El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ideología y partidos durante la guerra contra el Paraguay

La Guerra de la Triple Alianza marcó muy profundamente la política correntina, no solamente por la cercanía de conflicto -ya que primero fue campo de batalla y luego espacio de aprovisionamiento de las tropas aliadas- sino por los planteos ideológicos que surgieron a raíz de la misma(1).

(1) La guerra contra el Paraguay -denominada también Guerra de la Triple Alianza- ha sido uno de los acontecimientos más dolorosos en la historia política de la región. Significó un distanciamiento entre pueblos con raíces en común, generando heridas que no cicatrizaron por muchas décadas, fomentado por el ensañamiento exteriorizado en los campos de batalla. Muestra de ello fueron las muertes innecesarias, los desarraigos penosos -como el de las mujeres cautivas correntinas-, la explotación al vencido y el reparto de paraguayos como esclavos entre los brasileños (ver: José Giavenato. “Genocidio Americano. La Guerra del Paraguay” (1984), Ed. Carlos Schauman, Asunción; y José María Rosa. “La Guerra del Paraguay y las Montoneras Argentinas” (1985). Ed. Peña Lillo, Buenos Aires) , la solicitud detestable de algunos porteños, como Cecilio Echeverria, solicitando niñas paraguayas para “servir” en Buenos Aires (Archivo General de la Provincia de Corrientes - Fondo Julio Vedia y Mitre. Años 1855-1869, Folio103) o como el robo de criaturas del Paraguay perpetrado para “regalo de algunas familias de Buenos Aires” (periódico “La Fusión”, -Corrientes-, del 12 de Junio de 1872). El fin de la Guerra de la Triple Alianza posesionó a los vencedores de la contienda en una situación ventajosa de poder y fuerza ante el Paraguay, que quedó sin recursos, sin hombres y sin porvenir. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

En el año 1865 existía en la provincia de Corrientes un fuerte sector simpatizante con el liberalismo, donde la figura de Bartolomé Mitre era la referencia. La continuidad gubernativa gestada por las consecuencias de Pavón consolidó esta tendencia. El sector derrotado en aquella batalla quedó relegado, sin participación pública pero con permanencia expectante en los acontecimientos.

El conflicto contra el Paraguay activó de cierta manera una exteriorización más clara del mapa ideológico correntino. Los federales -que apostaron a una gran alianza con el Paraguay- visualizaron en la ocasión la posibilidad de enfrentar definitivamente los criterios porteños, oponiéndose a la “unidad a palos” propuesta por el mitrismo y responder con la “federación a cuchillo”, al decir de Eduardo Astesano.

Primero, es conveniente mencionar que el liberalismo dominaba la política local, adhiriéndose incondicionalmente a la política internacional seguida por Bartolomé Mitre. En cambio, otro sector, compuesto por urquicistas y federales, se opuso tenazmente a la política exterior mitrista que sostenía un hostigamiento al Paraguay y la posible alianza con el Imperio del Brasil.

Este grupo se encontró en una fuerte encrucijada cuando el Ejército paraguayo ocupa gran parte del territorio de la provincia de Corrientes, tiempo durante el cual simpatiza con la política propuesta por el presidente paraguayo Francisco Solano López. Esta ocupación gestó un Gobierno formado por correntinos que cooperó con la causa paraguaya, donde se puede observar nombres como Cayetano Virasoro, Teodoro Gauna, Víctor Silvero, Ulpiano Lotero, Rafael y Tomás Bedoya, entre otros(2).

(2) Ver: Dardo Rodolfo Ramírez Braschi. “La Guerra de la Triple Alianza a Través de los Periódicos Correntinos. 1865-1870” (2000). Amerindia Ediciones, Corrientes. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Por iniciativa del general Robles y el representante paraguayo José Bergés, se invita a una elección para conformar un Triunvirato local que administre al “Estado de Corrientes”, produciéndose así una convocatoria abierta a todos los vecinos.

El día 19 de Abril, el salón del Club “25 de Mayo” fue el lugar de la reunión. Previo al discurso de algunos correntinos, se procedió a la elección, emitiéndose un total de 112 votos, compuesto de tres nombres cada uno. De los presentes obtuvieron votos Teodoro Gauna, con 107; Sinforoso Cáceres, con 107; Víctor Silvero, con 102; Wenceslao Díaz Colodrero, con ocho; Cayetano Virasoro, con seis; Antonio Díaz de Vivar, con 4; Pedro Maroso, con 1; Juan Manuel Villar y Ramón Contreras, con uno cada uno.

La Junta Gubernativa gobernó hasta el retiro de las fuerzas paraguayas, en Octubre de 1865.
Cuando las fuerzas paraguayas se retiran del territorio provincial, numerosos correntinos se llaman a silencio, recibiendo serias acusaciones de los grupos liberales. Algunos de los colaboracionistas con las tropas paraguayas y la Junta Gubernativa fueron procesados por el delito de traición a la patria, pero ninguno condenado, tema éste que lo analizamos en otra investigación(3).

(3) Ver Dardo Rodolfo Ramírez Braschi. “La Guerra de la Triple Alianza a Través de los Periódicos Correntinos. 1865-1870” (2000). Amerindia Ediciones, Corrientes. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Los sectores liberales dejaban en claro su postura en esta cuestión, que se había politizado al extremo, afirmando en una oportunidad que:

... en la lista de acusados de traición a la patria no figura un solo liberal, lo que nos enorgullecemos como miembros de ese gran partido; todos ellos son del retrógrado bando federal.
Así debió suceder, porque el tirano López venía ofreciendo su apoyo a esa facción sanguinaria que personifica el puñal. Creyeron en una reacción completa y contaron con Urquiza para realizar tan menguado proyecto(4).

(4) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “El Nacionalista”, (Corrientes), del 28 de Abril de 1866. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Durante el proceso por traición a la patria seguido al triunviro Víctor Silvero, éste expresa en su defensa aspectos por los cuales la causa se politizaba de acuerdo a los sectores en pugna, donde pesaba su condición de no simpatizar con el liberalismo mitrista y, por ello, afirmaba:

El señor Procurador Fiscal, Dn. Damaseno Fernández y, los señores Procuradores Fiscales doctores, Dn. José Luis Cabral, Dn. José Miguel Guastavino, Dn. Manuel Florencio Mantilla y el actual especial, Dn. Pedro T. Sánchez, pertenecen al partido político del que ha sido entonces -y es jefe hoy- el general, don Bartolomé Mitre(5).

(5) Dardo Rodolgo Ramírez Braschi. “Análisis del Expediente Judicial por el delito de Traición a la Patria contra Víctor Silvero, miembro de la Junta Gubernativa correntina de 1865”, en Academia Nacional de la Historia, XII Congreso Nacional y Regional de Historia Argentina, La Plata, 21-23 de Agosto de 2003. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

El sector político enfrentado al mitrismo porteño visualizó a la guerra como una etapa más del conflicto interno, que no tenia una solución definitiva todavía. Es por ello que se puede apreciar, como reacción al puerto y a Buenos Aires, la conformación de batallones de centenares de correntinos que -con la bandera provincial- se aliaron a las fuerzas paraguayas.

Estos escuadrones formados por vecinos de San Luis del Palmar, San Cosme y Lomas, percibieron la posibilidad de romper con los esquemas rígidos establecidos por Buenos Aires después de Pavón.

Es conveniente en este punto aclarar algunos aspectos de estas acusaciones hacia los federales que simpatizaron oportunamente con los paraguayos. Los vínculos entre correntinos y paraguayos, fortalecidos a través de más de tres siglos, conformaban ligámenes comerciales, políticos y sociales muy fuertes.

Un fragmento del círculo político correntino enfrentado al mitrismo en 1864, encontró fundamento y respaldo a la vez, en una alianza que hipotéticamente se podría concretar entre los sectores opositores a Mitre en la región, es decir, el partido blanco del Uruguay; los partidarios de Urquiza; y el Paraguay.

En este contexto hay que analizar la postura y criterios políticos sostenidos por algunos federales locales. También es oportuno acotar que reacciones contra la guerra se manifestaron en casi todas las provincias, siendo algunos sectores federales quienes planteaban el cuestionamiento.

Este tema también salió a la luz algunos años después, durante la campaña electoral correntina de 1873, cuando el periódico “El Argos”, sostenedor de una fracción liberal que impulsaba la candidatura de Avellaneda, enfrenta tenazmente al mitrismo y hace florecer las reminiscencias de la guerra contra el Paraguay y la actitud asumida por Bartolomé Mitre en ella, acusándolo de que

intervino el Brasil en la Republica Oriental y, el Gobierno del general Mitre, como si fuera un teniente del Imperio, secundó los planes de éste, permitiendo que un parque argentino se suministrara a la escuadra del Imperio, los proyectiles que necesitaba para bombardear con su proverbial cobardía la indefensa plaza de Paysandú (...).
El Paraguay protestó contra la intervención brasileña y aquí encontramos el principio de la Alianza que más tarde hizo que la bandera argentina flameara al lado de la brasileña para combatir a una República que tan decidida se presentaba a combatir al Imperio, para detenerlo en la política de absorción tradicional.
Se nos dirá que Corrientes fue ocupada y que esto obligó a Mitre a celebrar la Alianza; pero esa ocupación tiene explicación en la conducta desleal e impolítica que Mitre observó en presencia del rompimiento del Paraguay con el Brasil.
La prensa o, mejor dicho, algunos órganos de la prensa de Buenos Aires, acusaban a Mitre de haber pactado la Alianza antes que las fuerzas del Paraguay ocuparan Corrientes y se recordará que Mitre, despechado quizás, porque se ponía en transparencia su funesta política, encerró en un inmundo panteón a conciudadanos respetables que, celosos defensores de la dignidad y porvenir de la República, combatían con energía la maldita política que con siniestras miras se ponía en juego.
Se trató de traidores a la patria a los que combatían la Alianza, el Tratado secreto; a los que daban el alerta desde los primeros momentos, a los que, apoyados en los notorios antecedentes del Imperio, pronosticaban las deslealtades con que había que corresponder a la Nación que, debido a un funesto gobernante, se armaba para salvarlo del conflicto, que amenazaba la estabilidad del Imperio(6).

(6) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “El Argos”, (Corrientes), del 10 de Septiembre de 1873. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Días después, el mismo diario proseguía analizando la misma cuestión de la siguiente manera: “La guerra del Paraguay no respondía a los intereses argentinos pero, en cambio, respondía a la necesidad de la ‘gran política’...(7).

(7) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “El Argos”, (Corrientes), del 28 de Septiembre de 1873. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

También los alsinistas, a través de su periódico “La Campaña”, acusaban directamente a Mitre por su postura en la guerra contra el Paraguay:

De los mercaderes políticos nada extrañamos; ellos con el general Mitre tienen un propósito, pero la juventud ilusa que le acompaña olvida los desastres sangrientos de las provincias en que los Procónsules Sandés, Sarmiento, Rivas y Arredondo justificaron los crímenes de Peñaloza y Quiroga (...).
Y, ¿pueden acaso olvidar los pueblos argentinos los dolores de la guerra del Paraguay que tanto sacrificio y tan preciosas vidas cuesta? Sus consecuencias las sienten aún los pueblos y, más que toda la ambición del general Mitre y su fatal Alianza con el Imperio, traen suspensos como la Espada de Damocles a las aspiraciones del país, nuevas guerras con ese mismo aliado que nada habría conseguido sin nuestra cooperación a pesar de su poder...(8).

(8) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Campaña”, (Corrientes), del 25 de Febrero de 1874. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

“La Esperanza” no hizo esperar su respuesta a aquellas acusaciones, ya que afectaban directamente a su candidato presidencial y ponían en duda un suceso reciente y muy caro a la memoria de los habitantes de la región.

El editorial no sólo defendió incondicionalmente a lo actitud tomada por Mitre en la guerra contra el Paraguay, sino que justificaba la Alianza con el Brasil, la consecuente consolidación territorial en el territorio de Misiones y la importancia de abrir “... nuestro comercio al valioso mercado del Paraguay que hoy consume nuestro ganado...”.

Puntualmente agrega al respecto:

Se pretende hallar un cargo contra el general Mitre en la guerra del Paraguay. Esa guerra y la Alianza brasileña fueron la bandera de combate en la lucha electoral pasada. Era una bandera de convención, aparente para sublevar las pasiones nacionales en nombre del odio al Brasil; pero los mismos que la levantaban reían íntimamente de sus propias acusaciones, sabiendo bien que esa guerra y esa Alianza fueron inevitables (...).
Lo comprendemos; los partidos contrarios necesitan aglomerar acusaciones contra el ilustre adversario (...). Entretanto, la candidatura del general Mitre es la única en torno de la cual pueden reunirse en Corrientes los hombres de sano corazón de todos los partidos (...)(9).

(9) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Esperanza”, (Corrientes), del 18 de Enero de 1874. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

Pero esta cuestión no concluyó rápidamente, ya que la insistencia sobre la misma emergió nuevamente en las tumultuosas y violentas elecciones a gobernador de 1877 y en las correspondientes a diputados nacionales de 1878, cuando se publicó -por el sector liberal- la siguiente acusación:

Si la memoria no nos es escasa, vamos a recordar de todos los que simpatizaban y prestaban servicios al tirano López. De la Guardia Nacional que salió a campaña, algunos malos hijos desertaron del batallón y entraron de nuevo a la ciudad, contándose entre ellos el doctor Dn. Benjamín Romero (actual Fiscal de Gobierno) quien después se presentó al general Robles y pronunció discurso con el célebre Federico Boetti a favor de la causa de Solano López.
El otro que desertó fue el abanderado del batallón, Pelegrín Lotero, actual diputado y uno de los prohombres de la situación, quien entregó la bandera argentina -perteneciente a su batallón- a la autoridad que obedecía a los traidores.
Dr. Ramón Contreras, actual Camarista, fue uno de los que tomó participación en todos los consejos del Triunvirato y llevó una comisión a Bella Vista, siendo tomado con correspondencia por nuestras fuerzas y que hubo de ser fusilado por el general Paunero que, a no ser los empeños del doctor Guastavino, Auditor de Guerra de entonces, se hubiera llevado a efecto.
Justino Solari, actual Administrador de Rentas, y prohombre de la situación, simpatizaba con los invasores...(10).

(10) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Hemeroteca, periódico “La Libertad”, (Corrientes), del 13 de Abril de 1878. // Citado por Dardo R. Ramírez Braschi. “Origen de las Agrupaciones Electorales en la provincia de Corrientes (de Caseros a las Presidencias Liberales)” (2004). Moglia Ediciones, Corrientes.

La lista prosigue con otros nombres como el del comisario de Policía, Vicente Alvarez; el Jefe Militar de Lomas, Mozo Maciel; el mayor Lovera; Sebastián Durán; entre otros.

La sombra de la guerra del Paraguay y sus fantasmas asomaban nuevamente en el recuerdo político correntino que, con excusa electoral o cualquier otra, no se alejaba de la memoria colectiva.

Si bien las trascripciones periodísticas anteriores son una acusación oportunista y de corte electoral, no deja de tener importancia la afirmación, ya que reviste una manera más de analizar y visualizar aquel conflicto, criterio absorbido posteriormente al ser estudiado por un sector de la historiografía contemporánea.

Apreciamos por un lado las imputaciones por traición a la patria de los liberales hacia los federales, debido a la simpatía oportunamente manifestada por éstos con la causa paraguaya. A la vez se incrimina al mitrismo por involucrar al país en una guerra no deseada contra el Paraguay y construir una cuestionada Alianza con el Brasil.

La acusación por razones electoralistas, entre las distintas agrupaciones, de haber sido paraguayistas, comprueba la dislocación ideológica, perfectamente identificada años anteriores, pero luego difícil de localizar.

Las incipientes y precarias estructuras políticas de los años sesenta fueron dominadas por el liberalismo, que aglutinaba entre sus filas a liberales ortodoxos, un amplio sector de la oficialidad correntina que combatió en el Paraguay y algunos hombres dispersos del antiguo federalismo que no contaban con grupos organizados.

Las imputaciones referidas a la guerra del Paraguay estuvieron presentes insistentemente en la política correntina por más de diez años después de concluida.

Información adicional