El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Las primeras mujeres españolas y criollas. Primera capilla

Cuando pasaron las penurias y los peligros de los primeros tiempos, los conquistadores casados trajeron sus familias; eso estimuló para que otros se radicasen en la nueva población(1).

(1) Manuel Florencio Mantilla. Extracto de la obra “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), tomo I, Notas biográficas por Angel Acuña, Buenos Aires. Ed. Juan Ramón y Rafael Mantilla.

El aumento de los habitantes por ese medio está representado hasta fin del siglo, por las siguientes cifras: año 1591: varones 35, mujeres 29; año 1595: varones 11, mujeres 12; año 1598: varones 7, mujeres 15.

Nombrados en otro lugar los primeros pobladores, doy ahora los nombres de las primeras mujeres españolas y criollas de la ciudad; helos aquí: Isabel de Almaraz, Catalina de Alberto, Lucía Cabrera, María Roberto, María Sánchez Cabrera, María Martínez, Isabel Gómez, Isabel Baca, Juana Carabajal, Ana de Génova, María de León, María de Acevedo, Juana Hernández, Catalina Trinidad, Lucía de Salinas, Francisca de Ledesma, Catalina Rodríguez, Isabel Rodríguez, María Polo, María Clemente, Beatriz Fernández, María de Leis, Juana de Velasco, María Serrido, María de Velasco, Juana de Guzmán.

Las viviendas fueron muy primitivas, de madera, barro y paja, sin ordenada edificación. La limpieza de las calles y plaza era obligación semanal del vecindario, que la llenaba los sábados, bajo pena de dos pesos de multa el remiso.

Para los oficios del culto, fue construida una pequeña capilla en la parte Sudoeste de la punta que hoy se llama “de San Sebastián”, la que estuvo concluida a los principios de 1593.

Denominada “Ermita de San Sebastián”, sirvió de Iglesia Parroquial hasta la construcción de “La Matriz”, a principios del siglo XVIII. Los jesuitas la demolieron después que edificaron su primer templo, cerca de ella.

Información adicional