El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ita caá

Ita caá. (Ita ka’a)

Bañado situado al Noroeste del ejido de Santo Tomé.

Es frecuente ver, en lugares lluviosos o en las cercanías de arroyos y otros cursos de agua, cómo “brotan” musgos en las rocas. En épocas de seca o días de sol sostenido, esos musgos suelen tomar color marrón, como chamuscados. Esa apariencia de quemado se llama, en guaraní, havere (aguda, sin acento).

En el Departamento Concepción, yendo desde la estancia “El Descanso” hacia los esteros, se interna uno en un paraje llamado Itahavere. La traducción es “piedra chamuscada”.

A esas piedras, cubiertas de musgo, se les llama como este topónimo: Ita caá, “plantas o yerbas de las piedras”.

También reciben el bonito nombre de Ita Poty, “piedra en flor”.

Precisamente, al Noroeste de Santo Tomé, cerca de ese bañado, conocemos el arroyo Itacua (“yacimiento de piedra”).

La deducción es sencilla. Hay roca en abundancia y hay humedad en el ambiente. Los musgos se trepan y la piedra florece.

 

Bibliografía:

Material extraído de la obra “Toponimia guaraní de Corrientes”, del profesor José Miguel Irigoyen, editado por el Instituto de Antropología “Juan B. Ambrosetti” de la Universidad de Concepción del Uruguay (Entre Ríos), en 1994.

Información adicional