El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

TORRES DE VERA Y ARAGON EN AMERICA

La gran mayoría de los colegiales comenzaban su carrera administrativa ejerciendo un cargo en un Tribunal pero, algunos, como Juan de Torres de Vera y Aragón preferían quedarse de catedráticos antes que aceptar un puesto que no les pareciese digno de sus cualidades. Los cargos más apetecibles eran los de Oidor en las Chancillerías, o en las Reales Audiencias(1).

(1) Juez togado de primera instancia que, en las Audiencias del Reino, oía y sentenciaba las causas y los pleitos. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Entretanto, el licenciado Torres de Vera y Aragón enseñaba Derecho en Sevilla; fue nombrado Oidor por el Rey Felipe II, para fundar la Real Audiencia del Reino de Chile en la Ciudad de La Concepción.

Hasta entonces, el Reino de Chile dependía de la Real Audiencia de Lima y se hacía cada vez más necesario que tuviera su propia Audiencia, para poner atajo a los abusos de los gobernadores y procurar el pronto término de la guerra contra los naturales.

Esta situación fue aconsejada reiteradas veces por el Presidente de la Audiencia limeña que, en un principio, sugirió que se trasladara allí la Audiencia de Quito, porque en Quito no era necesaria.

El 23 de Enero de 1565, los vecinos de la Ciudad de La Concepción expresaban, en una carta al licenciado Lope García de Castro:

“todo el Reino está cansado de estos gobernadores, que la cosa más deseada que tenemos es una Audiencia Real en estas provincias, por donde más claro se entenderán los agravios que se hacen”(2).

(2) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Las instancias del Presidente de la Audiencia limeña dieron fruto pues, a principios de 1565, Felipe II decidió la creación de una Audiencia real en el Reino de Chile, con asiento en la Ciudad de La Concepción.

Por reales Provisiones despachadas el 14 de Enero de 1565, se expidieron los títulos a los Oidores provistos para el nuevo Tribunal, con goce a un salario anual de cuatro mil pesos.

Los nombramientos recayeron en los licenciados Egas Venegas, en calidad de decano; Juan de Torres de Vera y Aragón; y Gabriel de Serra y Ronquillo(3).

(3) Archivo General de Indias, Sevilla, España // Chile, 170, L. I, Folios 152r-153v. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Por real Provisión fechada en Segovia, el 14 de Septiembre de 1565, se designó como Presidente del Tribunal, con salario de cinco mil pesos, al Oidor de la Audiencia de Lima, doctor Melchor Bravo de Saravia y, por otra, del 14 de Diciembre del mismo año, se nombró para la Fiscalía al licenciado Alvaro García de Navia y Estrada, con salario anual de tres mil pesos.

En cuanto a lo relativo a la antigüedad, asiento y orden de votación de los Oidores se estableció -por cédula real del 17 de Agosto de 1565-, el siguiente orden: el licenciado Egas Venegas; después, el licenciado Torres de Vera; y, por último, el licenciado Gabriel de Serra y Ronquillo(4).

(4) Archivo General de Indias, Sevilla, España // Chile, 170, L. I, Folios 234r. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Comienza así, el licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón, su brillante carrera de servicios en las Indias. De inmediato dio principio a organizar su viaje a las Indias Occidentales.

Para ayuda de su viaje obtuvo, por real cédula del 13 de Marzo de 1565(5),

(5) Archivo General de Indias, Sevilla, España // Chile, 170, L. I, Folios 163r-163v. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

un auxilio de 500 pesos, en la ciudad de Sevilla, a cuenta de su salario, y otros 500 más por Cédula del 6 de Abril(6),

(6) Archivo General de Indias, Sevilla, España // Chile, 170, L. I, Folios 178v. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

dándole, además, licencia para llevar seis criados, tres esclavos negros, 500 ducados en joyas de oro y plata y las armas ofensivas y defensivas que hubiere menester de llevar.

En los Libros de la Casa de la Contratación de Sevilla quedó registrado, el 26 de Septiembre de 1565, el embarco hacia América del licenciado Torres de Vera y sus criados de la siguiente manera(7):

(7) Archivo General de Indias, Sevilla, España // Contratación, 5.537, L. 3, Folio 137. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

XXVI de Septiembre de MDLXV

El dotor Joan de Torres de Vera, natural de la Villa de Estepa, hijo de Alonso de Vera y de Luisa de Torres, se despacha a las provincias del Perú por soltero e por Cedula de Su Majestad en la nao maestre.
Francisco Enríquez de Valderraciano, natural de la ciudad de Valladolid, hijo de Hernando Enríquez y de doña María de Vega.
Hernando de Sande, natural de la ciudad de Cáceres, hijo de Cristóbal de Sande y de Francisca Picon, su mujer.
Alonso de Vera, natural de la ciudad de Estepa, hijo de Carlos de Vera y de doña María de Hoces, su mujer.
Cristóbal Montesinos, natural de la Villa de Estepa, hijo de Pedro Montesinos y de doña Inés de Guzmán su mujer.
Alonso de Vera, natural de la Villa de Estepa, hijo de Rodrigo de Vera y doña Catalina Calderón su mujer.
Las cuales dichas cinco personas se despacharon a las dichas provincias del Perú e Chile por solteros y por criados del dicho do.or Juan de Torres de Vera por Cedula de su Majestad en la nao maestre dicha.

En su compañía se embarcaron los dos Oidores restantes. Apenas llegados al Reino de Tierra firme, por el mes de Febrero de 1566, falleció el oidor Gabriel de Serra y Ronquillo(8).

(8) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La comitiva de criados del licenciado Torres de Vera estaba integrada por dos de sus sobrinos carnales, los dos llamados Alonso de Vera, que tendrían gran actuación en las Gobernaciones del Paraguay, Río de la Plata y Tucumán.

También era su pariente Cristóbal Montesinos, que tendría actuación en el Reino de Chile.

Uno de los Alonso de Vera, que se ganaría el mote de “el Cara de Perro”, por su expresión, se encontraría en América con su padre, Rodrigo de Vera.

Dos hermanos del licenciado Torres de Vera y Aragón ya se encontraban prestando servicios en América; ellos eran: Rodrigo de Vera y Carlos de Vera y Aragón.

El último de ellos había participado en las guerras civiles del Perú, bajo la bandera del Rey. Ya era fallecido al momento de llegar el licenciado a América, pero había dejado un hijo natural, habido con Elena, india natural del Cuzco, llamado Alonso de Vera y Aragón, que después se ganaría el mote de “el Tupí”, por su piel morena y y ascendencia indígena(9).

(9) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Fue una infortunada noticia para Alonso de Vera, “el Cara de Perro", encontrar a su padre enfermo al llegar a América, motivo por el cual Rodrigo de Vera otorga su testamento en Panamá, el 22 de Mayo de 1566(10).

(10) Archivo Familiar Torres Lasarte, Estepa, España. Panamá, 22 de Mayo de 1566. Testamento de Rodrigo de Vera otorgado ante el escribano Gabriel Pérez; manifiesta estar casado con Catalina Calderón y de su matrimonio tuvieron por sus hijos a: 1.- Alonso de Vera; 2.- Luisa de Torres; 3.- María Tinoco de Vera; 4.- Francisco de Vera; 5.- Pedro Díaz de Torres de Vera. Testigos del otorgamiento del testamento: el licenciado Egas Venegas y Cristóbal Montesinos. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Ofician de testigo de su otorgamiento el licenciado Egas Venegas y Cristóbal Montesinos. Lo cierto es que Rodrigo de Vera fallece en Panamá cuando eran recién llegados su hermano y su hijo, teniendo que afrontar “el Cara de Perro”, la muerte de su padre al inicio de su carrera de servicios en América.

Después de este triste suceso continuaron su viaje los oidores Juan de Torres de Vera y Aragón y Egas Venegas, con destino a la Ciudad de Los Reyes (Lima), donde arribaron a principios del mes de Junio del año 1566.

En esa ciudad se unieron al Presidente nombrado, doctor Melchor Bravo de Saravia pero, no habiendo encontrado entre los pliegos que traían sus nombramientos, y cansados de esperar, decidieron continuar su camino, quedándose el doctor Melchor Bravo de Saravia a la espera de la llegada de su nombramiento.

Información adicional