombrar y unir a la mayor brevedad posible su diputado, el que llevará las Instrucciones correspondientes al sostén de los derechos de esta provincia, lo que el gobernador de ésta tiene la satisfacción de comunicar a los S. S. G. G. a quienes se dirige.
El suscribiente, al tener este placer, reitera a dichos S.S. G. G. sus sinceras protestas de aprecio y amistad(2).

(2) Oficios a los Gobiernos de Entre Ríos y Santa Fe en que Corrientes comunica enviará su diputado a la Convención Nacional. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección V: “La Convención de 1828”. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

- Juan Mateo Arriola representará a Corrientes en la Convención de Santa Fe

El gobernador de Corrientes, Pedro Dionisio Cabral, había aceptado la invitación cordobesa de concurrir a Río Cuarto o San Luis, acreditando como representante a Juan Mateo Arriola quien, en Enero de 1829, se puso en viaje con Instrucciones de esperar en Paraná, para seguir junto con los comisionados de Entre Ríos y Santa Fe.

El giro político de Bustos trastornó las cosas. El gobernador cordobés dio aviso de su decisión avisando no sólo a Corrientes sino también al propio Arriola que permanecía en Paraná. Este advierte a su Gobierno de la cesantía de su comisión, en los siguientes términos:

Paraná, Febrero 24 de 1829

Exmo. Señor Gobernador y Capitán General de la provincia de Corrientes.
He leído la respetable Nota de V. E. por la que quedo enterado del cese en mi comisión en virtud de haber variado las circunstancias y que debo permanecer en uno de los puntos, Santa Fe o el Paraná.
En esta atención para comunicar a V. E. cuanto sea conducente al bien general de mi provincia, he resuelto hacer mi mansión en ésta, con el conocimiento de que los buques venidos de Buenos Aires podrán facilitar noticias, pues no tienen obstáculo en tocar a esta provincia, como lo tienen para la de Santa Fe, para zarpar bajo fianza para no entrar a ella, y porque con la marcha del Ejército de dicha provincia a Santa Fe se anuncia nuevo bloqueo; en general me impondría aquel objeto si me detuviese en ella.
Mi misión con este Gobierno y el de Santa Fe bien había tenido efecto ante el descubrimiento de ir a Córdoba, con diferencia del punto donde debía realizarse la convocatoria; pero después que acordaron y admitieron la última combinación, aquélla dejó de tener lugar. Este Gobierno me dio satisfacción sobre el particular con copia en una Nota del señor Bustos, fecha 19 del ppdo., y el de Santa Fe con la misma y, otra, del 5 que paran en mi poder.
Los diputados disidentes en la instalación del 25 de Septiembre se van reuniendo al Cuerpo Nacional. Lo ha hecho el señor Giménez, diputado por San Luis, en consecuencia de órdenes de su Gobierno.
Las mismas ha recibido del suyo el señor García, D. D. por Mendoza, quien se había ausentado de Santa Fe para Córdoba y ha regresado con el objeto de incorporarse. Los de Catamarca están en Córdoba y sólo esperan auxilios pecuniarios para concurrir a la reunión y a los de Córdoba se aguarda por momentos; de manera que, sobre ese punto, han logrado las provincias de la Liga ponerse de acuerdo y todos han convenido en integrar el Cuerpo Nacional para hacer frente a las circunstancias.
Tal vez esta ocasión consigamos lo que por tanto tiempo se ha pretendido tener, esto es una Representación íntegra de todas las provincias que nunca más que en esta crisis es necesaria, sino obran en ella los mismos vicios que han corrompido a las demás instaladas en la República.
El lanchón del Estado lo juzgo ya en ésa a la fecha, pues quince días ha que zarpó de este puerto y sé positivamente de su feliz arribo hasta la Esquina(3).

Juan Mateo Arriola

(3) Oficio fechado el 24 de Febrero de 1829 en el cual el diputado Arriola se notifica de la cesantía en su comisión e informa sobre ocurrencias políticas. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección V: “La Convención de 1828”. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

- Instrucciones que el diputado Arriola lleva a la Convención Nacional

El gobernador de Corrientes hace presente al Congreso de la provincia la información del comisionado Juan Mateo Arriola, de la sucesiva incorporación de diputados a la Asamblea de Santa Fe.

Corrientes Marzo 2 de 1829

Al H. C. P. de la Provincia.
Con motivo de escribir al Gobierno el comisionado Dn. Juan Mateo Arriola sobre el futuro Congreso, lo siguiente:
“'Los diputados disidentes en la instalación del 29 de Septiembre se van reuniendo al Cuerpo Nacional. Lo ha hecho el señor Giménez -diputado por San Luis- en consecuencia de orden de su Gobierno.
“'Las mismas ha recibido del suyo el señor García, diputado por Mendoza, quien se había ausentado de Santa Fe para Córdoba y ha regresado con el objeto de incorporarse.
“'Los de Catamarca están en Córdoba y sólo esperan auxilios pecuniarios para concurrir a la reunión y, a los de Córdoba, se aguarda por momentos, de manera que sobre este punto han logrado las provincias de la Liga ponerse de acuerdo y todas han convenido en integrar el Cuerpo Nacional para hacer frente a las circunstancias'.
Juzga -en vista de esto- el Gobierno, ser ya oportuno de que V. H. nombre el diputado que deba representar los derechos de esta provincia e incorporarse con las demás de la Unión para deliberar sobre los servicios que deban prestar las provincias con respecto a las actuales circunstancias y existir una autoridad suprema a quien todos deban obedecer y pueda en el entretanto tratar y resolver sobre las Relaciones Exteriores que ocurrieren, lo que se les participa con tiempo para que siendo de su superior agrado tengan lugar de nombrar el diputado, extenderle el Título e Instrucciones que deba llevar.
Con este motivo, tiene el P. E. el honor de elevar a su conocimiento el estado actual de los D. D. de las provincias y de saludar a V. E. con la acostumbrada distinción de aprecio y respeto"(4).

Pedro D. Cabral

(4) El gobernador Cabral alienta al Congreso -en base a la información proporcionada por Arriola- a designar un representante de la provincia en la Convención Nacional reunida en Santa Fe // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección V: “La Convención de 1828”. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

Una semana después del oficio de Arriola, el Congreso correntino decide nombrarlo diputado ante la Asamblea de Santa Fe. Pero el asunto no quedó sólo en eso. También le dictó Instrucciones a la cuales debía el comisionado ajustar estrictamente su comportamiento:

Corrientes, Marzo 3 de 1829

Don Juan Mateo Arriola, diputado por esta provincia a la Convención o Congreso, observará estrictamente la conducta que sigue.
1.- Primeramente, luego que los diputados de Córdoba hayan tomado asiento en aquel Cuerpo Representativo Nacional, pasará nota a su Presidente, incluyéndole sus poderes, para que se le tenga y reconozca por diputado de esta provincia.
2.- Luego que se tengan por bastantes sus poderes, pasará la Nota que de antemano debe tener hecha, la cual deberá dar principio manifestando que no pudiendo incorporarse, ínterin no resuelva aquella Corporación si ha de existir en ella el diputado de esta provincia o el de Misiones; acompaña el Manifiesto que dio la que representa sobre las justas causas que motivaron esta medida, variando enseguida para mayor esclarecimiento todo el papel que tenía trabajado el finado don Bernardo Igarzábal y demás que se le ocurriese, añadiendo que ahora más que nunca está en el caso de no reconocer al diputado que se dice de la de Misiones, por la seguridad que ella tiene de que don Félix Aguirre está reclutando en Buenos Aires gente, con el designio de pasar a sostener aquel bandalaje; prohibiéndola de este modo que pueda disponer de su fuerza en las presentes circunstancias, respecto de deber ocuparla en contener esa nueva agresión, de que se ve amenazada, sin contar con los robos y maldades que están cometiendo refugiados en aquel territorio, de que ya tiene dado cuenta el Gobierno de S. Borja al de esta provincia y, concluyendo con que resuelva el Cuerpo Representativo lo que mejor estimase.
3.- Si le instasen a que pasase a la Sala a sostener el debate sobre la materia, deberá contestar que tiene órdenes terminantes de su provincia, para no alternar en manera alguna con el supuesto representante por Misiones, en cuya virtud, ínterin éste no sea despedido, por no tener parte en tan augusta Asamblea, no le es dado entrar a tomar asiento en ella.
“4.- Si se resolviese que debe permanecer el de Misiones, dará cuenta a la provincia y permanecerá en inacción hasta su resultado. Y si se resolviese que sea ésta y no aquélla la que concurra al Congreso o Convención, guardará en ese caso las Instrucciones siguientes:

1.- Si se tratase de elegir P. E. provisorio (pues que permanente no puede ser, ínterin la Constitución General no deslinde los límites de su poder) dará su voto al señor Bustos, exponiendo las razones de congruencia y utilidad pública que existen para su nombramiento.
"Bien entendido, que sus atribuciones deben ser iguales a las que se le concedieron al finado señor Dorrego, esto es, para Paz, Guerra y Relaciones Exteriores.
2.- Como en la atribución de Guerra está comprendida a la civil que ha promovido el actual Gobierno de Buenos Aires, está por consiguiente facultado para llevarla a su término del modo que mejor su prudencia le dictase y estimare oportuno al honor, paz y sosiego perpetuo de la República.
3.- Como ínterin dure la presente guerra civil, es de necesidad que el Cuerpo Legislativo General facilite los medios para el sostén del Ejército -si este punto se tratase- y no hubiesen Fondos Generales para acudir a tan graves atenciones cuidará que el impuesto que en ese caso se haga sobre las provincias, sea equitativo el que a esta pertenezca, pues que ninguno mejor que el señor diputado sabe la escasez de fondos.
Bien entendido que toda exacción de ésa u otra naturaleza, que demande la presente crisis, al concluirse ésta deberá ser reembolsable al presto, con los intereses de los que la ocasionaron o con los que mejor estimare el Congreso en su defecto.
4.- Si se tratase de exigir responsabilidad de la Administración de Rivadavia y de los que últimamente han puesto a la patria en este conflicto, de unos y otros, estará por la afirmativa, y porque se proceda en ello en el modo y forma que allí mejor se estimase.
5.- Cuando se tratare de la forma de gobierno sobre que debe fundarse la Constitución, votará absolutamente por la forma Republicana, Representativa, Federal; y, en caso que los contrarios a ella ganasen la votación por el sistema de unidad, protestará formalmente y, enseguida, se retirará a la provincia.
6.- En la facultad de la guerra que concede esta provincia al P. E. no se entiende, ni debe entenderse que, pacificada que sea la de Buenos Aires, la tenga para hacérsela a ninguna otra provincia que permanezca en tranquilidad, ya sea que estén o quieran estar ligadas al Pacto o ya vivir en aislamiento como el Paraguay; si tal cosa llegase a suscitarse, protestará contra ella, inmediatamente se retirará de la Sala y dará cuenta de ello a la provincia.
7.- Lo mismo hará siempre que se tratase de otra cosa, sino las ya mencionadas, ni aun por vía de epiqueya; tanto por que eso desacreditaría al Cuerpo Nacional, cuanto por los funestos males que traen las equipeyas en ese caso, como ambas cosas se verificaron en el último Congreso.
8.- A nadie absolutamente manifestará estas Instrucciones.
Ha llegado a ésta el capitán don Luis López, con los dos soldalos que marcharon en compañía de Vd. y como por su conducto ha sido instruido el Gobierno de las últimas ocurrencias, que por esos destinos han tenido lugar en la escena de los negocios públicos, tiene a bien prevenir a Vd. permanezca en ese punto hasta tanto permitan las circunstancias que se incorpore al Cuerpo Nacional, donde quiera que éste entable sus Sesiones en la forma expresada en los artículos de sus Instrucciones; bien entendido que la prevención indicada no debe llegar al extremo de sufrir los ataques de un peligro inminente pues, para este caso, queda Vd. autorizado bastantemente para retirarse con prontitud y regresar a ésta a la mayor posible brevedad(5).

(5) Instrucciones que dicta el Congreso correntino a la cuales debía el comisionado ajustar “estrictamente” su comportamiento. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección V: “La Convención de 1828”. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

- Arriola acepta el cargo de diputado

Paraná, Marzo 14 de 1829

"Exmo. Señor Gobernador y Capitán General de la provincia de Corrientes.
"Hemos recibido la Nota fecha 4 del corriente en que me incluye el nombramiento sancionado por la Legislatura Permanente de la provincia y las Instrucciones que deben reglar mis procedimientos en el Cuerpo Nacional, en cuya contestación digo:
"Que si la cercanía de mi posición al teatro de la actual crisis no me convenciere de ser necesaria la pronta inauguración del Cuerpo Representativo Nacional; si esta voz no la esperaran con ansia los pueblos de la Unión para evitar la catástrofe que los amenaza; y si no estuviese tan lleno de gratitud a mi provincia por las grandes confianzas con que, sin mérito alguno, me ha honrado siempre, sería prudente renunciar el pesado cargo con que me inviste.
"Porque a la verdad, este Ministerio requiere una experiencia y unos conocimientos más prácticos que los míos para combinar los medios evasivos de una completa dilaceración a que está expuesto el Cuerpo Político de la Nación y formar la difícil obra de nuestra constitución, siendo de observarse, por otra parte, que la provincia tiene en su seno otros hombres que por sus talentos, virtudes y mayores servicios contratados a ella, son preferidos a ocupar este destino.
"Pero guiado de aquel poderoso principio, yo lo acepto sin ninguna de estas muy necesarias cualidades; más si, con la firme resolución de sostener dignamente los derechos de mi provincia, sacrificándole el último de mis esfuerzos, al menos hasta que las circunstancias permitan que otro venga a completar la obra que yo sólo podré principiar.
"Dn. José Comas me ha entregado el Manifiesto de esa provincia sobre Misiones que al finado Igarzábal se lo dio de oficio e igualmente el compendio de su letra que manifiesta los motivos de la declaratoria de guerra a los indios, cuyos documentos serán usados en la forma que se me ordena; en su virtud devuelvo a V. E. el que me remitió y le adjunto los números 8 y 9 del periódico 'Buenos Aires Cautiva' a consecuencia de la misma nota que contesto, sirviéndose avisarme por cuantos ejemplares de cada número debo suscribirme para remitirlos a V. E. tanto de éste como del 'Federal' que son los que se publican en Santa Fe.
"Al capitán López lo despacharé a ésa en estos días y con él comunicaré a V. E. sobre lo demás que se me previene"(6).

Juan Mateo Arriola

(6) Juan M. Arriola acepta el cargo de diputado por Corrientes a la Convención Nacional. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección V: “La Convención de 1828”. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

Información adicional