El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Tenencia de Gobernación de Toribio de Luzuriaga

Entramos al período aparentemente más confuso de la historia regional, aquél en que el nexo entre la acción de los hombres de Buenos Aires y la de los pueblos sobre el Uruguay y Paraná se rompe, abriéndose un período de crisis que va a prolongarse hasta 1820.

Arrojada la primera semilla cuando el Armisticio con el virrey Francisco Javier de Elío -en Octubre de 1811- se asiste a su desarrollo bajo la presión de sentimientos populares de encono hacia las tropas portuguesas que invaden la Banda Oriental e incursionan en la región mesopotámica.

Fue un sentimiento espontáneo que los Tratados con Portugal exaltaron al imponer se respetasen los intereses del país vecino, cuyas bandas irregulares habían entrado a saco en los vecindarios sobre el Uruguay.

Artigas, empeñado en abrir la guerra contra Portugal, se puso a la cabeza de la reacción. Establecido en el Ayuí con gran número de familias de la campaña de la Banda Oriental, necesitó de recursos para subsistir y como no podía encontrarlos sino en el pueblo vecino -rico en ganados- una guerra de represalia y venganza para la masa popular agraviada resultaba esencial para sus intereses.

Sus puntos de vista, reiteradamente enunciados al Teniente de Gobernador Galván(1), sino encontraron eco en el militar que respondía a Buenos Aires se generalizaron entre los hombres destacados de la campaña correntina y hasta entre los de la ciudad capital, agraviados con una medida ajena a sus hábitos y que debía pesar en las relaciones de la economía.

(1) Cartas de Artigas a Galván del 2 de Febrero; 3 de Febrero; del 2 de Marzo; 18 de Marzo de 1812; etc. Archivo de la Provincia. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Referimos a la creación de la Aduana en Corrientes decretada el 30 de Septiembre de 1812. En definitiva, levas para engrosar las tropas de Buenos Aires, cuando el horizonte nativo no estaba en paz, sublevan a la opinión pública que conocía el momento y sus peligros(2), sobre todo cuando esas levas se hacían en todo el territorio de la Provincia.

(2) En 1812 se condujeron 400 reclutas a Buenos Aires por Angel Fernández Blanco y Miguel C. Gramajo; en 1813 fueron otros tantos para el Regimiento de Granaderos a Caballo, bajo el Gobierno de Luzuriaga, además de la leva de naturales de Yapeyú encomendada a Francisco Doblas el 18 de Agosto de 1812. El 9 de Marzo de 1813 Antonio Morales -al frente de 300 reclutas que marchan a Buenos Aires- agradece desde el Guayquiraró al Cabildo de Corrientes los auxilios y cooperación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

La desorientación pública necesitaba de una mano firme que acallara las protestas y suavizara situaciones, deberes que no comprendía Legal y Córdoba, Alcalde de primer voto en quien Galván había delegado el Gobierno antes de abrir la campaña el 4 de Abril de 1812.

Comprendiéndolo así el titular, desde su campamento en La Cruz, designó el 7 de Julio al capitán Carlos Casal Teniente de Gobernador interino, instruyéndole debía -sin advertir el motivo- pedir -para presentar sus despachos- un cabildo extraordinario. Sospechaba Galván que Legal y Córdoba se opondría a la entrega del Gobierno.

En efecto: el 16 de Julio el Cabildo recibe la Nota en que se acredita como Teniente de Gobernador interino a Casal y reunido en minoría pasa a estudiar los despachos de mandatario del propio Galván, designado -como ya vimos- el 28 de Septiembre de 1810 por la Junta de Mayo.

Anota que Galván era Teniente de Gobernador provisorio, y como Legal y Córdoba alegara la ninguna facultad de delegar en estas condiciones y su carácter de subrogante en su condición de Alcalde de primer voto, los cabildantes resuelven pasar el asunto a deliberación del Triunvirato, comunicándolo a Galván(3).

(3) Acta capitular del 16 de Junio. Legal y Córdoba sostuvo que Galván procedía por despotismo a favor de Angel de Escobar, a quien él tenía procesado como homicida de Félix de Llanos. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

No bien concluida esta sesión en minoría, la mayoría de cabildantes concurre a la Sala Capitular encabezada por el Alcalde de 2do. voto Gaspar López, a considerar un Oficio de la misma fecha en que Casal solicitaba se lo pusiese en posesión del mando.

Legal y Córdoba no entrega las llaves de la Sala, que hace custodiar por tropas, viéndose los cabildantes obligados a reunirse en la casa del Alcalde de 2do. voto resolviendo acatar la autoridad de Casal.

Legal y Córdoba resiste; trae de la zona rural una compañía de milicias que acantona con cañones en la Plaza Cuartel, mientras Casal con su escolta busca imponerse por la fuerza.

Desde La Cruz, Galván invita a Legal y Córdoba entregue el Gobierno a Casal en el término de ocho días, con fecha 25 de ese mes, actitud enérgica que lo lleva a acatarla.

El 30 de Julio delega el mando en el Cabildo, por Oficio, delegación que este Cuerpo resuelve no aceptar, reconociendo provisoriamente y entregando el mando -mientras el Gobierno de Buenos Aires resolviera- a Carlos Casal(4).

(4) Acta Capitular del 30 de Julio. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

- Cesa el mando de Elías Galván

El mando de Galván cesó a mediados de 1812; sin embargo, de hecho corrió el Gobierno por manos de Joaquín Legal y Córdoba(5) y Carlos Casal(6), desde principios de 1812 porque el Teniente de Gobernador estuvo al frente de las tropas en campañas militares.

(5) Era de origen paraguayo. Había figurado en la localidad bajo el régimen caído y no gozaba de la estimación pública por ser irritable. Galván lo protegió no obstante conocerlo bien, porque estaba emparentado con la familia de Escobar a la que pretendió aquél levantar sobre todas; por presión de Galván, fue electo Alcalde de primer voto para 1812 y, en ese carácter, desempeñó el Gobierno en ausencia de aquél. // Citado por el doctor Manuel Florencio Mantilla en “Crónica histórica de la provincia de Corrientes”.
(6) Porteño, “oficial insignificante”, dice de él Mantilla. Galván lo nombró delegado suyo, sin derecho, contra la sucesión establecida en el mando, porque el desempeño de Legal y Córdoba no correspondió a sus miras en un grave asunto que conmovió toda la sociedad; expidió el nombramiento desde su campamento. Casal ocupó el Gobierno el 30 de Julio de 1812, violentamente. // Citado por el doctor Manuel Florencio Mantilla en “Crónica histórica de la provincia de Corrientes”.

Discordias profundas entre los principales factores de la situación, desbordes violentos e inculpables contra los europeos que regresaron de su destierro después del Armisticio con los españoles de Montevideo(7); hostilidades y hasta persecusiones a cierta clase de vecinos en nombre de los desacuerdos surgidos en Buenos Aires; las campañas movidas por una libertad inorgánica depresiva del orden; eran las fuerzas que empujaban el movimiento político en perjuicio irreparable de la sociedad y de la patria.

(7) Los europeos procedían con notable imprudencia sin darse cuenta del estado revolucionario; públicamente hacían la propaganda ardiente contra el Gobierno porteño y ponían obstáculos a la marcha del local. Se distinguía sobre todos Félix de Llanos, hombre de rara energía y de raro valor. Murió trágicamente en la ciudad a mediados del año 1812. // Citado por el doctor Manuel Florencio Mantilla en “Crónica histórica de la provincia de Corrientes”.

- El Triunvirato nombra Teniente de Gobernador

Breve fue la gestión de Casal. El clamor del pueblo llegó hasta el vocal Manuel de Sarratea -General en Jefe del Ejército de Oriente- quien comisionó al teniente coronel Ensebio Valdenegro y Leal(8) para restablecer el sosiego y reparar los males; el de igual grado, Toribio de Luzuriaga(9) sustituyó al comisionado en clase Teniente de Gobernador efectivo, el 15 de Septiembre de 1812.

(8) Valdenegro y Leal era de la provincia Oriental, soldado y poeta: ascendió a general y murió en desafío, hallándose desterrado en Norteamérica.
(9) Peruano; fue militar valiente y buen organizador; desempeñó puestos culminantes en el período de la independencia, tanto en la República como en el Perú. Sirvió en los ejércitos “Auxiliar del Perú” y “de los Andes”; hizo la campaña continental libertadora; ascendió a general; murió por su propia mano, durante el Gobierno de Juan Manuel de Rosas. // Todo citado por el doctor Manuel Florencio Mantilla en “Crónica histórica de la provincia de Corrientes”.

- Intervención de Sarratea

Enterado del conflicto, Manuel de Sarratea -delegado del Triunvirato- nombra, desde el campamento de Salto Chico, el 29 de Julio de 1812, Teniente de Gobernador interino en lo militar y político a Eusebio Valdenegro y Leal, coronel de las fuerzas a sus órdenes quien, el 12 de Agosto, se posesiona del cargo exhortando en Manifiesto el restablecimiento de la paz y la vuelta del vecindario a sus hogares(10).

(10) Actas Capitulares del 10 y 12 de Agosto de 1812, y el Bando del día 14. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Valdenegro y Leal informó reservadamente sobre los sucesos en los términos siguientes:

“Estoy convencido hasta la evidencia que las recientes pasadas ocurrencias de este desgraciado pueblo proceden de odios personales entre los miembros de su inmediato Gobierno, al paso que estos humildes americanos están dispuestos a sacrificarse en honor de la causa de la patria.

“Tristísimo es el estado de esta ciudad. Expuestos sus moradores a la rapacidad de los malintencionados, torcida la justicia, desordenada la milicia; en una palabra, sirviendo este pueblo infeliz de blanco a las iniquidades”.

Valdenegro y Leal volvió las cosas al orden.

Como los informes de esta anarquía también habían llegado a Buenos Aires, el Triunvirato -para cortarla- había designado Teniente de Gobernador al teniente coronel Toribio de Luzuriaga, el 5 de Agosto, quien el 15 de Septiembre de 1812 tomó posesión del cargo.

Legal y Córdoba fue llamado a Santa Fe donde quedó en espera de órdenes(11).

(11) Actas Capitulares del 30 de Agosto y 15 de Septiembre de 1812. Oficio al Cabildo de Legal y Córdoba -pidiendo auxilios para el viaje- del 1 de Octubre de 1812. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

- Gestión de Luzuriaga

Breve e intensa fue la gestión de Luzuriaga; llamado por el Triunvirato, éste deposita el mando en el Cabildo y se ausenta el 2 de Diciembre de 1812(12) a Buenos Aires, donde es nombrado Jefe de Estado Mayor.

(12) Oficio del Triunvirato del 19 de Noviembre y Acta Capitular del 2 de Diciembre de 1812. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Luzuriaga regularizó el Gobierno, más no cortó de raíz los males, porque lo pasaron a Buenos Aires para formar el batallón Nro. 7, de negros.

El Cabildo y los Alcaldes de Barrio solicitaron -empeñosamente- que el Gobierno le dejase completar su benéfica obra; pero fue en vano. El primero decía de su conducta:

“Sin omitir medio, ha restablecido la paz y concordia, administrando justicia imparcial y desinteresadamente, arreglando y asignando el manejo de los fondos públicos y poniendo la milicia en estado respetable”.

En el curso de 1812 se realizaron los actos administrativos y de interés público de que son los siguientes:

* se tomaron medidas para acordar libertad civil a los indios de Itatí, Santa Lucía y Las Garzas;
* Isidoro Martínez y Cires fue comisionado para levantar el censo general de la jurisdicción, en cumplimiento de orden del Gobierno General; el mismo, José Vicente García de Cossio y Francisco de Paula Araujo recibieron el cometido de formar un estado prolijo “de las casas, tiendas de mercaderías, curtidurías, pulperías y de todo oficio útil” existentes en la ciudad, tasándolos equitativamente y fijándoles una cuota de contribución.
No se hizo el empadronamiento general. Se prohibió a los europeos “tener pulpería ni casa de abasto”; los que las poseían, las pasaron a manos de americanos en el plazo de tres días.
* quedó abolido el estanco del tabaco y libre el cultivo de esta planta. Desde Junio de 1810 había solicitado el Cabildo permiso para autorizar dicho cultivo; en Marzo del año siguiente permitió el Gobierno la introducción y el expendio libre del tabaco en Corrientes, y de esto siguió -de hecho- tolerado el cultivo, después legalmente consentido;
* Angel Fernández Blanco levantó una suscripción popular cuyo producto remitió a Buenos Aires para el fondo destinado a pagar un cargamento de armas llegado en Abril(13).

(13) La respuesta del Gobierno decía: “Ha sido muy satisfactorio al Gobierno el interés que toma Vd. y los recomendables patriotas de esta ciudad en la felicidad del Estado, contribuyendo con sus facultades a subvenir los Gastos del armamento que acaba de recibir; y en esta virtud, ha ordenado se publique en La Gazeta la demostración generosa de ese pueblo, y que se den a Vd. las más expresivas gracias, como lo ejecuto de orden superior” (Junio 19). // Citado por el doctor Manuel Florencio Mantilla en “Crónica histórica de la provincia de Corrientes”.

* el vecindario de Curuzú Cuatiá regaló al “Ejército de Oriente” 20 carretas y 360 bueyes;
* los europeos de la capital fueron internados en Mburucuyá y Zapallos, con subordinación especial a las autoridades civiles y militares de dichos Partidos;
* se mandó a Buenos Aires un contingente de 90 reclutas jóvenes y de buena talla, la mayor parte de los cuales formaron en el Regimiento de Granaderos montados(14);

(14) Este fue el primitivo nombre del célebre e insuperable Regimiento de Granaderos a Caballo. Condujo a los reclutas el teniente Juan Bautista Parreti en un lanchón de Pastor Pérez. Entre ellos marchó voluntario el celebrado héroe de San Lorenzo, Juan Bautista Cabral. Era éste sirviente del respetable vecino de Saladas, Luis Cabral, en cuya casa solariega había nacido y criádose; padres Francisco y Carmen Robledo, del mismo pueblo, eran viejos servidores de aquél; Francisco llevaba el apellido Cabral, por haber sido criado desde niño en la casa, según era entonces uso. Un día dijo Juan Bautista a don Luis: “Mi amo: quiero servir a la patria y que Vd. me de permiso para presentarme voluntario”. Luzuriaga reunía entonces el contingente. Fue complacido. El 3 de Febrero del año 1813 murió gloriosamente en San Lorenzo por salvar la vida del coronel José Francisco de San Martín. En el Parte de éste, decía al Gobierno: “No puedo prescindir de recomendar particularmente a V. E. la familia del granadero Juan Bautista Cabral que, atravesado el cuerpo con dos heridas, no se le oyeron otros ayes que los de ‘¡Viva la Patria! Muero contento por haber vencido al enemigo’; efectivamente, a las pocas horas feneció, repitiendo las mismas palabras”. También marchó en el contingente Dionisio Delgado, bravo granadero, inutilizado por las heridas recibidas en San Lorenzo. // Citado por el doctor Manuel Florencio Mantilla en “Crónica histórica de la provincia de Corrientes”.

* Luzuriaga organizó un piquete de fuerza en las mismas condiciones de la tropa veterana, y ordenó las milicias, eligiendo para oficiales los de más aptitudes y aplicación;
* él mismo cooperó a formalizar la idea de construir la Casa del Cabildo(15);

(15) La construcción principió en Mayo de 1813, empleándose la piedra de cuartos arruinados que daban al sur del segundo patio del antiguo Colegio de Jesuitas; los europeos fueron obligados a pagar una contribución para la obra. // Citado por el doctor Manuel Florencio Mantilla en “Crónica histórica de la provincia de Corrientes”.

* se proveyó al “Ejército de Oriente” de mochilas, botas, zapatos y correajes fabricados en los talleres de Angel Fernández Blanco;
* el Cabildo recuperó la propiedad de la estancia Rincón de Luna para sostener con su Renta la educación pública.

- Administración del Cabildo

La gestión gubernativa del Cabildo presentóse difícil. La insurrección de los indios de Misiones y el progreso de las ideas de un Gobierno propio -divulgadas en la provincia por los amigos del general José Gervasio Artigas- dictan a este ilustre Cuerpo a solicitar del Triunvirato la ratificación del nombramiento de Teniente de Gobernador que el 17 de Mayo de 1813 hizo en la persona de Elías Galván.

Como éste prestaba servicios en los ejércitos veteranos el Triunvirato no accedió, prolongándose la gestión del Cabildo hasta el 23 de Septiembre de 1813 en que es nombrado Teniente de Gobernador el coronel José León Domínguez.

La designación prodújose con retardo y perjuicio porque las ideas de autonomía regional tomaron cuerpo preparando la constitución de la provincia como organismo político(16).

(16) Parece que el Triunvirato se había preocupado de elegir un gobernante sin lograrlo. Por Oficio del 19 de Junio de 1813 consta la elección de Miguel Ferragut y la aceptación de su excusación. // Citado por Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo hasta el Tratado del Cuadrilátero)”.

Merecen especial mención las opiniones del Cabildo de entonces, sobre el régimen que convenía dar a la enseñanza; él decía:

“En una época en que la América empieza a elevarse a la dignidad de Estado libre toca al Gobierno proteger los establecimientos donde la juventud debe adquirir las ideas consiguientes a los principios de nuestra gloriosa revolución para que, formándose un nuevo carácter, sea ella capaz de presentar hombres aptos para cualquier destino en que haya de sostenerse el honor y el crédito de la patria.
“La juventud es la esperanza y la defensa del Gobierno. Los cálculos políticos no deben reposar en castigar al hombre después de pervertido, ni obligarlo por la fuerza a que reconozca y obre por su deber; ideas más nobles son el término de nuestros afanes, y los medios de conseguirlos no son ni pueden ser otros que la educación civil del pueblo, más protegida que en los tiempos de nuestra humillación, más liberal, más franca, para que al corazón más pusilánime de los habitantes se sustituya otro en que la energía, la emulación y una noble ambición hagan esperar todo el fruto que puede apetecer el gobierno en la presente época”.

- Se elige diputado a la Asamblea Constituyente del Año XIII

Nicolás Rodríguez Peña fue electo diputado a la Asamblea Constituyente reunida el Año XIII y, por renuncia de él, el coronel Carlos María de Alvear.

Dos días después se supo en Corrientes el movimiento rebelde del 8 de Octubre de 1812 por el cual el Cabildo de Buenos Aires -con el apoyo de las fuerzas militares- había destituido al Triunvirato y asumido el Gobierno Provisional de las PP. UU. delegándolo en un nuevo Triunvirato formado por Juan José Paso, Nicolás de la Peña y Antonio Alvarez Jonte.

El mismo acto disponía la reunión de una Asamblea General con cargo de organizar el país.

Anotando que el diputado electo -doctor Juan José Paso (que reemplazó a Rodríguez Peña)- integraba el nuevo Gobierno, el Cabildo de Corrientes, el 31 de Octubre de 1812, lo dejó sin efecto designando como tal al general Carlos María de Alvear quien el 18 de Noviembre de 1812 acepta y agradece esa dignidad(17).

(17) El Cabildo de Corrientes ratificó el nombramiento de Alvear en su reunión capitular del 2 de Diciembre de 1812. // Citado por el doctor Hernán Félix Gómez. “Historia de la provincia de Corrientes (desde la Revolución de Mayo al Tratado del Cuadrilátero)”.

Información adicional