El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La obra social de Pujol

El pueblo de la provincia fue y es, por definición, una sociedad pastoril. En esta modalidad se deben buscar las calidades de la raza para la obra paciente de la perfección sucesiva. Así lo entendió el doctor Pujol, con su talento analítico, que pone de manifiesto en su Introducción a la "Historia de los Partidos Políticos Argentinos".

La primera circunstancia que consideró fue el factor del aislamiento, dedicando especial cuidado a las funciones del correo y de las postas. Y no era para menos. El aislamiento en las familias pastoriles se presenta determinante y dá nacimiento a sentimientos que se hacen carne en las costumbres colectivas.

Referimos, por ejemplo, al de la hospitalidad y al de las uniones libres. El uno se fundaba en la cooperación, en la ayuda mutua pues, viajero un día, se era dueño de casa al otro, alcanzando el pastor la bondad del sistema o costumbres de la hospitalidad en la utilidad personal.

Las uniones libres, o dicho con mayor propiedad, la ausencia de vallas para el amor, si bien tenía un antecedente en costumbres indígenas, se fundaba a su vez en el aislamiento.

En efecto: si la moral cristiana prohibía las uniones entre consanguíneos, las costumbres de los guaraníes gentiles también las reprochaban. No debemos entonces admirarnos el que la presencia de un varón en el hogar de la familia pastora resolviese, en su aislamiento, junto con situaciones fisiológicas exigentes, el problema de hecho que hacía necesario aumentase el número de sus miembros para la mejor defensa contra el medio grosero y los peligros innumerables(1).

(1) De la obra “Orígenes de la Sociabilidad Correntina” (1917), por el doctor H. F. Gómez, Corrientes. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Las facilidades para la alimentación, que no hacían necesario el cultivo de la tierra, formaron -por otra parte- hábitos perniciosos entre la población rural y es así que algún cronista pudo decirnos, con toda razón, que aunque el territorio era uno de los mejores países de América, sus pobladores eran desidiosos en grado sumo.

Agréguese a ésto la institución de la milicia popular, que hacía inestable el resultado de la cosecha o el beneficio de la ganadería y los hábitos groseros y crueles nacidos de una guerra civil permanente, que arrancara en 1814 (época de Artigas) y terminara recién en 1852 y se podrá calcular el medio indisciplinado en que el doctor Pujol iría a forjar Instituciones.

De ahí el que su obra política necesitara de otra tendiente a disciplinar la sociedad, estimulando los sentimientos nobles que palpitaban en germen en el fondo de las conciencias.

La inició dignificando la hora más sagrada, la de la muerte, aboliendo el derecho de sepultura que se cobraba en los cementerios de la provincia(2) y el derecho respectivo que contenía el arancel eclesiástico que declaraba incobrable.

(2) Ley del 31 de Agosto de 1852. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo II, p. 127. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Consiguió con ello el entierro regular de los fallecidos y la práctica de ceremonias que educan y disciplinan el espíritu.

Atendió a continuación la organización irregular de las familias. El problema era más difícil de lo que a primera vista parece, no sólo por las facilidades que el desierto creaba a las uniones libres, dificultando el traslado al pueblo para regularizarlas cuanto porque, no existiendo Registro Civil, correspondía a las parroquias y sacerdotes efectuar los enlaces y éstos últimos estaban en la provincia en número reducido.

A ello tendió su especial atención, atrayendo buen número de sacerdotes y dictando la célebre Circular a los Jueces de Paz, del 14 de Julio de 1853 en que(3) ordenaba prohibiesen terminantemente los amancebamientos, emplazando a los varones regularizasen su situación bajo pena de ser expulsados.

(3) Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo III, p. 179. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

El 27 de Julio de 1853(4) aclaraba la anterior, reduciendo la expulsión de un Departamento a otro y ordenando el respeto de los amancebamientos que no podían regularizarse por impedimentos dirimentes.

(4) Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo III, p. 188. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Convencido, a su vez, de que los mejores censores de los hábitos del pueblo serían las personas honradas y enérgicas, creó dos Instituciones de policía social: una fue la de los “Agentes Fiscales de Policía”(5), título que confería a las personas virtuosas y de ascendiente para que velasen por el orden y la seguridad pública, persiguiesen a los malentretenidos y no permitiesen en el vecindario a ningún hombre que no tuviese profesión conocida.

(5) Creada el 18 de Julio de 1853. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo III, p. 181. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Esta función honrosa importaba una carga pública y en ese concepto se le conferían atribuciones amplias de disciplina social. Debían, por ejemplo, impedir el juego y la venta de alcohol, a cuyo respecto estaban facultados para volcarlos así que los encontrasen en venta.

La otra de las Instituciones fue la de “Policía de Campaña”, cuya organización encomendara al coronel Simeón Payba(6), calculada a evitar la cuatrería, que castigaba gruesamente a la riqueza pecuaria.

(6) Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo IV, p. 233. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Estaba organizada sobre partidas volantes departamentales de soldados veteranos, cuya movilidad se aseguraba declarándose a costa de los hacendados, por la primera vez. Debían reunirse periódicamente para ejercicios que los capacitasen a servir de plantel al Ejército Provincial.

La persecución de la ociosidad quedaba incompleta sin la reglamentación del trabajo rural. La aborda, entonces, el 16 de Noviembre de 1853, con un decreto(7) interesante, que constituye una iniciativa de la legislación del trabajo.

(7) Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo III, p. 291. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Inspiran la disposición dos principios complementarios, que debemos ponderar: el uno, reconocía en los habitantes el derecho al trabajo, que demandaban de los Jueces de Paz quienes, o pasaban a los desocupados al Ejército o los empleaban en las obras públicas o establecimientos particulares.

El otro, obligaba a todo el que no tuviese propiedad legítima a inscribirse en registros ad hoc, a emplearse formulando contratos escritos y visados por los jueces y a trabajar, para cuyo efecto el Estado se obligaba a indicarle ocupación.

La pena era el destino en los Cuerpos veteranos. Más aún: convencido de la necesidad de orientar las actividades del trabajo, puso en condiciones privilegiadas a los que plantaban algodón, exonerándolos del servicio militar(8).

(8) Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo III, p. 294. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Para entender en las gestiones de los peones y conchabados, llegó a proponer una Magistratura especial que el Congreso erigió en Abril de 1854. Fue nombrado para desempeñarla, J. de los Santos Vargas(9).

(9) Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo IV, p. 88. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Cuidó, sobre todo, el doctor Pujol, que sus medidas se aplicaran con justicia, para educar objetivamente a la masa. Debemos recordar al respecto, que la policía de campaña o resguardos, en su carácter de carga pública, aunque paga, se exigía en algunos puntos, con excepciones, de complacencia.

Reglamentóse entonces el servicio, organizándose escuadras, que semanalmente desempeñaban la tarea en forma tal que apenas la cumplían dos veces al año, cuando más.

* reglamentó el juego de carreras, autorizándolo en días festivos y previo permiso(10);

(10) 23 de Abril de 1856. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo IV, p. 89. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

* atrajo al empleo de las armas al exceso de población, que la ganadería rutinaria de la época no ocupaba(11);

(11) 19 de Mayo de 1856. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo IV, p. 121. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

* reunió en las inmediaciones de los pueblos a todas las familias indigentes de los Departamentos, dándoles medios de subsistencia y elementos para trabajo(12);

(12) Su Mensaje. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo VI, p. 301. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

* estableció pensiones para los inválidos, sin distinción de partidos;
* reglamentó las casas de trato o comercio en la campaña, no permitiéndolas sino a personas honorables y con la obligación de velar sobre el uso y abuso de alcoholes y de propender a la agricultura, teniendo chacras, para el ejemplo del paisano(13);

(13) En 1855. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo V, p. 11. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

* prohibe el uso de armas en las ciudades(14);

(14) En 1857. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo VII, p. 85. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

* prevé la salud pública, reglamentando e instituyendo una Oficina de Vacunación(15);

(15) En 1857. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo VII, pp. 107 y 114. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

* incita al socorro de las familias de los soldados que la provincia enviaba como tributo de sangre a las luchas por la Organización(16);

(16) En 1859. Circular a los Jueces de Paz. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo IX, p. 129. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

* funda un museo o exposición provincial permanente de los productos correntinos, para ilustrar y divulgar el conocimiento de la riqueza natural, abriendo horizontes a la iniciativa privada(17);

(17) En 1854. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo IV, p. 223. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

* cuida de la baratura de la vida, consiguiendo de los Poderes Federales la supresión temporaria de impuestos sobre materias alimenticias por la pérdida de las cosechas(18); etc., etc.

(18) En 1854. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo IV, p. 113. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

No escapó al doctor Pujol el problema social en sus aspectos electoral y urbano.

En cuanto a lo primero, es notable su Circular a los Comandantes Militares de los Departamentos, de Octubre de 1853, en que recomendaba(19) una completa neutralidad en las elecciones y en la que les decía:

“La lealtad, la buena fe y hasta el orgullo personal del infrascrito, están interesados en que ocupen la tribuna parlamentaria ciudadanos dignos de ella y guardianes de las Leyes constitucionales”.

Y agregaba:

“A pesar de estos deseos, está lejos del Gobierno pretender reunir un Congreso que no sea enteramente popular y que no encierre todas las simpatías de la provincia”.

(19) Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo III, p. 265. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

También cuidó del conocimiento de los derechos, distribuyendo profusamente y ordenando el estudio de un “Catecismo Político”(20).

(20) En 1856. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo VI, p. 228. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Creó, para la vigilancia urbana, la Institución de los serenos, que reglamentó(21) provisoriamente el 5 de Noviembre de 1857 y para cuyo sostenimiento establece un impuesto sobre puertas y ventanas(22); y disciplinó las costumbres, prohibiendo la reunión de jóvenes en las calles y lugares públicos.

(21) En 1857. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo VII, p. 144. Editorial Kraft, Buenos Aires.
(22) Ley del 11 de Febrero de 1859, en el Archivo de Pujol, t. IX, p. 17. Fue aprobada la Institución por ley del 28 de Marzo de 1858. // Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo VIII, p. 79. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Todo referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Pero donde el doctor Pujol culmina su obra de policía social es con la creación de la “Sociedad de Beneficencia”, el 5 de Julio de 1858(23), Institución que pone en manos de la mujer correntina.

(23) Citado en el Archivo de Pujol que fue publicado a principios de la década de 1910 bajo el título de: “Corrientes en la Organización Nacional” (1911), tomo VIII, p. 176. Editorial Kraft, Buenos Aires. // Referenciado por Hernán Félix Gómez. “Vida Pública del Dr. Juan Pujol (Historia de la provincia de Corrientes de Marzo 1843 a Diciembre 1859)” (1920). Ed. por J. Lajouane & Cia., Buenos Aires.

Sus atribuciones eran múltiples: ponía bajo su dirección las Escuelas de Niñas existentes, donde se enseñaban labores domésticas; la fundación de una Casa de Expósitos; de un Hospital de Mujeres; y otros establecimientos de caridad que se fundaren para el amparo, socorro y mejora de la población femenina de la provincia.

Le cupo, asimismo, realizar la libertad humana, conforme a los principios constitucionales del país. Referimos a la liberación de los esclavos existentes, que decreta el 25 de Mayo de 1854.

Dice así el decreto, que transcribimos como un homenaje a ese acto de tanta trascendencia:

“El Gobernador y Capitán General de la Provincia:

"No pudiendo desatender el incesante y justo reclamo de los esclavos existentes en la Provincia, pidiendo el cumplimiento del Artículo 15 de la Constitución Nacional, que declara libres a todos los que hayan en la Confederación Argentina, desde el día de su juramento y promulgación, reservando a los amos el derecho de la indemnización por una ley especial,

"Acuerda y Decreta:

“Artículo 1ro. - Todos los amos y amas que tengan esclavos o esclavas en esta Capital, ocurrirán desde el 1 de Junio próximo al Departamento de Policía, a presentarlos juntamente con los instrumentos que justifiquen su propiedad, con el objeto de que se tome razón de los títulos en favor de los dueños para el tiempo de las indemnizaciones, y se dé a los criados su carta de libertad en la forma y bajo los requisitos reglamentados separadamente.

“Artículo 2do. - En cuanto a la campaña de toda la Provincia, lo dispuesto en el Artículo precedente tendrá lugar desde el día 1 del mismo mes, en los Juzgados de Paz de cada Departamento.

“Artículo 3ro. - Publíquese, Circúlese y Dése al Registro Oficial.

“Corrientes, Mayo 25 de 1854.

Pujol - José María Rolón”.

Información adicional