El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ortiz de Zárate en Asunción

Nombrado Adelantado, el 20 de Noviembre de 1573, Juan Ortiz de Zárate entraba en el Río de la Plata, tras cuatro años de ausencia.

Fundó muy cerca del estuario, a orillas el río San Salvador, Zaratina de San Salvador pero, a causa de los infortunios padecidos, tuvo que ser socorrido desde Santa Fe por Garay.

Ortiz de Zárate llegará a Asunción en 1575, con su tripulación diezmada por el hambre, la peste y la resistencia de los indígenas.

También arribaron a Paraguay los franciscanos Luis Bolaños y Alonso de San Buenaventura, fundadores de las reducciones guaraníticas del Río de la Plata.

Sin embargo, las esperadas minas que vino a buscar el Adelantado fueron sólo un espejismo. El Paraguay carecía de metales preciosos, aunque era rico en tierras fértiles, lo que el gobernador Francisco de Vergara llamó “agro del mundo”.

Ortiz de Zárate morirá en Asunción cuando su Armada, desmoralizada y dividida, había abandonado su asiento de San Salvador.

Antes, y en virtud de una cláusula de su capitulación, que le autorizaba a elegir sucesor, nombró en su testamento como Adelantado y Gobernador a la persona que se casara con su única hija, Juana, quien residía en la Ciudad de La Plata.

Es así como Juan de Torres de Vera y Aragón, Oidor de la Audiencia de Charcas y futuro fundador de la Ciudad de Corrientes, adquirirá los derechos de capitulación de su suegro, aunque no podrá acudir de inmediato a tomar posesión del cargo, debido a que el Virrey de Perú, que había albergado otros planes de matrimonio para la hija de Zárate, interceptó el paso de ambos hacia Paraguay.

Información adicional