El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Colonia Ituzaingó

Colonia Ituzaingó.

Paraje poblado sobre el río Paraná Superior, al Sudoeste de la ciudad de Ituzaingó.

Con cierto fundamento, se ha buscado la traducción de este topónimo en la región vecina, donde se encuentran los rápidos de Apipé, ya que se trata de un fenómeno fluvial.

Sin embargo, otra vez la historia viene en nuestra ayuda.

La ciudad ostenta ese nombre en virtud de la Ley del 24 de Febrero de 1864 promulgada por el gobernador Manuel Ignacio Lagraña. Con ello, el Gobierno de la Provincia quiso memorar la batalla de Ituzaingó, en la que triunfó el Ejército Argentino, comandado por el general Carlos María de Alvear, en la guerra contra el Imperio del Brasil.

Igualmente, y con el mismo propósito, se le dió el nombre de Alvear a la ciudad costera del río Uruguay.

La marcha de Ituzaingó, que es la marcha oficial de la Presidencia de la República, es, precisamente, un botín de guerra de aquella batalla.

Un distinguido guaranista, mi amigo Juan de Bianchetti, me decía, y así lo tiene escrito, que ese nombre significa “basura colgante”, porque desde el río se ven las barrancas cubiertas de plantas trepadoras, hojas secas y algunas suciedades. Y transformaba la palabra “yty” (basura), en “ytu” (salto), lo cual es muy violento.

Sólo cuando le mostré el número de la Ley que origina el nombre, comprendió que la búsqueda no había que hacerla allí, sino en el escenario de la batalla.

El apuro, ya lo hemos dicho, nunca es buen consejero.

Como la batalla de Caá Guazú tomó el nombre del arroyo vecino del escenario, así ocurrió también con Ituzaingó.

El vocablo “saingo” significa pender, colgar, balancearse, zigzaguear, oscilar. El movimiento pendular es “saingo”. Cuando deseo decir que cuelgo a secar mi ropa, digo Amosaingo cheao.

En los saltos y correderas, en las cachueras y caídas, el agua cuelga, zigzaguea y oscila.

En resumen, ytu (caída o golpe de agua), más saingo, nos dan “cascada”.

Del lado argentino, en la cabecera del puente internacional que une Paso de los Libres y Uruguayana, luce un destacado busto del Marqués de Río Branco. Es una de las personalidades brasileñas que reconoció, en todo su alcance, aquel hecho de armas. Hecho que desean disimular algunos de sus compatriotas, olvidando el nombre de Ituzaingó y suplantándolo por el de “Batalla de Paso de los Toros”.

Bibliografía:

Material extraído de la obra “Toponimia guaraní de Corrientes”, del profesor José Miguel Irigoyen, editado por el Instituto de Antropología “Juan B. Ambrosetti” de la Universidad de Concepción del Uruguay (Entre Ríos), en 1994.

Información adicional