El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Sala de Contratación

Sólo en los primeros años de la ocupación del continente se dedicó el Rey personalmente a los asuntos indianos, y aún entonces delegó gran número de tareas en la Casa de Contratación de Sevilla. Esta fue perdiendo atribuciones progresivamente a beneficio del Consejo de Indias y, al terminar el siglo XVII carecía de mayor significación. Constituyó una especie de ministerio de comercio para las Indias, reguló el sistema de flotas y galeones y durante el siglo anterior fue también tribunal de comercio.

Este se separó de la Casa en 1583 y la mayor parte de las actividades comerciales las compartió con un ente gremial integrado por los grandes comerciantes que monopolizaban el comercio con América, denominado Consulado. A principios del 1600 se creó el Consulado de Lima, entidad equivalente a la sevillana y que dominó los intereses comerciales del virreinato.

Bibliografía:

Carlos Alberto Floria / César A. García Belsunce - “Historia de los argentinos” - Tomo 1 - Capítulo 6.

Información adicional