El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La hija de Ortiz de Zárate

Ejecutado Atahualpa, su medio hermano, Manco Capac Yupanqui, fue coronado Inca bajo el Protectorado hispánico. Aquel último de los Incas del Perú, tras reinar un tiempo en el Cuzco, se levantó en armas contra los conquistadores de su pueblo.

Vencido en la batalla de Vilcampa (año 1544), fue asesinado por el capitán Gómez Pérez. Una de sus hijas, Palla Yupanqui, recogida por los españoles, recibió el bautismo con el nombre de Leonor.

Cuando aquella ñusta (llamábase así a las hijas de los Incas) cumplió veinte años, tuvo amores con Juan Ortiz de Zárate (treinta años mayor que ella). De esos amores nació una niña, bautizada con el nombre de Juana. Su madre murió al darla a luz.

Su padre solicitó al Rey de España, Felipe II, la legitimación de la niña. Por real cédula de 1570, el Rey declaró que Juana era hija legítima, por haber sido habida por un varón soltero de una mujer soltera.

- Juana de Zárate

Juana de Zárate, mestiza de nacimiento, fue hija natural del capitán Juan Ortiz de Zárate -después Adelantado- y de la india Leonor Yupanqui, Palla de los Ingas, y natural del Cuzco.

Nació en la Ciudad de La Plata, en el año 1561, aproximadamente, donde residía la mayoría de los integrantes de la familia Ortiz de Zárate y Mendieta.

Su padre había nacido en Orduña, del señorío de Vizcaya; procedía de una ilustre familia de hijodalgo y, junto a varios de sus hermanos, fueron de los primeros conquistadores del Perú. Los padres del capitán Juan Ortiz de Zárate se llamaron Lope Ortiz de Mendieta y Juana Ortiz de Zárate(1).

(1) Archivo General de Indias, Sevilla, España // OM-Caballeros_Santiago, Expediente 6.059, año 1570. Pruebas para la concesión del Título de Caballero de la Orden de Santiago de Juan Ortiz de Zárate. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Sobre la naturaleza de Leonor Yupanqui, a la que se denominaba Palla de los Ingas, mucho se ha especulado; llegaron algunos, incluso, a afirmar que esta expresión equivalía a decir Princesa de los Ingas.

En la obra de Felipe Guaman Poma de Ayala se consignaban cuatro categorías de mujeres en el mundo Inga: a) Señoras reinas Coyas; b) Princesas Ñustas; c) Señoras Pallas; y d) Capac Apo Mama.

Al describir a las Pallas, decía:

“Las señoras, palas, que son hijas de los Yngas caballeros Hanan Cuzco, Hurin Cuzco, se llaman Pallas”(2).

(2) Felipe Guzmán Poma de Ayala. “El primer nueva crónica i buen gobierno”, año 1615, capítulo 28: “El capítulo de los Príncipes, Señores Principales y otros cargos hereditarios andinos”, pp. 752-805) y, dentro de este capítulo: “Reinas o Coya y señoras de Principales”, p. 772. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Hanan Cuzco (Ciudad Alta) y Hurin Cuzco (Ciudad Baja), eran las dos fracciones en que estaba dividida, antiguamente, la Ciudad del Cuzco, fundada por el Inga Mango Capac(3).

(3) Inga Garcilazo de la Vega. “Comentarios Reales” (1985), Biblioteca Ayacucho, Caracas. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En la primera fracción tenía el Inga sus palacios, en torno a una gran plaza.

Como conclusión de la lectura de las obras de Felipe Guaman Poma de Ayala y del Inga Garcilazo de la Vega, se puede interpretar que la denominación “Palla” correspondía a una señora principal, que descendía de los Ingas de la ciudad del Cuzco, pero sin llegar a la categoría de princesa.

Hasta se podría tomar el atrevimiento de equiparar la calidad de una Palla con la de una hija de un hijodalgo a fuero de España(4).

(4) Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Lo condición de hija natural de Juana de Zárate le impedía heredar los bienes y derechos de su padre. Al ser nombrado, Ortiz de Zárate, Adelantado del Río de la Plata, emprendió una gran empresa que podía quedar sin sucesor y perderse todo, por no tener hijo legítimo que lo suceda.

Para subsanar este inconveniente, solicitó al Rey la legitimación de su hija, que accedió a la pretensión de Ortiz de Zárate y la legitimó, por cédula real expedida en El Escorial, el 4 de Julio de 1570(5).

(5) Archivo General de Indias, Sevilla, España // OM-Caballeros_Santiago. Expediente 8.802, El Escorial, 4 de Julio de 1570. Cédula Real legitimando a Juana de Zárate, hija natural del Adelantado Juan Ortiz de Zárate. // Citado por Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

En la citada Cédula de legitimación se expresaba:

“( ... ) estando en aquella tierra y siendo soltero, habistes y procreasteis por vuestra hija a doña Juana de Zárate en doña Leonor Yupanqui mujer libre no obligada a matrimonio ni religión alguna, natural de la ciudad del Cuzco y me suplicaste que acatando vuestros servicios y a que vos no eras desposado ni tenías hijos legítimos ninguno, la mandase habilitar y legitimar para que pudiese haber y heredar todos y cualesquier bienes, derechos y acciones que por vos o por cualesquier personas le fuesen dados, dejados y encomendados y gozar de las honras, gracias, mercedes que gozan los que son de legítimo matrimonio ( ... )”(6).

(6) Gustavo Miguel Sorg. “Juan de Torres de Vera y Aragón (Nueva historia de la fundación de la Ciudad de Vera)” (2007). Edición del Autor.

Información adicional