El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Oidor fundador de la Real Audiencia del Reino de Chile

Los futuros oidores de la Real Audiencia del Reino de Chile partieron de la Ciudad de Los Reyes por el mes de Enero del año 1567, arribando a la Ciudad de La Serena (Chile), en el mes de Junio del año 1567, donde fueron recibidos por el capitán Alvaro de Mendoza, Teniente de Gobernador, y Juan Godínez, Alcalde Ordinario del Cabildo de Santiago de Chile, a quien se le había comisionado para ir a La Serena

"a besar las manos de los señores presidentes e oidores que vienen e a darles el para bien de su venida"(1).

(1) Actas del Cabildo de Santiago del Reino de Chile, del 3 de Mayo de 1567, tomo II, en “Colección de Historiadores” (1898), tomo XVII, Santiago de Chile. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En el mes de Julio llegaron los Oidores a la Ciudad de Valparaíso donde fueron recibidos por los miembros del Cabildo de Santiago. En Valparaíso fueron visitados por todos los nobles que en la ciudad había, dándoles el parabién de su venida y festejándoles como mejor pudieron(2).

(2) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Les rogaron y pidieron, en nombre de toda la República, que se estableciera la Real Audiencia en la Ciudad de Santiago, pero no lo quisieron hacer, porque el Rey les mandaba que asentaran su Audiencia en la Ciudad de La Concepción(3).

(3) Alonso de Góngora Marmolejo. “Historia de Chile desde su Descubrimiento hasta el año de 1575” (1862), tomo II, p. 155, Santiago de Chile. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Se embarcaron así, hacia su destino, y después de una dificultosa navegación desembarcaron en Talcahuano, lugar al que una tempestad les había obligado a tocar tierra para, finalmente, entrar en la Ciudad de La Concepción, el 1 de Agosto de 1567(4).

(4) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El martes 5 de Agosto de 1567

“los señores licenciado Egas Venegas e licenciado Joan Torres de Vera, oidores de la dicha Real Audiencia, recibieron ansi las varas de la real justicia e hicieron el juramento e solemnidad que debían, en virtud de los títulos que de los dichos oficios tienen, y comenzaron a usarlos y ejercerlos, y el domingo diez de Agosto se recibió el Sello Real de dicha Real Audiencia, con la solemnidad que se requería, y delante de él los dichos oidores tomaron hacer e hicieron el juramento e solemnidad que se requerían y debían hacer”(5).

(5) “Colección de Historiadores de Chile y Documentos Relativos a la Historia Nacional de Chile”, tomo I, segunda serie, p. 102. Testimonio de cómo y cuando se abrió la Audiencia de Chile, Concepción, 19 de Febrero de 1567. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Fue así cómo se fundó la Real Audiencia de La Concepción, con la sola presencia de los dos Oidores; el oidor Gabriel de Serra y Ronquillo había fallecido en su llegada a Tierra firme; el fiscal Navia y Estrada se hallaba enfermo en el Perú; y el Presidente, doctor Me1chor Bravo de Saravia, permanecía en Lima, a la espera de su título en compañía del fiscal.

Para suplir la ausencia del fiscal nombraron los oidores al licenciado Diego Rivas, como fiscal ad interin, con un salario anual de tres mil pesos, y a otras autoridades subalternas necesarias para el desempeño de la Audiencia.

En reemplazo del oidor fallecido fue proveído en su reemplazo el doctor Diego Martínez de Peralta, por real Provisión despachada en Madrid, el 23 de Septiembre de 1566, quien arribó a la Ciudad de Los Reyes en el mes de Agosto del año 1567 y, desde allí, partió junto al fiscal Navia y Estrada y el presidente, doctor Bravo de Saravia, que a la sazón había recibido sus reales despachos(6).

(6) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Arribaron, así, en el mes de Julio del año 1568 a la Ciudad de La Concepción, y fue en esta época donde el Tribunal se encontró con la presencia de todos sus miembros, hasta el año de 1574, cuando el fiscal Navia y Estrada y el oidor Egas Venegas fueron trasladados al Tribunal de la Ciudad de Los Reyes(7).

(7) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La Sala de la Audiencia contaba con un estrado, sobre el cual se sentaban los Oidores a dar audiencia, separado por una reja de los asientos donde se situaban los abogados y demás oficiales.

Estaba ricamente adornada con dos dosales de terciopelo carmesí y almohadas, que los oidores compraron de un mercader en Lima(8).

(8) Carta del licenciado Navia al rey, Concepción, 28 de Mayo de 1569. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Junto al Real Acuerdo se arregló otra Sala para capilla, que también fue provista por ornamentos que los licenciados Venegas y Torres de Vera habían comprado a crédito en Lima. La cárcel se habilitó en dos habitaciones, que los oidores alquilaron en un lugar distinto al de las casas de la Audiencia.

El estéril Gobierno de la Audiencia, en orden de poner término a la guerra contra los naturales; las querellas internas de sus ministros; los alborotos y desencuentros entre éstos y el gobernador por determinar a quién pertenecía el Gobierno del Reino; y las quejas de los vecinos y los mismos magistrados, en cuanto a la inutilidad del Tribunal en un país que aún estaba por pacificarse, contribuyeron a determinar la supresión del Tribunal, que fue acordado por real Cédula despachada en San Lorenzo del Real, el 20 de Agosto de 1573, por Felipe II(9).

(9) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Disuelto el Tribunal, sus miembros fueron despachados a otros destinos. El licenciado Juan de Torres de Vera fue destinado como Oidor de la Real Audiencia de Charcas, por real Provisión del 13 de Diciembre de 1573, de la que fue suspendido de su plaza, el 5 de Mayo de 1579, por haber contraído matrimonio, sin permiso real, con Juana de Zárate, hija y heredera del Adelantado Juan Ortiz de Zárate.

Información adicional