El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Itá caabó

Itá caabó. (Ita ka’avo)

 

Arroyo, en parte temporario, que se pierde en los bañados de la margen derecha del arroyo Curupicay, Departamento Mercedes.

Es también el nombre de un importante establecimiento ganadero de esas cercanías, que lo recibió del arroyo.

Siendo jóvenes, anduvimos a caballo por allí de paso hacia el Miriñay. Esa estancia pertenecía entonces a la compañía Liebig’s, y actualmente pertenece a Pilagá S. A. Ganadera.

Agréguese a los musgos de Ita Caa, algunos helechos y pequeñas ramas, y tendremos Ita Caabo. Conocemos los afloramientos pétreos que caracterizan al Departamento Mercedes. Estos pedregales se oponen a una vegetación desarrollada, densa y extensa, pero aparecen, de tanto en tanto, ramones y vegetación menor inconstante. En esas lomadas, que a veces forman pequeños cerros, se aprecia el pedregal invadido de verde.

La traducción de este fenómeno lo tenemos, en expresión mestiza, en el puerto de la margen izquierda del río Paraguay, donde antes recalaba la balsa automóvil que nos llevaba desde Puerto Pilcomayo (Argentina) a Asunción (Paraguay). Se trata del puerto de “Ita Enramada”.

Algunas Lorantaceas, por el hecho de crecer sobre las ramas de un árbol hospedante, se llaman Caabó Tyreí (tyre’ÿ significa huérfano), y es nombre que se le dá también a otras plantas epífitas.

Caabó es, entonces, vegetación menor. En el suelo pedregoso nos dá Itá Caabo. En los árboles nos dá Caabó Tyreí.

 

Bibliografía:

Material extraído de la obra “Toponimia guaraní de Corrientes”, del profesor José Miguel Irigoyen, editado por el Instituto de Antropología “Juan B. Ambrosetti” de la Universidad de Concepción del Uruguay (Entre Ríos), en 1994.

Información adicional