El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Combate de Corpus Christi

En Buenos Aires, la falta de alimentos se hacía más notoria, por lo cual el Adelantado Pedro de Mendoza, designó a su hermano, Diego de Mendoza, para que, acompañado por 300 soldados y 30 jinetes, tratara de hallarlos a la brevedad.

Cuando los españoles se encontraban en las proximidades del actual Tigre, fueron atacados sorpresivamente por los indios.

El combate -llamado luego de Corpus Christi (15 de Junio)-, terminó con una completa derrota para los conquistadores. Perdieron la vida Diego de Mendoza y treinta y ocho compañeros, entre ellos Pedro Luján, quien falleció junto al río que hoy lleva su nombre.

Los indios, estimulados por este triunfo, atacaron por millares a Buenos Aires y el 24 de Junio iniciaron un sitio que se prolongó cerca de quince días. Gran parte de las casas y algunas naves fueron reducidas a cenizas, por lo que los conquistadores se refugiaron en las restantes embarcaciones, hasta que los indígenas levantaron el sitio.

A mediados de Julio regresó Ayolas con bastantes provisiones, haciendo buenas referencias del lugar donde había levantado el asiento de Corpus Christi. Con el objeto de observar personalmente la zona, Pedro de Mendoza dejó en Buenos Aires a Ruiz Galán y se dirigió hacia el poblado.

No conforme con el lugar, el Adelantado se trasladó cuatro leguas hacia el Sur y fundó una nueva población, a la que llamó Buena Esperanza.

 

Para no demorar por más tiempo la búsqueda de la “tierra rica”, el Adelantado envió hacia el Norte a Juan de Ayolas y a Domingo Martínez de Irala al frente de tres embarcaciones y 170 tripulantes quienes partieron de Buena Esperanza el 14 de Octubre.

Entretanto, Mendoza -debido al estado precario de su salud- decidió regresar a Buenos Aires.

 

Información adicional