El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Descubrimiento de la costa patagónica

- Hernando de Magallanes

El fracaso de Solís dejó pendiente la necesidad de hallar un paso que comunicara el Océano Atlántico con el Mar del Sur, arriesgada empresa que llevó a cabo Hernando de Magallanes, portugués de nacimiento.

Este marino comunicó sus proyectos al emperador Carlos V y le aseguró que encontraría un paso a través del cual -navegando hacia occidente- podría llegar a las Molucas.

Magallanes partió de Sanlúcar de Barrameda el 20 de Septiembre de 1519, al mando de una flota de cinco naves(1) con 265 tripulantes. Luego de recalar en las Islas Canarias, las embarcaciones siguieron un rumbo sudoeste, en demanda de las actuales costas brasileñas.

(1) Fueron las siguientes: “Santiago”, “San Antonio”, “Concepción”, “Trinidad” y “Victoria”.// Citado por José Cosmelli Ibáñez. “Historia Argentina”, Buenos Aires. Ed. Editorial Troquel.

A comienzos de Enero de 1520, la flota llegó a las bocas del actual Río de la Plata pero, luego de penetrar en él y explorarlo cuidadosamente, Magallanes se convence de que el río no puede ser el canal interocéanico y continúa con las embarcaciones rumbo al sur.

Ayudadas por el buen viento, las naves anclan en San Julián (21 de Marzo) y allí el jefe decide invernar(2).

(2) Varios capitanes se opusieron al proyecto pues argumentaron que “no tenían mantenimientos” y, como estaban convencidos de no encontrar el estrecho, era necesario regresar a España. Magallanes permaneció firme en sus convicciones lo que determinó una sublevación encabezada por Cartagena y Gaspar de Quesada. Los conjurados se apoderaron de las naves “San Antonio”, “Concepción” y “Victoria”, mientras que la “Santiago” y la “Trinidad” permanecían ajenas a los hechos. Magallanes logró dominar la rebelión y procedió con energía, para escarmentar a los rebeldes. Uno de los capitanes, Luis de Mendoza, fue descuartizado en tierra, mientras que Gaspar de Quesada fue ajusticiado a puñaladas. Además ordenó que Cartagena y el clérigo Sánchez Reina quedaran abandonados en las costas patagónicas. // Citado por José Cosmelli Ibáñez. “Historia Argentina”, Buenos Aires. Ed. Editorial Troquel.

Dominada la insurrección, la flota continuó viaje al Sur a lo largo de la costa patagónica; el 14 de Septiembre exploraron las bocas del río Santa Cruz y allí naufragó la nave “Santiago”.

- Descubrimienfo del Estrecho

El 21 de Octubre doblaron el Cabo de las Vírgenes y apareció ante los audaces navegantes una gran escotadura, que era el ansiado paso de mar a mar. Antes de penetrar en él y en vista de la escasez de víveres, Magallanes consultó con sus capitanes, quienes le aconsejaron “pasar adelante”.

Sólo se opuso Esteban Gómez el cual, acobardado por los riesgos, regresó a Sevilla por la ruta del Atlántico(3)(4).

(3) En el viaje descubrió casualmente las Islas Malvinas. El hecho está comprobado por un mapa que publicó Diego de Ribera en 1526 y en el cual se consignan con el nombre de Islas Sansón.
(4) Con las tres embarcaciones restantes se internaron por el estrecho con muchas precauciones debido a la gran cantidad de escollos que eran visibles a simple vista. De noche observaron hogueras en la costa sur, por lo que la denominaron Tierra del Fuego. El 27 de Octubre del año 1520, después de pasar el Cabo de Todos los Santos, las embarcaciones llegaron a un inmenso océano que, por la tranquilidad de sus aguas, fue llamado Pacífico. // Todo citado por José Cosmelli Ibáñez. “Historia Argentina”, Buenos Aires. Ed. Editorial Troquel.

La empresa había sido coronada con el éxito. Magallanes denominó al canal de Todos los Santos, pero la posteridad lo ha inmortalizado con el nombre de su descubridor.

- El regreso. Sebastián Elcano

El cruce del océano en dirección al Asia puso a prueba el temple de estos valientes. Hambrientos y sin agua potable muchos perecieron víctimas del escorbuto.

A comienzos de Marzo de 1521 recalaron en las Islas Marianas y desde allí navegaron hasta las actuales Filipinas, que denominaron San Lázaro.

Magallanes obtuvo la amistad del rey de la Isla de Cebú pero, como los naturales del cercano islote de Mactam se negaron a respetar la autoridad del monarca español, el valeroso marino cometió la imprudencia de atacarlos.

El 27 de Abril, Magallanes pereció asesinado en manos de los indígenas. El rey de Cebú -para congraciarse con el de Mactam- tendió una emboscada a los demás españoles y fueron ultimados los principales jefes. Reducidos en su número, los marinos se vieron forzados a destruir la nave “Concepción”.

Luego de estos incidentes, Juan Sebastián Elcano se hizo cargo de la “Victoria” y Gómez de Espinosa de la “Trinidad”. Ambas embarcaciones, tripuladas por 115 hombres en total, navegaron juntas hasta las Islas Molucas donde cargaron las bodegas con gran cantidad de especias.

Elcano inició el regreso a España por el Océano Indico, mientras la “Trinidad” a causa de las averías hubo de quedar en el puerto de Tidore(5).

(5) Posteriormente zarpó de las Molucas en dirección a Panamá, atravesando nuevamente el Pacífico pero, luego de diversas peripecias, fue capturada por los portugueses. Tras varios años de cautiverio, sólo cuatro tripulantes lograron volver a la Península. // Citado por José Cosmelli Ibáñez. “Historia Argentina”, Buenos Aires. Ed. Editorial Troquel.

La “Victoria” soportó terribles temporales y luego de doblar el Sur del Africa tuvo que recalar en las Islas de Cabo Verde por falta de víveres. Allí los portugueses detuvieron a varios tripulantes que desembarcaron en busca de socorros.

Entonces Elcano, con los restantes, se hizo a la vela y finalmente entró en Sanlúcar el 7 de Septiembre de 1522. Sólo dieciocho hombres habían conseguido dar la vuelta al mundo y demostrar la esfericidad del planeta.

Esta temeraria empresa ha sido calificada -muy justicieramente- como “la aventura más audaz de la Humanidad”.

Información adicional