El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Los preparativos de la fundación

El proyecto de fundar una ciudad en el paraje de las Siete Corrientes se había gestado mucho antes de la llegada del adelantado a la ciudad de Asunción y sus tenientes, con pleno conocimiento, ya se encontraban trabajando arduamente.

El elegido para llevar adelante esta empresa fue el capitán Alonso de Vera y Aragón, "el Tupí". Con la fundación en marcha, el Tupí escribe una carta al Consejo de Indias, el 15 de Junio de 1587, desde la ciudad de Santa Fe. En ella expresa lo siguiente(1):

S.C.R.M.

“Desde la Villa de Santos, costa del Brasil, escribí a Vuestra Alteza del suceso de mi viaje y del estado de esta tierra y la relación de los ingleses que se perdieron en la costa de los charrúas a la entrada de este Río de la Plata y desde allí volví a esta provincia con ciertos sacerdotes y pobladores y mercaderes en un navío que yo hice. Es tan desgraciada esta tierra que todos los sacerdotes que vienen a ella paran muy pocos porque de los quince frailes que Vuestra Alteza mandó que viniesen a esta provincia casi se han ido todos a la provincia del Tucumán so color de sus elecciones del obispo. Esta provincia tiene muy pocos clérigos que la iglesia catedral no se sirve con más de dos beneficiados, el uno de ellos es muy viejo y no halla personas suficientes para ordenarles y así suplico a Vuestra Alteza mande proveer de algunos sacerdotes con mandado expreso que no salgan de esta provincia si fueren frailes haciendo proveincia de por si pues, que hay hasta ahora en estas provincias pobladas seis ciudades porque con esto se asegurará la salida de ellos.
“Provincia tiene necesidad de que Vuestra Alteza envié el patronazgo eclesiástico para quitar diferencias entre el Obispo y la Justicia Real y asimismo escribano porque los que usan ahora en estas ciudades así de cabildo como públicos no son hábiles ni suficientes.
“Juan de Torres Navarrete teniente general de estas provincias en nombre de Vuestra Alteza me mandó haga una población en nombre de Vuestra Alteza en las Siete Corrientes y viniendo a este puerto de Santa Fe a despachar un navío mío al brasil para traer algunas cosas necesarias para la dicha población y que si algunas cosas nuevas hubiese en esta ciudad de que pudiese avisar a Vuestra Alteza en su nombre lo hiciese como persona que entendía de las cosas de esta tierra y si con ciertas nuevas que han venido a esta ciudad de que por la Justicia Mayor de esta ciudad sea hecho información de que dos navíos habían tomado en Chile de ingleses como parece por este testimonio que envío con ésta me he atrevido describir a Vuestra Alteza estos renglones el teniente general escribe largo a Vuestra Alteza del estado de la tierra en un navío que viene navegando de la ciudad de la Asunción. Nuestro Señor guarde la muy alta y muy poderosa persona de Vuestra Alteza y en estado acreciente con mayores Reinos y Señoríos. De la ciudad de Santa Fe a quince días de mes de Junio de 1587 años”.

S.C.P.M.
Besa los Reales pies a Vuestra Alteza
Alonso de Vera y Aragón

(1) Jorge Guillermo Celestino Zenarruza. “Crónicas” (1994), Libro Primero, pp. 176-183, Buenos Aires. Instituto de Estudios Iberoamericanos. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Esta carta inédita y hasta ahora desconocida por todos los investigadores que escribieron la historia de Corrientes, es un documento de alto valor histórico que permite saber que diez meses antes de la fundación jurídica de la Ciudad de San Juan de Vera, ya se estaban alistando y procurando los elementos necesarios para su fundación.

Por su parte, el Tesorero Hernando de Montalvo, en su carta al rey, fechada en Buenos Aires el 23 de Agosto de 1587, expresaba:

“( ... ) a la hora que quise cerrar esta carta llega aquí nueva de que iban a poblar otro pueblo a las Siete Corrientes del río Paraná un sobrino del licenciado Torres de Vera con más de ciento treinta soldados, población que será bien importante para estas provincias ( ... )”(2).

(2) Roberto Llevillier. “Correspondencia de los Oficiales Reales de Hacienda del Río de la Plata con los Reyes de España” (1915), tomo 1: 1540-1596, p. 421, Madrid. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Los documentos citados son más que elocuentes: indican que para el mes de Junio del año 1587, “el Tupí” ya se encontraba ocupado en la población de la Ciudad de Vera.

Por su parte, las manifestaciones del Tesorero Montalvo indican un claro conocimiento del inicio de la población que incluso estaba al tanto de la cantidad de pobladores que partieron de Asunción.

Si se tiene en cuenta el tiempo empleado entonces de Asunción a Buenos Aires para que le lleguen las noticias al tesorero Montalvo, se puede estimar que “el Tupí” debió partir de la Ciudad de Asunción hacia el paraje de las Siete Corrientes en el mes de Julio del año 1587.

Sin embargo, no fue fácil la recluta de pobladores. Realizado el pregón de rigor, los asuncenos no demostraron mucho interés, no siendo ésta la primera ocasión en que evidenciaron esta actitud.

Varios Informes posteriores demuestran que los vecinos de Asunción preferían permanecer viviendo en la ciudad antes que mudar su residencia a nuevas poblaciones, siendo que ésta era la razón de la conquista.

En este punto tuvo gran incidencia la colaboración de Hernando Arias de Saavedra quien, por medio de su gestión y diligencia motivó a los mancebos de la tierra a participar de la nueva población. Hernandarias ya comenzaba a definirse como el líder de los criollos.

El capitán Francisco González de Santa Cruz -hermano del San Roque González de Santa Cruz(3)- nos brinda una clara imagen de esta situación en su declaración testimonial que realiza en la Información de Méritos y Servicios de Hernandarias de Saavedra:

“( ... ) que este testigo se halló presente en esta ciudad el tiempo que el dicho adelantado publicó la población de las siete corrientes y que no se movía nadie y que visto esto el dicho general Hernandarias de Saavedra por más servir a su majestad se determino ir a la dicha población y con mucho cuidado le vio este testigo hallar amigos soldados para que fuesen y por su respeto se determino este testigo y Francisco de Aquino, Héctor Rodríguez(4), Diego Bordón y Esteban Alegre y otros muchos soldados que, por la prolijidad no los nombra aquí ( ... )”(5).

(3) Roque González de Santa Cruz (1576-1628), mártir criollo asunceno fundador de varias misiones y reducciones jesuíticas, proclamado Santo por S. S. Juan Pablo II en el año 1988.
(4) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Escribanía, 846A, folio 98. Visita a los soldados y pobladores que van al Río de la Plata con el Adelantado Juan Ortiz de Zárate. Héctor Rodríguez, labrador, natural de Valencia de Alcántara, de edad de 40 años, moreno, comienza a encanecer, tiene una señal en la frente, es casado.
(5) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Patronato, 136, N.1, R.6. Información de Méritos y Servicios de Hernandarias de Saavedra, folios 247/262, Asunción, 26 de Agosto de 1596. Declaración del capitán Francisco González de Santa Cruz. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Finalmente, los futuros pobladores fueron convencidos de la importancia que tenía esta nueva población y acudieron a su obligación.

“Mientras el Tupí se encontraba realizando los trabajos de conquista y descubrimiento, preparando el terreno y haciendo las paces con los indios comarcanos, el 25 de Enero de 1588 el Adelantado expide el titulo de Capitán a Hernando Arias de Saavedra para que llevase a su cargo la gente, ganados y los demás pertrechos y provisiones de guerra y población que al presente con el favor de Dios se espera hacer saliendo de esta ciudad por tierra y por el río a las provincias de las Siete Corrientes”(6).

(6) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Patronato, 136, N.1, R.6, folios 336/337, Asunción, 25 de Enero de 1588. Título de Capitán a Hernandarias de Saavedra, por el licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón, Adelantado, Gobernador, Capitán General y Justicia Mayor en todas estas provincias del Río de la Plata. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

- ¿Por dónde trasladó Hernandarias el ganado desde Asunción?

Penosa jornada le esperaba a Hernandarias y sus soldados; no fue fácil conducir todo el ganado a través de tierras inhóspitas, plagadas de lagunas y riachos. El traslado del ganado vacuno y caballar le demandó más de dos meses y numerosos testimonios relatan lo dificultoso que fue.

Sobre el desarrollo de esta jornada los historiadores siempre dieron por sentado que se realizó sobre la margen izquierda del río Paraguay -la margen paraguaya-; sin embargo, no existe testimonio que lo afirme.

“A lo largo de mis investigaciones y después de analizar detalladamente una suma considerables de documentos me he preguntado qué razón llevó a los historiadores a inclinarse por esta teoría”(7), se pregunta el investigador Sorg.

(7) “Surgió esta cuestión en el desarrollo de una conversación informal que tuve con el investigador Carlos Romero Jensen”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

“En varios documentos he hallado que los vecinos de Asunción tenían el ganado en la otra margen del río Paraguay(8) y que el camino real que conducía a la Ciudad de Asunción atravesaba las actuales provincias de Chaco y Formosa.
“Además, si se presentara una eventualidad en el camino, tendría Hernandarias muy cerca la Ciudad de Concepción del Bermejo, para pedir ayuda.
“Por todo lo expuesto me inclino a afirmar que la jornada por tierra se desarrolló por la margen derecha del río Paraguay -la margen argentina- más aún cuando en los testimonios se afirma que ‘fue a salir sobre el río del Paraná en frente de las Corrientes donde se hizo la dicha población’.
“Si la jornada por tierra se hubiera realizado por la margen paraguaya, Hernandarias hubiera salido frente a la actual Villa de Paso de la Patria; esta situación acarrearía el problema de trasladar el ganado desde ese punto hacia el de la fundación, que no es poco, corriendo el peligro de sufrir hostilidades de los indios guaraníes”(9).

(8) Uno de los problemas que tenían con los indios guaycurúes es que les robaban el ganado.
(9) Los indios guaraníes del Paraná arriba fueron los más hostiles en los primeros años de la fundación. Protagonizaron numerosos hechos sangrientos con los vecinos de la Ciudad de Corrientes. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La expedición que partió por el río estuvo a cargo del capitán Alonso de Vera y Aragón, “el Tupí”. No se sabe a ciencia cierta en qué momento partió de Asunción pero es probable que lo hiciera al mismo momento de partir Hernandarias por tierra.

“El Tupí” fue comisionado para preparar el terreno y hacer las paces con los indios comarcanos que se pudieran hallar en torno al sitio de la futura población. Una vez llegado el Tupí al paraje de las Siete Corrientes realizó trabajos de desmonte y algunos testimonios dicen que trató la paz con nueve parcialidades de indios que arrimó a la población.

No quedaron testimonios concretos de la jornada de población que inició “el Tupí” que pueda llevar a describirla con claridad; sin embargo, se cuenta con el testimonio de algunos soldados que expresaron haber participado en el descubrimiento de la Ciudad de Vera.

Uno de estos testimonios corresponde a Gonzalo Díaz Adorno quien manifiesta, en el año 1622, que “Lucas de Arce fue en compañía de Alonso de Vera al descubrimiento de la Ciudad de Vera” y, por su parte, el capitán Lucas de Arce manifiesta que “en la Ciudad de Vera, en su descubrimiento y población, cuando se pobló, fui al descubrimiento, llevando como llevé muchos pertrechos de armas, caballos y ganado vacuno, yeguas y otras cosas importantes a mi gran costa y trabajo que tuve, padeciendo innumerables calamidades y peligros”(10).

(10) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 111, N.6, Año 1622. Información de Méritos y Servicios del capitán Lucas de Arce. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Otros documentos refieren que trató la paz con nueve parcialidades de indios que arrimó a la población.

La fundación de la Ciudad de Vera ya estaba en marcha. Hernandarias marchaba por tierra con cuarenta soldados trasladando 1.500 piezas de ganado vacuno y 1.500 de ganado caballar(11), llevando por el río un bajel con pertrechos y otros elementos necesarios.

(11) Se entiende que en el ganado vacuno había vacas y bueyes y, en el ganado caballar, caballos y yeguas. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Por su parte, “el Tupí” se encontraba trabajando en el paraje de las Siete Corrientes, adonde había acudido con una flota compuesta por tres barcas y veintiocho balsas que transportaron a los 150 pobladores entre los que se contaban casados y solteros(12).

(12) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 85, N.5. Memorial presentado en Asunción en el año 1604 por el capitán Andrés Lobato de Godoy en nombre de Juan Alonso de Vera y Zárate, hijo del Adelantado, para hacer una Información de los Servicios de su padre y abuelo. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Se reservó el Adelantado un bergantín en el que lo acompañaría el más lucido elenco de conquistadores antiguos que quedaba en Asunción(13).

(13) Fue una característica observada en las fundaciones que estaban compuestas por conquistadores antiguos y jóvenes criollos. Generalmente el contingente de conquistadores antiguos permanecía por espacio de un año o más en la población para contribuir a su organización institucional. Dentro de este grupo reducido de conquistadores antiguos estaban también los criollos más antiguos. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Información adicional