El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Indios misioneros de La Cruz se incorporan a Corrientes

Durante la Administración de Pedro Dionisio Cabral, el problema de los indios misioneros, unidos a los que estaban asentados en la orilla oriental del Uruguay, en el pueblo de Santa Rosa, terminará después de muchas diligencias y de algunas desinteligencias con el Gobierno de Entre Ríos, con la firma de un Tratado, el 19 de Abril de 1830.

Para llegar a esa feliz instancia, hacia Septiembre de 1829, Corrientes tuvo que dar mayor impulso a su acción directa para solucionar el problema del indio misionero.

Después de cortar las licencias a que daba pie la legislación de excepción establecida para el comercio con Misiones Orientales(1), se fundó el pueblo de Paso de Higos como una avanzada en la frontera(2) y se entró a tratar con el grupo más importante de los indios, capitaneado por el coronel Juan Cabañas y capitán Juan Ignacio Argüello, el primero de los cuales era jefe de los acampados en Yvivay(3).

(1) El decreto del 13 de Abril de 1829 establecía que se cobraran -a los efectos del comercio con Misiones Orientales- los impuestos establecidos en el Reglamento de Aduana, fundándose en que, con la restitución de las Misiones Orientales al Brasil, quedaron sin efecto tanto la Convención del 19 de Noviembre de 1828 con el general Rivera, como sin valor la disposición del 22 de Agosto de 1828 sobre comercio con esa provincia.
(2) Ley del 5 de Octubre de 1829, autorizando la fundación de Paso de Higos, a requerimiento del Comandante Militar de Curuzú Cuatiá, Ledesma.
(3) Oficio del 20 de Noviembre de 1829, del comandante López al P. E. Espera que -según manifestaciones de Cabañas y Argüello- en cuanto acomodasen unos animales que se les diera de auxilio, vendrían a tratar, pues pensaban unirse a Corrientes. // Todo citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo XI. Edición del Estado.

La adhesión del grupo misionero -capitaneado por Cabañas- significaba disminuir el número de los enemigos, dejándolos casi reducidos a los indios en Misiones Orientales, que el general Fructuoso Rivera trajera de sus pueblos de origen.

Algo más, era doblar el expediente de 1827, por el cual se incorporaron a la provincia los misioneros de la costa del Paraná, reconcentrándose en los pueblos de San Miguel y Loreto.

Con ese pensamiento, el P. E. designó a Pedro Ferré y M. S. Mantilla para que explorasen la voluntad de los indígenas, concretando las bases que podrían servir para el negociado.
La comisión llenó su cometido, expidiéndose el 1 de Diciembre de 1829, dando las cláusulas principales a tenerse en cuenta, informe que da pie a la Ley Provincial, autorizando la firma de Pactos con los indígenas misioneros:

Corrientes, Diciembre 1 de 1829

Exmo. Señor Gobernador y Capitán General.
Los que suscriben comisionados por V. E. para celebrar un Convenio con el coronel Cabañas y oficiales que lo acompañan, relativo a garantir la tranquilidad de la provincia respecto a los indígenas de Misiones situados a este lado del Uruguay, informan a V. E. que habiendo tenido una conferencia preliminar con el expresado caudillo y oficiales, ha resultado de ella que han indagado lo que sigue:
Dichos individuos marchaban -del lugar en que residen- a la provincia de Entre Ríos, con el objeto de impetrar la protección de aquel Gobierno pero, las mejores conveniencias que les resultaría por la inmediación de este pais con la de su residencia los llevan buscarla en esta provincia bajo las condiciones siguientes:
Art. 1.- Sujetándose al Gobierno de Corrientes en todo, por lo exigen sean considerados como individuos de la familia correntina.
Art. 2.- Dejarlos morar con sus familias en el pueblo de Santo Tomé, en atención a que allí se hallarán más inmediatos al centro de los productos de su país natal y, de consiguiente, en mejor actitud para promover la industria bajo los auspicios siempre del Gobierno de Corrientes.
Art. 3.- Recibir de este Estado todos los auxilios que son necesarios para el fomento de la sociedad, tanto en lo moral como en lo físico.
Los comisionados, después de haberlos escuchado, les observaron mediante a que ellos salieron con destino al Entre Ríos y en el tránsito cambiaron de parecer, dirigiéndose a ésta; no se podía por este procedimiento tratar ningún Convenio con ellos y también por la armonía que reina entre el Estado entrerriano y éste, por los Pactos que los ligan.
A esta observación contestaron que ellos allanarían esta dificultad dirigiéndose al Exmo. Gobierno entrerriano dándole noticias de su voluntad y que esta era conforme con la de sus comitentes, respecto al asunto de que se trataba; asimismo ofrecieron traer las credenciales suficientes de sus representados, para con ellas poder tratar con este Gobierno para lo que suplican por conducto de la comisión al Gobierno, se les franquee los auxilios necesarios.
En esto se concluyó la conferencia preliminar y los comisionados al elevar al conocimiento del Superior Gobierno tienen el honor de saludar con respeto"(4).

Pedro Ferré - M. S. Mantilla

(4) Informe de los comisionados que fueron a explorar la voluntad de los indios misioneros. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección VI. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

De inmediato, el Honorable Congreso Permanente de Corrientes autorizó por ley firmar Pactos con los indígenas misioneros:

Sala de Sesiones, en Corrientes, Diciembre 9 de 1829

H. C. P. de la provincia, habiendo tomado en consideración la Nota que -con fecha 2 del presente mes- le ha pasado el Poder Ejecutivo, solicitando se le autorice para poder tratar y celebrar Pactos con los indígenas de las Misiones Occidentales del Uruguay, en Sesión Extraordinaria, ha acordado y decreta:
Art. 1.- Se le autoriza plenamente al P. E. para celebrar Pactos con los indígenas de las Misiones Occidentales del Uruguay.
Art. 2.- Los Pactos que se celebren en virtud de la facultad que concede al artículo anterior, deben ser con el preciso Acuerdo del Exmo. Gobierno de la provincia de Entre Ríos en conformidad y consonancia del Pacto Especial que liga a ésta con la de Corrientes.
Art. 3.- El Pacto que se celebre en virtud del artículo 1ro. no tendrá fuerza ni valor alguno, mientras no obtenga la sanción de este H. C. P. a cuyo efecto el P. E. se lo pasará original.
Art. 4.- Transcríbase al P. E. para su inteligencia y efectos consiguientes comuníquese"(5).

Juan N. de Goytía - Vicepresidente
presbítero Manuel A. Maciel - Secretario interino

(5) Ley Provincial del 9 de Diciembre de 1829 autorizando firmar Pactos con los indígenas misioneros. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez en “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección VI; y en “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)” (1929), Capítulo XI. Edición del Estado. Ambas obras editadas en la Imprenta del Estado, Corrientes.

- Entre Ríos interviene

No obstante la intervención -en estos negociados- del comisionado del Gobierno de Entre Ríos -Manuel Gómez- el P. E. de dicha provincia oficiaba a fines de año(6) al de Corrientes, significándole estaba enterado de que los indígenas misioneros pedían su incorporación a Corrientes, pero que Entre Ríos no podía resolver nada al respecto, porque temía ser invadida y que se aprovechasen de esos indios para ello...

(6) Oficio del 11 de Diciembre de 1829. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo XI. Edición del Estado.

Era plantear un caso inamistoso, tal vez no tan agraviante, porque Entre Ríos agitábase ya movida por las pasiones, pero al que Corrientes hacía frente con su sinceridad habitual.

- Misioneros Occidentales otorgan Poder para convenir con Corrientes

El coronel don Juan Cabañas, Comandante en Jefe de los misioneros existentes en el antiguo pueblo de La Cruz, de acuerdo y con conocimiento del Alcalde, don Santiago Caazapá y demas oficiales subalternos.
Por la presente confiere amplios y suficientes Poderes al ciudadano don Juan Baltazar Acosta y al capitán don Fernando Argüello para que, usando de las facultades que sin limitación alguna se les confieren, ambos asociados formalicen los Pactos y Convenios bajo los cuales los habitantes y jefes de las Misiones Occidentales ofrecen y están resueltos a someterse a la autoridad y protección del Exmo. Gobierno de la provincia de Corrientes con el deseado fin de regularizar el desgraciado estado en que los otorgantes se hallan, sin que por falta de cláusulas y requisitos deje de tener valor el presente documento en el que se incluyen generales y amplias facultades que confiero a los nominados diputados; que a la posible brevedad deberán concurrir a la presencia del Exmo. Señor Gobernador de Corrientes a promover y concluir los indicados Pactos.
A cuyos fines y en prueba de las facultades conferidas, el expresado Jefe firma el presente documento en el pueblo de La Cruz en 20 de Marzo de 1830.
Por el coronel, don Juan Cabañas(7).

Pantaleón Rivero

(7) Oficio del 20 de Marzo de 1830. Poder de los misioneros occidentales para convenir su incorporación a la provincia de Corrientes. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez en “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección VI. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

Dos días después, Cabañas designa sus comisionados para negociar la anexión a Corrientes:

Pueblo de La Cruz, Marzo 22 de 1830

Exmo. Señor Gobernador y Capitán General de la provincia de Corrientes.
Como oficié a S. E. en la Nota que dirigí con fecha 19 del corriente, he resuelto nombrar al ciudadano don Juan Baltazar Acosta, y al capitán Dn. Fernando Argüello para que, usando de los amplios poderes que se les ha conferido, formalicen los Pactos que expresan sus Poderes.
Quiera el cielo permitir que el éxito corresponda a las buenas intenciones con que S. E. se ha propuesto proteger la suerte desgraciada de los misioneros"(8).

Juan Cabañas

(8) Oficio del 22 de Marzo de 1830. Cabañas designa sus comisionados para negociar la anexión a Corrientes. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez en “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección VI. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

Finalmente, el comisionado de los indios de Misiones prepara su incorporación a Corrientes:

Excelentísimo Señor Gobernador y Capitán General de la provincia de Corrientes.
El comisionado del Jefe de los indios de Misiones residentes actualmente en el antiguo pueblo de La Cruz que suscribe, ha recibido la Nota del Exmo. Señor Gobernador de la provincia de Corrientes, con fecha 14 del corriente, en lo que se le instruye el nombramiento que S. E. ha hecho en los ciudadanos Dn. Manuel S. Mantilla y el Comandante de la Villa de Goya, don Juan M. Arriola para que -con igual carácter- acuerden y formalicen los Pactos por los cuales los misioneros ofrecen someterse a la autoridad y protección del Exmo. Gobierno a quien el que firma contesta quedando instruido del expresado incidente.
"Con tal motivo, el abajo firmado tiene el honor de saludar a S. E. con su acostumbrado respeto y amistad(9).

Juan B. Acosta

(9) El comisionado de los indios de Misiones prepara su incorporación a Corrientes. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez en “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección VI. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

- El Tratado del 19 de Abril de 1830

 

Una vez finiquitado el proceso previo, se firmó el Tratado el 19 de Abril de 1830 entre los delegados correntinos -Juan Mateo Arriola y Manuel Serapio Mantilla- y los delegados de los indios misioneros occidentales -residentes en el pueblo de La Cruz- Juan Baltazar Acosta y Fernando Argüello, por el cual éstos se incorporaron a la provincia de Corrientes, transfiriéndole sus derechos al territorio.

El Pacto celebrado por los comisionados del Exmo. Gobierno de la provincia de Corrientes y los Representantes de una parte del residuo de los habitantes de las antiguas Misiones Occidentales es el que sigue:

Razones que han motivado el Pacto

El resto de la población que hubo en el territorio que se denominaba de Misiones Occidentales, cansado de andar errante a merced de caudillos temerarios que le proporcionaron mil males, en vez de la felicidad a que unánimente aspiraban deseando establecerse sólidamente para vivir en tranquilidad y reportar de ella las ventajas que son compatibles con la sociedad y estando seguros que todo el bien que ambicionan lo pueden encontrar formando parte de la provincia de Corrientes, cuya situación topográfica les es por muchos títulos preferibles:
Autorizaron a los ciudadanos don Juan Baltazar Acosta y don Fernando Argüello para tratar con el Gobierno de dicha provincia el modo y forma de ascender al logro de sus razonables pretensiones.
Dicho Gobierno (compadecido de los extravíos y desgracias inherentes a ello, que han sufrido estas gentes recomendables por la calidad de argentinos y por los servicios que a la vez hicieron a la patria) deseoso de que tuvieran un lugar fijo que les pusiese a cubierto de los ataques que podían experimentar por parte de los mismos a quienes por su temperamento no puede acomodarles la quietud, concedieron facultades a los ciudadanos Dn. Manuel Serapio Mantilla y Dn. Juan Mateo Arriola para que, reuniéndose con dichos comisionados, arreglen los medios de arribar a un objeto por ambas partes tan apetecido.
En su consecuencia, reunidos los expresados ciudadanos, después de haber canjeado sus respectivos Poderes acordaron lo que sigue:

En el nombre de la Santísima e indivisible Trinidad.
Art. 1.- Los individuos que componen un resto de las Misiones Occidentales, residentes en las ruinas del antiguo pueblo de La Cruz, en uso de su libertad y deseando formar parte de la familia correntina, se someten a la autoridad que emana de las leyes que rigen en la provincia de Corrientes.
Art. 2.- El Gobierno de esta provincia, considerándolos hijos de la familia argentina, acepta esta proposición y los considera -desde ahora- como miembros de la provincia que preside, bajo la égida de sus Instituciones y en el pleno goce de los derechos a que pueden aspirar como ciudadanos correntinos.
Art. 3.- Ellos, por su parte, apreciando altamente estas garantías, prometen religiosamente cumplir con todos los deberes a que son obligados, sosteniendo a la autoridad y leyes de la provincia.
Art. 4.- El territorio de las antiguas Misiones Occidentales queda in statu quo hasta que la misma reunida en Congreso, resuelva sobre ello.
Art. 5.- No obstante lo expresado en el artículo anterior, depositan los argentinos misioneros el derecho que tienen al territorio en el Exmo. Gobierno de Corrientes, para que mantenga la integridad de él hasta tanto se efectúe la reunión deseada de la Nación.
Art. 6.- El presente Pacto, contenido en los artículos anteriores y siguientes, será puesto al conocimiento del Exmo. Gobierno y no tendrá fuerza alguna, ínter no sea ratificado por él.
Art. 7.- Ambas partes contratantes, cada una en lo que les corresponde, se comprometen a guardar fiel y cumplidamente lo que pactado queda, en fuerza de lo cual, usando de las facultades concedidas a los que suscriben así lo prometen, firmando dos ejemplares para el uso de cada una de las partes indicadas, en la capital de Corrientes a diecinueve de Abril de mil ochocientos treinta, vigésimo de la Libertad Argentina"(10).

Manuel Serapio Mantilla - Juan Mateo Arriola
Juan Baltazar Acosta - Fernando Argüello

(10) El texto del Tratado en el libro "Corrientes y la Convención Nacional de 1828", del doctor Hernán Félix Gómez, autor que lo cita también en “Historia de la provincia de Corrientes (desde el Tratado del Cuadrilátero a Pago Largo)” (1929), Capítulo XI. Edición del Estado.

Al día siguiente -20 de Abril- los comisionados de Corrientes envían los Pactos concluidos con los misioneros:

Corrientes, Abril 20 de 1830

Señor Gobernador y Capitán General, don P. D. Cabral.
Los comisionados que suscriben ponen en manos de V. E. -en dos ejemplares- los Pactos que han celebrado con los representantes del resto de la antigua población de Misiones Occidental.
Ellos, a juicio de la comisión, están en consonancia con lo que exige la política, el honor de la provincia y de los infelices a quien recibe bajo la protección de sus leyes.
Después de haber llenado -a su juicio, los que firman- la confianza con que V. E. se dignó honrarlos, no les resta más que apetecer sino que los expresados Pactos (bajo los auspicios de V. E.) sean para bien de la patria.
Dios guarde a V. E. muchos años(11).

Manuel S. Mantilla - Juan Mateo Arriola

(11) Oficio del 20 de Abril de 1830 en el cual los comisionados de Corrientes envían los Pactos concluidos con los misioneros. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez en “Corrientes y la Convención Nacional de 1828 (de la Renuncia de Rivadavia a la Liga del Litoral)” (1928), segunda parte: “Documentos Publicados”, sección VI. Ed. Imprenta del Estado, Corrientes.

Una semana después, el Jefe de los misioneros de La Cruz eleva los Pactos ratificados:

La Cruz, Mayo 28 de 1830

Exmo. Señor Gobernador y Capitán General, don Pedro D. Cabral.
Tengo el honor de incluir a S. E. ratificado el ejemplar en que se contienen los Pactos celebrados entre los comisionados que al efecto autorice y los del Exmo. Gobierno en 19 de Abril último.
Con tal motivo, me es muy satisfactorio ofrecer ya por un deber al Exmo. Gobierno de la provincia, que S. E. preside, mis respetos y obediencia”.

Juan Cabañas

El P. E. de Corrientes confirmó el Tratado el 5 de Mayo de 1830 y, Juan Cabañas, Jefe de los indígenas, lo ratifica en La Cruz, el 28 del mismo mes.

La incorporación de los misioneros de La Cruz fue fruto de la política de acercamiento que Corrientes ejercía con aquellos núcleos que llegaban a la conquista del orden en su organización interna, política que llegó hasta permitirle una legislación de excepción, conforme a sus hábitos, aún en cuanto a las formas institucionales(12).

(12) Tal con los pueblos de Loreto y San Miguel, donda se mantuvieron los Cabildos indígenas. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)” (1929), Capítulo XI. Edición del Estado.

Información adicional