El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

CAMPAÑA DE LA BANDA ORIENTAL

De regreso del Paraguay, Manuel Belgrano -que calificó de locura aquella campaña- recibió Instrucciones de operar sobre la Banda Oriental. Se estableció en Mercedes y remontó sus fuerzas hasta 3.000 hombres y encomendó a los hermanos Artigas sublevar las regiones central y oriental del territorio.

Como consecuencia de ello, los realistas comenzaron a replegarse sobre Montevideo y Colonia, cuando Belgrano fue separado del mando y reemplazado por el teniente coronel José Rondeau.

Al acercarse José Artigas a Montevideo se enfrentó con una columna española en Las Piedras (18 de Mayo). Las fuerzas eran equivalentes y Artigas aferró el centro del adversario y lo flanqueó doblemente. Las pérdidas españolas llegaron al 55 %. Fue la mejor batalla de Artigas.

Su consecuencia fue el sitio de Montevideo por el grueso del ejército porteño, pero este sitio era ineficaz pues la ciudad se abastecía por agua. Se creó entonces una débil escuadrilla naval que fue deshecha inmediatamente por los realistas en San Nicolás.

La situación se prolongaba cuando, coincidente con el avance de José Manuel de Goyeneche en el Norte y la conspiración de Martín de Alzaga en Buenos Aires, los portugueses invadieron la Banda Oriental con 5.000 hombres.

Se creó una situación militar difícil, pues el ejército sitiador no podía ser reforzado y estaba amenazado de quedar entre dos fuegos.

El problema se resolvió políticamente por un Armisticio con el jefe español, general Elío (21 de Octubre de 1811) y la retirada del ejército sitiador, que tuvo efectos políticos negativos sobre la población rural y los oficiales orientales (éxodo).

Rota la tregua -en Enero del año siguiente- la situación fue nuevamente neutralizada por el Armisticio con Portugal (Misión Rademaker) el 26 de Mayo de 1812.

Información adicional