El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La Matanza de la Mandioca

Por el mes de Abril de 1596 los ánimos de los vecinos de la Ciudad de Vera se aquietaron y gracias a la firmeza demostrada por Alonso de Vera y Aragón, "el Tupí", la población siguió adelante y Hernando Arias de Saavedra abandonaría la población una vez concluida la misión que le fue encomendada por el Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón.

Meses más tarde(1) ocurrirá una de las mayores tragedias que le significó a la incipiente ciudad una gran pérdida en vidas humanas.

(1) A mediados del año 1589. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Como consecuencia de la gran necesidad de alimentos que tenía la población se organizó una expedición que partió de la Ciudad de Vera, remontando el gran río Paraná, en procura de alimentos. El contingente estaba integrado por cuarenta españoles, cien indios amigos, una barca y quince canoas(2).

(2) Datos aproximados, tomados de las declaraciones de los testigos. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Al llegar al paraje denominado La Mandioca, ubicado a quince leguas de la ciudad(3), una inesperada sorpresa les esperaba.

(3) Archivo General de Indias, Sevilla (España). // Charcas, 28, R.4, N.49, folios 33v/36v, San Juan de Vera, 13 de Enero de 1635. Declaración de Luis Gómez, “( ... ) saliendo de esta ciudad cuarenta hombres por el río arriba del Paraná, quince leguas poco mas o menos de esta ciudad ( ... )”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El paraje de La Mandioca fue descubierto cuando se vino a la población y en él había abundancia de arbustos de mandioca(4). Mientras se dedicaban a recolectar las raíces fueron sorprendidos por un gran número de indios guaraníes que, con gran brío, se arrojaron sobre ellos, causándoles la muerte a veintiún españoles y heridas graves a otros quince.

(4) Archivo General de la Provincia de Corrientes, “Revista del Archivo de la Provincia de Corrientes”, p. 79. San Juan de Vera, 18 de Septiembre de 1591. Padrón de Reparto de Tierras para labranza, “( ... ) y por el de arriba hasta donde se halló el primer mandiscal (mandiocal) de los indios guaraníes, cuando se vino a esta población ( ... )”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Fue evidente que los estaban esperando. La totalidad de los indios amigos que acompañaban a los españoles, alrededor de cien, fueron cautivados.

En la inesperada retirada que debieron emprender, perdieron la barca y las canoas, con los pertrechos de guerra que llevaban. La ciudad y sus vecinos vivieron con gran angustia la llegada de los sobrevivientes malheridos, que venían huyendo despavoridos de tan trágico suceso.

Este hecho desastroso despertó en la población el temor de que los indios, envalentonados por esta victoria, determinasen invadir y asolar la ciudad, más aún cuando sólo quedaban en la misma setenta soldados para su defensa, entre los que se contaban los heridos(5).

(5) Archivo General de la Nación, División Colonias, Tribunales, Legajo E1, folios 125/165. San Juan de Vera, 18 de Enero de 1664. Información de Méritos y Servicios de Víctor de Figueroa. Declaraciones del capitán Antón Sánchez Moreno, de 78 años de edad; del capitán Héctor Rodríguez, de 75 años de edad; y del capitán García de Céspedes, de 92 años de edad. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Como consecuencia de estos acontecimientos(6), el 23 de Julio de 1589 procedió nuevamente "el Tupí" a tomar una serie de medidas con el fin de resguardar el Fuerte y sus vecinos, ordenando que “ninguna persona sea osada de salir de esta ciudad si no fuere por la puerta principal del fuerte, so pena de la vida y que se cierren los portillos que tienen hechos en el fuerte”(7), logrando, con esta actitud, un control absoluto de los vecinos que saliesen de la fortificación, amén de asegurar su perímetro para evitar que indios enemigos ingresen por las puertas que los vecinos habían hecho en diferentes partes del recinto por su comodidad.

(6) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Sala 1, Actas Capitulares, tomo 2, folio 40. El 29 de Junio de 1589, “el Tupí” entregó a Luis Bustos un pliego de cartas del Santo Oficio para que se las entregue al capitán Alonso de Vera y Aragón, Justicia Mayor de la Ciudad de Asunción y que, a su regreso, traiga otro que le iba a entregar. Seguramente con este viaje, Luis Bustos pondría en conocimiento a la Ciudad de Asunción de lo sucedido.
(7) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Sala 1, Documentos de Gobierno, tomo 1, folios 7. Bando del 23 de Julio de 1589 del Teniente de Gobernador Alonso de Vera y Aragón. El contenido de este Bando da una clara imagen de que la ciudad consistía en un Fuerte dentro del cual habitaban todos los pobladores. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Se organizaron guardias permanentes y los vecinos debían permanecer alertas, equipados con sus armas, tanto de día como de noche.

Las medidas adoptadas por Alonso de Vera y Aragón revelan su tenacidad y perseverancia en tiempos de crisis, sustentando la ciudad y alentando a sus vecinos a defenderla.

Gustavo Miguel Sorg da a conocer un extracto del Mapa atribuido a Ruy Díaz de Guzmán(8), donde se encuentra representada la “Matanza de la Mandioca”.

(8) Este mapa está reproducido en Daniel García Acevedo. “Contribución al estudio de la Cartografía de los países del Río de la Plata” (1905), pp. 8-9, Montevideo. Debió ser muy importante este desgraciado suceso como para estar representado en un mapa. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Organizada la defensa del Fuerte, el Cabildo de la ciudad comisionó al "Tupí" para que viaje a la Ciudad de Asunción en busca del auxilio necesario.

El 19 de Diciembre de 1589 se presentó al Cabildo el capitán Francisco González de Santa Cruz, que a la sazón ocupaba el oficio de Alcalde Ordinario y de la Hermandad, exhibiendo un Título por el cual "el Tupí" lo comisionaba para que, en su ausencia, ejerciese el oficio de Teniente de Gobernador, lo que da la pauta de que, para esa fecha, ya se encontraba "el Tupí" ausente de la ciudad(9).

(9) Archivo General de la Provincia de Corrientes, Sala 1, Actas Capitulares, tomo 1, folio 76. San Juan de Vera, 19 de Diciembre de 1589. Alonso de Vera y Aragón solicita al Cabildo que reciba -en calidad de Teniente de Gobernador interino- al capitán Francisco González de Santa Cruz. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El auxilio necesario no sólo consistía en un contingente de soldados que asistieran en la ciudad en un tiempo determinado, era necesario reforzar el contingente poblador, que se encontraba disminuido por la Matanza de la Mandioca. Además, era necesario traer ganado y alimentos.

La misión no podía ser encomendada a un Procurador; debía ser realizada por alguien con recursos y caudal necesarios para afrontar los Gastos. "El Tupí" era la persona indicada, amén de que su primo hermano ejercía de Teniente de Gobernador en Asunción y no le negaría el apoyo necesario.

El pedido de socorro fue solicitado, además, en las ciudades de Concepción del Bermejo y Santa Fe. La Ciudad de Asunción inmediatamente demostró su lealtad y su Teniente de Gobernador, Alonso de Vera y Aragón y Hoces(10), comisionó, el 27 de Noviembre de 1589, al capitán Hernando Arias de Saavedra para que, con la mayor brevedad, acuda al socorro de la Ciudad de Vera, con los soldados que sean necesarios.

“( ... ) por cuanto, por parte de Alonso de Vera y Aragón, teniente de gobernador y justicia mayor en la ciudad de Vera, me ha sido hecha relación de la extrema necesidad en que queda aquella ciudad y los vecinos de ella por haber muerto los enemigos treinta y tantos hombres y todo el servicio que llevaban, me ha parecido conveniente y muy en servicio de Su Majestad enviar socorro para resistir la furia y orgullo que tendrán los enemigos con esta victoria y atento a que vos, el capitán Hernandarias de Saavedra sois persona tal caballero hijodalgo y tenéis experiencia en las cosas de la guerra y podréis en esta ocasión hacer gran servicio a Dios Nuestro Señor y a Su Majestad, os señalo u nombro por capitán de Su Majestad para que por mi y en mi nombre como mi propia persona vayáis y llevéis en vuestra compañía toda la gente, vecinos y soldados que tengo apercibida en esta ciudad y hagáis el dicho socorro ( ... )”(11).

(10) No el Alonso de Vera y Aragón, “el Cara de Perro” que, a la sazón, se desempeñaba como Teniente de Gobernador de Concepción del Bermejo y al que la mayoría de los historiadores hacen Teniente de Gobernador en Asunción.
(11) Archivo General de Indias, Sevilla (España). // Patronato, 136, N.1, R.6. Información de Méritos y Servicios de Hernandarias de Saavedra, cuerpo 3, folios 13/14. Asunción, 27 de Noviembre de 1589. Título de Capitán a Hernandarias de Saavedra para el socorro de la Ciudad de Vera, despachado por Alonso de Vera y Aragón, Teniente de Gobernador de Asunción. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Información adicional