El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El verdadero Escudo de los Vera y Aragón de Estepa

En el ámbito de la provincia de Corrientes, el historiador Manuel Vicente Figuerero fue el primero que presentó en sociedad un diseño del Escudo de Armas del fundador de la Ciudad de Corrientes(1).

(1) Manuel Vicente Figuerero. “El Escudo de Corrientes” (1921), p. 40, Buenos Aires. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Sin embargo, el Escudo que utilizó Figuerero para su publicación lo tomó de la página 467 del Tomo 1 del Nobiliario de Alonso López de Haro(2), del capítulo correspondiente a la Casa de los Señores de Sierrabrava y San Lorenzo, del apellido de Vera.

(2) Alonso López de Haro. “Nobiliario Genealógico de los Reyes y Títulos de España” (1622), tomo 1, p. 467, Madrid. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Este Escudo de Armas era el que utilizaba Juan Antonio de Vera y Zúñiga, conde de la Roca y del hábito de Santiago, por esa razón tenía el Escudo la espada de Santiago, a cuya Orden militar-religiosa no pertenecía el Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón.

En el año 1967, el historiador Federico Palma publica, en la "Revista de la Junta de Historia de Corrientes"(3) una biografía del Adelantado, en la que adjudica al Adelantado el Escudo de Armas que tomó del Nobiliario de Carlos Calvo(4), que es una de las representaciones del Escudo más alejadas de la realidad que existe(5).

(3) Federico Palma. “Don Juan de Torres de Vera y Aragón” (1967), Revista de la Junta de Historia de la Provincia de Corrientes, Nro. 2, Corrientes. Erróneamente el autor lo nombra al Adelantado con el “Don”, preeminencia que no usaba el Adelantado en su nombre y que es una prerrogativa muy importante a tener en cuenta en los estudios historiográficos de los personajes de esos tiempos.
(4) Carlos Calvo. “Nobiliario del Antiguo Virreinato del Río de la Plata” (1936), tomo II, p. 365, Buenos Aires.
(5) Por ejemplo, algunos de los errores que puedo señalar de este escudo es que el águila se representa explayada, en lugar de pasmada. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

No fue una tarea sencilla determinar cuál fue el verdadero blasón que utilizaron los Vera y Aragón de Estepa. Como conclusión de mis exhaustivas investigaciones puedo afirmar que el Escudo de Armas que hasta ahora se le ha atribuido a esta rama de la familia no es el correcto y la causa de este yerro se fundó en la ausencia de un testimonio concreto.

Para subsanar este problema los investigadores recurrieron a las representaciones más antiguas que existían del blasón de la familia Vera, adoptándolo sin más reparo.

En cuanto a los antecedentes más antiguos, el licenciado Velázquez de Mena(6) fue el precursor de la representación del blasón de los Vera en su publicación del año 1617. Sin embargo, cometió el error de representarlo con el águila mirando a la izquierda(7).

(6) Velázquez de Mena. “Tratado del Origen Generoso e Ilustre del Linage de Vera” (1617), sin consignar lugar de impresión.
(7) Las reglas de la heráldica dicen que toda figura animada que no esté de frente debe ponerse, forzosamente, mirando hacia la derecha del escudo. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Al licenciado Velázquez de Mena lo siguieron: Juan Antonio de Vera y Zúñiga(8), conde de la Roca, en su obra "El Embajador", del año 1620; Alonso López de Haro(9), en su Nobiliario del año 1622; y el licenciado Francisco de la Puente(10), en su Tratado del año 1635 corrigiendo -estos tres últimos autores- la orientación de la cabeza del águila.

(8) Don Juan Antonio de Vera y Zúñiga. “El Embaxador” (1620), Sevilla.
(9) Alonso López de Haro. “Nobiliario Genealógico de los Reyes y Títulos de España” (1622), dos tomos, Madrid. // Alonso López de Haro. “Arbol de los Vera” (1636), Milán.
(10) Don Francisco de la Puente. “Tratado Breve de la Antigüedad del Linaje de Vera” (1635), Lima. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En los citados diseños del Escudo de Armas de los Vera, los escudos llevan por esmalte tres órdenes de contra veros ondulados de sable en campo de plata rodeado por una bordura de gules con ocho aspas de oro, por divisa un águila pasmada de sable coronada, en cuyo pico tiene una cinta con el lema VERITAS VINCIT, y en todos se representa la espada de Santiago(11).

(11) Sobre los colores del blasón: 1) Sable: esmalte negro o rayados ajedrezados en monocromo; 2) Gules: esmalte rojo o rayados verticales en monocromo; 3) Oro: esmalte amarillo franco o sembrado de puntos en monocromo. El diseño del águila se corresponde con el águila de San Juan, cuyo diseño más conocido es el que incorporó Isabel, “la Católica”, como soporte al escudo de los Reyes Católicos. El águila de San Juan es un águila real pasmada (que tiene caídas las plumas de las alas), de sable, nimbada de oro, con el pico y las garras de gules. La corona que va sobre la cabeza del águila debe ir separada de ésta. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Según la mayoría de los tratadistas, los veros en ondas -u ondulados- son de origen anglo o galo y poco usuales en la heráldica española.

No obstante, su diseño se halla perfectamente reglado en la heráldica alemana, que señala que su diseño proviene de diseños de blasones muy antiguos, y los denomina Wechselfeh.

Estos diseños del Escudo de Armas de la familia Vera, son los testimonios más antiguos que se pueden hallar publicados y, con certeza, puedo afirmar que los autores se anoticiaron de ellos, de la familia Vera de Mérida(12).

(12) Johannes Baptist Rietstap. “A rmorial Général” (1884), Gouda (Holanda), dos tomos. Sobre los blasones del apellido Vera dice este autor, en el tomo II, p. 986, lo siguiente: “Vera - comtes de la Roca, Estrémadure. Vairé de sable et d’argent; á la bordure, de gueules, chargé de huit flanchis d’or.” / “Vera - Aragón. D’argent a une aigle essorant de sable, tenant en son bec une banderole d’argent, qui se recourbe sur la téte de l’aigle, inscrite des mots: VERITAS VINCIT”. / “Vera - Aragon. De vair plein”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El blasón hasta ahora descripto es el que utilizaron los descendientes de la familia Vera, establecidos en la Ciudad de Mérida, de Extremadura, y aunque fueron parientes de los Vera, de Llerena y Estepa, no necesariamente fue el Escudo de Armas que utilizaron los Vera de Estepa, que provenían de los Vera de Llerena y Badajoz, como hasta ahora se tuvo por cierto.

Existen testimonios de que la familia Vera, de Estepa, ostentó su Escudo de Armas sobre el arco de las puertas principales de la casa de Alonso de Vera y en el arco de su capilla en la Iglesia Mayor, los que constituyen un testimonio de ello las declaraciones de testigos en las Informaciones tomadas en el año 1668, para el ingreso a la Orden de Santiago de Francisco Sancho de Vera y Figueroa, en las cuales se afirmaba lo siguiente(13):

“... y asimismo tiene esta familia ilustrada su nobleza con una capilla que fundo el dicho Carlos de Vera en la iglesia mayor de esta villa, la cual tiene privilegio perpetuo y para todos los días de altar de anima concedido por la Santidad de Gregorio XIII a petición deld icho embajador su hermano y no hay otra capilla en la dicha iglesia que tenga dueño particular y aunque en la dicha capilla no hay al presente escudo de armasd e los caballeros Veras, juzga este testigo que esla causa el haberse bajado la fabrica de ella para poner los órganos que constan hoy en el sitio donde pudo estare 1 escudo susodicho y este testigo tiene en su poder un traslado autorizado del titulo que se dio de dicha capilla y sitio para fundarla al dicho Carlos de Vera...
“... asimismo el dicho Carlos de Vera fundó en la iglesia mayor de esta villa en compañía de Gaspar de Yllanes, bisabuelo de este testigo, una capilla, y en ella esta el tanto de una bula que su santidad concedió a la dicha capilla para que perpetuamente fuese altar privilegiado y de anima, el altar que esta en dicha capilla, a suplica que hizo don Francisco de Vera y Aragón embajador de Roma como tiene declarado y le consta que antiguamente tenia esta familia el escudo de sus armas en el arco de dicha capilla, y ha muchos años que se quito, por poner los órganos de la dicha iglesia en el punto y nicho donde estaba el dicho escudo = y sabe también que estas mismas armas estaban sobre las puertas principales de las casas que vivió el dicho Alonso de Vera y vinculó el dicho Carlos de Vera su hijo que estaban inmediatas a la muralla y de casas de don Francisco Navarrete y casas de sus bisabuelos de este testigo las cuales casas y escudos no subsisten muchos años ha, por haberse arruinado con el tiempo y no haber cuidado de ellas...”.

(13) “Actas Capitulares de Corrientes” (1941-1946), Buenos Aires. Academia Nacional de la Historia. // OM-Caballeros_Santiago, Expediente 8.795. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Desafortunadamente, estos Escudos de Armas blasonados ya no existen. Ya en el año 1668 se habían perdido, como consta en las declaraciones de los testigos. En lo que se refiere al Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón, no se conservan documentos sellados con su escudo de armas, probablemente por la escasa y casi nula correspondencia oficial que tuvo con el rey y su Consejo de Indias, en su carácter de Adelantado y Gobernador.

Afortunadamente, de su hijo, Juan Alonso de Vera y Zárate, siendo gobernador del Tucumán, se ha podido rescatar un documento del año 1622 donde está estampado el escudo de armas que usaba. El citado documento fue descubierto por el doctor Carlos A. Luque Colombres(14), en el Archivo de Tribunales de Córdoba y en él se puede advertir en el primer cuartel, las Armas de Vera y Aragón que le correspondían por su padre y que más adelante confirmaré con nuevas evidencias que surgen de los archivos españoles.

(14) Carlos A. Luque Colombres. “Don Juan Alonso de Vera y Zárate (Adelantado del Río de la Plata)” (1944), Córdoba. El autor hace una reproducción parcial del Escudo de Armas y da como referencia del documento: Escribanía 2da., Legajo 8, Expediente 4. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Pasaré a relatar ahora, cómo en la Ciudad de Corrientes se adoptó oficialmente un Escudo de Armas incompleto del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón.

En el año 1988 se cumplían cuatrocientos años de la fundación de la Ciudad de Vera y, por tal motivo, el Comité Ejecutivo del Cuarto Centenario de la fundación de Corrientes solicitó, en el año 1987, a la Academia Nacional de la Historia, que expidiese un dictamen sobre cuál era el verdadero Escudo del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón, fundador de la Ciudad de Vera.

La Academia comisionó el 7 de Octubre, para esta tarea a su académico de número Carlos A. Luque Colombres, de la Ciudad de Córdoba, cuyo dictamen fue aprobado en la sesión del 15 de Noviembre de 1987.

Con la resolución de este dictamen, el Comité Ejecutivo del Cuarto Centenario mandó confeccionar una medalla conmemorativa y se erigió un monumento con el Escudo de Armas del fundador, en el ingreso del Parque Mitre.

Con respecto al dictamen del doctor Luque Colombres, al referirse al Adelantado manifestó que, “hasta ahora no he visto documentos por él firmados, que lleven su sello y escudo”. Por este motivo, recurrió a las publicaciones en las que se representaba el Escudo de Armas de los Vera y a los documentos confirmatorios de hidalguía que el rey de armas, Don Félix de Rújula, expidió en el año 1893, al general José Ignacio Garmendia, documento en el cual se adjuntan las ilustraciones de las Armas de los Vera y Aragón y los Zárate.

Con referencia al documento suscripto por el rey de armas, el doctor Luque Colombres hizo las debidas aclaraciones y rectificaciones de los errores consignados en él. En la página final de su Informe adjuntó una reproducción del Escudo de Armas del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón que se hallaba dibujado en los documentos confirmatorios de hidalguía y nobleza el cual, finalmente, fue adoptado por el Comité Ejecutivo del Cuarto Centenario de la fundación de Corrientes(15).

(15) Carlos A. Luque Colombres. “El Escudo del Fundador de Corrientes” (1988), pp. 355-359, Academia Nacional de la Historia, Boletín LX, Buenos Aires. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Cuando comencé mis investigaciones del fundador de la Ciudad de Vera, me fui interiorizando de todos los pormenores de su vida y los de su familia. Debo manifestar que procuré por todos los medios de obtener un testimonio fehaciente de su Escudo de Armas sin éxito, incluso hasta la publicación de su biografía.

No conforme con el Escudo de Armas que se le había atribuido, continué la búsqueda con la ayuda de investigadores europeos con acceso a documentación en archivos públicos y privados.

Finalmente, mi amigo Mauro Gambini de Vera d’Aragona, de la Ciudad de Nápoles, me comunicó que había hallado en el Archivo de Simancas(16) varias cartas del licenciado Francisco de Vera y Aragón, con el sello de su Escudo de Armas, describiéndolo de la siguiente manera:

“Quanto al sello posso dirti con precisione che lo scudo rappresenta solo l’arma ‘classica’ dei de Vera d’Aragona, cioé: partito, nel 1ro. (de Vera) d’argento alle tre fascie controinnestate di nero, nel 2do. (d’Aragona) ai quattro pali di rosso in campo d’oro, il tutto accollato all’aquila bianca coronata d’oro, sostenente col rostro il breve ‘Veritas Vincit’”(17).

(16) Archivo General de Simancas, Fondos de Instituciones del Antiguo Régimen, Consejo de Estado, K 1674 y K 1675.
(17) Traducción: “En cuanto al sello puedo decirte, con precisión, que el escudo representa sólo las armas clásicas de los Vera y Aragón, es decir: partido, en el 1ro. (de Vera), de plata con tres fajas contraenchufadas de negro; en el 2do. (de Aragón) cuatro palos de rojo en campo de oro, todo endosado al águila blanca coronada de oro, sosteniendo, con el pico, el breve ‘Veritas Vincit’”. // Todo citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Inmediatamente me puse en comunicación con el Archivo General de Simancas para requerir la reproducción de las cartas del licenciado Francisco de Vera y Aragón, del tiempo que desempeñó su embajada en Venecia.

Como producto de mis gestiones y como eran numerosas las cartas que se conservaban, José María Burrieza Mateos, jefe del Departamento de Referencias del Archivo, realizó una selección de aquellos documentos donde se encontraba más nítido el diseño del sello y, gentilmente, las remitió.

Al cotejar los documentos se pudo verificar que el diseño se correspondía con el del primer cuartel del sello de Don Juan Alonso de Vera y Zárate y no coincidía con el adoptado por el Comité Ejecutivo del Cuarto Centenario.

Este hallazgo rectifica, sin lugar a dudas, el blasón que el Comité Ejecutivo del Cuarto Centenario adoptó, como consecuencia del Informe remitido por la Academia Nacional de la Historia, pues el Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón debió usar el mismo blasón que su hermano, el licenciado Francisco de Vera y Aragón(18), que se desempeñaba -en esos momentos- como embajador de España en Venecia lo cual queda, además, corroborado por las Armas del primer cuartel, en el sello del Adelantado Don Juan Alonso de Vera y Zárate, hijo del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón, que representó en él las Armas de su padre y las de su ascendencia por línea de padre.

(18) El mismo blasón, pero sin la espada de Santiago, pues el licenciado Francisco de Vera y Aragón era caballero de la Orden de Santiago y en su Escudo de Armas ostentaba la espada de Santiago. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Quedaría entonces representado el verdadero blasón del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón de la siguiente manera: partido, en el primer cuartel, las Armas de Vera, representadas por tres órdenes de veros ondulados de sable en campo de plata, rodeado por una bordura de gules con ocho aspas de oro, en el segundo cuartel las Armas de Aragón representadas por tres bastones de gules en campo de oro, lleva por timbre una corona de oro, y por divisa un águila pasmada de sable, en cuyo pico sostiene una cinta de plata con el lema VERITAS VINCIT de sable.

Por último, en cuanto a la representación de los veros, debo hacer una aclaración. Según la descripción heráldica tradicional: “los veros se expresan en armería, como copas, o campanas pequeñas alternadamente en seis filas de plata y azur”.

En el caso del Escudo de los Vera, los veros son representados en forma de contra veros ondulados de sable (negro) en campo de plata. Con respecto al color de los veros, el licenciado Velázquez de Mena, nos relata que por la muerte en prisión del infante don Carlos de Vera, sus descendientes tiñeron de negro los veros de sus armas, que antes eran azules...(19).

(19) Velázquez de Mena. “Tratado del Origen Generoso e Ilustre del Linage de Vera” (1617), p. 14, sin consignar lugar de impresión. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Por lo tanto son erróneas o al menos no siguieron la tradición de esta rama de los Vera aquellas representaciones del blasón que no representan alas veros en su forma de contra veros ondulados, pues así es como se halla representado antiguamente en ilustraciones y sellos de esta familia.

Con respecto a la corona utilizada en la familia Vera y Aragón de Estepa, esta debe ser representada sobre el Escudo, no sobre la cabeza del águila; así se advierte su representación en los sellos del licenciado Francisco de Vera y Aragón y del Adelantado Don Juan Alonso de Vera y Zárate.

- El Escudo de Armas de la Ciudad de Vera

En lo que respecta al Escudo de la Ciudad de Vera, que es hoy la Ciudad de Corrientes, no me consta que le fuera asignada en la fundación un Escudo de Armas a la ciudad, potestad que para ello tenían los fundadores.

No obstante, tengo el honor de poder presentarles el primer documento que acredita que la Ciudad de Vera tenía, antiguamente, un Escudo de Armas, el cual se halla estampado en un documento expedido en el año 1626 por el Cabildo de la Ciudad de San Juan de Vera donde, al finalizar el documento, se expresa: “y lo sellaron y firmaron con el sello de este Cabildo” y a la conclusión del documento, se encuentra el sello del Cabildo y la firma de todos los capitulares.

Desafortunadamente, la reproducción del documento que poseo, cuyo original se encuentra en el Archivo General de Indias de Sevilla, no permite su interpretación, tarea que dejaré pendiente hasta poder consultar el documento original.

Como manifesté anteriormente, el fundador de una ciudad tenía la facultad de otorgar a la ciudad que fundaba un Escudo de Armas, como fue el caso de la Ciudad de Córdoba en la que su fundador, Jerónimo Luis de Cabrera, le dio un Escudo de Armas a la ciudad e hizo consignar su diseño al pie del Acta de Fundación.

“Otro sí luego incontinente el dicho señor gobernador dijo que en el dicho real nombre daba y señalaba por armas a esta dicha ciudad un castillo con siete banderas puestas en lo alto del, y al pie del dicho castillo dos ríos caudales puesto el uno delante del otro, como aquí están señaladas al pie deste auto e lo firmó de su nombre, siendo testigos los dichos”(20).

(20) Archivo Municipal de Córdoba, Actas Capitulares, Libro 1ro., Córdoba, 1974, p. 20. Agradezco la gentileza de Prudencio Bustos Argañaraz que proporcionó este material. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Un caso similar también lo registra la Ciudad de San Salvador de Jujuy, fundada en el año 1593 por Francisco de Argañarás y Murgía quien, el 26 de Marzo de 1595 ordenó pintar en el Real Estandarte de la Ciudad de Jujuy, al lado de las Armas Reales, la Imagen de San Salvador y, al pie, “las armas de sus antepasados y casa de Argañarás, para que queden y estén en esta ciudad y sea el estandarte de ella ahora y para siempre jamás, sin quitar cosa alguna de todas las dichas insignias y armas”(21).

(21) Archivo Histórico de Jujuy, Actas Capitulares, Libro 1, folios 103-104. // Miguel Angel Vergara. “Orígenes de Jujuy” (1961), p. 184, Salta. Agradezco, asimismo, este material a Prudencio Bustos Argañaraz. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En el caso particular de Jujuy, el fundador le dio a la ciudad el Escudo de Armas de sus antepasados.

Hasta aquí tenemos dos ciudades argentinas, con Escudos de Armas otorgados por sus fundadores. Quedan los casos particulares de las ciudades de Santiago del Estero y Buenos Aires, que analizaré seguidamente.

La Ciudad de Santiago del Estero tuvo su Escudo de Armas por merced del rey Felipe II, por expreso pedido de sus vecinos pobladores y conquistadores, según consta de la real cédula expedida en San Lorenzo el Real, a 19 de Febrero de 1577, donde se expresa(22):

“... deseamos la perpetuidad yen noblecimiento de la dicha ciudad lo habemos tenido por bien, por ende, por la presente, hacemos merced a la dicha ciudad de Santiago del Estero que ahora y de aquí adelante haya y tenga por sus armas conocidas un escudo y en él un castillo y tres veneras y un río, según que aquí va pintado y figurado, las cuales damos a la dicha ciudad de Santiago delEst ero por sus armas y divisa señaladas para que la pueda traer y poner y traiga y ponga”.

(22) Archivo General de Indias, Sevilla (España). // Buenos_Aires, 5, L.1, folios 7r-7v. San Lorenzo el Real, 19 de Febrero de 1577. Real Cédula. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La Ciudad de la Trinidad y Puerto de Buenos Aires se instituyó un Escudo de Armas por Acuerdo de su Cabildo, el 20 de Octubre de 1580, en los términos siguientes:

“... usen de blasón de esta ciudad una águila negra, pintada al natural, con su corona en la cabeza, con cuatro hijos debajo, demostrando que los cría, con una cruz colorada sangrienta que salga de la mano derecha y suba más alta que la corona, que semeje la Cruz de Calatrava y la cual esté sobre campo blanco...”(23).

(23) La representación del águila en este diseño es errónea pues, según las reglas de la heráldica, “toda figura animada que no esté de frente, debe ponerse forzosamente mirando hacia la derecha del escudo”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

De los cuatro ejemplos mencionados, la única ciudad que conserva el diseño original de su Escudo de Armas es la Ciudad de Córdoba.

En lo que respecta a la Ciudad de Vera, dice el historiador Manuel Florencio Mantilla, lo siguiente:

“Torres de Vera y Aragón dio a la ciudad por Escudo el suyo propio: un águila que apoyaba sus garras en dos torres. No fue ése, sin embargo, el adoptado, cuando la población aseguró su vida y radicó su dominio sobre el territorio. Falta el comprobante auténtico de la creación del escudo tradicional, usado hoy; las primeras referencias a él son de mediados del siglo XVII. Es una Cruz incombustible abrasada de llamas en medio de siete lenguas de tierra. Esta sencilla combinación representa la historia de la ciudad que la ideó. La Cruz incombustible simboliza el poder incontrastable de las dos majestades, a cuyo amparo estaban los conquistadores y en cuyo servicio era aquélla signo de posesión y objeto de creencia religiosa; las llamas significaban la resistencia valerosa y constante opuesta inútilmente con fines destructores por los indios cuando pretendieron arrojar de su territorio a los nuevos ocupantes de él; las lenguas de tierra representan el lugar donde estaba erigida la ciudad, que inició la conquista y la sostuvo hasta vencer a todos sus enemigos”(24).

(24) Manuel Florencio Mantilla. “Crónica Histórica de la provincia de Corrientes” (1928), volumen 1, pp. 16-17, Corrientes. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Personalmente no me consta que el fundador le haya dado a la Ciudad de Vera su Escudo de Armas cuya descripción debemos disculpar a Mantilla por no haberlo conocido. No obstante esta objeción, su discurso del origen del Escudo actual de la ciudad es simple, preciso y digno de todo crédito.

Refiere Mantilla que las primeras referencias de este Escudo datan de mediados del siglo XVII, es decir del año 1650 aproximadamente. Desafortunadamente no se ha podido hallar nada que lo corrobore y considero muy aventurado pensar que el Escudo tenga tal antigüedad.

En procura de algún antiguo testimonio, se ha logrado dar con un dibujo -realizado por Estanislao Zeballos- del Escudo primitivo de Corrientes tal y como lo conoció en su visita a la Ciudad de Corrientes, en el año 1887, y dejó estampado su diseño en los manuscritos que hoy se conservan en la Colección Zeballos del Archivo, Instituto y Museo de Historia Militar del Ministerio de Defensa del Paraguay(25).

(25) Agradezco la gentileza de este material a Martín Romano, del Paraguay. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Sobre este Escudo, dice el historiador Hernán Félix Gómez que se adoptó con la creación de la Municipalidad de la Capital, cuando se estableció el régimen municipal en el territorio de la provincia por medio de la Ley Orgánica de Municipalidades que fue sancionada el 20 de Abril de 1855.

Sin embargo, en esta Ley no se halla ninguna referencia al Escudo Municipal de la Capital y la Municipalidad de la Capital de Corrientes recién se instaló el 31 de Enero de 1864 en un acto solemne(26).

(26) Hernán Félix Gómez. “La Ciudad de Corrientes” (1944), p. 21, Corrientes. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La reglamentación definitiva del Escudo no se realizó sino hasta el año 1927 cuando, por medio de la Ordenanza Nro. 228 se reglamenta el Escudo de la Municipalidad y su uso en edificios públicos y en documentos que emanen sus funcionarios.

La referida Ordenanza decía lo siguiente(27):

ORDENANZA Nro. 228

13 . IX . 1927. Reglamentando el Escudo de la Municipalidad y su uso en edificios públicos y documentos que emanen de sus funcionarios.

La Municipalidad de la Ciudad de Corrientes, reunida en Concejo ordena:

Artículo 1.- Reglaméntese el escudo de la Municipalidad de Corrientes, que se declara de uso obligatorio, en la parte superior de la puerta principal de los edificios y establecimientos públicos de la Comuna y, en forma de sello, para signar, junto a la firma de sus funcionarios, la autenticidad de las actuaciones en que éstos intervengan.
Artículo 2.- El escudo de la Municipalidad de la ciudad de Corrientes, tendrá la forma elíptica, llamada “oval o del jardinero”, en la proporción de 4 por 3, obteniéndose la línea perimetral con la cuerda (radiovectores). Será de dos tamaños: el uno, de ochenta centímetros por sesenta centímetros, para su uso en los edificios y establecimientos públicos como atributo ornamental; y, el otro, de seis centímetros por cuarenta y cinco milímetros, para los sellos con que se signen las actuaciones de los funcionarios.
Artículo 3.- El eje menor de la elipse dividirá el escudo en dos cuarteles iguales, debiendo la figura tener una forma apaisada, propia del panorama. Su colorido será el natural, según las primeras horas postmeridianas.
Artículo 4.- En el cuartel inferior, se distribuirán siete puntas representativas de nuestro litoral urbano en perspectiva, no unidas, para dar lugar al efecto de las siete corrientes que ofrece el río Paraná, debiendo a la derecha notarse, en el río, la faja bermeja, aporte del afluente de ese nombre, y, en el primer tercio del eje menor la piragua con su remador autóctono. Sobre la punta central que se inclinará a la derecha del eje mayor de la elipse, será colocada una Cruz, de forma romana, y en su base una hoguera con humo que vele su naciente. Sobre las puntas que sigan inmediatas a la central, a uno y otro lado, se colocarán dos palmeras que pasaran al cuartel superior, en el que sus copas se inclinarán un tanto en forma de dosel.
Artículo 5.- En el cuartel superior y sobre su línea de base, hasta la que se extenderá la representación del río, se establece la perspectiva de las islas que cierran la costa vecina, debiendo, en el resto del cuartel, representarse un cielo sereno.
Artículo 6.- El escudo será circunscripto por un fondo dorado y, a continuación, distribuida, de izquierda a derecha, en torno de la elipse, las palabras: “Municipalidad de la ciudad de Corrientes”.
Artículo 7.- Comuníquese, etc.

Corrientes, Septiembre 13 de 1927.

- Félix María Gómez. - G. A. Vidal, Secretario.

Corrientes, Septiembre 19 de 1927.

- Cúmplase, comuníquese, publíquese, regístrese y archívese.

- Márquez. - M. R. Botello, Secretario.

(27) Hernán Félix Gómez. “Digesto de la Legislación Municipal de la Comuna de Corrientes” (1928), pp. 455-456, Corrientes. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva Historia de la Fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Información adicional