El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Fundación de Santa Fe

Juan de Garay, de origen vasco, llegó a América a los 14 años de edad en la armada del primer virrey del Perú, Blasco Núñez de Vela (1544-1546).

Hizo su aprendizaje colonial en Charcas y acompañó a Nufrio de Chávez en la fundación de Santa Cruz de la Sierra.

Tenía auténticas dotes de organizador y lo demostró cuando, por orden de Martín Suárez de Toledo, fundará Santa Fe, en 1573, en las proximidades del antiguo fuerte de Caboto.

Después de superar grandes dificultades -debido a la escasez de medios-, Garay equipó un bergantín grande, ocho barcas de carga y unas pocas balsas. Para que lo acompañaran en la empresa, consiguió reunir nueve españoles y 75 criollos (llamados mancebos de la tierra).

Estos mestizos -hijos de españoles con mujeres indígenas-, formaban la nueva generación que ansiaba participar en las exploraciones de su propia tierra.

La flotilla cargó armas, municiones, plantas, semillas, herramientas y todos los elementos necesarios para edificar una futura ciudad. Una parte de la expedición marchó por tierra, con caballos y ganado vacuno.

Garay partió de Asunción a mediados de Abril de 1573 y siguió a la carabela en que viajaba Cáceres hasta la altura de Feliciano (paralelo 31); allí dejó la escolta y desembarcó para reunirse con el resto de la expedición, que marchaba por tierra.

Seguidamente exploró la costa occidental del Paraná con el objeto de encontrar una zona dónde establecer un poblado.

Una vez elegido el sitio -más tarde llamado Cayastá- y mientras se realizaban los trabajos destinados a levantar las primeras viviendas, se internó con un grupo de compañeros por el río Carcarañá.

Cuando llegó a las ruinas de la Torre de Caboto (Sancti Spiritu) fue atacado por los indios pero, en esas circunstancias, apareció providencialmente un grupo de jinetes españoles, a las órdenes de Jerónimo Luis de Cabrera, conquistador que acababa de fundar la ciudad de Córdoba.

Ambos jefes decidieron separarse, sin llegar a ningún acuerdo.

Garay regresó al lugar donde había dejado a la mayoría de sus hombres y el 15 de Noviembre de 1573 fundó la ciudad que llamó Santa Fe.

En esos momentos recibió -por mano de un indio- una carta del Adelantado Ortiz de Zárate, quien le comunicaba encontrarse en la isla San Gabriel, y le pedía ayuda por la pérdida de dos naves.

Sin demorar, Garay partió con treinta hombres en una pequeña embarcación al encuentro del recién llegado.

Información adicional