El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La sociedad

España llega a la esquina de los siglos XV y XVI con la experiencia ambivalente de la guerra de la Reconquista(1).

(1) Carlos Alberto Floria / César A. García Belsunce. “Historia de los Argentinos”, tomo 1, capítulo 1.

Granada fue conquistada tras dura lucha, que duró desde 1481 hasta 1492 y remató casi ocho siglos de guerra contra los musulmanes. La guerra no fue, pues, un estado de excepción.

Ocho siglos de lucha habituaron al país a la vigilia de las armas, y un país en armas aspira tanto a la unidad del mando como a la pacificación y a la unidad política.

Mientras gran parte de Europa trataba de resolver el problema de su fragmentación en un mosaico de cuerpos políticos diferentes, España ve crecer un poder real favorecido por las consecuencias de la guerra, apoyado cada vez más en una organización administrativa, preocupado en desarrollar las comunicaciones -caminos y correo-, y con un creciente y concentrado poderío militar.

Todo un sistema asentado sobre dos Reinos estratégicos: Aragón y Castilla.

Información adicional