El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Casamiento con Juana de Zárate

Desde el fallecimiento del Adelantado Juan Ortiz de Zárate, Juana de Zárate se transformó en un preciado botín. El afortunado que se casase con ella sucedería en el Adelantazgo a su padre, podría disponer de la fortuna de la rica heredera y tener derecho a un marquesado, que Su Majestad le había hecho merced al Adelantado Ortiz de Zárate.

Tres fueron los principales pretendientes: Antonio de Meneses, ahijado y protegido del virrey Toledo; Francisco de Matienzo, hijo del oidor Juan de Matienzo; y el oidor Torres de Vera y Aragón.

Pretendió el virrey Francisco de Toledo, trasladar a Juana de Zárate a la Ciudad de Los Reyes, de esta manera podía tener un absoluto control de la situación, pues ya estaba enterado que se encontraba en La Plata el capitán Juan de Garay, con veinticinco soldados, para llevarla a la Gobernación del Río de la Plata(1).

(1) El virrey Toledo, con el propósito de ganar tiempo y dilatar la llegada de Garay a La Plata, había dado Instrucciones al gobernador del Tucumán, Gonzalo de Abreu Figueroa, para que lo demore en su Gobernación. Garay partió de Santa Fe en el mes de Marzo de 1576 y recién pudo retomar su camino, desde la Ciudad de Santiago del Estero, a fines del mes de Marzo de 1577. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Con tal motivo despachó, el 24 de Agosto de 1577, una Provisión en la que mandaba que se retire a Juana de Zárate de donde estuviere y se la entreguen al licenciado Gómez Hernández y su mujer, Violante de la Cerda, para que la trasladen a la Ciudad de Arequipa.

El licenciado Gómez Hernández comisionó el asunto al Alguacil Mayor Diego Caballero de la Fuente, le recomendó que Juana de Zárate sea trasladada en compañía de algunas mujeres honestas y viejas para que pueda venir con comodidad(2).

(2) Villa Imperial de Potosí. Instrucciones del licenciado Gómez Hernández al Alguacil Diego Caballero de la Fuente. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Llegados el licenciado Gómez Hernández y el Alguacil, a la Ciudad de La Plata, el domingo 1 de Diciembre de 1577, se presentaron ante el licenciado Matienzo y exhibieron las Provisiones que traían, para que se realizase la ejecución de las Instrucciones contenidas.

Se dirigieron ese mismo día a la casa de Fernando de Zárate, y hallaron a Juana de Zárate sentada, en la cama de su tía, que estaba en su compañía.

Se procedió a la lectura de la Provisión, que las escucharon atentamente, a lo que Luisa de Vivar respondió que los acataría y entregaría a Juana de Zárate -en poder del licenciado Gómez Hernández- para lo cual el Alguacil preguntó al licenciado Gómez Hernández dónde era su posada para hacerle entrega de la persona de Juana de Zárate, a lo que respondió que él se alojaba en la posada de Fernando de Zárate(3).

(3) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 78, N.15. “Provisión del Virrey, Gobernador y Capitán General del Perú para traer a Juana de Zárate, hija del licenciado Juan Ortiz de Zárate, a la Ciudad de Los Reyes. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Curiosa situación que se presenta; Juana de Zárate permanece en la casa de su tío, Fernando de Zárate, precisamente en la casa en donde residía(4).

(4) En este punto de los acontecimientos es lícito preguntarse si habrá habido alguna complicidad entre la familia de los Zárate y el licenciado Gómez Hernández, complicidad ésta que permitió que Juana de Zárate permanezca en su casa mientras se vería qué hacer. Incluso después de lo sucedido, el licenciado Gómez Hernández manifestó públicamente que el Alguacil no le había hecho entrega de Juana de Zárate. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Al día siguiente, Juana no permaneció tan pasiva; entregó al escribano Logroño un requerimiento al Alguacil Mayor, en el que protestaba de la fuerza y agravio que querían hacerle y reclamó su libertad para casarse con la persona que quisiera(5).

(5) Eduardo Madero. “Historia del Puerto de Buenos Aires” (1939), p. 246, tercera edición, Buenos Aires. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Ya no se podía dejar pasar el tiempo y era necesario actuar; la autorización real para efectuar el matrimonio no llegaba y Juana de Zárate corría peligro de ser alejada de su familia y obligada a tomar estado de matrimonio con el ahijado del virrey Toledo, o con el hijo del licenciado Matienzo.

Por esta razón decidieron los familiares, el capitán Garay y el licenciado Torres de Vera, que se llevase adelante la ceremonia nupcial, la que tuvo lugar en la casa de Fernando de Zárate y fue bendecida por el bachiller Baltasar Sánchez, provisor y vicario general del Obispado(6).

(6) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

No está claro qué día se realizó el matrimonio. Groussac sugiere que fue el 3 de Diciembre; Palma sigue a Groussac. Madero afirma que fue el 7 de Diciembre.

El 4 de Diciembre, el licenciado Torres de Vera y Aragón escribe una carta al licenciado Matienzo, donde le dice que secretamente trató con los parientes de tomar estado con Juana de Zárate, y que sobre este asunto dio aviso a Su Majestad, pero nada dice de si ya se efectuó el matrimonio(7).

(7) Paul Groussac, sin embargo, dice que en esta carta el licenciado Torres de Vera y Aragón le informaba al licenciado Matienzo del matrimonio. “Leí detenidamente la carta y no hallé en ella lo citado por Groussac”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El 5 de Diciembre de 1577, el fiscal Rabanal solicitó que se declarara vaca la plaza del oidor Torres de Vera, conforme a la real cédula, por haberse casado sin licencia de Su Majestad. Esta situación dá sustento a la tesis de Groussac: el matrimonio debió efectuarse el 3 de Diciembre.

La Audiencia dictó un Auto de revista el 10 de Enero de 1578, en el que proveyó que el licenciado Torres de Vera siga usando su oficio de oidor, como hasta aquí lo ha hecho, hasta resolverse el pleito por Su Majestad y el Consejo de Indias(8).

(8) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El 13 de Diciembre de 1577, el licenciado Torres de Vera y Aragón dirige una carta a Su Majestad en la que le relata los motivos que precipitaron su matrimonio con Juana de Zárate antes de obtener el permiso real.

Se transcribe a continuación las palabras con las que el mismo licenciado relataba lo sucedido:

“Habrá seis meses que se supo en esta provincia la muerte del adelantado Juan Ortiz de Zárate, gobernador del Río de la Plata y Paraguay, el cual dejó por sucesora en el dicho Gobierno, conforme a cierta capitulación que tiene de Vuestra Majestad a doña Juana de Zárate, su hija y universal heredera, la cual, con acuerdo de sus deudos trató de tomar estado y yo visto lo bien que me estaba di aviso de ello a Vuestra Majestad, estando el negocio secreto hasta ver la resolución de lo que Vuestra Majestad era servido que se hiciese en el caso y por ser este negocio de tanta calidad o por otros algunos motivos que tuvo don Francisco de Toledo, vuestro Visorrey, envió cierta cédula para que se la llevasen a la ciudad de Los Reyes, que está trescientas leguas de camino, despoblado la mayor parte del que es hasta la ciudad Arequipa, y desde allí muy peligroso hasta la ciudad de Los Reyes por haberse de ir por mar, y aunque doña Juana de Zárate hizo sus diligencias y protestos y respondió que ella, con acuerdo y deliberación de sus deudos, había deliberado de tomar estado con persona grave y de autoridad, con quien Vuestra Majestad sería muy servido.

“El ejecutor que vino a ello, no obstante su respuesta, procuró de ejecutar la cédula que traía de vuestro Visorrey y por parecerme que no convenía que la mujer con quien yo hubiese de casar hiciese jornada tan larga y donde pudiera correr riesgo su honestidad, me determiné de ejecutar el matrimonio que estaba concertado por no tener libertad de dejar mi plaza y acompañarla hasta donde, estando vuestro Visorrey, don Francisco de Toledo”(9).

(9) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 16, R.16, N.64. La Plata, 13 de Diciembre de 1577. Carta del licenciado Juan de Torres de Vera. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Manifestaba, además, en su carta, los calificados servicios hechos en Chile y las intenciones que tenía de continuarlos en la Gobernación del Río de la Plata; por ellos y por su linaje, se consideraba digno merecedor de que Su Majestad le hiciese merced de un hábito de la Orden de Santiago(10).

(10) “El Consejo de Indias nunca se expidió sobre este tema; el silencio correspondía a una negativa”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Teniendo la oportunidad de dirigirse a la Gobernación del Paraguay, a tomar posesión de su Gobierno, por haberse casado con Juana de Zárate, Torres de Vera y Aragón prefirió permanecer en La Plata y esperar la resolución que sobre este asunto daría Su Majestad(11).

(11) “¡Grave error!”, comenta Sorg // “Este deseo del Adelantado está expresado en una de las cláusulas de su testamento”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

A la sazón, el capitán Juan de Garay se encontraba en La Plata con varios soldados para cumplir una comisión que le había encargado el Adelantado Juan Ortiz de Zárate que, antes de morir, debía llevar a Juana de Zárate a la ciudad Zaratina de San Salvador, o la que creyese conveniente.

Ofuscado el virrey Toledo por estos acontecimientos despacha, el 27 de Febrero de 1578, una Provisión en la que ordena al licenciado Torres de Vera y Aragón que no siga usando el oficio de Oidor, por haberse casado con Juana de Zárate sin licencia de Su Majestad, conforme a una cédula real que lo prohibía y que oportunamente le fue notificada(12).

(12) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 16, R.17, N.70. “El licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón fue notificado de esta prohibición en la Ciudad de La Plata, el 22 de Enero de 1577”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

No conforme con esto, despacha otra Provisión, el 27 de Mayo de 1578, ordenando que el licenciado y su mujer no salgan de la jurisdicción de la ciudad de La Plata y, menos aún, se atrevan a dirigirse a la Gobernación del Paraguay(13).

(13) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 16, R.17, N.70. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Precipitados estos sucesos, la Audiencia Real de La Plata decide realizar una consulta al Consejo de Indias sobre la conveniencia de despachar una cédula para privar de su cargo al oidor Torres de Vera y Aragón, por haberse casado con una hija natural y mestiza del Adelantado Juan Ortiz de Zárate.

La redacción original del documento denota un cierto desprecio hacia la naturaleza de Juana de Zárate al referirse a ella como hija natural y mestiza, más aún cuando se sabía que ya había sido legitimada por el rey(14).

(14) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El Consejo, muy prudente, respondió:

“Aunque está bien lo que en esto parece, se mire si convendrá hacer más demostración en ello, como sería mandarle parecer aquí, por ser el negocio de la calidad que es”.

Se consultó, además, si era viable proveerle del oficio de Gobernador del Río de la Plata, que el Adelantado Juan Ortiz de Zárate dejó para que lo ocupase el que se casase con su hija, a lo que el Consejo respondió: “Esta bien”(15).

(15) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 1, N.14, Madrid, 4 de Febrero de 1578. Respuesta del Consejo de Indias. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Mientras tanto se encontraba desempeñando interinamente la Gobernación Diego de Mendieta(16),

(16) Paul Groussac. “Mendoza y Garay” (1950), tomo II: “Juan de Garay”, pp. 210 y ss., Buenos Aires. Academia Argentina de Letras. “Debo discrepar en este punto con el autor quien, arrogantemente, esgrime que Diego de Mendieta había nacido en Charcas y era hijo del hermano del Adelantado, llamado Diego de Mendieta. Este error fue seguido por numerosos autores. Diego Ortiz de Zárate y Mendieta nació en Orduña y era hijo legítimo de Ventura López de Luyando y de Ana Ortiz de Mendieta y Zárate, ésta última hermana entera del Adelantado Juan Ortiz de Zárate”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

quien, a decir del Padre Guevara, era un

“joven bullicioso, de procederes indecorosos y costumbres perdidas; tan desenvuelto en lascivias, como impío en tiranías”(17).

(17) José Guevara, de la Compañía de Jesús. “Historia del Paraguay, Río de la Plata y Tucumán” (1836), Buenos Aires. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El desatino de su Gobierno y los continuos agravios que realizaba determinaron que los vecinos de Santa Fe reaccionaran en ocasión de haber prendido Mendieta a Francisco Sierra.

Mendieta decidió renunciar y, después de realizado el proceso, se le remitió preso a España. Se cree que murió en manos de los indios en el Viazá, en la costa del Brasil, donde fue abandonado(18).

(18) Asunción, 15 de Febrero de 1579. Carta del Factor Andrés de Montalvo al rey. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

A causa de su casamiento, Torres de Vera y Aragón sufrió innumerables calumnias(19)

(19) Una de ellas fue protagonizada por un mulato de nombre Leto quien, instruido por Juan Lozano Machuca, Factor y Veedor de la Real Hacienda en Charcas, había declarado que el licenciado Juan de Torres de Vera pretendía revelarse contra Su Majestad. Al tomar conocimiento el virrey Toledo que el mulato Leto comenzaba a contradecirse en sus testimonios, pretendió llevarlo a la Villa de Potosí, cosa que no logró y, finalmente, fue descubierta la conspiración armada y sentenciado el mulato Leto a 400 azotes y diez años de destierro en galeras. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

y persecuciones, generadas por sus enemigos políticos, entre los que se encontraba el poderoso virrey Francisco de Toledo, que no podía disimilar su fastidio por haber fracasado en sus planes de casar a Juana de Zárate con su elegido.

Se llegó incluso a informar al Rey, que el oidor Torres de Vera y Aragón, por medio de su influencia, había forzado a Juana de Zárate y sus parientes para que se casase con él, lo que motivó que Torres de Vera y Aragón llevara adelante una Información de oficio en la que demostraría que el casamiento se había realizado con el consentimiento de todas las partes(20).

(20) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Mientras tanto Juana de Zárate permanecía recluida en el monasterio de monjas de Nuestra Señora de los Remedios, para el resguardo de su persona y de su pequeño hijo, ya que el licenciado Torres de Vera había sido conducido a la ciudad de Los Reyes, en calidad de preso(21).

(21) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 78, N.18. Años 1580-1581. Informaciones de Oficio y Parte: Juan de Torres de Vera, Oidor de la Audiencia de Charcas. Sobre su casamiento con Juana de Zárate. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La Información se inició el 26 de Diciembre de 1580, en la ciudad de La Plata; en su petición, Torres de Vera y Aragón expresaba:

“ ( ... ) algunas personas con odio y enemistad que me tienen, con falsa y siniestra relación, han escrito a Vuestra Real Persona y Consejo Real de Indias que con color del oficio y cargo de oidor y como vuestro ministro, había forzado a doña Juana de Zárate, su mujer, y sus deudos, y había tomado estado de matrimonio contra su voluntad ( ... )”.

Proseguía su Memorial diciendo:

“( ... ) no hubo fuerza, ni tal se hizo a la dicha doña Juana de Zárate ni a sus deudos sino, antes el dicho casamiento fue de consentimiento de todas las partes, queriéndolo ellos y ella con toda conformidad ( ... )”(22).

(22) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Declararon en esta Información, Juana de Zárate; el deán Francisco de Urquizu; Fernando de Zárate y su mujer, Luisa de Vivar; tíos de Juana de Zárate; el Alguacil Mayor de Corte, Pedro de Zárate; Gaspar de Saldaña, curador ad interim de Juana de Zárate; Diego de Mendieta, tío de Juana de Zárate y hermano del Adelantado; Diego de Zárate y Juan de Velásquez Altamirano y su mujer, Isabel.

Juana de Zárate, en el momento de prestar su declaración, expresaba lo siguiente de su matrimonio con el licenciado Torres de Vera y Aragón:

“Dijo que estaba en casa de don Fernando de Zárate, vecino de esta ciudad, como en casa de tío suyo que es y estando allí el dicho don Fernando de Zárate y los demás parientes trataron el casamiento entre ella y el señor licenciado Torres de Vera, el cual dicho casamiento se hizo de conformidad y acuerdo de los deudos y parientes y con voluntad entera suya, y por ser como es el señor licenciado Torres de Vera hombre tan principal y de tanta calidad y que en el dicho casamiento por el dicho licenciado Torres de Vera y por otra alguna persona por él, no se hizo ningún género de fuerza ni violencia sino que como dicho es fue de acuerdo y consentimiento de don Fernando de Zárate y de mis demás deudos y que al tiempo y cuando se concluyó el casamiento y se hizo, tuvo libertad para si no lo quería hacer decir que no quería y por estar tan bien acabado y concertado el casamiento quedé con mucho contento de hacerlo y el mismo contento he tenido después que se hizo, que lo tiene ahora de haberlo hecho y lo que dicho tiene es la verdad para el juramento que hizo y no pasa otra cosa y en ello se afirmó y ratificó habiéndosele leído y dijo ser de edad de veinte años poco más o menos”(23).

(23) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Las palabras de Juana de Zárate expresan más que satisfacción por su matrimonio, lo que deja fuera de dudas cualquier manifestación que lo contradiga.

Iguales opiniones tuvieron todos los parientes y testigos que declararon. Es interesante además que, al declarar su edad, 20 años +/-, se puede determinar que nació en el año 1561, aproximadamente.

Al momento de su matrimonio, que se efectuó en el año 1577, contaría con 17 años de edad, y el licenciado Torres de Vera y Aragón, con 50 años(24).

(24) El deán de la Santa Iglesia Catedral de La Plata, Francisco de Urquizu, manifestó en su declaración del año 1580 que el casamiento se había realizado hace tres años. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Diego de Mendieta, hermano del Adelantado difunto, era uno de los más contentos por este matrimonio; no tenía más que palabras de elogio hacia el licenciado Torres de Vera, del que expresaba:

“ ( ... ) por ser el licenciado Torres de Vera un caballero tan principal y tan noble, aunque no tuviera más que una espada y capa ( ... )”, concluía diciendo que “ ( ... ) si el padre de la dicha doña Juana de Zárate fuera vivo, al tiempo cuando se casó con ella el señor licenciado Torres de Vera, no la pudiera casar mejor en todo este reino ( ... )”(25).

(25) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La declaración de Diego de Mendieta concuerda con la situación económica que estaba atravesando el licenciado Torres de Vera, agobiado por las deudas que había contraído al fundar la Audiencia Real de Chile, por el patrocinio de los criados que tenía y las jornadas de guerra que realizó.

Estaba motivada esta situación económica por la imposibilidad que tuvo de cobrar su salario de Oidor y Capitán General de la guerra en el Reino de Chile.

“Los protagonistas de este matrimonio nunca imaginarían la trascendencia que tendría en la historia de nuestro país. Antes y después de consumada la ceremonia se crearon en torno a ella todo tipo de situaciones dignas de una historia novelesca, intereses de poder, ambiciones, intrigas, calumnias, persecuciones y, entre todas ellas, una historia de amor”(26).

(26) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Con la llegada del nuevo virrey, Martín Enríquez de Almansa, en Septiembre de 1581, recobra su libertad el licenciado Torres de Vera y Aragón, y es restituido en su plaza de Oidor; sin embargo, tendrá que afrontar en los meses siguientes la Visita tomada a los ministros por el licenciado Diego de Zúñiga, del Consejo de Indias.

El Consejo de Indias seguía sin pronunciarse sobre los derechos hereditarios de Juana de Zárate y la implicancia que éstos tenían en la Gobernación del Río de la Plata.

Para suplir este vacío, el Consejo nombró -interinamente, en el año 1579-,  a Vasco de Guzmán(27),

(27) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 27, R.4, N.6. Toledo, 10 de Junio de 1579. Título de Gobernador de las provincias del Río de la Plata de Vasco de Guzmán. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

y en el año 1581 a Martín García de Loyola(28),

(28) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 27, R.5, N.7. Lisboa, 11 de Noviembre de 1581. Real Cédula para que se provea como Gobernador del Río de la Plata a Martín García de Loyola en sustitución de Vasco de Guzmán. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

que desistieron de sus nombramientos.

Groussac afirma que estos nombramientos se debían a incurables desbarajustes de la Administración colonial, cosa que no es cierta, y se puede comprobar por los Títulos expedidos:

“Por hacer bien y merced a vos don Vasco de Guzmán, acatando vuestra prudencia, habilidad y buenas partes y lo que nos habéis servido y esperamos que nos serviréis es nuestra merced que seáis nuestro gobernador y capitán general de las provincias del Río de la Plata en lugar y por fin y muerte del adelantado Juan Ortiz de Zárate, nuestro gobernador y capitán general que fue de ellas entretanto que se ve y determina si lo ha de ser la persona que se casó con la hija y heredera del adelantado Juan Ortiz de Zárate y otra cosa proveamos ( ... )”
“ ( ... ) sabed que por haber fallecido el Adelantado Juan Ortiz de Zárate, nuestro gobernador y capitán general que era de las provincias del Río de la Plata, proveímos en su lugar a don Vasco de Guzmán en el entretanto que se determinaba si la había de suceder la persona que casó con su hija y heredera y otra cosa proveamos y por haber puesto el dicho don Vasco algunos inconvenientes por los cuales no va ni ha de ir a aquellas provincias habemos acordado de mandar proveer otra persona que vaya a gobernarlas y así por la satisfacción que tenemos de Martín García de Loyola, caballero de la Orden de Calatrava, residente en esas provincias habemos tenido por bien de elegir y nombrar para que nos sirva en los dichos cargos ( ... )”(29).

(29) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Sea como fuere, el licenciado Torres de Vera y Aragón continuaba ejerciendo la Gobernación por medio de sus Tenientes, cumpliendo las capitulaciones firmadas por su suegro.

Idéntica situación se vivirán diez años más tarde, según lo señala el licenciado Cepeda, en su carta al Consejo de Indias del 28 de Febrero de 1591:

“La Gobernación del Paraguay tiene a su cargo el licenciado Juan de Torres de Vera, Adelantado que dice ser de aquellas provincias del Río de la Plata, en cuyas ciudades, por estar él en esos Reinos de Castilla, dejó por Tenientes a deudos suyos que usan de sus poderes ( ... )”(30).

(30) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 17, R.2, N.17. La Plata, 28 de Febrero de 1591. Carta del licenciado Juan López de Cepeda, Presidente de la Audiencia de Charcas. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Información adicional