El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Torres de Vera y Aragón regresa a la Ciudad de Asunción

En el mes de Abril del año 1604, el Adelantado ya estaba en la Ciudad de Asunción; varios documentos depositados en el Archivo Nacional de esa ciudad lo certifican.

El 15 de Agosto de 1604 vende a Juan de Montenegro, vecino de Asunción, una chacra y viña en el pago de Tacumbú, de su propiedad, en la suma de $ 750, pagaderos en ropa de Castilla(1).

(1) Archivo Nacional de Asunción, volumen 165, folios 84v-86v, Asunción, 15 de Agosto de 1604. Carta de Venta Real que otorga el licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón; su firma consta en el documento. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En la noche del domingo, primer día de Pascuas de Resurrección, del mes de Abril del año 1604, ocurrió un hecho muy pintoresco. Encontrándose el Adelantado enfermo, en la cama, Gabriel de Vera y Aragón, su hijo, quiso alegrarlo, dándole una serenata a medianoche.

Para ello requirió a Tomás Méndez, hábil con el discante(2), y al negro Bartolomé, esclavo del Adelantado, que le acompañara a tocar y cantar y dar música a su padre(3).

(2) Guitarrillo.
(3) Declaraciones de Tomás Méndez en el proceso criminal contra Gabriel de Vera y Aragón. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Gabriel de Vera y Aragón era, en ese momento, un mozo de tan sólo 15 años, que pretendía con esta acción dar una alegría a su padre para que mejorase en su estado de salud. Se dirigieron a la ventana de la morada del Adelantado y comenzaron a cantar, pero no terminaría esta noche en un buen suceso.

Gabriel de Vera y Aragón toma conocimiento que Francisco de Vera estaba siendo reprendido por el teniente de Alguacil Mayor Juan de Avila; inmediatamente da instrucciones al negro Bartolomé para que tome una espada y vaya a reprender a Juan de Avila, a lo cual el negro Bartolomé acudió rápidamente, precipitándose sobre él, rompiéndole la vara real y produciéndole algunas lesiones, lo que motivó que Juan de Avila vaya a quejarse al Adelantado por el atropello que, contra persona y dignidad, cometieron.

Desafortunadamente lo que pretendía ser una alegría terminó siendo un disgusto. Gabriel de Vera y Aragón y Francisco de Vera quedaron detenidos en la cárcel pública y se les inició un proceso criminal(4).

(4) Archivo Nacional de Asunción, volumen 1.600, Nro. 5, Año 1604, folios 1-18. Proceso criminal contra Francisco de Vera y Gabriel de Vera y Aragón sobre delitos criminales. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Este incidente se originó a causa de que estaba prohibido andar de noche por la ciudad por lo cual Juan de Avila, haciendo uso de su autoridad, pretendió evitar que siguiera adelante la serenata, reaccionando Gabriel de Vera y Aragón con un impulso propio de su juventud, que desencadenó en este violento suceso.

Un dato interesante que se puede obtener del contenido del proceso criminal iniciado, es conocer el año y lugar del nacimiento de Gabriel de Vera y Aragón.

En la declaración testimonial que dio el 28 de Abril de 1604, al ser preguntado “¿cómo se llama e hijo de quién es y de dónde es natural?”, respondió lo siguiente:

“Dijo este confesante que se llama don Gabriel de Vera, hijo del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón, y natural de la Ciudad de Santa Fe de esta Gobernación”.

Al concluir su declaración, “dijo ser de edad de quince años poco más o menos”, lo que permite determinar que su nacimiento ocurrió en el año 1589, quizás a principios del mismo.

Nació este niño, producto de una relación amorosa que tuvo el Adelantado con María Arias de Mansilla, mujer doncella y principal e hijodalgo que, por serlo, no declaró su nombre, como lo manifiesta el Adelantado en su testamento(5).

(5) Ana María Presta. “Las genealogías perdidas de los Zárate Mendieta y Torres de Vera”, p. 156, en la “Revista del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas” (2006), Nro. 32, Buenos Aires. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Es indudable que se conocieron en la Ciudad de Asunción; María Arias de Mansilla debió acompañar al Adelantado a la fundación de Corrientes y permanecer luego en la Ciudad de Santa Fe, donde nació su hijo Gabriel, ciudad en la que estuvo un tiempo el Adelantado, luego de fundar la Ciudad de San Juan de Vera, el 3 de Abril de 1588(6).

(6) El documento analizado contradice y rectifica las manifestaciones de Federico Palma en su trabajo “Don Juan de Torres de Vera y Aragón” (1966), en “Revista de la Junta de Historia de Corrientes”, Nro. 1, Corrientes, donde dice que el Adelantado no conoció a su hijo Gabriel de Vera y Aragón. También está equivocado al decir que algunos historiadores paraguayos afirrnan que el Adelantado contrajo matrimonio con María Arias de Mansilla. Roberto Quevedo, en su publicación: “¿Existió un segundo matrimonio del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón?”, en el “Boletín del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas”, Nro. XIII, Junio/Julio de 1991, no lo afirma, tan sólo plantea el interrogante si hubo o no un segundo matrimonio del Adelantado del cual nació Gabriel de Vera y Aragón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

A su regreso de España y a su paso por la Ciudad de Asunción, residía el Adelantado en la casa del capitán Andrés Lobato de Godoy, su fiel amigo y persona de confianza de toda la familia Vera y Aragón(7).

(7) El capitán Andrés Lobato de Godoy recibió un poder de Alonso de Vera y Aragón, “el Tupí”, para otorgar su testamento, del cual fue su albacea testamentario. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Un retrato de la situación del Adelantado lo da el capitán Juan de Cabrera en su declaración testimonial del año 1604:

“ ( ... ) que el dicho adelantado Juan de Torres de Vera está tan pobre, que habiendo sido adelantado y gobernador de estas provincias, no tenga qué comer, que si no le diera de comer de casa del capitán Andrés Lobato de Godoy no tuviera qué comer y cuándo se va a una estancia de vacas que tiene, para poderse sustentar, está vaqueando las vacas cimarronas, y si no fuera por un repartimiento que el gobernador don Hernando de Zárate dio y encomendó en el dicho Juan Alonso de Vera y Zárate, no tuvieran quién los sirviera de los cuales no tienen más aprovechamiento que venir a la mita para la sementera e a la cosecha y la comida que se coge ellos comen la mayor parte de ella y es más el gasto que el provecho ( ... )”(8).

(8) Archivo General de Indias, Sevilla (España). // Charcas, 85, N.5, folios 33v/339r, Asunción, 19 de Octubre de 1604. Capitán Juan Cabrera, vecino y Alcalde ordinario de la Ciudad de Asunción. Testigo en la Información de Méritos y Servicios del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En la Ciudad de Asunción realizó todas las diligencias necesarias para iniciar las Informaciones y Probanzas que acreditaban sus servicios y las ciudades que fueron fundadas durante su Gobierno y el de su suegro.

Comisionó a Juan de Guerra de Castro para realizar la Probanza en la Ciudad de Vera(9) y al capitán Andrés Lobato de Godoy para realizarla en las ciudades de Asunción(10) y en la de Concepción del Bermejo(11).

(9) Archivo General de Indias, Sevilla (España). // Charcas, 5, N.5, folios 356r/360v, Asunción, 17 de Mayo de 1604. Carta Poder General que otorga el Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón -vecino de Asunción- a Juan de Guerra de Castro, residente en la Ciudad de San Juan de Vera.
(10) Archivo General de Indias, Sevilla (España). // Charcas, 5, N.5, folios 228v/229r, Asunción, 5 de Octubre de 1604. El capitán Andrés Lobato de Godoy hace presentación del Poder que le otorgó Juan Alonso de Vera y Zárate.
(11) Archivo General de Indias, Sevilla (España). // Charcas, 5, N.5, folios 389r/389v, Concepción del Bermejo, 23 de Noviembre de 1604. El capitán Andrés Lobato de Godoy hace presentación del Poder que le otorgó el Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Una carta de Alonso de Vera y Aragón(12), dirigida a su hermano Francisco de Vera y Aragón, arcediano de los Pedroches y canónigo de la Santa Iglesia de Córdoba, develan noticias inéditas de la familia.

(12) Alonso de Vera y Aragón, “a secas”, Teniente de Gobernador de Asunción y, después, vecino de la Ciudad de Santiago del Estero. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En su carta del 12 de Diciembre de 1604 decía:

“Nuestro primo Alonso de Vera(13) murió a principios del mes de Octubre, año de 1604, Dios Nuestro Señor le debe tener en su Gloria mediante los méritos de su Sagrada Pasión y Muerte, que pues fue servido de darle acá una enfermedad de tres años, sin levantarse de la cama, quizá fue purgatorio para llevarle desde aquí al eterno descanso. Sentí mucho no hallarme aquí a su muerte, que era ido veinticinco leguas de aquí adonde he mudado mi pueblo.
“El Señor Adelantado, nuestro tío, está en el Río de la Plata con muy poco gusto y contento, así por haberse casado don Juan, su hijo y nuestro primo, sin su licencia, como por ver que Su Majestad no se acuerda de hacerle alguna merced, habiéndole servido tan bien / Doña Mariana y mis hijos besan a V. M. las manos, y está en días de parir su cuñada, de V. M., que si Dios la alumbra bien tendremos tres hijos hasta aquí, el uno es varón y la otra hembra, otro fue Dios servido llevarme hará dos años que ya di cuenta a V. M. de ello”(14).

(13) Se refiere al “Cara de Perro”.
(14) Archivo Familiar Torres Lasarte, Estepa (España). Santiago del Estero, 12 de Diciembre de 1604. Carta de Alonso de Vera y Aragón a Francisco de Vera y Aragón, arcediano de los Pedroches y canónigo de la Santa Iglesia de Córdoba (inédita). // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Los detalles que refiere la carta son muy interesantes; proporciona la fecha en que falleció Alonso de Vera y Aragón, el “Cara de Perro”, y manifiesta el estado de ánimo con que se encontraba el Adelantado.

Al parecer, Juan Alonso de Vera y Zárate se había casado sin su consentimiento, y esto se explica porque, en realidad, se había tratado su casamiento en Estepa con María de Vera(15), su prima hermana, y como este matrimonio no se realizó, Elvira Luisa de Vera ingresó al Convento de Monjas Descalzas de la Villa de Estepa(16).

(15) María de Vera era hija de Carlos de Vera y Aragón (hermano del Adelantado) y de María de Hoces, hermana -a su vez- de Alonso de Vera y Aragón, “a secas”.
(16) Archivo General de Indias, OM-Caballeros_Santiago, Expediente 8.795, Año 1668, folio 91v: “( ... ) y tiene noticias que antes de esto se había tratado el casamiento del dicho Adelantado (Juan Alonso de Vera y Zárate, que ya había heredado el Adelantazgo), padre del pretendiente, con doña María de Vera; asimismo, su prima hermana -hija del dicho Carlos de Vera y hermana de la dicha Juana de Vera y Tinoco- y que la dicha doña María, eligiendo mejor estado, se entró en el Convento de Monjas Descalzas de Santa Clara de esta Villa ( ... )”. Declaraciones del doctor Gerónimo de Rivera, Vicario General y Juez Eclesiástico ordinario de la Villa de Estepa. El declarante confundió el nombre de Elvira Luisa de Vera por el de María de Vera. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En el año 1605 ya se encontraba en la Ciudad de La Plata; prueba de ello es que el 10 de Mayo de 1605 se presenta como testigo en la Información de Méritos y Servicios del capitán Ruy Díaz de Guzmán.

En esa ocasión, se lo presenta como "adelantado licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón, oidor que fue en esta Real Audiencia”(17).

(17) Roberto Quevedo. “Ruy Díaz de Guzmán (sus Obras, Fundaciones y su Tiempo)” (2001), pp. 354-357, Asunción. Información por procedencia de: Archivo General de Indias, Sevilla (España), Patronato, 142, N.2, R.1. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El Adelantado se aprestaba a realizar la última etapa de su Información de Servicios, diligencia que sería llevada adelante por su hijo. El 7 de Agosto de 1606, Juan Alonso de Vera y Zárate se presenta a la Real Audiencia(18), para hacer una Información de los servicios de su padre y abuelo.

(18) Archivo General de Indias, Sevilla (España). // Charcas, 5, N.5, folios 1r/18v, La Plata, 7 de Agosto de 1606. Petición de Juan Alonso de Vera y Zárate para hacer una Información de los servicios de sus padres y abuelos. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La probanza se terminó de realizar en el mes de Septiembre del año 1607, que fue la fecha en la cual el último de los testigos prestó su declaración testimonial. Al expediente se le agregaron todos los títulos, recaudos y certificaciones anexos, desde que Juan Ortiz de Zárate fue nombrado gobernador del Río de la Plata por el virrey del Perú.

Seguidamente fue presentado a la Real Audiencia, que lo remitió al Consejo de Indias.

Información adicional