El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Artigas y los intereses locales fomentan la definición de facciones

- El armisticio con el virrey Elío 

Cuando la suerte adversa de las armas de la Patria en el Perú hizo suponer la llegada de horas inciertas para la revolución, la Junta de Mayo y el poder español centralizado en Montevideo convinieron los Tratados del 20 de Octubre de 1811.
Estipulábase en ellos la paz entre las autoridades de Buenos Aires y el virrey Francisco Javier de Elío, el que la Banda Oriental quedaba bajo la exclusiva jurisdicción de este último, ampliándosela con los pueblos de Arroyo de la China, Gualeguay y Gualeguaychú, y de que el ejército portugués -venido en auxilio de los intereses españoles- se retiraría a su territorio(1).

(1) Registro Nacional, p. 124. Fue ratificado por el Triunvirato el 24 de Octubre de 1811. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Si razones de política práctica, como la suerte de la campaña al Alto Perú y la necesidad de conquistar en el Río de la Plata la seguridad de las rutas del comercio, explican en cierto modo este acto de gobierno, es indudable que él representaba la renuncia a proseguir en los propósitos de emancipación desde que no cabía paz con un poder que buscaba imposibilitarla, y menos cuando -como presente o precio del acuerdo- se abandonaba al peninsular las poblaciones orientales que habían adherido y luchado por la revolución y aún se ampliaba su territorio con pueblos que históricamente integraban la Intendencia de Buenos Aires.

- Forma en que lo juzga la opinión de los pueblos litorales

¿Cuál era el fundamento, la razón de ser, de la autoridad con que el Gobierno de Buenos Aires -al firmar la tregua con Elío- da Montevideo, abandonaba a su gobierno toda la Banda Oriental hasta el río Uruguay y los pueblos de Entre Ríos del Arroyo de la China, Gualeguay y Gualeguaychú? ¿Quién lo autorizaba a disponer de los intereses de todos los pueblos del virreinato?

Nada extraño el resentimiento de José Gervasio Artigas, encarnación de las fuerzas vivas de la Banda Oriental que, declaradas por la revolución, eran entregadas a sus enemigos. Sobre las razones inmediatas o de conveniencia que pudieron explicar esa medida estaban causas fundamentales que los pueblos comprendieron.

El interés del pueblo de Buenos Aires no era entonces el interés de los otros pueblos del virreinato; al primero se sacrificaban los segundos y claro está que estos levantaron su bandera propia.

Artigas desde el Ayuí abre su campaña de guerrillas y depredaciones contra los españoles de la Banda Oriental, encarnando esta actitud instintiva. Los pueblos de Entre Ríos -que lo sostienen- luchaban por su propio interés al verse entregados al virrey Elío; y los de Corrientes -por su parte, al secundarlo- no hacían sino prevenir las probabilidades del futuro. Algo más; hacían también por su interés inmediato, desde que Montevideo en poder de España significaba cortar la libertad de comercio y sujetarlo a las imposiciones de propios del Puerto de Buenos Aires.

Ante el temor de que en otro acuerdo con el virrey Elío se desmembrara mayor territorio, la propia Santa Fe -que incluía en su jurisdicción la zona oriental de Entre Ríos (La Bajada, hoy Paraná)- se vinculó a la resistencia, agregándose los pueblos de Misiones que irían a tener por gobernador al propio Artigas.

Algo más: creemos que si esta resistencia no se hubiese producido, el poder español de Montevideo -dándose la mano, al dominar la Mesopotamia- con el Paraguay hubiese puesto en peligro la revolución de Mayo en una forma insospechada para los días tranquilos de nuestro presente.

Cuando el Triunvirato comunica a Corrientes debían suspenderse las hostilidades abiertas definitivamente sobre el Brasil, una profunda sensación de descontento se puso de manifiesto sobre todo en la zona bañada por el Uruguay, que había sido objeto de saqueo y devastación(2).

(2) Corrientes había reconquistado Mandisoví preparando -desde Yapeyú- una invasión al Brasil. La trascendencia de estos sucesos vése en el hecho de que el Jefe de la Frontera de Corrientes, J. Ignacio Aguirre, elogiado por Elías Galván por la reconquista de Mandisoví, declinó todo mérito, argüyó haber sido el brazo ejecutor y envió desde el campamento en Santa Lucía, el 14 de Enero de 1812, a Galván, como recuerdo congratulativo, un rebenque con guarnición de oro. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Lo mismo ocurrió en Entre Ríos y Banda Oriental, no obstante lo cual Buenos Aires ratificó el Convenio.

La princesa Carlota de Borbón -que a título de hija de los reyes de España aspiraba al dominio del Río de la Plata- prestando todo su apoyo a las autoridades de la metrópoli, tampoco se sintió satisfecha con los Tratados.

Después de enunciar su juicio condenatorio, ordenaba al general Juan Manuel de Goyeneche llegar cuánto antes a Buenos Aires para acabar de una vez con estos “pérfidos revolucionarios con las mismas ejecuciones que practicasteis en la Ciudad de La Paz”(3).

(3) Oficio del 28 de Noviembre de 1811. Copia de ese año -enviada a la Junta- del 13 de Diciembre de 1811, en el Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Y fuese bajo su presión o por iniciativa de Gaspar de Vigodet -que sucede a Elío en el Gobierno de Montevideo(4)- fue lo cierto que el mandatario español, con el pretexto de las invasiones de Artigas pero sobre todo porque la tregua de Elío no se aprobó en España, lanzó sus escuadrillas sobre el río Paraná.

(4) Vuelto a España -en Enero de 1812- después de declarar abolido el Virreinato del Río de la Plata. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Se abre de nuevo la lucha en el Litoral, que otro acto impolítico de Buenos Aires debía agravar definiendo -junto al interés general de la revolución- el de las poblaciones de la zona.

La ofensiva española desarrollóse sobre todo en el Paraná sin perjuicio de los ataques a Buenos Aires y al comercio de la colonia en armas. Corrientes se aprestó a la defensa aleccionada por la campaña fluvial de 1811.

En Mayo de 1812 ante comunicaciones de Santa Fe de que navegaban río arriba cinco buques españoles, se retira la población de las costas, se protegen los puertos -concentrando en ellos unidades militares- y se destinan las milicias de Saladas -a las órdenes del juez comisionado F. de Soto- a vigilar el litoral desde el Ambrosio al Riachuelo.

Para guardar a la capital se concentró a las milicias de Itatí, Ensenadas, Riachuelo arriba, Galarzas y Palmar(5).

(5) Acta capitular del 7 de Mayo de 1812. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Al mes siguiente(6), por órdenes del Teniente de Gobernador interino Joaquín Legal y Córdoba, se erigen en la ciudad tres nuevas baterías para su defensa, medida previsora porque en Julio del mismo año 28 buques armados salen de la Colonia y recorren el Paraná obligando a doblar la vigilancia y concentrar las fuerzas.

(6) Acta capitular del 22 de Junio. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Las estacionadas en Saladas bajan a la capital y el elemento español sospechado es internado en los Partidos de Zapallos y Mburucuyá(7).

(7) Acta Capitular del 16 de Junio de 1812. La internación de los españoles se resuelve el día 17. Por esta circunstancia, Legal y Córdoba excusó enviar refuerzos a Galván, que estaba en Yapeyú. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

En los territorios vecinos al Uruguay la preparación militar es activa. La revolución busca centralizar la dirección de las operaciones -especialmente en el ejército- y envía soldados y municiones y prepara la defensa de los ríos(8).

(8) Oficios del Gobierno de Buenos Aires al general Artigas. Del 19 de Diciembre de 1811 y 29 de Enero de 1812. En el último le comunica abrir las hostilidades contra Montevideo; avísale que los portugueses proponían una paz inadmisible y que pedían su castigo, lo que no se aceptó. Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

José Gervasio Artigas, caudillo de la Banda Oriental, conviértese en el personaje del drama histórico. Elevado por Buenos Aires al rango de Teniente de Gobernador de los pueblos de Misiones con asiento en Santo Tomé(9), sirve en ellos como lazo de unión.

(9) En 1812 Artigas se titula en sus órdenes: Coronel de Blandengues de la Patria, General en Jefe de las fuerzas de la costa occidental del Uruguay y Teniente de Gobernador del Departamento de Yapeyú. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Yapeyú y La Cruz juran obediencia a la Junta(10) y a Artigas, y cuando éste -efectuado su nombramiento definitivo- se dirige a los demás pueblos de Misiones para su reconocimiento, vencida alguna resistencia(11) encarga del Gobierno militar al teniente coronel Santiago Zamundú y del político a los respectivos Ayuntamientos.

(10) Yapeyú el 31 de Diciembre de 1811; La Cruz el 28 del mismo. Juran, además, a Artigas, como Teniente de Gobernador de Santo Tomé. Las Actas, elevadas por Artigas a la Junta, en el Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.
(11) Oficio de Artigas a la Junta del 14 de Febrero de 1812. Alude a Bernardo Pérez Planes a quien expresa haber llamado al ejército para su castigo. Buenos Aires le contestó que Planes era un benemérito por sus servicios, que le diese por compurgada la culpa y repusiese en el cargo. Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

- Invasiones portuguesas al territorio mesopotámico

Su preeminencia es notable. Ante los ataques que del Brasil se llevaban a la Mesopotamia concibe una acción coincidiente con el Paraguay, comprometiéndose a vencer con la base de un ejército de mil veteranos(12).

(12) Su carta, de Buenos Aires, del 16 de Diciembre de 1811. Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Abre relaciones con el Paraguay -que comunicó a Buenos Aires- incluyéndole un Oficio de aquel destino en que se quejaban de no poder obtener armas aún cuando habían adelantado su importe(13), armas que necesitaban para la defensa de la frontera con el Brasil.

(13) Oficio de Artigas del 8 de Febrero. La carta remitida del Paraguay lleva fecha 30 de Enero. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Y era así porque cercano a los Fuertes de Borbón y San Carlos del Apa -de su límite Norte- Portugal había levantado los de Miranda y Coimbra.

Los comunicados al Paraguay se hacían por la vía de Corrientes. A sus requerimientos de material de guerra contestaron Yedros, Caballero y De la Mora, carecer de él; que dar lo que tenían era abrir la frontera a Portugal; que Buenos Aires había prometido armas sin remitir sino un escaso material, por lo que no podían llenar el ideal de armar mil hombres, atacar a Portugal en la zona de São Borja e irse hasta los puertos del Brasil sobre el mar(14).

(14) Oficio suscripto por Fulgencio Yegros, Pedro Juan Caballero y Fernando de la Mora, del 13 de Febrero de 1812, a José Gervasio Artigas. Enviado por éste a Buenos Aires, Artigas se muestra conforme con el plan del Paraguay de ocupar la zona de las Misiones Orientales. Al elevar el 21 de Febrero este Oficio, Artigas decía: “Me lisonjeo hallará V. E. en ella motivos que la convenzan de la necesidad de ocupar los pueblos orientales de Misiones y la ventaja que puede sacarse ...”. Buenos Aires contestó directamente el Oficio al Paraguay y así hizo saber a Artigas. Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Sin embargo acreditó como diputado ante Artigas al capitán de artillería Francisco Bartolomé Laguardia quien no comprometió opinión sobre un movimiento combinado. Su intención -avisaba Artigas- parece ser la de informarse del poder de las fuerzas con que contamos(15).

(15) Oficio del 27 de Febrero de 1812. Buenos Aires encargó a Artigas inspirase confianza al comisionado penetrándolo de la necesidad de unirse. Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Los pueblos de la jurisdicción correntina -también dañados por las invasiones de Portugal- se sentían atraídos por los sentimientos de reacción y venganza que poco a poco hacen a Artigas como una encarnación de ese programa.

El Teniente de Gobernador Galván, hombre de la más absoluta confianza del Gobierno revolucionario, se apresta a secundar los planes de Artigas pero advierte cómo la opinión pública se inclina al caudillo que delibera y manda sin previa consulta.

“Yo no puedo menos de lisonjearme con la perspectiva que me ofrece la disposición en que se halla -le dice a Galván- de emprender su marcha para unir sus operaciones a las mías. Soy muy seguro que no habrá un objeto más formidable a nuestros enemigos que esta combinación en la que los bravos correntinos -precedidos de su digno jefe- mantengan los movimientos de los orientales ...”(16), pero disponía en su Oficio que Galván suspendiera la reunión de fuerzas.

(16) Oficio de Artigas a Galván del 9 de Enero de 1812. Enviado por Galván a la Junta el 17 de Enero. Galván debía marchar a situarse en San Gregorio y suspendió su marcha. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Para Galván estas medidas importaban apartar la acción de la Jefatura hasta entonces indiscutida de Buenos Aires, sobre todo cuando después de señalar a Artigas el emplazamiento de Curuzú Cuatiá como lugar indicado para campamento de sus tropas y de las familias que le seguían -por sus medios de vida, equidistancia de la frontera, etc.- el jefe oriental no acepta porque lo apartaba de sus propósitos de atacar a Portugal y reconquistar su patria(17).

(17) Oficio de Galván a Artigas del 4 de Febrero y de éste a la Junta del 8 del mismo mes. Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

- Situación administrativa en 1812

El Triunvirato reconstituyó la Intendencia de Buenos Aires el 13 de Enero de 1812 -del régimen virreinal- la que comprendía la Ciudad de Corrientes y pueblos de su jurisdicción, régimen que se prolongará hasta el 10 de Septiembre de 1814.

Durante 1812 el Triunvirato -previniendo su desconcepto con la disolución de la Junta Conservadora y la expulsión de los diputados de las provincias(18)- se dirigió el 20 de Enero de 1812 a las ciudades cabeza de Partido pidiéndoles nombrasen el Representante que les correspondía a la Asamblea General dispuesta por el Estatuto del 22 de Noviembre de 1811, encareciéndoles eligiesen a un vecino de Buenos Aires.

(18) El Triunvirato inicial estaba integrado por el doctor Feliciano Chiclana, Manuel de Sarratea y el doctor Juan José Paso, e integrado por los secretarios doctor José Fabián Pérez, Bernardino Rivadavia y el doctor Vicente López y Planes.

Mientras las provincias cumplimentaban la Circular, se sancionó el 19 de Febrero de 1812(19) el Reglamento de la Asamblea Provisoria de las Provincias Unidas del Río de la Plata, formándosela con el Ayuntamiento de la capital, los apoderados de las ciudades de las provincias y cien ciudadanos de Buenos Aires, que el 31 de Marzo de 1812 se redujeron a 33.

(19) Registro Nacional, p. 140. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo al Tratado del Cuadrilátero)”.

¡Ya pueden imaginarse que en esta Asamblea tan numerosa los diputados de provincia irían a constituir una minoría sin personalidad política!

Corrientes eligió representante para esta Asamblea a Feliciano Antonio Chiclana, en acuerdo capitular del 9 de Febrero de 1812, quien delegó sus poderes en el doctor Pedro Somellera(20) desde el momento que aquél integraba el Triunvirato.

(20) Oficio del 20 de Abril de 1812. Expresa que Somellera los usó mal. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo al Tratado del Cuadrilátero)”. La elección de Chiclana no fue accidental. Nombrado Auditor de Guerra en la expedición al Alto Perú, ocupó luego el Gobierno de la Intendencia de Salta donde se destacó por sus iniciativas en favor de la revolución. Cuando Chiclana dejó el Gobierno de la Intendencia entregó a su sucesor una “Instrucción”, considerada por el historiador Ricardo Levene como “admirable síntesis del programa orgánico de la revolución”. A través de diecinueve tópicos sostiene la necesidad de reservar los cargos de los nacidos en el país, de fomentar las obras públicas, reorganizar el ejército, proteger a los indígenas, etcétera.

La Asamblea se reúne el 4 de Abril de 1812 pero el 6 de Abril era disuelta por el Triunvirato que asume de hecho el Gobierno de los intereses nacionales(21) y quien recaba de las provincias la elección de nuevos diputados.

(21) Registro Nacional, p. 161. El Triunvirato comunicó a Corrientes la disolución en Oficio del 13 de Abril de 1812. Debemos consignar que Corrientes respondió sin protesta a esta rápida sucesión de formas políticas. Conforme a las Instrucciones, prestaba juramentos de obediencia hasta para las instituciones no ejecutivas. Así, el 18 de Marzo de 1812 sus principales autoridades juran el Tribunal de Cámara de Apelaciones de Buenos Aires, organizado para sustituir a la Real Audiencia, como el Reglamento Judicial del 23 de Enero de 1812, que puede verse en el tomo I, p. 111 de las “Leyes y Decretos de la provincia de Buenos Aires. 1810-1876”. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo al Tratado del Cuadrilátero)”.

El Cabildo de Corrientes citó a los principales vecinos por Resolución del 1 de Julio de 1812 y el día 8 de Julio, en cabildo abierto, invistió como Representante a Nicolás Rodríguez Peña.

Su implicancia(22) llevó al Triunvirato a urgir el nombramiento de nuevo Representante, dignidad que se confiere al doctor Juan José Paso el 29 de Octubre de 1812 por el Cabildo y los principales vecinos.

(22) En el Acta Capitular del 1 de Septiembre de 1812 consta el recibo del Oficio en que Rodríguez Peña excusa por tener que salir para Mendoza. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo al Tratado del Cuadrilátero)”.

- Ocupación de la Banda Oriental. Ruptura del armisticio

No obstante las órdenes de Buenos Aires, Artigas abre operaciones contra los portugueses. En Febrero se dirige a Buenos Aires explicando su conducta. “La miseria -le dice- me ha obligado a atacar en Bethleem a los portugueses porque no tenía provisiones y estaba cercado por 300 de ellos”.

Después de lamentarse haber obstaculizado la política del Gobierno agregaba se dirigía a Santo Tomé (Misiones) a hacerse cargo del Gobierno y que no pudiendo abandonar a las familias que lo seguían marchaba despacio. Y probando que su conducta obedecía a una convicción de su espíritu, solicitaba respuesta a los argumentos que había enunciado sobre la necesidad de romper con Portugal(23).

(23) Oficios del 24 de Diciembre de 1811 y del 14 de Febrero de 1812 de Artigas al gobierno de Buenos Aires. Archivo General de la Nación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

En Abril de 1812 las fuerzas portuguesas en la Banda Oriental marcharon sobre Artigas. Desde Buenos Aires se le ordenó pasara el río Uruguay y se retirara hacia La Bajada (Paraná) para concentrar las fuerzas y marchar unidas al ataque(24) mientras el Teniente de Gobernador de Corrientes, Elías Galván -que había delegado sus funciones en el Alcalde de 1er. voto Joaquín Legal y Córdoba- el 3 de ese mes, sale al día siguiente a campaña a operar con sus tropas contra los invasores trasladándose a la zona de La Cruz y Yapeyú(25) donde Fernando Torgués -al frente de las de la patria- vencía el 11 de Mayo a los portugueses en el asalto intentado sobre Santo Tomé.

(24) Oficio del 27 de Abril de 1812.
(25) Acta capitular del 8 de Abril de 1812. // Todo citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Desde La Cruz, Galván dispuso(26) se reforzara con las milicias reunidas en Saladas la plaza de Curuzú Cuatiá.

(26) Acta capitular del 16 de Julio de 1812. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

El 6 de Mayo de 1812 el Gobierno del Río de la Plata celebra un Tratado con las tropas portuguesas que ocupaban la orilla oriental del Uruguay en que se estipula la retirada del ejército patriota que sitiaba Montevideo y la de las fuerzas portuguesas que la princesa Carlota había enviado a la Banda Oriental.

Días después, el 26 de Mayo, firmóse en Buenos Aires -entre el teniente coronel Juan Rademaker, enviado extraordinario del príncipe regente de Portugal, y el Gobierno porteño- un Armisticio por el que las fuerzas portuguesas abandonaban el Uruguay en donde servían de antemural a las españoles de Montevideo.

Quedaba abierto el camino a esta plaza, correspondiendo el feliz resultado del Convenio a los buenos oficios del embajador de Gran Bretaña, Lord Strangford.

Artigas se dio por notificado del Armisticio prometiendo suspender sus operaciones, el 15 de Junio, pero protestaba de que Portugal ocupara el Salto con 600 hombres, fortificándose en él(27).

(27) Oficios del 15 de Junio de 1812. Archivo General de la Nación. Expresa haber reclamado del jefe enemigo el cumplimiento del Armisticio y que éste arguyó no haber recibido instrucciones, pero que las había pedido suspendiendo sus actividades. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

En Julio de 1812, cuando las fuerzas portuguesas -en cumplimiento de lo tratado- evacuaban la Banda Oriental y su campamento del arroyo San Francisco(28), las tropas que la revolución tenía en Entre Ríos eran numerosas.

(28) Oficio del 11 de Julio de 1812, de Souza a Manuel de Sarratea, Jefe de las tropas argentinas. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Según estado(29) componíanse de una división de caballería de once compañías y un total de 904 plazas, más el cuerpo de unidades de la llamada División Oriental.

(29) Estado del 26 de Julio de 1812. Archivo General de la Nación. Suscripto por José Gervasio Artigas. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Eran éstas la artillería -a los órdenes del capitán Bonifacio Ramos- con 196 plazas; los blandengues, comandados directamente por José G. Artigas, con 616 plazas; la 2da. división de infantería, del teniente coronel Manuel Artigas, con 548 plazas; la 3ra. división de la misma arma, del capitán Pedro Viera, con 603 soldados; y tres divisiones de caballería del teniente coronel Baltazar Vargas, capitán Baltazar Ojeda y Fernando Torgués, con 535, 409 y 456 unidades, respectivamente. Hacían un total de 3.525 hombres.

Además, y como fuerza veterana de Buenos Aires, estaban el regimiento de dragones del comandante B. J. Pico, con 428 plazas; el regimiento Nro. 6 de Francisco Zelada, con 604 plazas; el de granaderos de Fernando VII, de Juan Mariano Cora, con 420; el Nro. 2 de Patricios (3ra. y 4ta. compañías) de Gregorio Núñez, con 183; y el regimiento de infantería de América Nro. 3 de Francisco Martínez, con 434 soldados.

Manuel de Sarratea -uno de los miembros del Triunvirato- pasó en representación a Entre Ríos a ponerse al frente de la campaña abierta llevando a José Rondeau como jefe militar.

Invistiendo esta alta representación apreció en toda su importancia los servicios que el Teniente de Gobernador de Corrientes, Elías Galván, prestaba con la división correntina en la zona de Misiones, y lo invistió -el 16 de Agosto de 1812- con el título de Gobernador de esos pueblos.

La división correntina continuó a las órdenes de Galván. Formada con enorme sacrificio y cooperación popular(30), contó con jefes(31) que supieron honrar sus filas y que le imprimieron gran prestigio en forma tal que, cuando Sarratea envía a Rondeau sobre Montevideo, encarga a Galván la guardia con la frontera del Brasil debiendo establecer el acantonamiento en un lugar equidistante de Misiones, Corrientes y Curuzú Cuatiá, con avanzadas sobre el río, vigilando desde la estancia de Urquiza a Paso Vera(32).

(30) Decía el Teniente de Gobernador interino Legal y Córdoba, en un Bando del 13 de Junio de 1812 en que requería auxilios forzosos, después de apelar al patriotismo del pueblo: “Es necesario hacer sacrificios para que la posteridad diga: los habitantes de Corrientes quisieron ser libres y lo supieron ser”.
(31) Los capitanes Carlos Casal, Juan José González de Sandoval y Genaro Perugorría hicieron donación de la mitad de sus sueldos. Oficio del 13 de Junio en que el Triunvirato acepta este acto. Igual donación hizo Galván. Se agradeció a los donantes en nombre de la patria.
(32) Oficio de Sarratea al Teniente de Gobernador de Corrientes, desde Salto Chico. Idem del 23 de Agosto en que pide cooperen a las operaciones encargadas a Galván. // Todo citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Poco después, cuando Sarratea cruza el Uruguay para incorporarse el sitio iniciado -en Octubre de 1812- Galván y las fuerzas de Corrientes bajan hasta Arroyo de la China cuidando las líneas de comunicaciones(33).

(33) Oficio del 26 de Noviembre de 1812 del Jefe militar de Curuzú Cuatiá, José L. Aguirre, al teniente Juan Mariano Esquivel, Jefe de la escolta de Galván que fuera licenciada y que debió ser congregada. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Información adicional