El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

LOS PARIENTES DEL ADELANTADO

Juanto a la acción de Juan de Garay, ya estaban actuando en escena los parientes del Adelantado. Los tres Alonso de Vera y Aragón se encontraron presentes en la fundación de Buenos Aires.

"El Tupí" partió con destino a España, en busca de pobladores y frailes, a los cual accedió Felipe II, por real Cédula del 22 de Octubre de 1581.

Regresó "el Tupí" a mediados del año 1583, con nuevos pobladores, casi todos de la región de Estepa y, entre ellos, tres parientes: Francisco de Vera y Aragón, hermano de Alonso de Vera y Aragón, “el Cara de Perro”; Francisco de Torres y Lasarte(1);

(1) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Contratación, 5.538, L.1, F. 425-425v. Fecha: 14 de Abril de 1582. Francisco de Torres y Lasarte, natural de Estepa, soltero, hijo de Antonio de Torres Cabrera y de Teresa de Lasarte, al Río de la Plata, como poblador, con Alonso de Vera y Aragón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

y Antonio de Torres Pineda(2),

(2) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 79, N.6, Buenos Aires, 4 de Marzo de 1593. Información de Méritos y Servicios de Antonio de Torres Pineda, natural de la Villa de Estepa: “( ... ) vine en un navío de guerra del capitán Alonso de Vera y Aragón, en el cual venían muchos frailes y pobladores casados con mujeres e hijos ( ... )”. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

que llegó a ser Teniente de Gobernador de Santa Fe y Buenos Aires.

También vinieron, en compañía del "Tupí", Bartolomé López y Jerónimo de Benavides que, más tarde, tomarían estado de matrimonio con hijas del escribano Nicolás de Villanueva(3).

(3) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Se sucedería luego uno de los hechos más lamentables: la muerte del general Juan de Garay en manos de los indios, en un paraje cercano a la fortaleza de Caboto donde había decidido amarrar para pasar la noche(4).

(4) Archivo Nacional de Asunción, Paraguay, volumen 312, folios 3/4v. El 25 de Agosto de 1583 se realizó el Inventario de los bienes del general Juan de Garay, difunto. La estancia del general estaba a cargo de Alonso Domínguez. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Sobre la muerte de Garay constan noticias inéditas en la Información de Gonzalo de Cáceres, hijo del general Felipe de Cáceres, en las cuales un testigo manifestaba:

“( ... ) que en otra ocasión (el capitán Gonzalo de Cáceres) fue al socorro que pidió el puerto de Buenos Aires con el general Juan de Garay y cuando volvió en el bergantín estando rancheados en el camino como cosa de diez y seis o veinte hombres, dieron los enemigos sobre ellos y mataron algunos y entre ellos al dicho general Juan de Garay, y el dicho Gonzalo de Cáceres y otros soldados que pudieron tomar las armas pelearon tan valientemente que defendieron sus personas y el bergantín y lo zafaron de los enemigos y se libraron del dicho peligro por su mucho valor y esfuerzo que mostraron sábelo este testigo por las relaciones y cuenta que dieron del dicho general Juan de Garay y porque así es muy público y notorio ( ... )”(5).

(5) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El general Juan de Torres Navarrete, primo hermano del licenciado Torres de Vera y Aragón, sucedió a Garay en la Tenencia General de la Gobernación(6).

(6) Ernesto J. A. Maeder dice, en su “Nómina de Gobernantes Civiles y Eclesiásticos de la Argentina durante la Epoca Española, (1500-1810)”, que tras la muerte de Juan de Garay, “fue elegido popularmente, en Mayo de 1583, en Buenos Aires, Rodrigo Ortiz de Zárate (1583-1584)”. Luego, sí, “Juan de Torres Navarrete (1584-1587), lugarteniente del Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón, por nombramiento del 27 de Julio de 1583; se hizo cargo en Asunción el 16 de Marzo de 1584 y lo ejerció hasta la llegada de Juan de Torres de Vera y Aragón”.

Su nombramiento fue expedido en la Ciudad de La Plata, el 27 de Julio de 1583, y prestó juramento a su cargo el 16 de Marzo de 1584, en la Ciudad de Asunción(7).

(7) Archivo Municipal de la Capital, “Acuerdos del extinguido Cabildo de Buenos Aires” (1886), pp. 37-47, Buenos Aires. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Durante su Gobierno comisionó al capitán Alonso de Vera y Aragón, "el Cara de Perro", para realizar la jornada de conquista y población del río Bermejo, que culminó con la fundación de la Ciudad de la Concepción del Bermejo, el 14 de Abril de 1585(8):

(8) Natalicio González. “Proceso y Formación de la Cultura Paraguaya” (1948), p. 293, Asunción. Dice el autor que al capitán Alonso de Vera y Aragón, los indios guaraníes lo apodaban “Jagua Tova” (“Cara de Perro”). // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

“( ... ) Alonso de Vera y Aragón, Capitán General y Justicia Mayor de la población del sitio, partes y conquistas y población del Río Bermejo y sus confines, por el muy ilustre señor Juan de Torres Navarrete, teniente de gobernador y capitán general y justicia mayor en estas provincias del Río de la Plata y por el muy ilustre señor el licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón adelantado y gobernador y capitán general y justicia mayor y alguacil mayor de estas dichas provincias del Río de la Plata por Su Majestad del rey don Felipe Nuestro Señor y del dicho señor adelantado y por virtud de las capitulaciones que el muy ilustre señor Juan Ortiz de Zárate, adelantado y gobernador que fue de estas provincias y suegro del dicho señor adelantado referido hizo y capituló con Su Majestad y dados de su muy alto y Real Consejo de Indias sobre la orden y manera como se había de poblar las ciudades en estas dichas provincias y conforme a la dicha instrucción y capitulación digo, que con el dicho nombre de Dios y de Su Majestad y del dicho señor adelantado Juan de Torres de Vera y por virtud del poder y comisión a mi dado del dicho señor general arriba referido, digo que para el dicho cumplimiento y en el dicho nombre fundo y asiento pueblo en el sitio del dicho Río Bermejo la cual ciudad se intitula y llama La Concepción de Nuestra Señora ( ... )”(9).

(9) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Escribanía, 846A, folios 131r/132r, Concepción del Bermejo, 14 de Abril de 1585. Acta de Fundación de La Concepción de Nuestra Señora en el Río Bermejo. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La Ciudad de Concepción del Bermejo estaba ubicada a treinta leguas de la desembocadura del río Bermejo(10),

(10) Algunos autores sostienen que la ciudad fue mudada a un nuevo asiento a treinta leguas del original, donde “el Cara de Perro” expresaba en su carta: “donde estoy ahora poblado”. Coincido con las afirmaciones de Torre Revello en cuanto a que se debe interpretar que más bien se hallaba “estacionado” en ese sitio y que el lugar de la ciudad es el original de la fundación. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor. // Ver: “Exploraciones españolas en el Chaco”. Allí se reproducen textos de Ernesto J. A. Maeder, haciendo referencia a estos hechos.

baluarte de avanzada hacia las tierras del Chaco.

Muy próxima a ella se encontraba la Ciudad de Esteco, perteneciente a la Gobernación del Tucumán. Como consecuencia de ello se sucederían en el futuro problemas de jurisdicción por disputarse los vecinos, de ambas ciudades, las parcialidades de indios encomendados(11).

(11) Estas disputas llegaron a la Real Audiencia de La Plata. Varios vecinos de Esteco debieron mudar su residencia a Concepción del Bermejo para conservar la posesión de sus encomiendas. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

 

Maeder no coincide con Sorg en esta afirmación(12).

(12) Cuando se examina el mapa del Chaco y se advierte la distancia existente entre ambas poblaciones, no deja de sorprender esa disputa entre los vecinos de ambas Gobernaciones. // Citado por Ernesto J. A. Maeder. “Historia del Chaco”. "Es que Esteco y Concepción del Bermejo no estaban muy próximas".

Anticipándose a ello, “el Cara de Perro” escribe, el 16 de Agosto de 1585, una carta al Obispo del Tucumán, fray Francisco de Vitoria, poniéndolo al tanto de la fundación y conquistas que había realizado.

En ella expresaba:

“( ... ) yo salí este año de ochenta y cinco de la ciudad de la Asunción con ciento treinta y cinco soldados arcabuceros muy bien aderezados y mucha munición, al pie de mil caballos, cincuenta yunta de bueyes y mas de trescientas vacas, de mediado del mes marzo a esta jornada y descubrimiento de toda esta provincia, donde poblé la ciudad de la Concepción en nombre de Dios y de Su Majestad ( ... )”(13).

(13) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 106, N.4, folios 161r/164v, Concepción del Río Bermejo, 16 de Agosto de 1585. Carta de Alonso de Vera y Aragón al obispo, fray Francisco de Vitoria. Firman: Alonso de Vera y Aragón, Antonio González Dorrego y Juan Coutiño. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

La ciudad fue hostigada constantemente por las tribus bárbaras que la circundaban. Los indios enemigos no sólo atacaban al español sino también a las tribus del pueblo de Matará que estaban encomendadas a los españoles.

En el año 1632, el Teniente de Gobernador Calderón y veintidós españoles fueron asesinados por los indios del Valle del Calchaquí, quedando los pobladores totalmente desamparados.

Mientras tanto, Francisco de Ledesma Valderrama(14),

(14) Ernesto J. A. Maeder cita a este Gobernador del Paraguay en su “Nómina de Gobernantes Civiles y Eclesiásticos de la Argentina durante la Epoca Española. (1500-1810)”, como “Martín de Ledesma Valderrama (1633-1636). Se recibió a principios de 1633 y gobernó hasta Enero de 1636”. Sin embargo, el mismo autor, en su obra “Historia del Chaco”, relata lo siguiente: “En 1621 un vecino de Jujuy, Martín de Ledesma Valderrama, volverá a intentar la empresa de fundar otra población en el Chaco. Su iniciativa lo llevó a firmar capitulaciones con el virrey del Perú y por ellas se le concedió el título de Gobernador de la Provincia del Chaco. Ledesma Valderrama era un hidalgo andaluz con rico patrimonio, afincado desde 1613 en Jujuy donde se había desempeñado como Teniente de Gobernador. Deseoso de protagonizar una empresa de aliento peticionó tomar a su cargo la entrada al Chaco. El pedido, reiterado en 1623, fue acordado por el virrey, quien aprobó las capitulaciones y le otorgó las facultades necesarias el 13 de Octubre de 1623”.

“se dirigía a la Ciudad de Asunción, para asumir la Gobernación y, a su paso por Concepción del Bermejo encontró esta triste situación. Los pobladores le imploraron que permaneciera en la ciudad pero, como no podía dilatar más su viaje, decidió, de acuerdo común con todos los vecinos, el traslado de los pobladores a la Ciudad de Vera”(15).

(15) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

 

Sorg no documenta estas afirmaciones, y su relato difiere esencialmente del desarrollado por Ernesto Maeder en su libro “Historia del Chaco” apuntado más arriba.

No fue Calderón el único Teniente de Gobernador de Concepción del Bermejo que perdió la vida a manos de los indios; también fue víctima Francisco de Vera y Aragón, hermano del “Cara de Perro”.

En el año 1592, Francisco de Vera y Aragón, acompañado de cinco personas, fue a visitar los pueblos de indios mogosnas, que les estaban encomendados. El y su compañía fueron tomados prisioneros y, después  de haber sido azotados bárbaramente, fueron asesinados sin piedad(16).

(16) Pedro Lozano S. J. “Historia de las Revoluciones de la Provincia del Paraguay”, tomo II, pp. 279-280. // Citado por José Miguel Torre Revello en: “Esteco y Concepción del Bermejo, dos ciudades desaparecidas”, p. 156, publicado en la colección “500 Años de Historia Argentina” (1988), editada por la revista “Siete Días” bajo la dirección de Félix Luna.

"Tanto la relación con los indios como el carácter bélico de los mismos provocaron frecuentes conflictos que, más de una vez, pusieron en peligro la ciudad. De hecho, los únicos dóciles ante sus encomenderos fueron los mataráes.

"Con ellos, entre 1591 y 1593, realizó un encomiable trabajo pastoral el Padre Alonso de Barzana SJ, quien logró aprender su lengua tonocoté y tomar los apuntes necesarios para describir su estructura gramatical y su vocabulario.

"El 13 de Febrero de 1593 describía así la situación: ‘La primera ciudad que hemos visto -escribía al Padre provincial-, es la Concepción, que hará que se fundó ocho años, entre una grandísima suma de infieles, bárbaros y desnudos, de diferentes lenguas. Un solo pueblo, de los que sirven a esta ciudad, tiene casas y sementeras muy grandes, donde cogen cada año 30.000 fanegas de maíz. En este pueblo (Matará) tenemos nuestro asiento, que es el del capitán desta conquista ... Este pueblo está ya todo bautizado, y catequizado y confesado, y sólo él habla la lengua tonocoté’.

"Describe luego a los pueblos restantes del área de Concepción: ‘Los demás pueblos que pertenecen a la conquista desta ciudad ni tienen casas sino unas esterillas que llevan a cuestas, ni hacen sementeras; todos viven de la algarroba, con que se emborrachan mucho, y de pescado de grandes lagunas y de caza. Es gente toda desnuda, soberbia y cruel, que cada día se matan unos a otros y nunca acaban de estar del todo sujetos’.

“A pesar de que el Padre Barzana había recogido el vocabulario y la gramática de la lengua natija que hablaban diez de dichos pueblos, y el Padre Añasco SJ, su compañero, había hecho otro tanto con otros veinte que hablaban lengua quiroquí, además del abipón y el lule, no pudieron avanzar gran cosa en la evangelización de ellos.

"El mismo Hernandarias, en 1607, describía en términos similares la índole belicosa de estas naciones guaycurúes que ‘han estado muchas veces para alzarse con la ciudad viniendo a dar en ella hasta que, en este tiempo a puros castigos, están algo más mansos y no para fiar de ellos'.

“Todo evidencia un cuadro difícil y una relación cuya gravedad no haría más que complicarse con el paso del tiempo. En 1592, el Teniente de Gobernador de Concepción, Francisco de Vera, al visitar su encomienda de indios mogosnas, fue asesinado junto con su comitiva.+

"Hubo necesidad de enviar refuerzos desde Asunción, a cargo de Hernandarias para el consiguiente castigo. Más tarde, en 1595, se produjo otro alzamiento de carácter general, provocado por la imprudencia del teniente Gabriel de Moreira, quien realizó un reclutamiento forzoso de indios para llevarlos a Asunción.

"Esto provocó una sublevación, que fue sofocada con energía por el propio Alonso de Vera, de regreso al Chaco desde Buenos Aires. En su Informe decía que ‘cada noche entran en esta ciudad y roban los caballos y los (indios) de servicio de los vecinos’.

"El problema de la seguridad de Concepción se tornó endémico. Hubo necesidad de socorrerla en 1599, desde Corrientes y Asunción, auxilio que volvió a repetirse en 1621 y 1629. En ambos casos, se puso en evidencia el frágil equilibrio en que se apoyaba la ciudad: un corto número de vecinos con sus indios de encomienda y, frente a ellos, la asechanza permanente de los guaycurúes.

“En 1631 se reprodujo el problema. El pueblo de Matará fue atacado por los tocagües, ohomas, vilos y colastinés. El Teniente de Gobernador Antonio Calderón fue en su socorro con cuarenta hombres pero, al ser atacado, murió en la lucha con más de la mitad de los suyos.

“Dando por perdida la situación, los pobladores de Concepción abandonaron la ciudad y se refugiaron en Corrientes. El capitán Manuel Cabral escribió desde aquella ciudad al gobernador bonaerense palabras definitivas acerca de lo sucedido: ‘El socorro se envió al río Bermejo el mejor que se pudo; y yo, acerca de su despoblación, no podré dar a V S. la cuenta tan verdadera por no haber visto el modo que tuvo: sólo digo que en ningún caso se podía conservar y los que han escapado con las vidas deben dar infinitas gracias a Dios Nuestro Señor’.

"Con ello terminó el breve ciclo de aquella primera fundación española en el Chaco austral. El aislamiento, la pobreza de recursos en que se desenvolvió y el embate de los pueblos aborígenes concluyeron por desanimar a sus pobladores y abandonar la empresa iniciada con tantas energías cuarenta y cinco años antes"(17).

(17) Ernesto Maeder. “Historia del Chaco”, Resistencia (Chaco). Ed. ConTexto.

La despoblación de Concepción del Bermejo, a pesar de ser una pérdida de lamentar fue muy importante para la Ciudad de Vera, por la incorporación de nuevos pobladores que aumentaron el número de vecinos.

“Es incomprensible que ningún historiador haya podido determinar que la despoblación ocurrió de manera pacífica, con los recaudos del caso, y que el general Francisco (Martín) de Ledesma Valderrama fue su conductor.
“Todos los historiadores refieren una despoblación violenta, con ataques de indios y la población huyendo despavorida. No fue así, y esto está respaldado por la Información de Méritos y Servicios del general Francisco (Martín) de Ledesma Valderrama, y las medidas adoptadas por el Gobernador del Río de la Plata, Pedro Esteban Dávila, en la ciudad de Santa Fe, el 28 de Octubre de 1633”(18).

(18) Información de Méritos y Servicios de Francisco (Martín) de Ledesma Valderrama. Sorg dice que esta Información es “inédita” y que  “no se refiere la fuente por corresponder a un trabajo en desarrollo”; y Archivo General de la Provincia de Corrientes, Sala 1, Actas Capitulares, tomo 2, folios 5-7, Santa Fe, 22 de Octubre de 1633. Instrucciones del Gobernador Pedro Esteban Dávila. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

 

Líneas más arriba podrá apreciar el lector cuánto difiere Ernesto J. A. Maeder en el relato de estos acontecimientos.

Concretada la fundación de la Ciudad de la Concepción del Bermejo, dos nuevas fundaciones estaban en preparación: una, en el lugar conocido como Mbiaza, en la costa del Brasil; y, otra, en el paraje de las siete corrientes.

La primera fue comisionada al capitán Alonso de Vera y Aragón, a secas(19),

(19) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Patronato, 142, N.2, R.1: “( ... ) y os encomendé la jornada del Mbiaza y Puerto de San Francisco con la provincia Del Campo, de la cual os nombré por general, y por algunas diferencias que tuvisteis con los oficiales reales de la dicha ciudad de la Asunción no loa hicisteis, habiendo gastado gran suma de pesos de oro en hacer gente, así en el Perú como en las provincias del Tucumán ( ... )”. Como se puede observar de su redacción, los Oficiales Reales siguen impidiendo la expansión fundadora. El general Alonso de Vera y Aragón comisionó, además, el 9 de Noviembre de 1586, al capitán Ruy Díaz de Guzmán, para que junte gente en el Guairá, para la población de Mbiaza, al cual nombró capitán de la conquista. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

y la segunda, al capitán Alonso de Vera y Aragón, el Tupí. Ambos se hallaban trabajando en reunir los pobladores y elementos necesarios para la población.

Sobre la proyectada población del Mbiaza, se cuenta con el testimonio del capitán Hernán Ruiz de Salas, vecino de la Ciudad de Santa Fe quien, en su Información del año 1587 manifiesta que

“últimamente habiendo venido a esta ciudad el general Alonso de Vera con comisiones que trajo del adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón para la población del Viaça, el dicho capitán Hernán Ruiz de Salas para mas servir a su Majestad está de camino para ir en compañía del dicho general Alonso de Vera con su mujer y familia con cargo de capitán de Su Majestad”(20).

(20) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Varios testigos, que prestaron declaración en la Información del capitán Hernán Ruiz de Salas, manifestaron:

“que este testigo es uno de los que estaba aviado para la dicha población”(21).

(21) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 79, N.2, Santa Fe, 2 de Junio de 1587. Información de Méritos y Servicios del capitán Hernán Ruiz de Salas. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Con la llegada del licenciado Torres de Vera y Aragón a la Gobernación se sucedería la fundación de la Ciudad de Vera en el paraje de las siete corrientes, punto clave para garantizar la navegación de los ríos y escala necesaria de un trayecto tan dilatado.

Se pretendía, además, con esta población, proyectarse hacia la costa del Brasil, donde se realizaría la fundación del Mbiaza.

“En el nombre de la Santísima Trinidad Padre, Hijo y Espíritu Santo tres personas y un solo Dios verdadero y de la Santísima Virgen María su madre y del rey don Felipe nuestro señor, yo el licenciado Juan de Torres de Vera y Aragón adelantado, gobernador, capitán general, justicia mayor y alguacil mayor de todas estas provincias del Río de la Plata por su Majestad en cumplimiento de la capitulación que hizo el adelantado Juan Ortiz de Zárate, caballero de la Orden de Santiago, mi suegro, con su Majestad de que poblaría ciertos pueblos en estas provincias como más largamente se contiene en la dicha capitulación a que me refiero, en cumplimiento de ella, fundo, asiento y pueblo la ciudad de Vera en el sitio que llaman de las Siete Corrientes provincia del Paraná y Tape con los límites y términos siguientes de las ciudades de la Asunción; de la Concepción de Buena Esperanza; Santa Fe y San Salvador; ciudad Real; Villa Rica del Espíritu Santo; San Francisco y Mbiaza en la costa del mar del norte para ahora y para siempre jamás ( ... )”(22).

(22) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Escribanía, 846A, Folios 124r / 125v, Ciudad de Vera, 3 de Abril de 1588. Acta de Fundación de la Ciudad de Vera por el Adelantado Juan de Torres de Vera y Aragón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

A los tres días de fundada la Ciudad de Vera, se dirigió el Adelantado aguas abajo con destino a la Ciudad de Santa Fe. Estando en ella, otorgó poder y comisión al capitán Diego de Olavarri y al capitán Sebastián de León(23),

(23) El capitán Diego de Olavarri era natural de la Villa de Bilbao, en el Señorío de Vizcaya. Estaba casado con la asunceña Gracia Cabrera, hija del capitán Sebastián de León, natural de Bruselas, por lo tanto suegro del capitán Diego de Olavarri. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

para que asienten una ciudad en la desembocadura del río Bermejo, que tendría como propósito asegurar la navegación del río Paraguay, además de proporcionar una escala en el trayecto:

“( ... ) que dentro de tres años poblareis e fundareis en nombre de su Majestad e mía en su Real Nombre en el río Bermejo como mas largamente consta y parece por la dicha obligación por tanto yo en nombre de su Majestad y por facultad de sus reales poderes, que para ello tengo, que por ser tan notorios no van aquí insertos, os nombro y elijo y señalo a vos los dichos capitanes Sebastián de León y Diego de Olavarri, o a cualquiera de vos, por mi lugar teniente de gobernador y capitán de su Majestad para que como tal podáis alzar bandera en nombre de su Majestad y atraer debajo de ella cantidad de veinte y cinco soldados, con los cuales podáis ir al dicho río Bermejo y en la boca de él o en la parte que os pareciere mas cómoda fundareis y poblareis una villa, la cual se intitule y llame la Villa de la Nueva Estepa ( ... )”(24).

(24) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 110, N.12, folios 17v/19v, Santa Fe, 4 de Mayo de 1588. Provisión para fundar la Villa de la Nueva Estepa, dada al capitán Diego de Olavarri y al capitán Sebastián de León, su suegro. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

“La población estuvo a punto de concretarse, según lo expresa la Petición que realizó el capitán Diego de Olavarri, el 26 de Junio de 1589, al Cabildo de Asunción, pero la rebelión de ciertas parcialidades indígenas pospuso el proyecto, que nunca fue retomado”(25).

(25) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Otras de las disposiciones que tomó el licenciado Torres de Vera y Aragón, en su paso por la Ciudad de Santa Fe, fue nombrar general de la provincia de los ñuarás, en el Guairá, al general Alonso de Vera y Aragón, a secas, que en ese momento se desempeñaba como Teniente de Gobernador de la Ciudad de Asunción(26).

(26) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Patronato, 142, N.2, R.1, Santa Fe, 3 de Mayo de 1588. Título de General de la provincia de los Ñuarás, al general Alonso de Vera y Aragón. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Debido a las ocupaciones de su oficio, delegó la misión en el capitán Ruy Díaz de Guzmán, tal y como se desprende de la comisión otorgada el 19 de Diciembre de 1588, en la Ciudad de Asunción.

El capitán Ruy Díaz de Guzmán era el hombre más apropiado para esa tarea. Hombre conocedor de esas regiones, Ruy Díaz de Guzmán procedió a recorrer las ciudades del Guairá y escuchar las razones que los vecinos expresaban para mudar de lugar las ciudades.

En este tiempo procedió a trasladar las ciudades de Villa Rica y Santiago de Jerez, y formalizó, el 12 de Febrero de 1593, la fundación del asiento indígena de San Salvador. en la provincia de los Ñuarás, provincia a la que intituló la Nueva Andalucía(27).

(27) Archivo General de Indias, Sevilla, España. // Charcas, 85, N.5, folios 427v/433v. “En el río de San Salvador, llamado de Mune, y en el asiento del Real de Santa Cruz, 11 de Febrero de 1593” Testimonio de la fundación del asiento de San Salvador, en la provincia de los Ñuarás, provincia que intituló la Nueva Andalucía. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

El viaje a España del licenciado Torres de Vera y Aragón y la posterior retirada de sus Tenientes finalizaron la expansión pobladora.

Quedaron en el olvido las poblaciones de la Nueva Estepa, en la desembocadura del río Bermejo, y la del Mbiaza y Puerto de San Francisco, en la costa del Brasil.

“Los enemigos políticos triunfaron en sus aspiraciones y retiraron a todos los parientes del Adelantado de sus cargos de Teniente. Triunfaron las mezquinas aspiraciones particulares de poder, sin siquiera tener un proyecto de conquista que prosiguiera con la población de la Gobernación. Ninguna ciudad de españoles se fundó después de ello”(28).

(28) Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Información adicional